Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BSAÑQ CUATRO. NÚM. 35 7 CRÓNICA U N I V E R SAL ILUSTRADA. rebros llenos de nieblas, las cuales aumenCIRCULACIÓN ten las dimensiones de las figuras? Para perceptible y atrayente la D E A B C hacérsenos encarnarse en algún hombre, idea ha de Por sus excelentes fotograbados- -no igualados hasta ahora por ningún otro diario europeo; -por su independencia política y cuidadosas informaciones de todos los sucesos de actualidad; por su inmejorable servicio telegráfico y extraordinaria baratura (5 céntimos el ejemplar) M B C ha ocupado desde su primer número lugar tan preferente entre la Prensa española de gran circulación, que el término medio de su tirada durante el pasado mes de Diciembre llegó á la importante cifra de Si MADRID, 3 DE ENERO DE 1906. NÚMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS. momentos después de presentarse en d Gobierno civil un grupo de obreros pidiendo trabajo. Efectos inevitables de la ley del contraste. A las cinco de la tarde el estimable Eolo dio fe de vida echándonos encima un temporal estrepitoso con lluvia á cataratas y viento á pedir de boca de cristaleros y demás industriales dedicados á reparaciones de edificios. Fue aquello una especie de breve y compendiosa muestra de lo que será en su día el fin de este picaro mundo. En aquel momento se reunían en la Presidencia los ministros para celebrar Consejo. Había sonado la palabra crisis, produciendo la natural é inevitable alarma entre los fieles de la iglesia ministerialPero el Pangloss del Gabinete, por otro nombre Romanones, habíase apresurado á anunciar que no pasaría nada, y su profecía halló confirmación en su colega García Prieto, anunciando que no llevaba el consabido proyecto de ley sobre delitos contra la Patria y contra el Ejército. No habiendo perro no podía haber rabia. Hubo función de tarde y función de noche contra los Consumos, y ambas estuvieron concurridas y fueron fecundas en aplausos, como era de esperar. En la Bolsa, baja; en la Presidencia, alza... pilili por ahora, y esfuerzos en el Consejo para procurar subir con paciencia y saliva la tan temida, en todos los teatros, cuesta de Enero. AEMECE IENTIDERO JO 5.OOO ejemplares. CRÓNICA POLÍTICA El remolino político, ocasionado por el fiero enojo del marqués de la Vega de Armijo, aun en medio de motivos más graves de preocupación, es entrístecedora prueba de que continuamos y siempre seguiremos siendo enteramente líricos en la vida pública. Podrá! a realidad descargar sobre nosotros los más terribles golpes; no nos enseñará nada. Fuera el presidente de la Cámara popular uno de esos hombres de consejo, un experto guía que en los dilatados horizontes de lo porvenir ven con claridad las cosas y los hechos más lejanos, y se orientan desde luego y orientan bien á los demás; pudiera ser, en tal sentido, su retraimiento para la situación actual, una verdadera pérdida, y todavía habría que pensar en el inconveniente de conceptuar como necesario á un individuo, sujeto á todos los riesgos y contrariedades de la vida humana. ¡Desdichados los pueblos donde hay hombres necesarios! su suerte está ligada á las fragilidades de una personal existencia. Pero, aun cuando nuestra torcida educación y nuestras deficientes aptitudes políticas hagan aquí necesarios á tales ó cuáles hombres, puede sin temeridad suponerse que entre éstos no se cuenta al Sr. Marqués. Entonces ¿qué objeto tiene ese revuelo, que por su enfurruñamiento se ha producido? ¿No habrá otro personaje idóneo con quien sustituirlo en el alto sitial? ¿Irá á quedarse acéfalo el Congreso? Peor que el contenido de todas estas preguntas es la medida, que da de las proporciones alcanzadas én nuestra política por el