Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC D O M I N G O 14 DEGENERO DE 1006. PAG. 7. EDICIÓN i. a la calle, después de haber tenido un hijo, se viste con sus mejores prendas, luciendo la mantilla de blondas y el pañolón de Manila. Igual devoción que la mujer del pueblo, profesa á la bendita imagen la dama de alta alcurnia, si es madrileña neta. La reina Isabel 11 no viajaba nunca sin llevar un cuadro de la Virgen de la Paloma que tenía en su oratorio. Su augusta nieta ha cumplido una tradición piadosa de familia al ir á prosternarse el día de su boda ante la imagen que todas las madrileñas con igual fervor veneran. UN MADRILEÑO que hoy se dispone, originaba verdaderas epidemias que, por la fuerza de las circunstancias, eran combatidas violenta y hasta brutalmeme El leproso era abandonado a su desdicha y nadie le ofrecía ni agua para apagar su sed. A consecuencia de esto SÍ. creó la benemérita orden de los Lazaristas, caritativa y amorosa, por sugestión del pasa e de la Biblia que se refiere a Lázaro y al milagro que con el hizo Jesucristo. Una de las secciones del próximo Congreso, la VIH, estudiara la lepra en Portugal. En este importantísimo asunto e ocupara el ilustre medico portugués Dr. 2 epherino Folcao. TA 1 STURBJOS EN La noticias reobíU FUNCHAL bidas de Madera (islas adyacentes de Portugal) dan cuenta de lemnidad, y acompañada de sus damas, á la humilde calle para hacer ofrenda á la imagen que se veneraba en el portal de Isabel Tintero, del mejor traje que tenía el Infante. La iglesia fue construida el año 1 j 5 por D. Francisco Sánchez, discípulo de Rodríguez, y desde entonces acá ha ido creciendo la devoción de los madrileños, y especialmente de las madrileñas, por la Virgen de la Paloma. A raíz de la Revolución de Septiembre hicieron gran campaña en Madrid los protestantes, y por sus generosas dádivas y por el cariño con que trataban á los pequeñuelos, adquirieron algunas pro- HAMBURGO. REGRESO Á ALEMANIA DEL GENERA 1 DE TR 0 PH 4 (x) JFFfc DE LAS TROPAS ALEMANAS QUE HAN COMBATIDO EN ÁFRICA CONTRA LOS HEREROS sélitas en los barrios bajos, pero no consiguieron que las nuevas adeptas dejasen de encender luces y continuar su culto á fia Virgen de la Paloma. -Será verdad todo eso que ustedes afirman, les decían á los pastores; pero en lo tocante á la Virgen, esa está antes que todo, y yo continuaré rezándola como me enseñó mi madre, que esté en gloria. Y así ha sido y así continúa siendo. Lavandera que pierde una prenda en el do, á la primera que se encomienda para encontrarla es á la Virgen de la Paloma. Cigarrera que sufre una aflicción, á la Virgen pide su consuelo y su remedio, v para ir á su iglesia cuando sale CRÓNICA PORTUGUESA Lisboa, 11 Enero. CONGRESO DE MEDICINA E n los días 19 al 26 de Abril próximo se celebrará en esta capital el XV Congreso internacional de Medicina, que tendrá grandísima importancia desde el punto de vista científico. Se han adherido ya mas de tres mil médicos extianjeros, entre los cuales figuran notabilidades umversalmente conocidas. Entre las terribles dolencias destructoras del organismo humano, es una de las más espantosas la lepra, por los estragos que produce y por sus efectos crueles y repulsivos. La lepra era muy vulgar en la Edad Media, y entonces, poi no existir los medios profilácticos de una agitación popular que allí se lia producido contra las medidas sanitarias adoptadas por las autoridades para el saneamiento de la ciudad de Funchal. La situación anormal de aquel Archipiélago se originó con la aparición de la peste bubónica primeramente, y se convirtió en un movimiento popular de protesta, porque las masas, desprovistas de inteligencia, no comprenden el alcance de los medios violentos necesarios para impedir la propagación de la epidemia. Al producirse el primer ca o de peste, los periódicos de Funchal se limitaron a dar la noticia con todas reservas, calificándolo de fiebre infecciosa como en los informes oficiales, con la censurable intención de ocultar la gravedad al peligro, pero la epidemia se propagó y no h b medio de ocultar la verdad. u