Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 8 DE ENERO DE i9o6. PAG. 6. EDICIÓN Art. 3o. Los representantes de las empresas Dijo así lord Roberts: rEs penoso compro- que se suscita todos los años invariablemente y bar qué poco se hace para imbuir á la juventud que se resuelve casi siempre de mala manera. El de teatros tendrán obligación de remitir, por mede este país el verdadero sentimiento de pa- señor gobernador se la ha quitado de encima, dio de oficio, al gobernador civil ó al alcalde en con un criterio no que no capitales de provincia; triotismo, y oir hablar tanto á los ingleses de cuando le ha tocado en suerte, que digamos, pero las poblaciones de cada sean de las obras que hayan muy liberal ni muy democrático dos ejemplares una derechos y tan poco de deberes, al contrario hasta cierto punto legal y casi razonable. No voy, de estrenarse. rie lo que hace la juventud japonesa pues, á hablar de eso. Art. 3 i Estos ejemplares irán firmados por X Y si hablo, porque ahora caigo en que sí tengo el autor, y sí éste no se conociera, por el repreon permiso del ilustre soldado (que no ha que hablar, es porque ella (la cuestión) me ha de sentante de la empresa, y llevarán el sello de ésta de leer estas líneas) diré que sus paisanos servir de prólogo para abordar otra más grave, la en su primera página, debiendo quedar en poder Je la autoridad EN EL MISMO DÍA Y HORA en que se vehacen muy bien en imbuir á la juventud un alto que va á coger desprevenido á S. E. rifique la primera representación. Vamos á entrar en materia, á paso de carga. sentimiento de los derechos. Cuando todos y ¿Se acuerdan ustedes de El mozo crúo? Sí, seTan clara está aquí la idea del legislador como cada uno de los ciudadanos de un país defien- guramente se acuerdan ustedes. Fue, y es, puesto la luz bendita. Los ejemplares deben estar en el den virilmente sus derechos, resulta como con- que supongo que en alguna parte se representará Gobierno civil para saber si, en caso de delito, secuencia necesaria el cumplimiento general de todavía, una zarzuela que alcanzó los honores de alcanza al autor la responsabilidad criminal ó no le los deberes; porque el deber de unos es el la popularidad y produjo á algunos empresarios alcanza, puesto que la pena varía mucho si es él ó acatamiento al derecho de otros. Con esa edu- pingües rendimientos, porque se cantaban en ella no es el delincuente, y para eso, con depositarlos cación del sentimiento del derecho se crean unas coplas mordaces y satíricas contra Nozaleda, en el momento mismo del estreno, basta y sobra. Así se ha entendido esto desde que se publicó naciones fuertes, y en ellas el Estado también contra Maura, contra todos los frailes y contra es fuerte; la mejor prueba de hecho la dan la todos los conservadores. El conde de San Luis el Reglamento vigente, y lo inaudito, lo asombroquiso impedir que aquello siguiera adelante, y por so, lo extraordinario es que bajo el mando del parnación inglesa y el Estado inglés. poco tiene que presentar la dimisión y morirse tido liberal y de la fracción más avanzada del parCuando se cultiva excesivamente el senti- de rabia. La Prensa liberal le puso como chupa de ido liberal por añadidura, haya empezado á entenmiento del deber, nunca faltan vivos que sepan dómine, los autores dramáticos amenazaron con derse de otra manera. aprovecharse de la tendencia general á la ab- provocar un conflicto, los actores riñeron unos con Ahora se ha dado en la flor de exigir á las emprenegación y obediencia. De ese género de edu- otros Gonzaüto fue el héroe popular por haber sas que los ejemplares se lleven al Gobierno civil cación puede salir en ciertos casos un Estado pasado una noche sentado en una butaca en el Go veinticuatro horas antes del estreno, con la amenaza de no autorizar el caitel del día siguiente si no se fuerte; pero la nación no lo es; y á poco que bierno civil, y D. José Mesejo, que se