Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 21 DE ENERO DE 906. PAG. 13. EDICIÓN i. El ministro de! a GOBERNACIÓN dice que así z hará y que el primer e ímplar será para el senaor que ha hecho la pregunta. El Sr. MARINA desea saber por qué no se ha agado sus atrasos á determinados maestros de isturias. Le contesta el ministro de INSTRUCCIÓN UBLICA, y el Sr. MARINA da las gracias. ORDEN DEL DÍA Dada lectura por segunda vez de la proposición le ley sobre concesión del bronce necesario para rigir una estatua en Ribadesella á D. Agustín Arguelles, habla para defender dicha proposición u autor, el Sr. ARAMBURU, rector de la Uniersidad de Oviedo. Se toma en consideración y pasa á las secciones lara el nombramiento de la Comisión corresponliente. Se aprueban ¡os dictámenes sobre concesión de I.2o8,33 pesetas al capitulo de la Presidencia del onsejo de ministros, así como los de 12.907,40 f de i5.ooo pesetas para gastos de viaje de Gra: 3 a y Justicia, como créditos extrordinarios Dada lectura del dictamen sobre el proyecto de ey nuevamente redactado para pago de la subven: ¡ón á las obras de canaii ación y riegos del Ebro, isa de la palabra el Sr. ALLENDESALAZAR iara impugnarlo. Expone la historia de ese proyecto, que data de nás de cincuenta años y cita las modificaciones uz la ¡ey fue introduciendo en ocasiones sucesiras, así como el fracaso dula empresa explotadora. Pregunta al Gobierno qué motivos de interés úblico pueda haber para presentar un proyecto ijue va á recargar el presupuesto de gastos. Examina y combate el articulado de la ley. Ruega al ministro de Fomento üz dé explicaciones sobre este asunto. Le contesta el ministro de FOMENTO. Dice que se trata de una proposición de iniciati a particular en la que el Gobierno se halló con un asunto antiquísimo, en el que se han hecho muchos gastos, pero de oran importancia, puesto que puede regar muchos miles de hectáreas. El interés del Gobierno es que esos gastos no resulten improductivos y al propio tiempo mejorar esas tierras dándoles ventajas para el cultivo. Por eso el Gobierno presenta ese proyecto de ley y cree que se debe ir á una nueva subasta. El punto que á su juicio se discute es si conviene ó no conviene aceptar aquella proposición de iniciativa particular. El ministro entiende que es beneficiosa esa idea y por eso presenta un proyecto de ley. Para que las condiciones de ese proyecto puedan ser mejoradas se hace nueva subasta. El Sr. ALLENDESALAZAR insiste en sus razonamientos como contestación á lo expuesto por e ¡ministro. Añade que se debe declarar la caducidad de la concesión hecha. El ministro de FOMENTO explica las modificaciones que el Gobierno ha introducido en la proposición para mejorarla y presentar después el actual proyecto. Dice que el Gobierno recogerá cuantas modificaciones tiendan á que el proyecto sea mejor. Rectifica el Sr. ALLENDESALAZAR y ofrece presentar varias enmiendas en la sesión próxima. Rectifica también el ministro de FOMENTO y manifiesta que celebrará mucho que lo que él juzga obra buena sea obra mejor con sus modificaciones. El Sr. LASTRES defiende el dictamen en nombre de la Comisión. Sostiene en un hábil discurso que con el actual dictamen la subvención queda disminuida de diecisiete millones de pesetas á diez millones. Contesta el Sr. ALLENDESALAZAR y rebate los argumentos del Sr. LASTRES. Rectifican este senador y el Sr. ALLENDESALAZAR. Se suspende la discusión y se vota y aprueba definitivamente la concesión de! bronce necesario para la estatua del Sr. Linares Rivas, en la Coruña. Después de señalar el orden del día para la sesión próxima, se levanta la de ayer á las siete. CONGRESO SSS 1 ÓN DEL. DÍA 2O DE ENEKO DE t $o6 A las tres y media abre la sesión el Sr. Alva r rado. En el banco azul los ministros de la Gobernación y Fomento. Varios diputados que se hallaban ayer ausentes de la Cámara ruegan que conste en acta su voto á favor del Sr. Canalejas en la elección presidencial. El Sr. GARRÍGA solicita del ministro de Fomento que se construyan caminos en la provincia de Lérida y al mismo tiempo que se ponga coto á las personas que se dedican á obtener concesiones de saltos de agua que después no utilizan. El ministro promete complacerle. (Toma asiento en el banco azul el