Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 29 DE ENERO DE 1 06. PAG. 1 a. EDICIÓN 1 NOTICIAS Y SUCESOS y N avarrodía Ledesm quedará cerrada la El 3 de Febrero suscripción abierta en el Ateneo para poner una Jápida en la casa en. que murió el que fue presitro sirviente infiel. dente de la Sección de Literatura D FrancisEn el Juzgado de guardia se presentó co Navarro y Ledesma. ayer otra denuncia contra un muchacho que X estaba de sirviente en la calle de Pérez Galdós, os obreros pensionados. núm. 7, porque ha desaparecido llevándose vaEl ministro de Fomento, por Real orden, rias alhajas. 3i a autorizado al ingeniero jefe de la expediás complicados. ción de obreros en el extranjero, Sr. D EnEn el intento de chantage del expolícía rique Sanchiz, para que se celebre en Mayo, en esta capital, una Exposición de trabajos Cadiñanos, parece resultar complicado el amigráficos y manuales que demostrarán los ade- go del denunciante, que el sábado quedó detenido por orden del juez del Centro. lantos adquiridos por estos obreros. Ayer amplió su declaración desmintiendo X que él conociera á Cadiñanos y que le entregae pésame. Ha fallecido en esta corte el general don se las cartas. El juez ha dictado auto de prisión contra él. Enrique Rodríguez Mellado, pariente de nuestro particular amigo el exministro D Andrés ospicianos fugados. Mellado. Ayer se fugaron del Hospicio, saltando Unimos nuestro pésame á los muchos que ha las tapias del edificio correspondientes á la calle recibido su distinguida familia. de la Florida, dos asilados en dicho establecimiento, llamados Francisco López, de nueve efunción confirmada. En el cuerpo de doña Filomena Salido, años, y Silverio Yillajara, de diez. que estaba depositado en el cementerio de San Y 3 obo doméstico. Lorenzo, se acentuaron anteanoche los sínto En el domicilio del duque de Moctezumas de descomposición. ma se cometió días pasados un robo, consisComprobado esto por los facultativos, se tente en alhajas por valor de unas 5oo pesetas. procedió á dar sepultura al cadáver, á los diez De las gestiones practicadas se averiguó que días de ocurrido el fallecimiento. la autora fue una sirviente de la casa, llamada Marcelina Llavería, y que los objetos robados adrona capturada. En un baile de la calle de Fuencarral los vendió como de su propiedad á una correcapturó ayer una pareja de Orden público á dora. La ladrona doméstica ha sido conducida Dolores Languesa, que servía en el domicilio al Juzgado de guardia. de D Antonio González Besada, Valverde, 39, y había desaparecido el pasado viernes, llevándose una caja coa varias alhajas y resguardos- del Banco por valor de 55.000 pesetas. La detenida ha denunciado á otra mujer que la ayudó á cometer el robo y que también ha sido puesta á disposición del Juzgado. BONOS REEMBOLSABLES DE A B C Los toman por todo su valor y como si fuesen billetes de Banco, para el pago de sus facturas, las siguientes Agencias de publicidad: Sociedad General de Anuncios, Alcalá, 6 y 8, entresuelo; La Prensa, Carmen, 18, i. Emilio Cortés, Jacometrezo, 5o; Empresa anunciadora Los Tiroleses, Conde de Romanones, 7 y 9, entresuelo; Compañía General Española de Publicidad, Santa Catalina, 3; José Domínguez, plaza de Matute, 8, 3. O L M D -INTERESAS A los señores fotógrafos de, profesión y á los aficionados que envíen áJUv Redacción d e A B C fotografías sobre algún asunto de interés y de palpitante actualidad, se les abonará BIKS PESÉTAS por cada prueba quejpnblf quemosi. Al pié