Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 26 DE ENERO DE 10- 6 PAG. 4 EDICIÓN i. CRÓNICA POLÍTICA A HISTORIA Con repetición se ha L ETERNA dicho en estas mismas vada es lo que aquél recibe. Por el mero hecho de ser ministro parece que ha perdido todo título á un apoyo y á un aplauso superior. ¿Qué resulta de aquí? La depresión de la buena voluntad. Contagiado de la abucolumnas que el interés particularista es lia nacional, cuyos gérmenes morbosos lo único fuerte y eficaz que va quedando están en el ambiente, el hombre público en España como vínculo colectivo. Mas obligado á luchar con un interés particuel Estado no puede ser particularista, larista ve de sobra la fuerza que trae éste, sopeña de desconocer y negar su natura- y percibe al mismo tiempo el escaso apoleza. Sufines precisamente sobreponerse yo que han de prestarle cuantos repreá todo particularismo, sometiéndolo á ley sentan ó deben representar en tal ocade unidad y resolviendo así en la nación sión el interés general. Y ¡claro está! las oposiciones internas que de otro convencido de que le esperan muchos mamodo la desgarrarían. Ese fin es lo que los ratos que le serán mal apreciados y principalmente ha de cumplir el gober- peor agradecidos, busca por un rodeo, nante. Bueno será recordarlo, porque más ó menos costoso la salida, que le lihasta nociones tan elementales de la vida berte de compromisos y le permita salir con su impedimenta. Los periódicos pública las vamos poniendo en olvido. La región, la localidad, la clase, el le censuran; los que debían haberle auxigremio, son lo único sólido que en la liado sienten que semejantes censuras le vida común nos va quedando. Pero como dejan la conciencia ligera. Y ¡á otros caquiera que sus conveniencias particulares sos y otros hombresl Esta es la eterna son antagónicas, á medida que esos nú- historia. MANUEL TROYANQ cleos se solidifican viene á ser más y más difícil la cohesión nacional. Por esa causa ha de consistir la primera facultad del gobernante español en hacerse cargo de ese hecho, y su primera virtud en resistir el particularismo y supeditarlo al bien ...del mismo modo la aplicación del reglageneral. Casi puede decirse que este es mento sobre el contrabando de armas en el 7 el compás con que se ha de medir sus ap- y en general en las regiones fronterizas á Jas potitudes. sesiones españolas, será asunto exclusivo entre Pero ese hombre de gobierno se halla España y Marruecos Confieso que esta enmienda de Visconti Veentre nosotros en las peores condiciones para tal resistencia y tal lucha. Porque nosta, aceptada por unanimidad, es más clara, la presión de fuera que ha de actuar in- más contundente y menos expuesta á discusiones y distingos que otra alguna. Lo que dedispensablemente en su favor para alcan- bamosáhacer dentro de nuestro país, no puede zar algún efecto es completamente nula. ni debe discutirse; lo que hay que hacer en las Ahora mismo tenemos un ejemplo d e- fronteras está perfectamente aclarado, y la mostrativo de ello: el caso del general parte del territorio marroquí sometido á nuestra vigilancia de acuerdo con el Sultán, bien Concas. Con alteza de miras y amplitud de cri- definida. ¿Qué necesidad hay de especificar las poseterio el ministro de Marina entiende que Ja naturaleza del Estado impone la juris- siones españolas, reconocidas hasta la saciedad? ¿Quién va á negar derechos emanados de un dicción ordinaria para todos los delitos tratado que ha servido de punto de partida á que no tengan carácter excepcional; es los privilegios que en gran parte disfrutan en decir, que no se refieran á un orden es- Marruecos los extranjeros? pecial de relaciones anejas á un organisX mo del Estado en funciones también esS- -I a llegado el momento de que los hombres peciales. Esto es, después de todo, lo de Estado hagan comprender la imporque piensan y practican los hombres de tancia que; queramos ó no, tiene para España gobierno de la Europa entera. Bíasphe- lo que sucede en Algeciras, y los compromimavil. Como un apóstata, como un here- sos que adquirimos y que son imposibles de eluje, el general Concas se encuentra con dir. La situación va á imponer gastos y sacrificios; si nosotros no los hacemos, otros más que de todos lados llueven sobre él las vivos ó más patriotas se encargarán de ellos, y censuras. Hasta ha habido una especie las consecuencias serán en un tiempo, más ó de Gran