personalismo. Todo lo personal alcanza entre nosotros extraordina ría magnitud. El fenómeno es poco lisonjero para nuestra mentalidad. La niebla agiganta los objcfos. ¿Tendremosjos azPASATIEMPO. el personalismo viene entonces á ser fatal. No parece, sin embargo, que ahora nos hallamos en este caso. ¿Por qué, pues, se habla tanto del asunto, y se plantéala cuestión, cual si tuviese importancia? Convencidos estamos todos de que, si el marqués de la Vega de Armijo persiste en su renuncia, no habrá de sobrevenir ningún terrible conflicto parlamentario. La palabra del ilustre procer no es un ariete demoledor de Gobiernos; los diputados dispuestos á teflejar su enojo son contadíslmos, y no habrán de influir en el vigor de la mayoría ministerial. ¿Qué razón hay para dar al tema tantas vueltas? Análoga á la que absorbe la atención de las gentes, cuando en una discusión de la Cámara se ventila una cuestión personal. En cuanto hay algo de escénico, esperamos el desplante, que es lo que en toda clase de escena nos seduce más. Si se trata de una resolución nos encanta lo imprevisto, y, dadas las voluntades caprichosas que por acá se usan, este género de asuntos ofrece el atractivo para los que buscan la noticia y para los que la leen y la comentan ofrece el atractivo de la sección que los periódicos consagran á los pasatiempos, logogrifos, charadas y toda especie de acertijos. En política no sabemos salir de la sección amena. Nos parecemos á esos ciudadanos que, al tomar en la mano el diario de su predilección y ver un artículo que ocupa columna y media experimentan una sensación de angustia al pensar en hallarse precisados á leerlo, y luego se pasan las horas muertas devanándose los sesos delante de una fuga de vocales ó cualquiera otro enigma. Estamos en presencia de uno de esos pasatiempos. ¿Cómo ha de haber atención para otra cosa? TEATRAL. NOTICIAS ¿De modo que la causa del huerto del Francés será vista por el público de Madrid antes que por la Audiencia de Sevilla? -Sí, señor, el próximo jueves- -así al menos se anuncia- -en el teatro Martín. ¡Suculento y abradacabrante melodrama tenemos en puerta! Para darle mayor solemnidad debían asistir á ¡a representación Aldije y Muñoz Lopera. MANUEL TROYANO- -Si la empresa de este teatro conociera sus intereses, á ese fin encaminaría sus gestiones. ¿Le parece á usted flojo el entradón, si se anunciara en los carteles: Al estrenó del melodrama asistirán aurores, invitados Tuvo dos fases e l día de ayer. La pri- lantemente? sus propiosloco, amigo mío! ga ¡Un éxito mera duró lo que la luz diurna. Llo- ¡Bien lo no us- vió mansamente, persistentemente, ince- ted io ignora sientopara poder asistir! Pero dos que el jueves tenemos santemente, como diría Maura, aficionado estrenos que reclaman nuestra atención: En la á adverbiar. Un día muy igualito se- Comedia, Buena gente, de Santiago Rusiñol, gún un amigo nuestro. No obstante lo traducida al castellano por Martínez Sierra. manso de la lluvia, ocurrieron una por- Rosarito Pino, completamente restablecida, toción de desgracias: un suicidio, dos muer- ma parte en la obra; y en el Gran Teatro, 1 es repentinas, designación de Comisiones Nuestra juventud, de Capús. Por cierto que con tan buen pie ha empezado el negocio Cepermanentes en el Ayuntamiento... ferino Palencia, que ya hay quien le ofrece MADRID AL DÍA Reunidos en fraternal banquete... cincuenta mil pesetas por el traspaso. ¡os senadores de la Comisión de presu- ¿Pero quitándole lo bailado? puestos para festejar á su presidente, al- ¡Cómo ¡o bailado! jefe del Gobierno y al ministro de Ha- -Sí, hombre, los bailes que se van á dar en cienda por ¡a rápida discusión de aqué- ese coliseo. llos, almorzaron y hablaron en Lhardy- Ah! no se.