Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO i3 DE ENERO DE i 9 o6. PAG. 4. HDIOON alguna alarma por la magnitud de su resplandor. Puede que sólo fuese una nueva aurora boreal. AEMECE de sus 32 millones. No podremos oponer nada á estas cifras, porque la única estadística conocida en Europa afirma que no llega á un millón el valor de lo que importamos en el Imperio marroquí. de Anerback, en Leipzig, donde Fausto y Mefistófeles presencian báquicas orgías. Brande canta la canción del Ratón coreada por los borrachos, terminando con un cómico 1 equiescat in pace y con un Jlmén en canon que, por cierto, es uno de los números más admirables de la obra. Cansado de aquellos groseros placeres, Fausto quiere la juventud. El diablo se la ofrece y desaparecen bajo tierra. Acto tercero. Fausto, ya joven, reposa en un jardín. Su sueño es de amor. Sílfides y gnomos le ofrecen cuadros seductores. El doctor contempla la visión de Margarita y se enamora de ella. Acto cuarto. Fausto, ayudado por Mefistófeles enamora á Margarita en su casa. El vecindario sorprende á los enamorados y provoca el escándalo. Acto quinto. Atargarita, en su cámara, llora la ausencia de Fausto. Cuadro segundo. Fausto, recostado en una peña de un monte abrupto, siente nuevo hastío. Mefistófeles, temiendo que aquella alma, á la que ningún placer cautiva, se le escape, anuncia á Fausto que Margarita está condenada por parricidio. El doctor pide al diablo que la salve. Exige éste como precio el que pueda al día siguiente disponer del alma de Fausto. Acepta éste, pero ya es tarde, á raenos que declare que ha encontrado el momento de felicidad y que desea que el tiempo se detenga. La afirmación de Fausto es su perdición. Mefistófeles y él montan en ¡os caballos Voríeo y Giaur, que parten al galope. Cuadro tercero. La tierra está bajo la furia del huracán. Los campesinos huyen, lín rayo destruye la cruz. Fausto y Mefistófeles llegan en desenfrenada carrera de sus caballos. Triunfa el infierno. Ei diablo y el doctor ss hunden en una sima. Epílogo. El primer cuaaro descubre los tremendos martirios de los condenados. El segundo es la ascensión del alma de Margarita al cielo, mientras un coro de ángeleo entona un himno en honor de Margarita, que ha amado mucho Tal es, á grandes rasgos trazado, el asunto de La damnación de Fausto. El reparto es e! siguiente: Margarita, señor i t a D Arneiro; Fausto, Bassi; Mefislcfeíe Blanchard; Brander; Mansueto. ANTE LA CONFERENCIA NOTAS MÉDICAS I a Sociedad Española de Higiene celebró el martes su primera sesión en el presente I N T E R E S E S CO- Las naciones más inte- curso, tratándose en ella de la higienización de MERC 1 ALES resadas en el problema Madrid, para evitarla mortalidad actual, cuyas marroquí justificarán sus pretensiones por los cifras son verdaderamente excesivas. Los señores conde de Pinofiel, Navarro, intereses comerciales que tienen en el Maghzen; se apoyarán más que en razones políticas Larra, Ovilo y Tolosa Latour, examinaron los distintos aspectos del problema y se acordó que en argumentos puramente económicos. ¿Qué cifras servirán de base á esos argu- las secciones de la Sociedad se reú. ian y efecmentos? Existe una estadística del comercio ex- túen trabajos parciales, con el fin de proponer terior de Marruecos en 1904, publicada y co- conclusiones prácticas á la Sociedad, á fin de mentada por la Prensa extranjera; según ella, que se eleven las oportunas mociones á los Poocupamos el cuarto lugar: Inglaterra importa deres públicos. el 54 por 100 de las mercancías europeas que Pero quedó demostrado con hechos, citados entran en el Imperio y absorbe el 32 por loo en el curso del debate, que lo que importa es de sus exportaciones. Considerando en conjun- que las gentes se eduquen é instruyan en el to el movimiento comercial, á Inglaterra co- sentido de conocer y estimar la vida humana, rresponde el 45 por 100 de ese movimiento, pues por desgracia son muchos los que, por el 22 por 100 á Francia, el i3 á Alemania y desidia imperdonable, descuidan la higiene persolamente el 7 á España. sonal, rechazan las desinfecciones de las vivien ¿Son exactas esas cifras? No lo son, porque, das, no se preocupan de las condiciones de hapara formar la estadística, se ha prescindido de bitabilidad de las mismas, son refractarios á elementos muy importantes que harían variar todo género de sanos deportes, desdeñando la su resultado si se tuvieran en cuenta. Los cálcu- vida al aire libre, que constituye uno de los los se han establecido por las entradas y salidas elementos más poderosos de la salud, y por de los barcos extranjeros en los ocho puertos fin consienten, por imperdonables descuidos, del Imperio abiertos al comercio internacional, que los niños mueran prematuramente. es decir, en Tánger, Larache, Rabat, CasaUn publicó numeroso y escogido llena el blanca, Mazagán, Saffi, Mogador y Tetuán; salón donde celebra sus sesiones la Sociedad no se ha calculado ni lo que penetra en Ma- de Higiene y