Lama que ha querido fulminar menos remoto: pérdida de cuanto aún tenemos contra el ilustre marino una excomunión en África, y sin tardarse mucho, algo y aun SOBRE LA CONFERENCIA A Iguien me interrumpe y me I tima h aten ción sobre este telegrama que jpubhca Ja Prensa: Málaga, 24, 1 t. Según dicen Tos períó dicos locales, los moros de las kibilas Beniburriaga, Bocoya y Benisicar verifican constantemente viajes á bordo del vapor que sale de Melilla, transportando fusifeb que adquieren en Málaga, Sevilla, Granada y tras poblaciones de Andalucía. Teniendo en cuenta los viajes que puecten hacer y las autorizaciones concedidas, se supone que la cantidad de armas y municiorter que desembarcan reviste gran importancia. Esta noticia se comenta mucho. ¡Y tanto que podría comentarse si fuese cierta! En ningún caso, pero menos en el presente, podría hacerse lo que esas noticias falsamente dicen. N o es ya el incumplimiento de lo tratado con una nación amiga no es que constituya una especie de burla á lo que se está haciendo en Algeciras, es mas: es un delito de lesa Patria. Si fuera cierto que en España se vendiesen maussers y sus cartuchos para los riffeños, sería la más evidente demostración de que habíamos perdido el juicio, y de la ausencia di instinto de conservación en nuestros Gobiernos; porque esas balas podrían estar destinadas para sepultarse, en los pechos de los soldados españoles. Quizá, y sin quizá, el estado de postración en que se encuentra la infeliz España no tiene otro origen; sin lo ocurrido en 1893 en Mejilla, sin las desventuras que fueron su consecuencia, es casi seguro que no se hubieran anticipado en Filipinas y Cuba acontecimientos que el alma recuerda con dolor. No; las noticias de esos telegramas ni tienen ni pueden tener fundamento; son hijas de la fantasía meridional; no, no puede ser; mien ten, mienten, mienten. X C e ocuparán hoy en Algecfras de tos nuevos tributos? ¿Perderemos lo poco c ue en realidad disfrutamos á costa de mucha sangre? Tanto me inquieta este asunto, que prefiero aguardar las noticias oficiales antes de aventurar juicios y consideraciones, hijas del amor que tengo á la colonia marroquí, á quien Dios quiera no perjudiquen. FELIPE OV 1 LO FRANCIA Y VENEZUELA POR TELÉGRAFO laise sententise. Ello es natural; no serían españoles de legítima cepa si otra cosa hicieran los que así proceden. El espíritu sectario se transforma en las ramas y aun en el tronco; en su raíz continúa siendo el mismo. La intransigencia, la intolerancia, no toman sólo la forma religiosa; aparecen por cualquiera parte en nuestra vida. Fomentadas por una educación secular han formado nuestro carácter y hasta nuestro temperamento. Lo peor que hay en esto, y el presente caso lo demuestra, es que la masa social queda inerte en presencia del gobernante que resiste el particularismo. Alguna fría aprobación en la esfera pri- algos que valen más. La cuestión de Marruecos, que es para otros el desarrollo de su comercio, de su industria, de su influencia, de un sentimiento de ambición, es para nosotros de vida ó muerte; por eso nuestros hombres de Estado, escarnecidos, vilipendiados, acusados hasta por sus amigos de poco patriotas, hicieron en silencio cuanto les fue posible para conservar el statu quo marroquí, coipo dique á peligros, que nos librara de grandes sacrificios. La Conferencia de Alg 2 ci -a 3 es un Rubicón que Europa, por lo que se ve, está decidida á cruzar, y sí al terminarse las Potencias allí congregadas no pronuncian la célebre frase de César, por necesidad alguna tendrá que lanzarse á ello. X 1 a actitud de Francia. París, 2 5, 10 n. Se ha desmentido de una manera oficiosa que Francia cuente con el auxilio de las tres Potencias que tienen derecho preferente en Venezuela para la recaudación del impuesto de Aduanas. lnsístese en asegurar que aunque Francia intenta exigir una reparación al presidente Castro, se reserva el derecho para escoger Ja Oportunidad de obrar. NOTAS MUNICIPALES BANDO D E LAS He aquí la parSUBSJSTENC 1 AS te dispositiva del bando que hoy se fijará en los lugares públicos: a En interés de la salud publica está terminantemente prohibido: La fabricación, almacenamiento y venta de alimentos, de cualquier clase que sean, adulterados ó falsificados y de defectuosa elaboración. El almacenamiento y venta de alimentos en estado de alteración. La fabricación, almacenamiento y venís, asi EL