Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A R C. VIERNES 26 DE ENERO DE 1906. PAG. 9. EDICIÓN Francia iba a jugarse todo io que vale y significa á) a mugrienta carta marroquí, ni Italia, ni Inglaterra violentarían su situación, ni Marruecos dejaría de ser, así, de golpe, un baluarte de resistencia inaudita opuesto á la civilización europea y más infranqueable cada vez para los intereses de España. Pero he aquí que la broma continúa, y ya va haciéndose pesada; la reserva solemne (para nosotros los periodistas cada vez mayor) empieza á fatigarnos, y ei espectáculo de estos ilustres descendientes de Metternich, que tardan ocho días para pergeñar un reglamento de- contrabando tan ineficaz que no resistiría el juicio crítico de un alumno de Derecho, resulta empalagoso. Será inútil espolear su actividad y excitarlos á que bajen del trípode, abandonando su postura hierática, para codearse humanamente; pero de todas suertes, tal se van poniendo las cosas, que pláceme tomar nota de todo esto que acaso en día no lejano sea útil recordar. Luis PARÍS tro y denuncia el hecho de habti se permitido en Canarias e) abanderamiento de varios buques ingleses sin pagar derecho alguno. Impugna la obligación que se impone á los armadores de llevar personal español, del cual dice que es deficiente. Le contesta el ministro de MARINA defendiendo á ese modesto personal, y respecto de lo de Canarias afirma que esos buques eran vapores pequeños de cabotaje. El conde de PEÑA RAMIRO pide al ministro de Marina que envíe un barco de guerra á la Argentina, entre otros objetos, para que defienda á, los numerosos emigrantes españoles de los abusos y arbitrariedades de que son víctimas. El ministro de MARINA hace ver la necesidad de construir barcos de guerra y así se podrá tener esa estación naval tan necesaria. El conde de PEÑA RAMIRO aa las gracias. ORDEN DEL DÍA. Alemania se prepara POR TELÉGRAFO I ondres, 25, 10 n. El corresponsal en ÍJer Hn del Daily Mail asegura que el Gobierno alemán ha encargado á Bélgica, Holanda y Suiza la construcción de 20.000 vagones de ferrocarril, que han de ser entregados antes de fines de Febrero. Considérase esto como una medida de previsión para el caso de que fuera necesaria una gran movilización de tropas. Las elecciones en Inglaterra POR TELÉGRAFO El Sr. POVEDA solicita del Gobierno que se imprima y reparta la Memoria que escribió el fiscal del Supremo con motivo de su viaje á Barcelona. (Toma asiento en el banco del Gobierno el señor Morete) FINAL DE LA SESIÓN DEL DÍA 2 5 DE ENERO El ministro de GRACIA Y JUSTICIA maniLe contesta el ministro de INSTRUCCIÓN y fiesta que se dará á conocer la parte de dicha Meofrece poner en conocimiento de sus compañeros moria que se pueda hacer pública. el ruego del Sr. Cal betón. Igual oferta hace el Rectifica el Sr. POVEDA, y al hacerlo, se exPRESIDENTE DE LA CÁMARA. tiende en largas consideraciones que levantan El marqués del BARRA ruega al Gobierno que grandes protestas, especialmente de los republiponga todos los medios imaginables para que no cano que en vano procura atajar á campanillazos se dé el caso deplorabilísimo de haber un verdade- el f. or presidente. TO hacinamiento de enfermos en el hospital ProEl Sr. SOR 1 ANO interrumpe también, logranvincial, sin las condiciones necesarias de higiene y do imponerse la Presidencia al cabo de no pocos salubridad. Teme que si esto no se evita pueda esfuerzos. llegar una epidemia. Concluye pidiendo oue se Rectifica el ministro de GRACIA Y JUSTIhabiliten las salas nuevas de la clínica. CIA, é interviene brevemente el de la GOBEREl ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA NACIÓN. hace ver