Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES i DE ENERC da este obstáculo, ios negocios podrán desenvolverse en condiciones normales. Sigue paralizada en Valladolid la demanda de Cataluña y de las regiones consumidoras, pues las pocas operaciones que se hacen son compras para fábricas próximas á la capital castellana. Los mercados extranjeros no presentan ninguna novedad de importancia, pues los productores no sienten necesidad de dar salida á los trigos y se limitan á satisfacer las necesidades de la demanda, manteniéndose así la normalidad en los precios. D E t c r 6 P A G 7. E D I C I Ó N i. brá sus alegrías y sus dolores? Este estudio que nosotros leíamos eia sobre un sentido nuevo déla evolución. La vida- -decía este filósofo- -es algo fijo, inmutable; no existe la marcha hacia adelante ni hacia atrás; lo que existe es una lucha terrible de ia célula por conservarse á toda costa en el medio primitivo, milenario, en que surgió á la vida. Estas cosas nos han alegrado; sentíamos un ligero desvío por los soñadores edénicos, paradisiacos, y como ya era hora de comer, nos hemos ido á hacerlo. T o s hemos echado e la cama y hemos busLo que nosotros comemos es poco y substan cado en los per ódicos de la mañana el cioso; es decir, algo que ocupando lo menos relato de algún crimen no traían ningún cri- posible el estómago y haciendo trabajar á éste raen los periódicos y h emos comenzado á leer lo menos posible, lleve el más abundante riego un artículo literario, Llevábamos ya quince ó de sangre al organismo. Después de comer T on Cayetano Luca de Tena, desde veinte líneas leídas, cu indo hemos tropezado convenía dar un paseo; hemos ido al Retiro; ayer alcalde de Sevilla, es copropie- con dos ó tres citas de éstos ó los otros auto- no había aauí nadie, y esto nos ha encantado. En el R e t i r o- -para tario de A B C es aprender una lección de amigo nuestro muy moral- -hemos visitado querido; pero si los á nuestros buenos amilazos del cariño y de gos los tigres, los leola gratitud impidienes, los leopardos, los sen hacer justicia lobos. No había vulpejas, raposas ó zorras, y cuando llega ocasión lo hemos sentido, puesde hacerla, sería cosa to que tenemos por ellas de renegar del oficia particular afecto. Como y de aborrecer la mi ya no teníamos que hasión de la Prensa. cer nada en aquel parque y habíamos entrado Empecemos poi en calor, hemos descendecir que el Sr. Luca dido hacia el centro de de Tena carece de reMadrid. Por curiosilieve alguno político. dad hemos entrado en el Esta circunstanci- a, Ateneo, por donde hacía mucho tiempo que no que para los que haapostábamos; unos secendé la vida pública ñores leían, otros escriuna profesión puede bían. Nosotros no teser un defecto, consníamos gana de hacer tituye seguramente una cosa ni otra. Unos para los espíritus seamigos nos han detenido renos y sensatos una un momento y nos han interrogado sobre las garantía de éxito fe; uestiones políticas del liz en el desempeñe día. ¿Qué le parece á de su cargo; porque usted de todo esto? el nuevo alcalde de nos han dicho. Nada Sevilla, aunque no les hemos contestado tenga historia polítin o s o t r o s ¿Nada? Nada Nos hemos enca, si bien es de ideas caminado después á una liberales, tiene lo tertulia en que había que hace falta para damas elegantes y mundirigir con acierto la danas y en que se haadministración del blaba sin aprensiones de Municipio: amor y cosas anecdóticas; un entusiasmo por su refrigerio espiritual nos ha abierto allí el apetito pueblo, cultura, coDON CAYETANO LUCA DE T EN A, ALCALDE DE SEYli, nA para la cena. nocimiento del mundo y conciencia délas Después de la cena, cuando salíamos de casa, necesidades públicas. res; nada hay más desa; radable en los artícu- nos hemos acordado de que teníamos que eslos y en los libros. Ent nces hemos dejado el cribir unas líneas. Son éstas. Las hemos escri Trabajador infatigable, como miembro periódico y hemos abiei to al azar un volumen to á la carrera, con el bastón entre las piernas de una raza de trabajadores cuyas inicia- nuevo. Nosotros comer zamos á leer los libros y el sombrero en el colodrillo. Tenemos que así nos hacemos la tivas conoce bien y disfruta Sevilla, diri- por U mitad ó por el fii JS libros tienen algún marcharnos á contemplar unas agradables piilusión de que todos I ge con su hermano Nicolás, otro ejem- interés. Pero esta lectura nuestra no podía ruetas. plo de laboriosidad y abnegación, impor- alargarse mucho; nos he mos puesto en pie; un Y esta es la vida. Nuestro grito es éste: tantísimas y diversas industrias que figu- organillo tocaba en la alie un aire absurdo y ¡Viva la bagatela! El año que ha acabado no ha ran entre las primeras de la capital de alegre de alguna zarzue a insubstancial. Esto sido para nosotros triste ni alegre; así quereAndalucía. Obrero entre sus obreros, nos ha traído el buen h mor. Había comenza- mos que sea el que comienza. El pesimismo y que se cuentan por centenares, conoce las do la mañana lloviendo; á mediodía ha aclara- el optimismo no existen; sólo existen temperado y se ha mostrado el sol; aire mentos necesidades de la clase trabajadora. Jo- de primavera, Necesitábamoselandar; era tibio, Tristán inducidos á la alegría ó á la tristeza. sin saber el pesimista es tan absurdo- -ó tan lóven, simpático, sevillano impenitente, dónde íbamos, nos hen os encontrado en los gico- -como Rodrigo el optimista. Toda filoambiciona para su pueblo natal mucho de umbrales de una estaciói Entrar en una esta- sofía es una confesión personal. Spinoza, tulo grande y bueno que ve en otras par- ción cuando no se tien z nada que hacer en berculoso, se siente panteísta, es decir, se detes, porque, merced á su posición des- ella, es uno de los peque ños placeres que nos- clara inmortal; Holbach, sano y fuerte, proahogada, visita todos los años las princi- otros más estimamos. Ib a á salir un mixto; nos clama el materialismo esto es, lo declara todo hemos sentado en un b y hemos comen- perecedero y caduco. Toda filosofía es un tempales capitales del extranjero. zado á leer un estudio filosófico. Las gentes peramento. Y nuestra filosofía es la amable, la Habituado á trabajar y á predicar con que nos rodeaban se di ponían á ir á Pinto, á eterna filosofía de la frivolidad. el ejemplo, irá á trabajar y hacer 1 raba- Valdeijjoro. á Pozuelo, i Araniuez. ¿Quién saAZOR 1 N Está, pues, de nhorabuena aquella hermosa ciudad y losottos se la enviamos muy sincérame nte seguros de que D. Cayetano Luca ie Tena llenará con exceso estos auguri is que hacemos inspirados en un espí itu de sinceridad y de justicia. -C. PEQUEÑO BALANCE El nuevo alcalde de Sevilla jar en el Ayuntamiento de Sevilla-