Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. JUEVES 4 DE ENERO DE 1906- PAG. J 1. EDJCION 2. a Un buque- ardiendo POR TELÉGRAFO T olón f. 4, 1 m. La tripulación del acorazado francés Massena ha salvado, después de grandes trabajos, á la de un brick griego, á bordo del cual se produjo un violentísimo incendio en la rada de Hyéres. rruaje en el que viajaba el maestro de escuela D. Agustín Ayestarán, en compañía de su esposa é hija. El S r Ayestarán quedó muerto en el acto y heridos de alguna gravedad el conductor del coche y la hija del maestro. La esposa de éste resultó ilesa. El accidente fue debido á que la barrera se hallaba indebidamente abierta, -Cruz. supone que había jugado los fondos que tenía en su poder i En Ergoyena un vecino na matado de una puñalada á uno de sus compañeros por cuestiones de juego. El agresor ha desaparecido. ¿UN TERREMOTO? POR TELÉGRAFO p o m a g, 1 ra. De Potenza comunican que POR TELÉFONO se n hundido en Guisano diez casas. MIÉRCOLES, 3 S i Suponese que haya habido muchas víctimas. J í u e r t e repentina. El despacho no dice la causa del siniestro, Ha fallecido repentinamente el vecino aunque es de suponer que haya sido un terremoto, por ser aquella una de las regiones ita- de esta capital Miguel Gínés, en ocasión de lianas más castigadas por los temblores de hallarse paseando por el camino vecinal. tierra. X I ín suicidio. En el pueblo de Alcalá ha sido encontrado, colgado de un árbol, el cadáver de V i POR TELÉGRAFO cente Vilnera; trátase de un suicidio, cuyos erez de la Frontera, 3, 10 n. La crisis móviles se ignoran. obrera se recrudece. Un grupo de íoo X obreros se situó frente al Ayuntamiento, subienTpíesta de caridad. doittna comisión con objeto de hablar con el Los socios del Círculo Artístico celebraalcalde; éste les ofreció aumentar el número de rán esta noche una función de teatro con obje- trabajadores en las obras municipales, pero se to de allegar fondos para socorrer á los por negó á socorrerles como le pedían, alegando bres en la próxima festividad de. Reyes. -Arpara ello que obrar así seria favorecer un es- mengot. tado de vagancia que no debe existir. Añadió que estaba dispuesto á mantener la tranquilidad pública. CASTELLÓN NOTICIAS Y SUCESOS j p 1 gobernador y la empresa de Price. El gobernador civil de la provincia ha prohibido algunos de los couplets que cantaban en el teatro Price en la obra fLiberladl por constituir verdaderos insultos á elevadas personalidades políticas w Ha manifestado hallarse decidido a clausurar el teatro si por consecuencia de las representaciones de dicha obra se promueve algún es- cándalo Ademas, se propone imponer a 1 a empresa de dicho teatro el máximum de la multa si vuelve á vender mayor número de localidades de entrada genera! de las que tiene el teatro como ocurrió hace días. Quen negocio! Véase el anuncio que con este título publicamos hoy en primera plana. A miga agradecida. Luisa García, que anteanocne albergó en su casa, Jordán, 4, segundo derecha, a una amiga, suya, llamada Alfonsa Ayuso, notó ayer la falta de unos pendientes de brillantes que tenía sobre un tocador, resultando de las averiguaciones de la policía que los pendientes los había hurtado la Alfonsa y los había empeñado en la casa de préstamos de la calle de laLuna, esquina á la de Silva. La crisis obrera en Jerez J DE NAVARRA POR TELÉGRAFO y a r i a s noticias. POR TELEFONO Pamplona, 3, 10 n. En el pueblo de C a n Sebastián, 4, 1 m. El tren correo pro- Acedo ha sido encontrado ahorcado en su casa cedente de Madrid ha