Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 8 DE ENERO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN i. a El Pardo y se marchó en el sudexpreso. La fecunda fantasía popular tiene la palabra para la suposición y el comentario. Hubo cruzamiento de un caballero en las Comendadoras de Santiago, con todo el aparato de costumbre y el formulario quejestá pidiendo reforma, según los propios interesados. Por la noche hubo banquete de gala en Palacio, inauguración oficial de la Kursaal y las inevitables camorras entre los devotos de Baco, reunidos por dos días de culto. La nota sensacional del día fue el crimen, de la calle de Barbierj, del que fue protagonista, una persona á quien por su posición social y por las funciones que desempeña en uno de los más altos cuerpos del Estado, hay que suponer víctima de una aberración mental. Aun así, no sabemos si la opinión disculpará complacencias que no se hubieran tenido de ser otra la calidad del criminal. A esto se redujo, porque la política no dio señales de vida, la jornada del primer domingo del año y de Enero en Madrid. AEMECE inunda nuestras comarcas, refresca á las muchedumbres... Horacio; tú escribirías en las épocas modernas, pauperum cervecerías y no pauperum tabernas ¿Quién de esa bebida ansiada la circulación detiene? ¡Que venga á nos la cebada ya que tanto nos conviene! Que no vaya para largo la solución exigida, y que ese conflicto amargo se nos resuelva en seguida; pues de enterarnos se encarga la realidad, siempre impura, que nuestra vida se amarga si la falta esa amargura... Y hoy que de terribles planes casi á murmurar se empieza, ¿cómo ser algo alemanes si nos falta la cerveza? GIL. PARRADO que entregaba su corazón a! pueblo honrado, al que pide ayuda para seguir luchando Hizo resaltar que la presencia en e! acto del gran Galdós, daba al mismo excepcional importancia. Dijo que el país no quiere elecciones, sino vergüenza en todos, y que para hacer patria urge sanear el ambiente. Los asistentes le vitorearon. El Sr. Prieto dio por terminado el acto; pero ante los insistentes ruegos de los reunidos, usó de la palabra el Sr. Rusiñol, diciendo que si en Cataluña hay separatistas, la manera de combatirlos es llevar á la barra á los estampilladores, como hace Rodrigo Soriano. (Ovación. Terminó diciendo que Cataluña es españo la; pero por el amor, no por la fuerza. Habló después un concejal valenciano, y concluyó el acto en medio del mayor orden. SOBRE EL TEATRO unos dramaturgos, de algún tiempo á esta parte, andan afanados y fatigosos por los escenarios empeñados en demostrarnos la inutilidad del dinero- -cosa verdaderamente paradógica en un autor dramático- -y la nobleza y excelencia del trabajo. Estos tópicos en los días de Eguilaz, de Luis Mariano de Larra y de Camprodón eran muy gustados. Se creía entonces también que todas ¡as virtudes divinas y humanas no podían residir sino en los humildes, en los pobres, y que en cambio, todos ios vicios, todas las perversidades, todas las insidias era imposible no encontrarlas en tal señor cargado de millones ó en tal otro preocupado únicamente en acrecentar su caudal. En esta infantil antinomia se basó una abundante literatura dramática; ella prevaleció hasta hace pocos años, y ya la creíamos muerta del todo (bien que en las crónicas brillantes de los periódicos alentase todavía su espíritu) cuando en estos días precisamente ha tornado á surgir con igual vigor que antaño. POR TELÉGRAFO DOMINGO, 7 7 T. GACET 1 LLA RIMADA. ¡CERVEZA! Porque su industria tropieza con tarifas irritantes, hoy pretenden la cerveza, quitarnos sus fabricantes... Temen que pueda mermar su envidiable presupuesto, 9 y así quieren acabar con el ominoso imp ¡esto. Nos hablan de sus atascos, nos exhiben sus querellas, y se calientan los cascos defendiendo las botellas. No quiero amargar mí pluma con los proyectos que indican... ¡Están ya que echan espuma! (Mas no de la que fabrican. Si el arrendatario ansioso sigue duro como un roble, este conflicto espumoso que es sencillo, será doble. Y acaso vengan mal dadas, y exploten en un momento las pasiones fermentadas á causa de ese fermento! ¡Que salte de cualquier modo la solución exigida... Y, llegue ó no, ¡sobre todo que no falfe esa bebida! Torcióse nuestro destino por nuestra propia torpeza, y hoy muere el frasco de vino junto