los obstáculos que se oponen á la habiliLO DEL ESTAMPILLADO tación de esas salas y dice que se activará cuanto se pueda dentro de los limites que consienta el En medio de gran expectación hace uso de la presupuesto. palabra el Sr. SOR 1 ANO. El marqués de 1 BARRA encarece la urgencia Refiérese al famoso expediente, en el fondo del de estas obras, ahora que la crudeza del tiempo cual existe un verdadero Panamá. se deja sentir de modo tan terrible. EJconde de SAN LUIS: Todo lo que se ha El marqués de BERR 1 Z anuncia una interpela- dicho de ese expediente ha resultado falso. ción al ministro de Estado acerca de la conducta El PRESIDENTE llama a! orden al interrupde los cónsules españoles y extranjeros con respec- tor. Este pronuncia algunas palabras más, y la mato al abanderamiento de buques. yoría protesta. Y luego pregunta al ministro de Marina cuando El Sr. SORIANO declara que hoy no pueden se va á presentare! proyecto de ley sobre el aban- hacerle mella frases de sentido equívoco, porque deramiento de buques españoles. se halla dispuesto á discutir con gran serenidad y Le contesta el ministro de MARINA y anuncia á acusar nuevamente al marqués de Cayo del Rey que hace ya varios días tiene hecho el estudio y á los que sin llamarse Cayo del Rey han defraucompleto del proyecto y le asegura que se tratará dado al Tesoro nacional. en el próximo Consejo de ministros. y Yo quiero presentar este dilema á la Cámara, Está convencido de la justicia de la petición, añade: ó yo soy un calumniador, ó las personal puesto que los derechos que los buques españoles acusadas por mí han cometido delitos y merecen pagan aquí actualmente son enormes, mientras Que ser castigadas, por lo tanto. Dice que ha leído un folleto que se ha escrito en el extranjero pagan muy poco. El marques de BERRJZ da las gracias al minis- en defensa del marqués de Cayo del Rey, folleto 1 ondres, 25, i o n Los últimos resultados conocidos son los siguientes: 339 liberales, 40 obreros, 81 nacionalistas y i38 unionistas. Los liberales ganan J 6 3 puestos y los obre os 32. Sir Edward Grey, actual ministro de Negocios Extranjeros, ha sido reelegido. Se vota y aprueba definitivamente ei proyecto de ley pidiendo un crédito extraordinario de pesetas 206.93o,3o á unos capítulos de los presupuestos de Guerra é Instrucción pública. Queda asimismo aprobada dennitivamente la concesión del ferrocarril de Sotondris al valle hullero de Santa Barbara. Se da lectura del proyecto de ley nuevamente redactado acerca del pago de subvención á las obras de canalización y riegos del río Ebro. Se aprueba la totalidad y el art. 1. de conformidad con la enmienda del Sr. Allendesalazar. Este senador defiende su enmienda al art. a. no admitida por la Comisión. Le contesta el Sr. LASTRES en nombre de la Comisión. Rectifican los Sres. ALLENDESALAZAR y LASTRES, é intervienen los Sres. FERRER Y VIDAL y SANZ Y ESCARTIN, de la Comisión. Ha dado lugar á la discusión, que es bastante amplia, la diferencia de criterio entre la Comisión y el Sr. Allendesalazar en lo que respecta á la forma del pago de la subvención. No habiendo numero para tomar acuerdo acerca de la toma en consideración de la enmienda del Sr. Allendesalazar, se suspende la discusión y se levanta la sesión á las siete menos cuarto. CONGRESO FINAL DE LA SESIÓN DEL DÍA l 5 DE ENERO SENADO que constituye una burla al país, al Parlamento y al sentido común. Refuta, entre otros de los argumentos de defen sa, uno en que se asegura que los españoles podían poseer, aunque sin cobrarloSj títulos de Deuda exterior estampillada. Procura demostrar que el cobro de cupones se hizo siempre por cuenta del marqués. (Ei conde