el tema del presente curso, que rruecos por la frontera argelina, ni lo que en- empezará á discutirse el martes próximo y que tra por nuestras posesiones africanas. En estas versa acerca de la Vida del obrero desde el deficiencias peligrosas de la estadística habrán punto de vista higiénico, promete dar motivo de fijarse los que tienen) a misión de defender para muy interesantes comunicaciones y debates. nuestros intereses en la Conferencia, Inauguróse la Academia Médico- Quirúrgica Por no habernos cuidado nunca de destruir con dos buenos discursos de los doctores Bacon sólidos argumentos la creencia, muy gene- rragán y González Campo, y los trabajos clíniralizada en el extranjero, de que nuestros in- cos de los socios son numerosos y muy importereses comerciales en Marruecos tienen escasa tantes. importancia, tendremos ahora que apoyarnos La Sociedad Ginecológica Española celebró principalmente en razones históricas y políti- la apertura de sus sesiones anoche, estando encas. Las primeras son razones morales sin va- cargado de la Memoria de secretario el doctor lor en la época presente; las segundas suelen Sarabia y del discurso doctrinal el Dr. Benítez ceder á las de orden económico. Alonso, el cual disertó acerca de la resistencia Quz fuera de España consideran que nues- del corazón del ni. io. Ambos demostraron sus tro comercio con Marruecos es insignificante dotes literarias y sus profundos conocimientos y que nuestra intervención en los asuntos inte- en la especialidad que cultivan. riores del Imperio sólo puede justificarse por UN ESTUDIANTE circunstancias políticas, lo demuestra un artículo del economista Edmond Théry, cuya A DAMNACIÓN DE FAUSTO competencia en cuestiones económicas recono EN EL REAL cen cuantos se dedican á esta clase de estudios. En ese artículo, publicado por el Economiste Para la inmensa mayoría de nuestros lecto Europeen, leemos lo siguiente: res es obra nueva La damnación de Fausto, que En cuanto á España, si sus intereses co- esta noche se pone en escena por primera vez merciales en Marruecos son de poca impor- en el Real. Creemos, pues, que nos agradecetancia, en cambio no sucede lo mismo con sus rán una ligera idea del asunto de la obra de intereses políticos, porque hay muchos espa- Berlioz. ñoles establecidos en los distintos puertos del Acto primero. Fausto, en actitud meditaImperio y porque España es hoy día la única bunda, se despide del Invierno y saluda á la nación del mundo que ocupa una parte del te- Primavera. Amanece y empieza á descubrirse rritorio marroquí: el puerto de Ceuta situado una hermosa campiña húngara. De una lejana en la entrada oriental del Estrecho de Gibral- fortaleza comienza á desfilar numerosa hueste tar, frente á la fortaleza inglesa, y el puerto guerrera, cuyas banderas bendice el clero. de Melilla, colocado no lejos de la frontera Fausto siente el amor patriótico, pero la vista argelina. del cráneo que tiene sobre su mesa le hace Urge demostrar que, además de esto, nues- maldecir el sentimiento que inspira la guerra. tro comercio con el Maghzen es activo y consActo segundo. Fausto, hastiado de la vida, tante. Urge demostrarlo, porque las demás na- vierte un veneno en una copa y cuando va á ciones se apoyarán en argumentos económicos: apurar su contenido llegan hasta él los cantos Francia alegará el empréstito de 62 y medio de la fiesta de Pascua. Se le aparece, como en millones emitido en París en Julio de 1904, sueños, la catedral donde se celebra el oficio que le ha dado el derecho de intervenir en to- de la Pascua. Al volver de su arrobamiento dos los puertos de Marruecos las operaciones se le presenta Mefistófeles que le ofrece la de las Aduanas, y sus 17 millones de importa- vida y el placer á cambio de su alma. Fausto ciones anuales; Alemania hablará de sus 8 mi- acepta el pacto. llones y medio de importaciones é Inglaterra El cuadro último de este acto es la taberna LAS BODAS DE AYER I o que puede el amor... y ¡o que pueden cien pesetas! Las bodas que se celebraron ayer rueron muy numerosas, llegando en algunos registros á 29 el número de inscripciones matrimoniales. En el distrito del Centro hubo 14 matrimonios; en el del Hospicio, J 2; en el de Chamberí, 15; en el de Buenavista, 14; en el del Congreso, 17; en el del Hospital, 29; en el de la Inclusa, 23; en el de la Latina, 22; en el de Palacio, 6, y en el de la Universidad, 19, Total, 171. En el caso de que todos acepten las 100 pesetas aludidas, ascenderá la catidad repartida por el Ayuntamiento á 17.100. UN NÚMERO NOTABLE Tuestro querido colega Blanco y TVegro que, como todos los años, ha introducido reformas en su confección en el presente, publicará hoy un número verdaderamente notable, digno del número almanaque, primero de 1906, que tuvo un éxito brillantísimo. En el de hoy se destaca por su buen gusto y por su belleza la artística portada que firma Cecilio Plá, y es buen anuncio de cómo ha de cumplir sus promesas en el año presente el popularísimo semanario.