metió á degenere el Estado, periclita la nación. Tal es contemporizar, se ganó cuatro ó cinco berrinches obedece la exigencia. Y si no es para leer uno de y dos ó tres silbas. ¡Por poco se viene el mundo ellos y enterarse bien de lo que es la obra, en la el caso del Japón; un gran Estado y una me- abajo! Y, sin embargo, el conde de San Luis tenía creencia ¡oh doradas ilusiones reaccionariasl) de dianísima nación. razón... ó no la tiene ahora el Sr. Ruiz Jiménez. que se puede impedir su representación de alguna Hay un término medio lamentable: descuiEs chusco que los liberales promuevan una cam- manera, ¿para qué es? ¿Es que puede importarle á dar el sentimiento del deber, y tanto ó más el paña violenta, enérgica y tenaz contra una autori- ningún empleado del Gobierno civil lo que el autor del derecho. Entonces nadie se cuida de cum- dad conservadora que no interpreta la ley con un haya escrito? Le importará después, cuando el plir el primero, ni se atreve á sostener el se- criterio amplio, y cuando suben al Poder y un go- autor delinca; pero antes, ¿á santo de qué? Bueno; pues el caso es que así, sin escándalo, gundo; no hay Estado fuerte, (porque no hay bernador de los suyos la interpreta del mismo modisciplina social, base de las demás; no hay na- do, le alaben el gusto ó se callen como muertos. sin ruido, sin ukasses rusos, á la chita callando, se ¡No, caramba! ¡O se tira de la manta para todos ó ha establecido la previa censura. Y no es esto lo ción fuerte, porque no hay ciudadanos fuertes no se tira para ninguno! peor, con ser muy malo faltar al Reglamento, sino en número suficiente para imponer á las minoEl conde de San Luis excitando las ¡ras de los que se ha falseado el propósito del legislador, rías la disciplina á que las mayorías tienen elementos avanzados y el Sr. Ruiz Jiménez y ahora es cuando el autor puede aparecer responderecho. con el beneplácito y aquiescencia de los mismos sable de faltas que no comete, ó cometerlas y no ¿Pero esto es un tema militar? pregun- elementos, creen que en la escena no se puede aparecer responsable. ¿Por qué? Porque el señor gobernador, que tal tará algún lector de A B C. Sí que lo es, y la ni se debe cantar ni decir nada que no esté escrito prueba es que lo ha tratado soldado tan glo- en el libro y autorizado con la firma del autor, á ser vez no esté enterado del abuso que tengo el honor de denunciar, ignora de fijo que precisamente en rioso como lord Roberts. Pero yo añado que posible. el ensayo general, el día mismo del estreno, es es diez veces más militar que la cuestión bizan- se ¡Sí, señores, sil Se puede decir y cantar lo que cuando se hacen en las obras cortes, añadidos, quiera, esté ó no en el libro, porque no hay ni tina de Códigos y jurisdicciones de que hoy puede haber en el siglo xx ninguna autoridad. mi- cambios y variaciones, trascendentales muchas pende la política española, y que proviene, en litar, civil ni eclesiástica que, no estando suspen- veces, por el afán de corregir defectos que no se primer término, de lo mal educados que esta- didas las garantías constitucionales, tenga atribu- ven hasta entonces y asegurar el buen éxito en lo mos para cumplir deberes y sostener derechos. ciones para establecer el sistema preventivo ni en posible. De modo que, á lo mejor, el ejemplar de que el apuntador se sirve se parece como un hueel teatro ni en ninguna parte. JENARO ALAS vo á una castaña á los dos que están depositados Lo que hay es que... en el Gobierno civil desde el día antes. ¿Y quién Artículo 35 del T (eglamento de policía de espectáculos: Cuando el delito ó falta no consistiere en tiene la culpa? El autor no, seguramente. Por eso celebraría de verdad que el Sr. Ruíz lo que en el ejemplar se hallase escrito, sino en ERCADO D E Durante la semana últi- palabras añadidas por los actores ó en acciones Jiménez, abogado de merecida fama y liberal í TRIGOS ma se ha cotizado la de