Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO ¡3 DE ENERO DE i 9 c 6 PAG. i3. EDICIÓN i. homenaje preparado por S. M el Rey en honor de sus hermanos doña María Teresa y D. Fernando. Formáronse en doble línea en las galerías del regio alcázar el Real cuerpo de Alabarderos y la Escolta Real. S. M el Rey revistó ambos Cuerpos, y después ¡os revistaron la infanta María Teresa y el infante D. Fernando, pasando ante ellos cogidos del brazo. A continuación los augustos esposos y las restantes personas de la Real familia se situaron con su séquito ante la puerta de las habitaciones de aquéllos, y entonces, al compás de un precioso pasodoble, desfilaron ambos Cuerpos, dando vista á las Reales personas. S. M el Rey, que iba con espada desnuda mandándolos, fue aclamado con entusiasmo por el público que había en las galerías, y también los nuevos esposos fueron vitoreados. El acto resultó vistosísimo. Al mismo tiempo la guardia exterior de Paíacio había formado en el patio central. X UERA DE PA- Desde las p r i m e r a s LACJO horas de la mañana un inmenso gentío, en el que se veían confundidas todas las clases sociales, ocupaba losjardinülos déla plaza de Oriente y los alrededores de Palacio. Los guardias municipales de caballería mantenían á duras penas el cordón de gente que enfrente de la puerla del Príncipe esperaba con impaciencia la llegada de los invitados y ver asomarse al balcón principal á la gentil Infanta y á su esposo. Entretanto, infinidad de carruajes difícilmente se abrían paso entre la apiñada multitud que contemplaba los lujosos trajes de nuestras aristocráticas damas y ¡os brillantes uniformes de los caballeros. Próximamente á las doce de la mañana, en el balcón de Palacio situado encima de la puerta del Príncipe, se ióá un empleado de la Casa Real que colocaba una colgadura, indicando esto que la nupcial ceremonia se había acabado, y que los nuevos esposos se preparaban á salir al balcón para saludar al pueblo. Un movimiento de curiosidad se hizo notar entre el público, que procuraba por todos los medios posibles buscar el mejor punto de vista. A las doce y veinte aparecen en el dintel del balcón, avanzando lentamente cogidos del brazo, hasta acercarse á la balaustrada del mismo, S. A. la infanta María Teresa y su esposo el infante D. Fernando. Vestía ¡a augusta desposada el traje de boda y el infante D. Fernando de uniforme de gran gala de Húsares de Pavía. Detrás de la gentil pareja aparecieron Su Majestad la Reina y S. M el Rey. El público prorrumpió en grandes y continuados ¡vivasl, siendo indescriptible la ovación de que hicieron objeto á ¡os novios, al Rey y á la Reina. SS. AA. contestaban á los ¡vivasl y aclamaciones con repetidos saludos, retirándose á los pocos momentos del balcón. Nuevos ¡vivas! y aplausos ensordecedores despidieron á la Real familia. Tan cariñosa manifestación fue presenciada desde los demás balcones de Palacio por las grandes damas, el Gobierno, los purpurados y, en suma, por todos los invitados al acto. X A FAMILIA REAL RE- Terminado el TRATÁNDOSE desfile y cuando ya casi todo el público había abandonado las galerías, hubo en ellas una escena interesantísima. Las Reales personas salieron, yendo en primer término los nuevos esposos y llevando en el centro, de la mano, á los Infantitos nietos de la Reina. Figueras, pasó rápida revista y fue después También nuestro colaborador fotógrafo sedado á conocer por el capi tan genera del Cuerñor Muñoz Baena hizo fotografías, algunas de po de Ejército, visitando luego todas las delas cuales publicamos, de las Reales personas. pendencias del cuartel y asistiendo al rancho X extraordinario servido á la tropa. OR LAS CALLES. Por la tarde á priS. A. 1. hizo grandes elogios de la severa mera hora salieron de Palacio en un landisciplina, brillante estado y bellas condiciones do descubierto SS. AA. RR. la infanta Maque resplandecen en el sexto de Cazadores, y ría Teresa y el infante D. Fernando, dirigiénasí lo hizo presente en la sala de banderas, esdose á la iglesia de la Virgen de la Paloma. trechando efusivamente las manos del digno Vestía la Infanta precioso traje gris de paseo teniente coronel Serrano Altamira y del coroy un elegante sombrero blanco. nel Santa Coloma, prestigioso jefe á cuyo man El infante D. Fernando lucía el vistoso unido se debe el buen nombre del batallón. forme de capitán de Húsares de Pavía. El coche que ocupaban los egregios esposos Al acto concurrieron los generales Villar y iba precedido por cuatro batidores de la GuarVillate, conde del Serrallo, Losas, Ramos y dia municipal montada, de gran i,i. algunos grandes de España. Durante el tránsito de las au i n personas Ayer, en el mismo cuartel de la Montaña, desde Palacio á la Virgen de n Paloma, mulel Archiduque obsequió con un espléndido titud de personas rodeaban el coche de