Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEYES 11 DE ENERO DE 1906. PAG. 6. EDICIÓN 1. Ha habido una ligera pausa; al fin, el insigle político, ha bajado ligeramente la cabeza, ¡e ha puesto la mano extendida sobre el pecho j ha dicho lentamente: -Yo he abandonado el poder manteniendo íntegras mis ideas sobre el predominio civil; sí e! Sr. Moret tiene que abandonarlo también, no puedo predecir lo que sucederá. Respecto á quien haya de formar Gabinete- -ha añadido con solemnidad el insigne político- -eso el Rey proveerá. Y sumido en la sombra, con la mano blanca y fina puesta en el pecho y con su barba de plata, parecía el expresidente del Consejo un viejo caballero español retratado por el espiritual pincel del Greco. AZORIN S. M el Rey deseó, desde el primer momento, que el público pudiera presenciar el paso de las comitivas por las galerías, y en tal dea persevera; pero lo numeroso del elemento oficial que ha de asistir al acto, obliga á que se tomen algunas medidas para evitar la confusión y los incidentes desagradables que la aglomeración de la concurrencia podría p r o ducir. Atendiendo á estas razones, se ha decidido que la entrada á las galerías sea mediante invitaciones, y que el número de éstas tenga que ser muy reducido. Con objeto de que el público que no tenga acceso á las galerías pueda ver á las Reales personas, en cuanto la ceremonia de la boda termine, la familia Real se asomará al balcón principal del regio alcázar aue da á la plaza de la Armería. X 1 os dichos. Esta noche á las nueve se celebrará en! a Real Cámara la toma de dichos de los infantes doña María Teresa y D Fernando. Los testigos son los mismos de las capitulaciones matrimoniales. A las once de la manada del J 2 se celebrarán los desposorios y velaciones de los infantes doña María Teresa y D Fernando. fadista- -que mz perdone usted, ante todo, sí esto es una molestia... Estábamos en un rincón de la ancha sala, sentados en un extremo del diván; nosotros veíamos, espumada por la falta de luz, como en un viejo cuadro amortiguado por la patina, la barba blanca, de plata, del ilustre político. Un breve momento ha permanecido el expresídenie de! Consejo en silencio ante nuestra interrogación; después ha dicho: -Esto no es molestia ninguna; yo puedo contestar á usted con toda claridad. Y para hacerlo, no necesito recurrir á palabras, á frases. Yo he gobernado; yo he pasado por varios ministerios; yo he hecho labor parlamentaria; yo he dedicado mis energías á trabajos jurídicos. Y bien; ahí están mis actos; ahí está! o que yo he hecho desde los ministerios. ¿Me pregunta usted por la cuestión militar que apasiona estos días los ánimos? Hemos inclinado ligeramente la cabeza en señal de asentimiento. ¿Me pregunta usted qué opino sobre este problema, cuáles son mis ideas y mis soluciones? Yo he de contestar á ello breve y sencillamente: yo soy el autor de la ley de Organización de los tribunales, de 1870; además á mí se debe el proyecto de Reorganización publicado en la Gaceta por el Sr. Sánchez de Toca. Y esto pudiera excusar toda opinión y toda manifestación por mi parte. ¿Cómo podría suponerse que yo soy partidario de jurisdicciones y leyes especiales? ¿Es que acaso haeen falta estas jurisdicciones? ¿Es que por ese camino no se podría pedir también la resurrección de las jurisdicciones especiales de Correos y de las Universidades? Se dice que la Prensa puede cometer desmanes y excederse en sus juicios sobre la Patria y sobre el Ejército. Ha ocurrido, es cierto, el caso de Barcelona; pero, en Madrid, en el resto de España, ¿cuándo, con qué motivo, en qué ocasión, la Prensa ha tenido agresividades y destemplanzas para el Ejército? En Barcelona se ha dado an espectáculo deplorable; yo condeno enérgicamente la lenidad de aquellos tribunales en castigar lo que debió inexorablemente ser castigado; pero yo, hombre de gobierno, no puedo aprobar- -aunque encuentre al hecho atenuantes- -la forma en que los desmanes de eierta Prensa fueron corregidos... EL GENERAL POZZI k yer falleció en esta corte el bizarro é ilus trado general D Juan Pozzi. Era el finado un militar de esos que hacía de su carrera una religión. Sus primeros grados los ganó peleando en África á las órdenes del genera! O Donell y continuó ganando otros en la guerra civil, batiéndose siempre como un bravo. Su hoja de servicios es un honroso historial, en la que aparecen bien ganadas, entre otras cruces, la gloriosa de San Fernando. Al frente de la comandancia de Carabineros de Barcelona prestó también grandes servicios á la Patria. Reciban su familia, especialmente su viuda, doña Concepción Ortiz y su hijo el joven abogado D Juan Pozzi, el testimonio sincero de nuestro sentimiento. EL PROBLEMA MARROQUÍ I N D I F E R E N C I A No es posible neD E ESPAÑA garla: el crimen pasional, la reforma del Código, el drama patibulario despiertan mayor interés en la multitud. Los artículos periodísticos, la escasa CULTOS. Santos de hoy: Santos Higínio, acción de los hombres públicos, caen en el