de cada fotografía se indicará el nombre de su autor. D BE US VÍAS UMRUS CLÍNICA DEL DR. GONZÁLEZ OSSOR 1O, CONSULTA DIARIA, DE á 4. ECONÓMICAS PARA LOS OBREROS, DE 7 í 8. L ARGENSOLA, 19, PRAL DCHA. MADRID 98 BIBLIOTECA DE A B C B ABNEGACIÓN Y AMOR 99 dea, ha venido á darme las gracias; tantDién me anima Ja aprobación del Sr. Onésimo. Apoyada en dos autoridades tan dignas de respeto, estoy segura de marchar por buen camino. Jacoba y yo somos ya amigas; á veces se le ocurren cosas que dicen mucho. ¡Oh, señorita, qué lástima que no sea usted una Varsangeí- -Sí, amiga Jacoba, es lástima; no desearía otra cosa, os lo aseguro; pero eso no tiene remedio. j 6 de Junio. No tiene remedio... ¿Es que no hay remedio? 17 de Junio. ¿Por qué he de pensar yo tanto en los Varsange? ¿Por qué he de tener siempre ese nombre en la punta de mi pluma? Debería pensar en ello y tratar de explicármelo. Después de hacer un examen de conciencia, descubre lo siguiente: me preocupan los Varsange, porque tengo el proyecto de pedir la mano del capitán Pedro, y es natural enterarse de los antecedentes de una familia en la que se desea entrar. ¡OM ¡No soy tan loca como á primera vista parece Desde mi salida de) convento, pienso mucho en el matrimonio, y si no pensara en él, mi padre, mi madre y mi padrino el general se hubiesen encargado de obligarme á discurrir sobre mi porvenir matrimonial. ¿Debo pasar revista á los que me han hecho el honot de pedir mi mano? Son muchos, y, ¿por qué tantos pretendientes? ¿Es que soy hermosa? Ñ o Me miro en 1 espejo y compruebo que mi nariz es demasiado pequeña, nii boca exageradamente grande, mi tez demasiado morena; mis ojos únicamente me parecen hermosos; pero no es por esos hermosos ojos por lo que han solicitado mi mano. ¿Es poique soy buena, instruida, graciosa? jOhl no soy mala: he conseguido en el convento los primeros premios de Historia, de Literatura y de Geografía, y los segundos premios de Aritmética, de Física y de Historia Natural; pero no los ha atraído ese imponente bagaje literario. Por lo tanto, lo que los ha determinado i pensar en mí, es que soy hija del riquísimo Sr. Mignet, que tengo un millón de dote y que heredaré no sé cuantos millones más. Esto me autoriza á ser exigente y á escoger. La tarea es difícil cuando el corazón no hace inclinat la balanza á algún lado, y, ¿cómo ha de inclinarse esa balanza, si estoy convencida de que todos buscan, no i mí, sino al dinero de mi padre? No creo ser romántica; no sueño ni con cielos azules ni con puestas de sol, ni con la unión de dos simas gemelas. Quiero casarme y casarme bien; pero no tengo prisa; mientras estén ahí los millones de mí padre, tendré pretendientes; he aplazado, por lo tanto, mi resolución hasta que sea mayor de edad. -Escoge un millonario- -me dice mi padre, -pero que trabaje; no hay nada más divertido que ganar dinero y ver que el marido lo gana. -Micaela- -dice mamá, -te aconsejo que te cases con un aristócrata; eres ric? pero no eres noble; el matrimonio puede traerte esas brillantes ventajas de las que se enorgullecen los que las poseen. No es agradable llamarse toda la vida la señora de Mignet, hay cosas pueriles que hacen sufrir á una mujer. Enfin, mi padrino, el general, siempre repite; -Quiero que mi querida ahijada se case con un hombre de corazón. Dios mío! No deseo otra cosa! pero, ¿cómo reconocer que los hombres tienen corazón? Es preciso que hayan dado pruebas de ello y cuando las han dado, lo probable es que ya no sean jóvenes.