Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 3 ó JJÜ ENERO DE 1906. PAG. 10. EDICIÓN 3. a regreso á Sevilla. bernación refiriéndose al proyecto que acababa Sevilla, 5, 12 m. El ministro se detuvo de ser leído en el Senado. en Utrera una hora, y desde el balcón de! La pregunta no dio el juego que se espeAyuntamiento dirigió la palabra al pueblo, raba. anunciando que mañana tendrían trabajo los X que lo desearan. Fue aclamado. os presupuestos municipajes. El gobernador celebrará hoy una nueva En Utrera se continuará las obras de recomposición de las carreteras á Villamartín y a Los conferencia con el alcalde y con el presidente de la Diputación para resolver ¡as diferencias Palacios y el camino vecinal á Arahal. Después de visitar la casa del marqués de de ambas Corporaciones, relativas á la cifra San Marcial, regresó el Sr. Gasset á Sevilla consignada en el presupuesto municipal para contingente provincial. a la siete de la tarde. Si, como se espera, llegan a un acuerdo, X el Sr. Ruiz Jiménez remitirá mañana al minis I a reunión magna. Sevilla, Í 5, 12 m. Hace un momento ha terio de la Gobernación dicho presupuesto terminado la reunión celebrada en el Gobierno para su aprobación. X civil y á la cual han asistido labradores, alcalranceles. des de los pueblos, senadores, diputados y nucho público. La Comisión del Congreso que entiende Todos coincidieron en pedir al ministro que en la reforma de las tarifas arancelarias, se rese empiece inmediatamente las obras de los ca- unió ayer para jjar dictamen. minos vecinales proyectados. Todos, también, p l proceso del Sr. Güell. hablaron de obras hidráulicas. Hablando esta mañana el ministro de la El Sr. Gasset, manifestó que se hacía cargo Gobernación del procesamiento del Sr. Güell, J de todas las peticiones y dijo que su política era manifestó que éste ha sido motivado por la puile obras y no de palabras. blicación de un comunicado en el que atacaba Prometió atender á la construcción de ca- al Sr. Ferrer y Vidal en la independencia que minos vecinales, desarrollando el clan hasta el cargo de representante en Cortes le conceda donde alcáncenlos recursos. Y como esto no puede tolerarse, porque la Asimismo ofreció que se realizará en seguida ley lo castiga, fue procesado, como lo fue por ¿i estudio de riego del valle del Guadalquivir. la agresión al Sr. Soriano el hijo del marqués de Cayo del Rey. Al decretarse luego su libertad, bajo fianza de diez mil pesetas, negóse á consignar esta cantidad, como ya han publicado algunos periódicos, y entonces el goberna espués de la lectura. El Sr. Moret, en medio del más pro- dor consultó con el Gobierno lo que había de longado silencio y de la mayor expectación, hacer. Y el Gobierno, que no tiene por qué estapronunció e! discurso- preámbulo del proyecto blecer diferencias de clase, contestó que se si, y dio lectura á éste. Ni de una ni de otra cosa tiernos de recoger guiera con el Sr. Güell el procedimiento que aquí nada, toda vez que en otro lugar los pu- la ley marca para tales casos, reduciéndole á prisión sí no ha consignado la fianza metálica. blicamos. Y lo demás ya lo saben ustedes. La impresión general entre los que asistieron a! Senado fue de reserva á Jas preguntas X de los periodistas, los distintos personajes poo hay firma. líticos, cuya opinión quería conocerse, maníPor hallarse ausente el Rey no han des festaban que lo prudente es esperar á que los pachado los Ministros de Hacienda y Gober acontecimientos vayan obteniendo el desarrollo nación, á quienes correspondía hoy firmar con ¿natural. su S. M Realmente, nadie se atreve á profetizar el resultado de la cuestión que aún se debate. El jefe de! Gobierno, M r Bannermann, na salido para Glasgow, y ha declarado que no re cuerda haber visto triunfo electoral semejante al que ahora obtiene su partido, pues ningún candidato liberal corre riesgo de ser derrotado L FINAL DE LA SESIÓN DEL DÍA j í DE ENERO A N EN MARRUECOS POR TELÉGRAFO í? ei! n í n de ministros. 1 Terminada la sesión del Senado, los ministros se reunieron en su despacho de la Alta (Cámara para cambiar impresiones acerca del debate que se anuncia. X I a Comisión. Hoy se verificará en el Senado- el sorteo de secciones, y mañana se reunirán éstas para Vegir la Comisión que ha de dictaminar acerca de! proyecto ayer leído. Mientras no se conozca el resultado del sorteo de secciones, no se ultimará definirivajnente la candidatura para dicha comisión. Para ella suenan los nombres de los generales Linares, Azcárraga y Primo de Rivera y de los Sres. Labra y Martínez del Campo. No puede, sin embargo, asegurarse, ni mucho menos que esta candidatura tenga fundamento, más bien parece lo contrario, toda vez que el criterio de la minoría conservadora es que ninguno de los individuos, sea militar ó paisano, forme parte de dicha comisión. X C n el Congreso. La Cámara popular estuvo casi desierta- -durante toda la tarde, pues gran parte de los diputados sz habían trasladado a! Senado. El Sr. Silvela (D. Eugenio) formuló su anunciada pregunta acerca del criterio que tiene el Gobierno sobre la jurisdicción á que deben ser sometidos ¡os delitos contra a Patria y el fiis- c. to, v contestó el ministro de la Go- a campaña del Pretendiente. Sidt- beí- Abbés, ¡6, 7 m. Ei Pretendiente sigue acampado en Selonan y realiza todo género de preparativos para tomar pronto la ofensiva vigorosamente. Estas fuerzas se componen íe 6.000 hombres, la mitad de los cuales son jinetes bien armados, disciplinados y aguerridos. No carecen de dinero ni de municiones. La intención de Pretendiente es tomar a Saiidia, que está débilmente defendida; arrasar parte de la tribu de Benihassen, que permanece fiel al Sultán, y marchar sobre Oujda, cuyo Pacha continúa implorando del Sultán el envío de refuerzos. L Las elecciones en Inglaterra POR TELÉGRAFO T riunfo decisivo de ¡os liberales. Londres, 16, 8 m. Hasta la fecha se conoce e! resultado de las elecciones en ¡20 distritos, envíos cuales han triunfado J 8 nacionalistas, 24 unionistas, 65 liberales y 13 miembros del partido del trabajo. Los liberales ganan cuarenta puestos. Los periódicos unionistas reconocen unánimemente la gravedad de la situación. En Deeds ha sido derrotado un hermano del exrainistro Baífour por el liberal Hugh Ceci! Un hermano de Salssburyha sido igualmente derrotado en Greenwich. (Continúa el Sr. MORET su discurso. Era preciso dar rapidez á los procedimientos. Ya lo va á hacer el Gobierno. Se va á dar mayores atribuciones de amplitud á la magistratura de Ba celona. Había quien opinaba que se entregara á los Tribunales militares el conocimiento de los delitos contra el Ejército y contra la Patria, como otros pensaban que sz debía castigar á los magistrados que demostrasen negligencia en la sustanciacíói de estas causas. E 1 partido libe. aj, mis amigos, yo, añade eí se ñor Moret, no tenemos antipatía alguna contra el artículo 7.0 del Código de justicia militar, pues ese artículo lo ha redactado un Gobierno liberal. Quiero que conste esta manifestación expontánea. Cita el caso de que un periódico dirija injurias un día y otro día contra el Ejército y contra la Patria, y un día y otro día se persigue y se encausa al autor. La ley no da otro medio de evitar la repetición de estas injarias. Y las injurias se siguen produciendo. A evitar esta repetición impune tiende el proyecto de hoy del Gobierno. En ese proyecto se compenetran las dos ideas de Patria y Ejército, y se hace un procedimiento rápido para el castigo de los delitos que se cometan contra esas dos ideas. A la tercera acusación que dé lugar á procesamiento, el tribunal suspenderá por sesenta días cualquiera publicación. En todos esos delitos, los fiscales militares podrán intervenir y mostrarse parte en las causas que se refieran al Ejército y á la Marina y velar por la observación del procedimiento. Esta es la demostración de eme las dos iurisdicciones marchan unidas Hace observar la diferencia de apreciaciones surgida con el ministro de la Guerra en un sólo punto, sostenido por éste con perseverancia. Esto, dice, parecía entrañar una crisis, pero yo he tenido la fortuna de que todos, incluso el ministro de la Guerra, juzgaran que al Gobierno le estaba vedado hacer una crisis extraüarlamentaria. E 1 punto de disentimiento era uno que llegaba á poner fre í á frente las dos jurisdicciones. La cuestión que se planteaba, hay que decirlo con toda franqueza, era hacer intervenir a! Eiército en la política. 5 Con 3 a crisis midiera faltado laautoridadparlamentaria; de esta tesis se desprende que todo el Gobierno presentadla ley para que la Cámara resuelva como es su deber y su derecho. No la podía presentar con la división de opiniones. En este momento supremo, dice, no quiero traer á la memoria ninguna clase de sueños, ninguna clase de pesadillas que hayan podido asaltarnos durante la elaboración de este proyecto. Hace alusión á la oosíbilidad de temerosas conflagraciones. Luego dice que espera que el debate se d senvuelva con todas las condiciones de calma y de rectitud, y añade que el Gobierno ha llevado su proyecto á la Alta Cámara, donde tienen su representación la Magistratura, el Ejército, la Iglesia y las altas entidades de la nación. Termina diciendo que procurará que se pueda decir que ha cumplido con su deber. (Grandes aplausos. El Sr. LÓPEZ DOMÍNGUEZ anuncia que el presidente del Consejo va á leer el proyecto de ley á que ha hecho referencia, y suplica un poco de paciencia en tanto que se pone el uniforme. El Sr. MORET reaparece á los pocos momentos de uniforme, sube á Ja tribuna y lee el proyecto de ley de represión de los delitos contra la Patria y el Ejército. Terminada la lectura, el PRESIDENTE anuncia que el expresado proyecto pasará á las secciones para el nombramiento de comisiones. Propone, y así se acuerda, que las secciones se reúnan el miércoles próximo. (En el salci se forman animados corrillos hablando de! asunto, y el presidente ruega a los senadores que guarden silencio v ocupen sus escaños