Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 19 DE ENERO DE 1906 PAG. 5. EDICIÓN i. de las que recibió para salir del apuro, y la deuda continuaba en pie. Casos como éste, ó parecidos, hay muchos en Madrid. Las necesidades crecientes de la vida, la escasez de los sueldos, las mermas de las rentas, llevan continuamente numerosas víctimas á las garras de) usurero, que se ha transformado en hombre de negocios, con despacho lujoso, casa bien puesta, coche, y hasta asiento muchas veces en las Cámaras. Porque el tipo clásico del sujeto de mísero ha desaparead para dejar lug; caballero de table aspecto damaelegan algunos hay quesostienen su lujo con la usura, valiéndose de agentes hábiles y rapaces. ¡Infeliz del que cae en sus manos por necesidad irremediable ó por exigencias de la posición! La usura arruinó casas tan poderosas como la de Osuna; pero donde causa más estragos es en las familias modestas, que por ir una temporada de veraneo, por la necesidad de tomar baños ó por meterse en gastos extraordinarios ó imprescindibles, tienen queacudir al préstamo. Los que dan el primer paso en este camino, ya no halian salvación posible y se echan al cuello el dogal que ha de matarles. Por esto ha despertado tanta expectación el recurso que se planteó ante e! Tribunal Supremo el miércoles pasado, y por eso se espera con tanto anhelo la sentencia. Contra la usura se ha levantado una de lasvocesmáselocuentes de España, la del eminente jurisconsulto D. José Canalejas, abogado de la víctima. El día en que el usurero no tenga su fuerza y su apoyo en los Tribunales para cobrar el 28 por 100 al año, se habrán convertido en papeles mojados muchos pagarés, que significan para unos la ruina y para otros una ganancia no más legítima, pero más descansada que la que obtienen el Vivillo y sus compañeros por los campos de Andalucía. UN MADRILEÑO momentos antes de la elección a un distinguido bock -Bien- -me respondió jovialmente. -1 OS CANDIDATOS Y En este her- Pero con muchas modificaciones. De dos LAS APUESTAS moso país de mil, más de las tres cuartas partes son democracia y risas, en que todo termina por Fallieres y Doumer, y éstas imporcon una copla alegre, una tarjeta postal tan más de dos millones de francos. Un caricaturesca, un envenenador ajenjo y solo jugador apuesta medio millón por una apuesta, la semana ha sido terrible. Mr. Doumer. ¡Ah, este es un hom ¡Fallieres, dos contra uno! ¡Doumer, tres bre que tiene los ríñones sólidos! contra uno! ¡Loubet, dos contra uno! Si va al Elíseo, nos arruina; pero, en cambio, si es un outsidet, no hemos p e r d i d o el tiempo... Y con estas palabras me despedí del bock, pensando que aquí todo ciudadano es candidato á algo: los artistas melenudos de Montmartre, á la gloria; los respetables epiciers, á la fortuna; los viejos, al amor; á las palmas académicas el resto de la humanidad, yála presidenia de la República ualquier diputado rural. ¿Y por qué no? Después de todo, la primera magistratura es un puesto tan honorable como cualquier otro. El presidente tiene un sueldo modesto: cien mil francos mensuales, casa y gastos extrordinarios. Además, las condiciones que exige el cargo no son muy rigurosas. Generalmente 1 o s mejores destinos del Estado son los que se pueden obtener más fácilmente. Nada de exámenes, de oposiciones ni de concursos... Y la Constitución no exige que el presidente tenga una letra excelente ó sea un contable diestro. Tampoco impone una estatuMR. CLEMENTE ARMANDO FALLIERES ra determinada ni NUEVO PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA FRANCESA un físico irrepro ¡Deschanel, diez contra uno! ¡Rouvier, chable La única dificultad que existe veinte contra uno! ¡Peitral, ciento contra para obtener el alto cargo, está en enuno! ¡Bourgeois, siete contra uno! he- contrar los sufragios de algunos centenamos estado oyendo gritar durante días y res de amigos; lo demás depende del indías en calles y boulevares, en cafés y ta- dividuo mismo. Por eso no se sabe de bernas, en teatros y conciertos y en el ningún presidente que al entrar por priTemplo de la Fortuna: misteriosos carte- mera vez en ei Elíseo haya exclamado: les pegados sobre las robustas columnas- ¡Me admira encontrarme aquí! Pero griegas de su pórtico nos daban cuenta sabré cumplir con mi deber, porque no diaria del alza y baja de los candidatos al creo que sea más difícil gobernar á FranElíseo. cia que gobernar á mi familia. F MORA- ¿Cómo van esas apuestas? -pregunté DE LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL