Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 29 DE ENERO DE iqcó PAG 6 EDICIÓN 1 f i -V 1- Suii f í T L -fe? o- tíff nSf 1- 1 EL AJ BOL DE 171 BODA tí día de m primera entrevista en la villa Mounscol, S. M el T y y la princesa i na, undiendo culto a una poética y patriarcal costumbre, plantaron un árbol en te n agn ficafinca. Si el árbol se desarrolla y vive en la medida de lo, votos que todos los españoles hacen por la fehctdad de los augustos oromebdos, estos podran contemplaré gozosos durante muchísimos anos Del interesante momento de la plantación, realizada por D Alfonso XJJJ, en cuya compañía estaban la futura J eina de España, la princesa Tedenco de Hannovery el principe de Battenberg, se obtuvo esta fotografía UN. CA, que hoy nos complacemos en ofrecer a nuestros lectores. Fot Abemac- u defensa, por debajo de el es causa de enfermedad mortal y dolorosisima- ¿Y que tiene que ver eso -Bien claro esta Por el uso de perniciosos cosméticos, o sea malos Gobiernos, España se ha quedado calva de fuerza militai para fuera, de la que defiende de aires y moscas de extranjís; y le ha nacido una fuerza militar para dentro, que sin remedio, fatalmente, pioduce los trastornos, la locura de que ustedes se quejaban hace un momento- -Y eso no tendía cura, porque ¿cualquieia afeita por dentro 1- -Sin embargo mi Revista dice que ha hahic o tases d curación A fuerza de fuccioi es y lociones con buenas pomadas y aguas salutíferas, se ha logrado a veces que vuelva a salir el pelo externo, y a medida que este crece y se fortifica, el otro, el de adentro, va secándose, y el enfermo sana- -Entendido, si llegáramos a tener un ejercito capaz de acción internacional, externa, se atroñauan ciertas susceptibilidades que hoy, exacerbadas, son un peligro nacional. Pero para eso no veo mas pomada que buenos y fuertes Gobiernos, y ello... -Si ello es algo como aquella receta de cogí li pulgui- -abrili boqui- -metelí pulvi- -catali mortí Al llegar amt. interrumpió la conversación alguien que las traía frescas y gordas. -Caballeros, crisis, crisis total. -Ahí tienen ustedes la pomada que pe dian, dijo uno de los optimistas del corro Si subiese Fulano. -No sea usted candido, ni subirá Fulano, ni el tiene la pomada salutífera, no la hay en las mas acreditadas faimacias dinásticas, en h de Barrio y Mier se ha olvidado la receta, y en la de Salmerón aun no se ha dado con ella O no hay pomada, o per ahoia hay que es peiar que sirva la de Mounscot. JENARO ALAS