Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC J U E V E S i8 D E E N E R O D E 1906. PAG. 6. EDICIÓN i. LA FIESTA DE SAN ANTÓN. BENDICIÓN DE LA CEBADA EN LA CAPILLA DEL SANTO DURANTE LA FIESTA Db AYER LA FIESTA DE SAN ANTÓN E n t r e las costumbres madrileñas que por fortuna se han do modificando y que la cultura y el buen gusto hatán desaparecer por completo, figura la de las vueltas de San Anión poi la calle de Hortaleza el día en que se celebra la fiesta del bienaventurado abad que tuvo por compañero al antiestético y sabroso animalito del que tanto provecho saca el hombre. Asusta pensar lo que sería esa estrecha y tortuosa calle de Horraleza cu ndo los frailes de San Antón gozaban del privilegio de dejar correr por ella en completa libertad a los animalitos que cebaban para el consumo público desde el día de Todos Santos al de San José. Todavía los que no somos muy viejos hemos visto en la Red de San Luis la porqueriza donde se exhibía y se rifaba uno de los mas orondos ejemplares de la raza. Las tradicionales vueltas tenían algo de salvajes. Acudían a ellas los arrieros y trajineros que se hospedaban en las posadas de las calles de Toledo y déla Cava, llevando sus recuas abigarradamente engalanadas y haciendo alarde de apurar botas bien repletas de vino. Sobte pobres rucios montaban amamanadiados jinetes con aspecto de Silvio sobre el tonel, y no era nada edificante el espectáculo, por más que algunas veces le daban nota simpática las gallardías de algunos jinetes montados sobre nobles potros elegante y vistosamente enjaezados á la andaluza. Trascuelo, el gran matador de torob, LA FibSTA DE SAN ANTÓN Fot Muñoz Baena CABALLISTA DE LOS QUE AYER PASEABAN LA CALLE DE HORTALEZA