Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 20 D E E N E R O D E 1906. P A G 9. E D I C I Ó N i. Rogó al S r Iglesias que en lugar de llevar á trozos al Ayuntamiento el problema de las subsistencias, le ayude á realizar un minucioso informe que lo abarque en general y sea discutido en el Ayuntamiento. El S r Caballero denunció después algunos andamiajes, varios pozos negros y la falta de limpieza de las calles de Chamberí. El alcalde dijo que se procurará atender á todo. El S r Fischer pidió la fiscalización permanente de las subsistencias y se levantó la sesión cerca de las dos de la t a r d e episcopal. Mañana será embalsamado, y revestido de pontificial será expuesto al público. Las exequias se celebrarán el lunes, enterrándose el cadáver en la cripta del S a g r a r i o Mir. X p l Gobierno, según dijo anoche el S r M o ret, ha dispuesto que al cadáver del cardenal Spínola se le tributen los honores de capitán general con mandó en plaza. ras, acusando recibo del que acordó elSenaao para dar la bienvenida á los plenipotenciarios extranjeros en la Confcrencía, telegrama éste que será leído en la primera sesiór que se celebre. El Sr. CALBETON pide los antecedentes que haya acerca de la concesión abusiva á un extranjero de una fábrica de papel. El P R E S I D E N T E ofrece satisfacer ese deseo. El Sr. LABRA se adhiere á la salutación que el Senado acordó á les representantes extranjeros en la Conferencia de Algeciras. Luego excita a! ministro de Instrucción pública á que se discuta lo antes posible el proyecto de emigración é inmigración en España. Habla con elogio de la mejora grande que ha alcanzado por parte del Gobierno cubano la inmigración española en aquella isla. Y después sostiene la necesidad de que el Gobierno haga dcjs proyectos de ley acerca de extranjería y nacionalización, terminando con él anuncio de una interpelación acerca de la polític? del Gobierno con las Repúblicas sudamericanas. El ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA contesta ai Sr. Labra. CPDEN DEL DÍA FALLIERES, PRESIDENTE POR TELÉGRAFO pTelicitación del G o b i e r n o español. Parts, 19, 9 n. M r Fallieres ha recibido hoy al embajador de España que iba á presentarle las felicitaciones del Gobierno de España. DEIPALACIO S M el Rey y el infante D Carlos pasearon ayer tarde á pie por la Casa de C a m p o A pie y en coche pasearon también por la citada regia posesión S. M la Reina, la marquesa de Navarras y los infantes doña M a r í a Teresa y D F e r n a n d o Los principes de Baviera, acompañados de la infanta doña Isabel, pasaron ayer el día en Aránjuez. S S A A visitaron el Real Palacio, la casita del Labrador, donde almorzaron, y las deraás dependencias del regio patrimonio. Al entrar y al salir fueron objeto los augus tos viajeros d e cariñosas demostraciones de respeto p o r parte del vecindario de Aránjuez. A mediodía ofrecieron sus respetos á S M el Rey muchos generales y jefes deT Ejército y el senador S r L o y g o r r i Son proclamados senadores por Pontevedra y Lugo los Sres. D. Teolindo Soto v D Dositeo Neíra. Se aprueba la sustitución de parte de los valores con que Justificó la renta e) senador Sr. Moral. También se aprueba la concesión del bronce necesario para la estatua del Sr. Linares Rivas en la Coruña. Se aplaza para la sesión siguiente el proyecto de ley relativo á los gastos de canalización y riegos del Ebro. Se fija el orden del día para mañana, y se le vanta la sesión á las cuatro y cuarto. CONGRESO SESIÓN DEL DÍA J 9 DE ENERO DE 3 Clo 6- EL CARDENAL SPJNOLA, ARZCBiSPO DE SEVILLA t AYER EN D i C K A CAPITAL MUERTE DEL CARDENAL SPINOLA POR TELÉGRAFO 1 as primeras noticias. Sevilla, í 0, 3 f. A las doce y media ha fallecido el cardenal Spínola, después de larga y Tfíiosa agonía. Ahora se ha reunido el cabildo catedral para acordar los honores que se han de tributar al finado, encontrándose con que el cardenal, en sus disposiciones testamentarias, ha prohibido que se embálseme su cadáver. E s casi seguro que el cabildo no cumpla esta disposición, con objeto de poderle tributar los honores correspondientes. E n el momento de expirar el cardenal S p í nola se hallaba á su lado su hermana, desarrollándose una escena conmovedora. Cerca del palacio episcopal hay estacionado inmenso gentío. M u l t i t u d de personas de todas las clases sociales acuden á firmar en las listas. X p i cabildo. Sevilla, 19, ion. El cabildo, en su reunión de esta tarde y después de darse por enterado oficialmente de 7 a vacante de la Sede, nombró gobernador eclesiástico al deán don Alanuel Tasos. Esta noche volverá á reunirse el cabildo para nombrar vicario capitular. X D Marcelo de Spínola y M a e s t r e pertenecía á la ilustre familia de los marqueses de Spínola; título que también llevaron sus padres. Nació en la ciudad de San F e r n a n d o el día 14 de M a r z o de j 8 3 5 E n Cádiz estudió Humanidades y Filosofía, y en Valencia prosiguió sus estudios. E n Sevilla terminó la carrera de Jurisprudencia. Su decidida vocación! e hizo abrazar el estado religioso, renunciando al marquesado de Spínola, que le correspondía como primogénito de su ilustre casa. Celebró su primera misa en la iglesia de San Felipe N e r i de Sevilla, el día 3 de Julio de 1864. N o m b r a d o en 1869, D M a r c e l o Spínola canónigo de la catedral de Cádiz, pasó, en 18 y 1, á desempeñar el curato de la iglesia parroquial de San Lorenzo, de Sevilla. F u é consagrado en la basílica Hispalense, el 6 de F e b r e r o de 1881, como obispo titular de M i l o y auxiliar del arzobispado de Sevilla. M á s tarde ocupó la sede episcopal de Coria, desde Noviembre de 1884 hasta Junio de 1886, y luego la de Málaga, donde permaneció hasta el 2 de Diciembre de 1895. Después fué elevado á la dignidad arzobispal, ocupando la sede sevillana, que ha desempeñado con gran celo. SENADO SESIÓN Ü E L DÍA I 9 D E ENERO D E I906 jp 1 cadáver. Sevilla, 19, 1 i n. El cadáver del cardenal, vestido con sotana negra y faja grana, está depositado en la capilla privada del palacio C e abre la sesión á las cuatro menos diez, bajo la presidencia del Sr. López Domíngez. Después de leída y aprobada el acta de la anterío se da cuenta del telegrama oficial de Algeci- yV las tres y media abre la sesión el Sr. Álva rado. La Cámara muy concurrida y las tribunas rebosantes de público, predominando el bello sexo. E! ministro de la Gobernación, de uniforme, sube á la tribuna y lee un proyecto de ley estableciendo una nueva división electoral en Madrid. A las cuatro menos cuarto pasa cj Congreso á reunirse en secciones. Se reanuda la sesión á las cuatro y veinte, y diez minutos después da comienzo la votación oara elegir nuevo presidente de la Cámara. La animación es extraordinaria. Los diputados se apiñan en el hemiciclo y los espectadores de las tribunas contemplan con curiosidad la monótona tarea de depositar los sufragios en la urna. Terminado el escrutinio, resulta proclamado el Sr. Canalejas por i 6 i votos. Tomaron parte en la votación aói diputados, y sólo hubo una papeleta en blanco. Hecha la proclamación, entra el Sr. CANALEJAS en el salón de sesiones, y acto seguido ocupa el sillón presidencial, haciendo uso de la palabra. Dice que viene, no á reemplazar, sino á sustituir á un hombre ilustre, en cuyo ejemplo se inspirará para ejercer este su nuevo cargo. Dedica un cariñoso recuerdo al Sr, Romero Robledo. Declara que no pretende pronunciar un discurso político; mis ideas, dice, se hallan en mis disertaciones parlamentarias, en la tribuna popular y en la Prensa, y allí está mi programa político, pues éste debe formularse desde esos bancos y no en este sitial. Desde este puesto, en cambio, pueden resaltar dos virtudes que yo pienso ostentar en todo momento, y que son: la prudencia y la lealtad. Dirigiéndose á la mayoría, dice que ésta no debe intervenir en las cuestiones de Gobierno, sino confidencialmente y no por el camino de la intriga, sino por el de la advertencia y el consejo. Defiende al sistema parlamentario tíe las censu ras que le han dirigido sus detractores. En elocuentes párrafos muéstrase ardoroso y ferviente defensor de la Constitución, y afirma que no contribuye en nada á fortalecerla esa serie de crisis que hemos presenciado en desfile casi cinematográfico de ministros, ni tampoco el hecho de que las Cortes no lleguen nunca ai fin de su vida legal. Culpa á la falta de cohesión de las mayorías, y no á los embates de las oposiciones, de esa sucesión