Sr. Moret. El Sr. LERKOUX anuncia ana interpelación, que es aceptada en el acto por el Sr. MORET. Comienza á explanarla el Sr. LERROUX y denuncia que un español apellidado Amero y que vivía en la República de Honduras, fue llamado y conducido al palacio del presidente de la República por un ayudante de éste, siendo ahorcado después dentro del mencionado recintoAñade que posteriormente se acusó de este hecho á un general de dicha República aue se había sublevado contra su Gobierno. Censura el Sr. Lerroux la spatía del representante diplomático de España en el Centro de América, D. Pedro Carrere, y culpa delajnuerte del español Sr. Amero a! expresidente de la República de Honduras D. José Ángel Arias. Para dar una idea á la Cámara de! abandono en que yacen en el Centro de América los intereses españoles, refiere varios casos; entre ellos, el del célebre pintor, arquitecto, escultor y médico español D. Justo Gandarias, que fue encarcelado y condenado á barrer las calles en Guatemala, por reclamar de aquel Gobierno la ejecucién de un contrato que con él había concertado. Menciona también el hecho de que muchos españoles tienen necesidad de acogerse á pabellones extranjeros para ser protegidos. 7 t BIBLIOTECA DE A B CS ABNEGACIÓN Y AMOR 3 además socarrón; más exigente que un procurador viejo. Defendía los intereses de su cliente, cediendo en apariencia para volver luego á Ja carga. Ya lo sabes, no soy torpe en negocias; pero muy franco, muy franco, la franqueza es también una habilidad. Pues bien, por poco me engaña ese demonio de notario. Amenazaba con cerrar el trato con personas que deseaban fraccionar la finca y venderla en lotes ofreciendo más que yo; iba á caer en la red, cuando de repente pensé: Eres demasiado aristócrata, amigo mío, para consentir en que despedacen el castillo. Entonces roe he valido de otra clase de argumentos; el respeto á las tradiciones del pasado, la adoración de cuanto es antiguo y he jurado conservarlo todo, las piedras, los árboles, el musgo, cuantos horrores han acumulado los siglos; hasta he añadido que si algún día el último de los Varsange deseara recuperar su propiedad, consentiría, ganando algo, en desprenderme de ella en favor suyo. No me he comprometido á ello, pero he dado á entender que si el caso se presentara, podríamos entendernos. Pero, amiga mía, ¡o que no puedo admitir, es eso que dices de conceder la mano de AUcaelita á uno de esos vividores que, como Varsange, ostentan blasones y están arruinados. Deseo tener un yerno trabajador, que tenga dinero y no venga á comerse lo que tenemos. Creo que Wo sientes haberte casado con un plebeyo. Tu marido que siempre te quiere, Lu: s MIGNET. DIARIO DE M 1 CAELITA 3 de Mayo. Ya estoy, por fin, en nuestro castillo. ¡Qué largo me ha parecido el mes de Abiii! Es una delicia este castillo, ítna maravilla: unas torrecillas redondas, con sus techados ¿Que yo pueda amar y con quien pueda casarme? No, Onésímo, no existe ninguna. No quise perder por completo ia esperanza. Retrasé la venta para ganar tiempo. No era ciertamente Pedro un cazador de dotes, pero un hecho imprevisto podía surgir; una muchacha de buena familia, una mujer buena y generosa podía dejarse seducir por el noble carácter de mi amigo, por su varonil hermosura, por su nobleza de abolengo. Si alguna se ofreciera á él, ¿porqué había de rechazarla? Esa esperanza era un sueño... Varsange se vende dentro de ocho días. 25 de Marzo. El sacrificio se ha consumado; e! contrato de venta está firmado. Quedan cubiertas las hipotecas, pero Pedro cobrará jnuy poco. El comprador es un industrial, un mecánico que se ha enriquecido con un invento feliz; se ¡lama Luis Mignet. Habitará el castillo con su mujer y con su hija; lo cuidará, lo respetará, y quizá algún día lo venda á Pedro. No he podido hacer más. Mi misión ha terminado. Estoy tan triste que aquí pongo punto final á este diario. ¿Para qué hablar ya de mi abnegación estéril? Ya no es de Pedro el castillo, ¿para qué me quedo aquí? El amargor que causan los inútiles sacrificios se apo dará de mí. No, ya. no seguiré escribiendo. Del Sr. Luis Mignet á la Sra. Eulalia Mignei, calle Saint Jionoré, París. Castellana del castillo, yo te saludo! Esto te probará que eJ trato está hecho. ¡Qué sueño doradol ¿Eh?