Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES 22 DE ENERO DE 1906 PAG. 6 EDICIÓN -us- LA CONFERENCIA DE ALGECIRAS. LOS DELEGADOS MARROQUÍES ESPERANDO LA HOK J t J 5 DELIBERACIONES Fot. Lacarcel Sí, la madre en toda ocasión es la que ampara mejor que nadie él hogar. Aun cuando falte A un brilla la luna como una hostia de oro en el padre, y en ambos casos no se hallaba pre el firmamento azul y amanece un día es- sente, la influencia materna basta para mantepléndido, arrebolándose el horizonte. Verdean ner vivo y perdurable el amor, cuando lo sienya los dilatados campos de esta feraz tierra te con intensidad la mujer, no desamparando andaluza, -y el expreso corre dejando atrás á á sus hijos, encaminándolos al bien, educándoCórdoba dormida. los, ejerciendo sobre sus corazones una proviDentro del coche comedor hay una tibia at- dencial tutoría, de que no se dan ellos cuenta mósfera; todavía lucen las lamparillas eléctri- hasta que á su vez constituyen familia. cas, y al entrar hallamos instalado en torno de Por esta razón la madre del retrato y la del una mesa un grupo interesante. restaurant del expreso me parecieron gemelas. Es una mujer joven, vestida de negro, que En distintas esferas sociales, cumplían su deber prepara el desayuno de dos niñas y un niño. alegremente, como lo cumplen también las poDeben ser madrugadores por hábito. Están bres mujeres que en las casas cercanas á la vía limpios y peinaditos, toman graciosamente su amamantaban á sus crios y vigilaban á los raarefacción, riendo y mirando ala mamita, que ríe yorcitos que se mezclaban con los polluelos también y acaricia de vez en cuando la rubia recién nacidos jugando debajo de los almendros cabecita del varón. Este imita todos los ges- en flor. tos de sus hermanillas, las cuales le dan pedaLa primavera se adelanta; hay azahares en los citos de pan bien untados de manteca; el pan naranjos del Alcázar de Sevilla, que se destique pedía en su oración matutina el niño rico nan al Palacio de Madrid. del cuento. Aquella niña gentil y modosa se casa. Sea El cuadro es vulgar, pero sobra poesía y muy feliz, que bien lo merece, y cuando reúna ternura. Me recuerda una fotografía que con- algún día en torno de su mesa á sus pequeñueservo en mi cuarto de trabajo: Representa á los, acuérdese de los muchos infelices que caotra madre joven, bella, enlutada, que sirve recen de pan y de caricias. sonriente y afectuosa á sus hijitos. Las niñas Entretanto, los solitarios de ideal sigamos con el pelo en trenzas, el niña con su cabeza el tren de la vida soñando muy despiertos en monda, ocupan su lugar en torno de la mesa la felicidad de la Patria, que estriba singularcon el dulce y tranquilo continente de las cria- mente en proteger sin descanso á madres y á turas bien educadas. niños. ¿Es viuda la señora que viaja? Quizá. De lo EL DOCTOR FAUSTO que estoy seguro es de la- viudez prematura y dolorosa de la dama de mi retrato. ¡Cuántas lágrimas vertió desde entonces has- LA SEMANA ta hoy! Aún las vierte, pero ahora estará goFINANCIERA zosa al pensar en la futura felicidad de aquellos amados seres. Su sonrisa, siempre melancólica, C i á veces en la Bolsa las noticias producen constituía la nota saliente de! grupo fotográfico, movimientos, también suele suceder que fiel reflejo de la vida doméstica de aouella sim- los movimientos sean los que producen las nopática y excelsa familia. ticias. Esto, que á primera vista parece un ab- MADRES Y NIÑOS surdo, necesita una explicación. Cuando un valor sube ó baja, porque el desnivel entre la oferta y la demanda obedece á necesidades del mercado, sin que en ese desnivel influyan para nada ni hechos políticos ni acontecimientos financieros, empiezan á circular rumores inéditos, á veces absurdos, y esos rumores se hacen camino porque la tendencia del mercado parece confirmarlos. Buena prueba de ello es lo sucedido durante la semana pasada en la Bolsa de Madrid, donde nuestro Interior ha ganado medio entero, quedando el sábado á 79 por 100, sin que sea posible justificar con razones serias el movimiento, como tampoco fue posible explicar la baja de la semana anterior. Hace quince días bajó todo y se dijo que el Banco, obligado por el ministro de Hacienda, iba á vender parte de su cartera; se añadió que pronto iba el Tesoro á convertir en Interior sus obligaciones, recientemente emitidas. Así quedaba explicada la baja. Durante la semana que acaba de terminar se ha dichoque las obli gaciones del Tesoro tendrán una nueva prórroga, y que el Sr. Amos Salvador no piensa por ahora en obligar al Banco á que cumpla los preceptos de la ley Rodrigáñez. Así queda explicada el alza. No hay motivos ni para creer lo uno, ni para afirmar lo otro, porque el ministro de Hacienda no ha comunicado á nadie su pensamiento. Lo que hay es que se había creado en Madrid un descubierto vendedor que al contado ha acudido bastante dinero esta semana, y que la especulación alcista ha aprovechado la ocasión, así en Madrid como en Barcelona, para empujar la cotización. Fuera de este alza del Interior y de una nu ¿va baja de los francos, que vuelven á acercarse al cambio de 23 por 100, nada notable ha sucedido en Madrid durante la pasada se mana. Las acciones del Banco han tenido os