vaPapa; Salvio, Pedro, Severo, Lencio, Alejandro, cío; parece España un país cuya vitalidad se otro Salvio, obispos y mártires; Teodosio y Anas- ha extinguido. tasio, monjes; Palemón, abad, y Lencio, obispos La misma pérdida de las colonias no nos y confesores, y santa Honorata, virgen. afectó tanto como este asunto de Marruecos; La Misa y Oficio divino son de la Infraoctava fue aquél un incendio distante que arrasó de la Epifanía. Se gana el Jubileo de las Cuarenta Horas en el ricas posesiones sin las cuáles al fin y a! cabo podemos vivir. Es éste un fuego que tenemos Asilo de Jesús San Martirr (calle de Lucharía) Visita de la Corte de María: Nuestra Señora del muy inmediato, que amenaza nuestra propia Milagro, en las Descalzas Reales; de Belén, en casa, que hace peligrar nuestra independencia San Juan de Dios; de la Fuencisla, en Santiago; después de una agonía de crueles dolores. de Lourdes, en San Martín, ó del Amparo, en Ya en tiempos de Roma se decía que cuanAl llegar aquí el insigne expresidente del San José. do dos pueblos diferentes ocupasen las dos TIEMPO. Probable: Nublado. Consejo ha hecho una breve pausa; hablaba el La temperatura en Madrid en las últimas vein- orillas del Estrecho de Gibraltar, indefectiblefiustre político con una gran sinceridad; eran efusivas y limpias de toda retórica sus pala- ticuatro horas, ha sido: Máxima, 11,8 grados. Mí- mente el más fuerte dominaría al más débil. nima, 7,9. Es un hecho histórico que no ha dejado de bras. Después ha continuado: ENTIERROS. El de D. Antonio Compañó y cumplirse. Reconquistada la Península, pasa- -Y no se vaya á suponer que yo no amo al Maestre, á las once de la mañana, desde la calle mos al África, y e! testamento de Isabel la CaEjército; esto sería absurdo. Yo amo al Ejér- del Arenal, 22, á la Sacramental de San Lorenzo. tólica se hubiera realizado sin las corrientes cito; yo lo considero como una institución conEl de doña Agripina Rosent Ramos, á las tres que ¡levaron á América y á Flandes nuestras substancial en la patria; yo creo que debemos de la tarde, desde la calle del General Castaños, fuerzas. núm. 7, á la Sacramental de San Justo. velar por ponerlo á cubierto de todo vejamen, X ESTRENOS. En la Princesa: Donde las dan, de toda injuria. Pero yo, autor de la ley de la 1 POR Q U E D E N Ú E S- Está funL Organización de los tribunales; yo, autor del T R A P O L Í T I C A dado en el Proyecto de reorganización; yo, demócrata hecho histórico que acabo de mencionar. A de toda mi vida; yo, que he abandonado el poEspaña no la podía convenir que una nación der por defender la supremacía é integridad poderosa ocupase el noroeste africano; á Esdel Poder civil (y se podrá discutir mi gestión TJreparativos en la capilla. paña, cuyos Gobiernos conocían el eterno esén la presidencia del Consejo, pero no mi re- Ya están colocadas las tribunas desde las tirada del Gobierno) yo no podría nunca alla- cuáles asistirán á la boda las representaciones y tado de agitación del Mogreb, la interesaba narme á hacer abdicación de lo que constituye clases que han de presenciar la ceremonia del el mantenimiento del síatu auo y no meterse en peligrosas aventuras, ni desautorizar á los mi historia política, mi pasado, mis ideales, y enlace. sultanes, único medio que hay para entenderse mis trabajos como jurista y como parlamenLas tribunas son diez, y ocupan toda el área con alguien en aquel país. tario. del templo; de suerte que en él no habrá, ni Por eso Carlos IV, en un momento de gran Nos hemos vuelto á inclinar asintiendo pro- puede haber por lo reducido del local, lugar sentido político, rechazó la propuesta del céfundamente; una última interrogación deseá- para el público. lebre Badía, que, protegido por Godoy, soñó bamos hacer al insigne político. Ya el salón Del lado de la Epístola están las tribunas del con ¡a corona de Marruecos para aquel mohabía quedado desierto y en el ancho ámbito Gobierno á la derecha de la entrada, y la del narca; por eso Sidi- Mohamed, contemporáneo silencioso, semiobscuro, sólo se escuchaba 1 Cuerpo diplomático á la izquierda. suyo, hizo grandes concesiones á España; por voz sonora, recia, de nuestro visitado. Enfrente, ó sea del lado del Evangelio, y eso O Donnell firmó en Wad- Ras, con muy- ¿Yrespecto ala actual situación liberal? -en el centro, delante del altar de la Encarna- ligeras variantes, el tratado de paz (1) que nos hemos atrevido á preguntar al ilustre exción, está la tribuna destinada á Príncipes y llevaba planeado á su salida de Madrid y antes presidente. -La actual situación puede ó no representantes extranjeros. de haberse disparado el primer tiro; por eso puede consolidarse; de no consolidarse, de teLas tribunas están tapizadas de terciopelo se explican tantas concesiones hechas oor toner que abandonar el Sr. Moret el poder rojo, y tienen el piso en declive hacia el centro ¿quién cree usted que podría sustituirle? del crucero. (1) Pronto llegará el dja en que esto se esciarezca. LA EL DÍA DE HOY LA BODA DE LA INFANTA E