Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sé AÑO CUATRO jNÚM. 358. CRÓNICA UN 1 VERSAL ¡LUSTRADA á salir. Una penalidad concreta, precisa y severa, un procedimiento sumarísimo, la eliminación del Jurado en esta clase de delitos y el conocimiento de ello por los Tribunales de derecho, bastarán á satisfacer las justas aspiraciones del Ejército y los deseos de la opinión. El conflicto parlamentario tampoco es irresoluble. Sin z cooperación activa y eficaz de las Cortes, el Gobiernoupoco puede hacer en la obra nacional que le está encomendada. La mayoría del Congreso es frágil y deleznable; la del Senado ni si quiera puede llamarse mayoría. Es preciso dejar temporalmente una y otra á merced de su instinto de conservación. Esto solamente el decreto de disolución, levantado como cuchilla sobre sus cabezas, alcanzará á hacerlo. ¿Es dable gobernar con ellas? jAdelante! ¿No lo es? jPues, nuevas elecciones! Parece duro agitar nuevamente al país, obligándole á volver tan pronto á los comicios. Pero, cualquiera otra situación, que á esta sucediera, tendría que efectuar lo propio. No son problemas imposibles los que están á nuestra vista planteados. En lo i ivisible está, repetimos, el mayor riesgo y aún éste porque abundan las gentes, que no lo quieren ver. Hay sujetos que empujan al Ejército hacía las particulares conveniencias de los mismos, y hay otros que instigarán á la mayoría parlamentaria, importándoles poco que vaya á su disolución, con tal de que secunden sus planes. Las circunstancias protejen á los intrigantes, cuyos manejos únicamente pueden estrellarse en la inteligencia de los demás. El juego es fácil de descubrir para quien reflexione un poco y no guste de que le tomen por juguete. Veremos quiénes son los menos y quiénes los más. SI MADRID, 4 DE ENERO DE 1906. NÚMERO SUELTO, CÉNTIMOS. elemento devastador el presidente del Congreso. Por lo demás, fue ayer un 3 de Enero tranquilo, en nada parecido al de hace treinta y dos años, y eso que desde el mes pasado veníase hablando de un 3 de Enero, que no obstante haber sido ayer, según el calendario, esperan algunos para otro día. El Ayuntamiento celebró sesión. No había asunto alguno de importancia que tratar, porque en Madrid, á Dios gracias, no hay nada que estudiar ni resolver; y á falta de otra cosa se entabló una discusión en la que tomaron principal parte el edil compañero Iglesias y el edil Mazzantini, que no trató ú aquél como compañero, según expresó el propio interesado. Para muestra basta un botón y una se ión; el público se las promete muy felices del nuevo Concejo. Será un nuevo y pequeñcParlamento con oradores, discursos, broncas y todo. Poco ha de vivh quien no lo vea. Por la tarde circuló el alarmante rumor de haberle ocurrido un accidente grave al Rey. Por fortuna, aunque el accidente existió, no tuvo importancia. ¡Y que no sabrán aprovecharle los pocos partidarios del automóvil que en el mundo han sido para sostener que también montando á caballo pueden ocurrir desgracias! En efecto, pueden ocurrir, pero con relación al número de caballos. Pot cada caballo una, ¡y hay automóvil de 40! Se supo con cierta sorpresa que la moral ha decidido hacerse política. Verán ustedes... El gobernador civil ha decidido prohibir que en los teatros se canten couplets que ofendan á los personajes políticos, y como á la moral se la viene ofendiendo á mansalva sin que las autoridades hagan nada por evitarlo, ha pensado sin duda: Me hago política, único modo de que se castigue á los que me ofenden. MANUEL TROYANO Los gremios de maderas, curtidos y drogas visitaron al ministro de la Gobernación, y salieron satisfechos y convencidos de que no prosperará el nuevo reQiguiendo una costumbre que observa el cargo de Consumos que les afecta. Más Manzanares cinco ó seis veces al año, vale llegar á tiempo que rondar cien años. ayer actuó de caudaloso. Parecía un río Y, finalmente, se inauguró la Academia de verdad. De madrugada se llevó parte de guardias urbanos, en la cual se cifran del Puente Verde, llamado de la Florida, grandes esperanzas de que podamos ver sólida y monumental construcción del si- en Madrid guardias urbanos, urbanos. glo xix, cuyo material, de pintado pino, AEMECE prometía durar, poco más ó menos, una eternidad. La impetuosa corriente rectificó los cálculos del género humano, lo PEQUEÑAS que prueba que cuando á nuestro ManCONFERENCIAS zanares se le hinchan las narices, no hay UN GENERAL. Nos hemos enpoder que reduzca su humor. A contemplar los efectos de la catástrofe acudieron conlrado en una anchurosa estancia tapimuchos madrileños, no tantos como á ver zada de verde. Es verde la alfombra: son verlucen el hundimiento del viaducto de la calle des las paredes. Sobre ellaspuñales, espadas, mandobles, cascos, rodelas, lanzas. de Segovia el pasado día de Inocentes. Tres armaduras están sobre tres pedestales. La política tuvo también crecidas y des- Un señor rubio, con bigotes finos y lacios y bordamientos aparatosos. Los desborda- una mosca sutil, nos mira desde su marco coi. dos fueron otros Ríos y la víctima del sus ojos ciaros, inteligentes, un poco mdancó- DEABC Por sus excelentes fotograbados- -no igualados hasta ahora por ningún otro diario europeo; -por su independencia política y cuidadosas informaciones de todos los sucesos de actualidad; por su inmejorable servicio telegráfico y extraordinaria baratura (5 céntimos el ejemplar) Jl B C ha ocupado desde su primer mimero lugar tan preferente entre la Prensa española de gran circulación, que el término medio de su lirada durante el pasado mes de Diciembre llegó á ia importanfra de io5.ooo ejemplares. O QUE SE VE Y LO La marejada QUE NO SE VE política fue ayer menos fuerte que en días anteriores. Las aguas tienen todavía un nivel alto, pero es menos recio el oleaje. Hay quien siente vivo interés por sostener en los ánimos la inquietud; mas ese interés ha venido á ser tan personal, tan directo, tan inmediato que solamente aquellas almas candorosas, que nada ven á través de la tela de cedazo cuando ésta se ha tejido con frases, no han percibido bien lo que se intenta. Contra las persistentes intrigas, que con más ó menos arte, se ponen en juego, laboran el buen sentido de la masa, el conocimiento del estudio, que Europa está haciendo de nostros, la conciencia de que se pueda perder en ese juicio y en pocos días el resultado de los sacrificios, á que todas las clases de nuestro pueblo están sometidas desde hace más de seis años, para mantener y afirmar nuestro crédito en el mundo, la paz interior á que todo ello conduce y hasta lo que resta de verdadero amor á la nacionalidad. Entre dos conflictos visibles camina, x ó mejor dicho, se desliza el Gobierno: el conflicto militar y el conflicto parlamentario. Mas el conflicto mayor está en lo invisible; en el que acecha en las sombras. El confí- icío militar, si no hubiera el propósito de amalignarlo, sería de razonable y fácil solución. Ya se ha tratado de él en estas columnas. No hay persona sensata, que no haya encontrado justificada la indignación del Ejército ante la insolencia y ante la impunidad. Pe. ro, todos los espíritus serenos se han penetrado de que se podía hacer desaparecer una y otra, sin que la anormalidad nos llevase á un terreno resbaladizo, donde, se sabe por donde be entra, pero se ignora hasta donde se va á llegar, ni por donde se va POLÍTICA L MADRID AL DÍA