éstos, será sometido el culpable á los Tribuna- machamartillo, cayera en la cuenta de que tengo fanega de trigo á 46,75 reales en Valladolid; les ó multado por la autoridad gubernativa, según razón y diera las órdenes oportunas á sus subor 47 en Barcelona y Medina del Campo; 47,75 la gravedad de la falta, sin que dicha autoridad dinados para que se atuvieran estrictamente al Reglamento y no se metieran en gallos pintos. pueda adoptar providencia alguna respecto de la en Salamanca y 49,50 en Arévalo. Porque, la verdad, en estos tiempos, con ioque obra que se represente. Las impresiones acerca del estado de los Más claro, agua. La autoridad podrá castigar se dice por ahí de ministerio de fuerza y régicampos continúan siendo satisfactorias, pues al delincuente después de cometida la falta de can- men autocrático, con la revolución en Rusia v se estima favorable á los cultivos el grado de tar coplas que no están en el libro, pero no impe- mandando Moret... eso de la previa censura una gaita. humedad de que está siendo saturada la tierra. dirle que la cometa. SJNESIO DELGAD Y de ningún modo cerrar el teatro, como el sePor io que respecta á los mercados trigueros de Castilla, es cada vez más sensible la ñor gobernador ha anunciado que iba á hacer con influencia de la falta de demanda de los pro- el circo de Price. Cuando podría suspender las de la obra pecaminosa sería... ductores de harinas, lo que produce pesadez representaciones poco atrás en el Reglamento: Pero saltemos un en los precios, ocasionando esta paralización Art. 32. Cuando á juicio de la autoridad gude los negocios, perjuicios no sólo al comer- bernativa se cometiere en la representación de una A pesar de los años transcurridos, parece cio, sino también á las industrias relacionadas obra dramática alguno de los delitos comprendidos que fue ayer cuando murió el inolvidacon este tráfico. en el Código penal, lo pondrá en el acto en cono- ble Gayarre. Su nombre es el acicate que obliNo sólo es escasa la demanda en grandes cimiento del Juzgado correspondiente, acompa- ga á muchos aficionados y profesionales á propartidas, sino la de comprado! es al detall, ñando á la comunicación uno de los ejemplares de- barse la voz, pensando hallar en su garganta una mina como la que Dios concedió á nuestro siendo tan sólo la molinería de las provincias positados en el Gobierno civil. Fíjense ustedes bien: uno de los ejemplares de- compatriota. centrales la que proporciona alguna salida á positados... etc. Adelante. los granos. A pesar de sus triunfos continuados, él esta Art. 33. La autoridad gubernativa dará trasDurante el mes de Noviembre se ha impor- lado al representante de la empresa de la comuni- ba triste casi siempre. Murió con varonil estado 67,54 millares de kilos de trigo. cación dirigida al juez, pudiendo suspender las su- toicismo, mirando la muerte cara á cara con cesivas representaciones de la obra hasta que re- la misma impasible fijeza con que contempló al caiga el fallo de los Tribunales. gran público. Después de muerto abrieron su Es decir, ad calendas gríseas. Muy bien. Que- laringe los médicos y hallaron no recuerdo damos en que se puede suspender las representa- qué anomalías. Pero el secreto de aquellos? VA e da el corazón que cuando lea lo que voy á ciones cuando el delito lo cometa el autor, y no se efectos maravillosos en que el sonido de su escribir el excelentísimo señor gobernador puede cuando no sea el autor el que lo cometa. ¿Y voz vibraba poderoso y se diluía lentamente civil de la provincia, le va á coger de nuevas. cómo se averigua y prueba si ha sido ó no ha Porque no pienso tratar la cuestión de los cou- sido? De una manera muy sencilla. Vamos un poco por los ámbitos del teatro, poniendo en conmoción los nervios de la muchedumbre v haplets políticos ó alusivos á personas determinadas, más atrás con otro par de artteulos; C DE AGRICULTURA M NOTAS MEDICAS LA PREVIA CENSURA