los Inlunch á sus Cazadores, y antes, en el patio del fantes, vitoreándoles sin cesar y arrojando incuartel, todos los jefes y oficiales, en la posifinidad de flores. ción del primer tiempo del saludo, escucharon religiosamente el Himno nacional austríaco, enAl llegar los Infantes á la popular iglesia, tonado por la banda del Cuerpo y bajo la di la afluencia de personas que sin cesar vitoreaba rección del maestro Power. á SS. AA. era enorme. Después de orar breves momentos ante el La tropa tuvo otro rancho extraordinario y altar de la Virgen de la Paloma, abandonaron otro lunch los sargentos. los Infantes la iglesia, repitiéndose las ovacioLa animación y el entusiasmo fueron gran nes á cada instante. des, y los ¡vivas! á España, al Rey y al Ejército se escucharon mezclados con los ¡vivas! á El coche que conducía á los Infantes regrela Reina, á Austria y al archiduque Federico. só á Palacio por las calles de Toledo, Mayor, Carrera de San Jerónimo, Cuatro Calles, Alcalá, Puerta del Sol y Arena! Durante todo el trayecto que- siguíeron Sus Altezas, la multitud no dejó un instante de ro 1 a cuestión militar. dear el coche que los conducía, ovacionando No recogeremos las distintas versiones constantemente á la gentil pareja. que, relacionadas con la cuestión militar, circuX laron ayer. Realmente no había fundamento TVETALLES VARIOS. Poco después de la ceremonia cumplimentaron á la fami- para ninguna de ellas, ó lo había para todas. Lo único que se consigue con tales informes lia Real un hijo del coronel de Alabarderos, es embrollar más un asunto que desde el prinSr. Calonge, que contrajo ayer matrimonio y cipio aparece rodeado de sombras. que ha tenido por padrinos á los infantes dona Sólo diremos, por lo tanto, que anoche al María Teresa y D. Fernando. hablar con el ministro de la Gobernación, creíEl grupo que formaban ambos matrimonios, mos que de sus palabras se desprende que el rebosando alegría y felicidad, era contemplado Gobierno tiene preparada una fórmula, en virpor todos con gran interés. Terminada esta entrevista, las Reales perso- tud de la cual los delitos contra la Patria y el Ejército se castigan severamente, pero sin llenas se retiraron para comer. varlos á conocimiento de los tribunales de En la ceremonia llevaban la cola del manto: Guerra. á S. M la Reina, el Sr. Cobo Guzmán; á la Repetimos que esto fue lo que creímos adinfanta María Teresa, el Sr. Aiguavives; á la vertir en las palabras de! conde de Romanones, infanta doña Isabel, el Sr. Monleón; á la inpero bueno es hacer la aclaración de que no fanta doña Eulalia, el barón de Eróles; á la es posible afirmar que ésta sea! a solución. infanta doña Paz, el Sr. Ortega Morejón, y á la princesa Luisa, el Sr. Creus, todos mayorY añadía el conde de Romanones: domos de semana. En toda mi vida política no he visto cuestión más embrollada que esta. Ha llegado ufi Las arras han sido i 3 moneda ae oro, que momento en que, más que un asunto político, han quedado en la capilla como donativo para parecía una charada. los servidores de ella. Y no le faltaba razón al ministro. Las flores de azahar que llevaba la infanta El Consejo en que se ha de tratar de la María Teresa y las que adornaban el templo cuestión se celebrará esta tarde, á las cinco, a han sido traídas de los jardines del Alcázar de la Presidencia. Sevilla. No hay que decir el interés con que se esE L ARCHIDUQUE FEDERICO pera, toda vez que en esta reunión pueden Y LOS CAZADORES DE Fl- adoptarse acuerdos de verdadera trascendendencia nacional, constituyendo el día de hoy GUERAS una fecha histórica para nuestra vida pública. Como es sabido, S. M ha querido premiar X de alguna manera ostensible las- virtudes milip i Sr. Maura. tares del sexto de Cazadores, y, á ese efecto, de El jefe del partido conservador salió Real decreto ha nombrado coronel honorario ayer de Madrid, con objeto de pasar dos días del batallón á su tío el archiduque Federico. cazando. El 11 del corriente, á las cuatro de la Regresará el lunes. tarde, en el amplio patío del cuartel de la X Montaña fue recibido S. A. I. por el batallón A o v e t e n Palacio. formado, al mando del teniente coronel señor TM A última hora de la tarde de ayer estuSerrano Altamira, que dos horas antes había vo en Palacio el jefe del Gobierno, permanesido dado á reconocer por el coronel de la ciendo en las Reales habitaciones durante memedia brigada de Cazadores, Sr. Lastra, dia hora. como jefe efectivo, El Sr. Moret puso á la firma del Rey los El archiduque Federico, vestido de teniendecretos nombrando subdelegado plenipotente coronel de Cazadores y ostentando en el ciario en la Conferencia sobre Marruecos al cuello de su guerrera las cornetillas de oro duque de Almodóvar del Río, y adjunto al que por la mañana le regalara la oficialidad de Sr. Pérez Caballero. P F ECOS POLÍTICOS L