Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES 19 DE ENERO DE iqcó. PAG. 11. EDICIÓN a. Y FIRMA DEL REY POR TE EFONO SAN- r GAST! 28, 11 N. C u Majestad el Rey ha firmado esta noche los siguientes decietos: Convocando á elección parcial para diputado á Cortes por el distrito de Marchena. Nombrando inspector médico honorario de primera clase a! príncipe Luis Fernando de Baviera. Aprobando el reglamento para los sindicatos agrícolas. Ascendiendo al médico de la Armada don Faustino Belascoaín y á los alféreces de- navio D Jndalecio Núñez y D. Enrique Lacierva. Concediendo la cruz blanca de primera clase del Mériío Militar al teniente D. joaquírt Loygorri. Nombrando a! coronel de caballería D. Víctor Garrigó jefe del cuarto establecimiento de la Remonta, y á D. Enrique Jurado jefe del regimiento de Galicia. Nombrando director del colegio de Santa Bárbara al coronel de artillería D. Godofredo Ballina, y primer jefe de la subinspección de Menorca á D. Ignacio Moreno. Sancionando la ley por la que se concede el bronce necesario para las estatuas del doctor D. Federico Rubio y D. Emilio Castelar. Concediendo la gran cruz del Mérito Militar blanca al coronel D. José Macías Núñez, al ministro de la Guerra de Portugal y al general del Ejército noruego Wilhem Alsson. Autorizando para adquirir material con destino á las comandancias de ingenieros de Valladolid, Cádiz, Cartagena, Zaragoza, Valencía y Burgos. Aprobando el reglamento para la ejecución de la ley de 19 de Julio de 1904 sobre el cultivo del algodón en España. Indultando á las personas no sujetas al servicio militar activo, condenadas por los Tribunales de Guerra á consecuencia de los delitos comprendidos en los artículos 255, 256 y 258 del Código militar, si estos delitos los cometieron con ocasión de conflictos entre el capital y el trabajo. -Cruz. EL CUMPLEAÑOS DEL KAISER POS TELÉGRAFO Can Petersburgo, 28, 8 m. Con motivo del cumpleaños del emperador Guillermo, el Zar invitó ayer á almorzar al embajador de Alemania en esta capital. Entre los comensales figuraban el primer ministro, M r Witte, el de Negocios extranjeros y otros altos funcionarios de la corte hasta el número de dieciséis. El Zar brindó en francés por la salud de Guillermo 11, al cual, llamó su muy querido amigo y hermano i a fiesta en el Reichstag. Berlín, 28, 8 m. Celebrando el aniversario de) Emperador ha habido gran fiesta y banquete en el Reichstag. El presidente de la Asamblea, conde de Ballesteím, brindó diciendo: Nuestro Emperador no ha tenido otra ambición desde su advenimiento al trono que mantener la paz entre Rusia y el Japón, en unión del distinguido presidente Roosevelt. Recordó también que el Emperador ha contribuido personalmente á que 1o s rozamientos producidos por la cuestión marroquí, que podían haber tenido un resultado lamentable, quedasen aclarados y arreglados. Pero para mantener la paz hay que estar armado de modo que se pueda derribar á cuaU quiera que inconsideradamente quiera tuibarla. Las demás naciones mantendrán el actual estado de paz sin que haya absoluta necesidad de derribarlas. Ellas sabrán cuáles. en caso necesario, habrían de ser derrotadas por el primer Ejército del mundo v por una flota que crece rápidamente. Por esto, terminó, el Reichstag debe sos tener la política del gran Emperador que otras naciones nos envidian, y votar ¡os recursos necesarios para mantener la paz con la fuerza aire lleva en sí el respeto. X C u París. París, 28, 11 m. Anoche presidió eí príncipe Radolin el banquete de trescientos cubiertos organizado por la colonia alemana en honor del Kaiser, y pronunció un importante discurso, cuyos principales conceptos son los siguientes: Felizmente, las nubes políticas comienzan! á disiparse. Tenemos plena confianza en que de Algeciras ha de salir la solución satisfactoria del. problema de Marruecos. No hay que temer que se interrumpa el desarrollo de las relaciones amistosas entre Francia y Alemania. Unen á ambos países relaciones intelectuales y obras de civilización, que son garantía de una inteligencia durable y de la paz europea, que nadie desea tanto con Francia y con las demás naciones como el Kaiser. Guillermo 11 tiende su mano á Francia, se guro de que su gesto será comprendido, y de él resultará una inteligencia compatible con ía dignidad y los intereses materiales de Alemania. Luego brindó por Loubet, por Fallieres, por la colonia alemana en París y por el Kaiser. 100 BIBLIOTECA DE A B C! ABNEGACIÓN Y AMOR. j) ¿Qué hacer? Los millonarios de papá no son ni condes ni marqueses; los marqueses de mamá no son millonarios, y los hombres de corazón del general no son ni lo uno ni lo otro. En la imposibilidad en que me encuentro de complacer Onésimo, pero, como dice Bati, á él no le conviene ia muchacha; no es de nuestra clase... Porque, eso sí, señorita Micaela, no es porque le haya educado yo, pero no hay quien se le asemeje. No se enfada nunca, no está nunca de mal humor. Ya podría yo quemar toda la comida, no proferiría ni una palabra de impaciencia; y cuando el viejo Bati le cuenta cosas, que á veces no tienen sentido común, le escucha como si escuchara á un embajador. ¡Y tan bueno para los pobres! Ocupándose de sus asuntos, arreglándolos, desembrollándolos. Un ejemplo: hacía veinte años que los hermanos Trudaine no se hablaban; pues bien, ha conseguido que se abracen. ¿Sabe usted cómo le llaman? Le llaman el notario de Dios. Hablaba de prisa, precipitando unas sobre otras las palabras que subían desde su corazón hasta sus labios. ¡Qué felicidad la de los que se ven así queridos por sus servidores! Nuestros criados no nos quieren. ¿Por qué? No lo sé. Por la noche, mientras el Sr. Onésimo jugaba al ajedrez con papá, le he mirado atentamente. Es cierto, tiene el aspecto de ser bueno, con sus ojos leales y su dulce sonrisa, y pensaba yo que la señorita Lucila tiene razón al desear casarse con él; pero ¿por qué la rechaza, si toca bien el piano y tiene buena dote? 4 de Junio. Ya no me aburro: leo, trabajo, visito pobres; he mandado blanquear dos casas mas. Me causa gran alegría el convertir en viviendas limpias y alegres esas pobres viviendas; gozo coa ja metamorfosis, quizá más que los que las habitan; comprendo m y bien que me creen excéntrica; ellos dicen que estoy algo chiflada, pero el curñ de Varsange, un anciano sencillo y aíaoie, tai como nos imaginamos a los curab de al-