al jarro de cerveza; triunfan el bock de la copa, de las cubas los toneles, que así seguimos de Europa a senda de los laureles... Y ya que es nuestro deber caminar modernizados, empezamos por beber un poco europeizados. Así al empinar el codo, y aunque á veces nos marea, vivimos, y, sobre lodo, bebemos, á la europea. ¡Que es nuestra mayor fortuna consumir, ronda tras ronda, los bocks de cerveza bruna, los bocks de cerveza blonda... l De todas clases y marcas ya riega nuestras costumbres, jpjn honor de un periodista. Se ha verificado en el hotel de París un banquete de despedida en honor de Sixto Pérez Rojas, exdirector del Noticiero Sevillano. Marcha á Madrid á ocupar un puesto en la Agencia Mencheta. Han asistido todos sus compañeros de la Prensa local, el gobernador, Sr, López Ballesteros; el alcalde, Sr. Luca de Tena (D. Cayetano) los diputados á Cortes Sres. Borbolla y Serrano, y muchas otras personalidades sevillanas, dominando la nota de simpatía hacia el agasajado. Pronunciáronse muchos brindis ensalzando su honradez periodística y tratando de convencerle de que no se marche de Sevilla. El alcalde pronunció un brindis muy cariñoso ofreciéndole un puesto en su fábrica, siendo acogidas sus palabras con grandes aplausos. También le ofreció un puesto el gobernador. Es probable que se quede en Sevilla. X Tpl nuevo capitán genera! Ha llegado el genera! Delgado Zuleta, tomando posesión de la Capitanía general. Le han recibido las autoridades militares y el alcalde. X T ríncipes de incógnito. Han llegado hoy á Sevilla, de. riguroso incógnito, el príncipe heredero de Portugal y su hermano. -Mir. Y es lo curioso que esta dramaturgia- qug teníamos olvidada, vuelven á resucitarla dramaturgos que se dicen novadores y que pretenden enseñarnos- -con cierta benévola superioridad- -estéticas y procedimientos que nosotros ni conocemos ni practicamos. Y es hora de que protestemos cortésmente contra esto: lo que ahora se está haciendo en nuestros escenarios se había hecho ya en tiempos de nuestros abuelos; La oración de la tarde, Los soldados de plomo, Tlor de un día, Espinas de una flor, no son obras inferiores á éstas ni por su lenguaje- -afectado, lírico- -ni por su contextura. Contra esta manera teatral fue justamente contra lo que reaccionó el teatro de Echegaray; Echegaray, violento, impetuoso, pasional, re BANQUETE presentaba después del teatro que acabamos át A SORIANO indicar, un paso hacia adelante; el avance era A yer al mediodía se celebró en el restaurant formidable. Durante mucho tiempo Echegaray La Huerta el anunciado banquete popu- durmió en la escena. Y pasó el tiempo: la evolución no podía detenerse. Así como Echegalar en honor de Rodrigo Soriano. ray representó un adelanto sobre el teatro senEl número de comensales ascendió á 712 Presidió el acto el Sr. Prieto Villarrea! que timental, Benavente reaccionó contra Echegatenía á su izquierda á D Benito Pérez Galdós, ray é hizo caminar otro gran paso á nuestra escena. Se quería naturalidad, verdad, exactiy á su derecha al Sr. Soríano. tud; se deseaba, sobre todo, una fina, una eleEntre los comensales había escritores y pea riodistas, nutrida representación de los ele- gante impasibilidad ante el espectáculo de las pasiones; se ansiaba que el dramaturgo (a! mentos radicales del republicanismo y varias comisiones de provincias, entre ellas una muy revés de los sentimentales y de los pasionales anteriores) no se interesara en las luchas, amonumerosa de Valencia. El Sr. Prieto Villarreal anunció que, en vis- res y odios de sus personajes. Este desinterés ta del gran número de adhesiones recibidas, el (el desinterés de Fiaubert) era una actitud puSr. D. Pablo Nougués daría lectura á las más ramente intelectual, aristocrática. Y esta es la importantes. Cuéntase entre ellas las de los actitud y ¡a modalidad de Benavente. Sres. Moróte, Picón y Latorre. ¿Se comprende ahora el retroceso que este Concluida la lectura de adhesiones, el señor recientísimo teatro sentimental y moralizante Prieto pronunció breves y elocuentes frases, nos impone? No es una vuelta á Echegaray: es afirmando que el acto no revestía carácter po- una vuelta á la dramaturgia que Echegaray destruyó con sus dramas. Y si esto decimos de la lítico alguno. Dio las gracias Rodrigo Soriano, y dijo estética de tal teatro, otro tanto podríamos de-