arrollado en un el depositario del Ayuntamiento. El cadáver paso á nivel próximo á Villafranca á un ca- pendía de una cuerda colgada de una viga. Se Atropellados por un tren JO BIBLIOTECA DE A B C ABNEGACIÓN Y AMOR J 3 beneficio de la ciencia, que simplifican la tarea y doblan el beneficio. ¡Qué emociones! Es preciso vivir en d campo, poseer heno cortado ó mieses maduras para saber la cantidad de temores ó de esperanzas que puede contener una nube, para apreeiar la trascendencia de las puestas de sol. Quizá hubiese conseguido amar á Reina con un cariño agradecido, ya que es la primera mujer que hacia mí ha venido; quizá renunciaría ella á la vanidosa ambrción de ser la señora del notario y me dejaría volver á ser un aldeano; pero ni ella ni su padre conseníirían en que siguiera consagrándome á Pedro. Hablaré poco de nuestra vida común en el colegio; sólo recuerdo las lecciones aprendidas de memoria, los temas y las versiones; era yo un discípulo de inteligencia mediana; Pedro era un brillante alumno. Alcanzaba todos los premios; con una alegría nacida de mi amistad y en la cual había, cierto orgullo, oía proclamar ru nombre. Conseguía yo alguna recompensa inferior; regresábamos al castillo y principiaban las vacaciones. Nos recibían como triunfadores: Jacoba nos mimaba; todo su arsenal de postres exquisitos estaba á nuestra disposión; el Sr. Báti se dignaba ensillar para nosotros los dos caballos del coche; gritos de alegría, risas ruidosas se elevaban como cohetes en todos los ámbitos del parque. -Arman ustedes ruido como si fueran diez, están ustedes al mismo tiempo en todas partes- -decía el conde; ¿quién creyera que estos diablos son en el colegio unos santítos? A veces ahuecaba la voz, fruncía el ceño, tratando de ser severo, pero su sonrisa revelaba la admiración que le causaban nuestras proezas. Que heimosos son e tos pícaios! -decía á la condesa Edith. ¿Fuertes, atrevidos, valientes, exponien- Se echó á reir. -No va usted descaminado, señor notario; deseo comprar la notaría. Adivine usted el precio que ofrezco. Viendo que no sospechaba yo nada, fue ya más franco. Usted conoce á la Reina, á nuestra Reina; ¿cómo i? encuentra usted? Le afirmé que la Reina me parecía encantadora. L Reina era la señorita Reina Viraux, hija única de mi interlocutor. Repuso entonces muy halagado: ¡Encantadora! ¡Encantadora! Es usted muy amable... No hay duda de que es guapa; no le faltarán no vios; no es porque sea mi hija, pero pocas habrá que la valgan. Es activa, hábil, trabajadora, económica; sabe mover á las gentes, tiene fibra; yo se lo garantizo. Y después de decirme que tenía fibra, lo cual para él era una prueba de salud, de buen humor, de fuerza y de energía, levantó la cabeza con orgullo. -Escuche usted- -agregó, -hablaré sin rodeos. Nos conocemos, conoce usted mi fortuna, unas buenas tierras libres de hipotecas y muy bien cultivadas; ya lo sab ¿usted y si le conviene es usted mi yer 10. Adelantaba ya su mano rugosa y gruesa para estrechar la mía, pero ante la sorpresa de mi mirada se detuvo. ¡Ah! usted opina que trato los negocios demasíado de prisa; esa no es la costumbre de los señoritos de la ciudad. Queda la cuestión de la dote: ¿No es eso? ¡Oh! yo podría, como cualquiera otro, darle á la Reina centenares de miles si quisiera, pero no me conviene Sería preciso vender los campos, ya que no sabe usted cultivarlos, y no me gustaría que los hiciera usted culíí var por otro; más vale que conserve to o, e- so encontra rá usted cuando me muera, y a fe de Vnaux, será ustec! el mas rico de la