de SAN LUIS pide la paía rav Se extraña el Sr. SORIANO de que en dicho folleto no se aluda á ciertas cartas de que el orador dio conocimiento á la Cámara El conde de SAN LUIS: Las punfica. El Sr. SORIANO: No las publica. El PRESIDENTE ruega nuevamente al conde de San Luis que no interrumpa. El Sr. SCR 1 ANO se muestra extrañado de que habiendo sido gobernador e) conde de San Luis y habiendo encarcelado á infinidad de rateros poi delitos insignificantes, se erija en defensor del marqués de Cayo del Rey. Da lectura á las cartas de referencia, y el conde de SAN LUIS interrumpe de nuevo. Dedúcese de todo lo expuesto que hay un delincuente, que es el marqués de Cayo de) Rey; una víctima, que es el Sr. Osma, y otra víctima, que es el Gobierno, si persiste en su silencio. Encarándose con e) Sr. Osma, exclama el ora dor: ¿Cuál fue la conducta de S. S. como ministro de Hacienda? Sea la que fuese ¿merece censura. Si por torpe, por torpe; si por engañado, por engañado; y si por negligente, por negligente. Estáis hablando siempre de Jurisdicciones para defender á la Patria, y vaciláis, en cambio, en llevar á la barra á los defraudadores y á los oue roban millones. Lee nuevas cartas el orador, y el Sr. DOMÍNGUEZ ALFONSO pide que dichas cartas queden sobre la mesíi. Así lo promete el Sr. SORIANO, y refiriendo se á las palabras pronunciadas ayer por J Sr. Moret, pregunta a éste si perjudica al crédito nacional que se haga justicia y que se diga la verdad. Hasta aquí, dice, nos hemos ocupado solamente del marqués de Cayó de Rey; pero hay mas defraudadores, y dentro de muy pocos días se van á presentar nuevas denuncias en el ministerio de Hacienda; yo no quiero dar ahora, aunque los conozco, los nombres de los nuevos defraudadores por i alguno de los interesados pudiera contar con influencia para torcer los fallos de ia justicia Quiero, sin embargo, para satisfacción mía y de la opinión pública, escuchar del Gobierno e) juicio que le merecen las acusaciones que yo he hecho y saber también si está decidido á castigar á los que resulten culpables. El Sr. RAHOLA pregunta aJ Gobierno sí ha tomado algunas medidas acerca de este asunto Interviene el conde de SAN LUIS manifestando que su interrupción constituía la protesta más elocuente contra todo lo expuesto por el Sr. Soriano. Declara que no conoce al marqués de Cayo del Rey, y, por lo tanto, que no habla como defensor suyo. Refiriéndose á los documentos leídos por el señor Soriano, dice que éstos no deben constituir ninguna acusación por el solo hecho de que no figuran en el expediente. He de manifestar también, afíade, que dudo de la autenticidad de esos documentos, y nada tiene de particular que dude, puesto que todos sabemos que toda la argumentación del Sr. Soriano, tanto en su discurso de hoy como en el que pronunció en el mes de Diciembre, no tendía más que á una sola cosa, que era envolver en una acusación al señor Osma. Además, hay derecho á sospechar que cuando se han pasado dos años sin presenta se una denuncí habrá sido porque antes se hayan estado bitscando otros medios de arreglo. (Protestas del señor Soriano y de algunos republicanos. Aquí no va á ser sólo S. S. el que sjerza z mo nopolio de decir lo que quiera Ai defender lo que ha defendido se hace cómplice de un cbaníage... Se promueve un ruidoso incidente. El Sr. SORIANO, puesto en pie, pide que se ret ren esas palabras. tíi señor PRESIDENTE: Yo ruego al conde de San Luis que retire esas palabras ó que las explique en forma que no haya ofensa para ningún diputado, que no se puede ni ¡quiera sospechan sea coautor de un delito. (Bien, en parte de la Cámara. El señor conde de SAN LUIS; Yo, con tal de