Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES i. DE ENERO DE 1006. AG. 7. EDICIÓN 1. mas aunque cobws en oro, que ya es regalo bastante, te ofrezco, dama extranjera, correspondiendo á tu atraco, la historia de Cayo Graco ó de otro Cayo cualquiera. PA. REJA SEGUNDA MARÍA (3 UOT 3 BRO CON EL EXCMO. AYUNTAMIENTO Cesa ya en tus ansias locas; no me convienes, pareja; ¡una americana... y vieja! ¡Así que tengo yo pocas! Pon, pues, á tus labios freno, que tu pedir es bobada... ¡Yo nunca regalo nada! ¡Pues hombre, estaría bueno! Por U copja, Luis DE TAPIA EL AÑO QUE NACE I rae en verdad cara de muy pocos amigos. Parece una de esas criaturas que lloran y patalean apenas ven la luz de este mundo amargo, como en son de protesta contra el hecho de nacer. ¿Y por qué ha de extrañarnos que el año nuevo venga tan cascarrabias, si le hemos preparado, en vez de mantillas, presupuestos? ¡Nacer en brazos del recaudador de contribuciones! ¿No ha de berrear y de desesperarse el cric? MARÍA GUE. RHERO Galán: de tu bolsa pende mi negocio, bueno ó malo; concédeme algún regalo, ya cjue soy tu dama... duende. EXCMO. AYUNTAMIENTO ¡Venir al mundo amagado de una cía diplomática, eso es mucho peor que aosir los ojos en la Inclusa y que la caridad de la gente le enseñe á uno después á pintar azulejos! En suma, tiene harta razón el 1906 para levantar airadamente los puños y las piernecitas. El mundo está muy desagradable, y arribar á él no es cosa de fiesta y alegría, sino de Danto y pitaleo. Es verdad que, por lo menos, aquí en España el nuevo vastago del señor Saturno podrá entretener sus ocios infantiles cambiando de Ministerio con la misma frecuencia con que otros chicos rompen juguetes; pero aparte da esa amenidad, ¿qué grandes distracciones le preparamos? De las pocas cosas que en España llevan ca mino de remozarse, una de ellas es el teatro. aVaya, pensará el chiquitín, veré algunas fun cioncitas nuevas. ¡Cómo se equivoca ei inocentel Verá un? obra de las más antiguas del repertorio, arreglada nuevamente ala escena española por el señor García Prieto. Aquella obra titulada M íi tares y paisanos, que tanto gusto dio en época! pasadas. iVíaría: me vuelves loco. Y i te he dado, criatura, una Samante escritura que te costaba muy poco. Tornas á tus peticiones y de darte gusto trato... Te renovaré el contrato en las mismas condiciones. PAREJA TERCERA O N NÍCCLÁS SALMEPÓV CO- N LA UNJOV REPUBLICANA Tienes, mi duaño, gran talla, y aquí tu dama obediente te pide un rico presente que por prudencia se calla. SALMERÓN J ir -Vüh. l Pues si en España le obligamos á hacer números desde la cuna, en Rusia le condenan á hacer hilas con los pañales. ¡Pobre cachorro! Aquí, tras de los presupuestos, los Aranceles, cosas ambas capaces ¿e afligirle con el sarampión y 3 a escarlatina juntas; en Rusia le reciben ante explosiones de dinamita y cargas de cosacos, y como si aquellos números y estas matanzas no fueran bastante, levanta los asustados ojos el niño y ve la cara fosca del Kaiser. ¿No ha de patalear, vuelvo á decir, el renacuajo? ¡Pues, anda, que buen bautismo Je espera en Algeciras! Los perspicaces y sesudos diplomáticos que van á reunirse en esta población para administrar al año nuevo el sacramento del Bautismo, ignoran todavía qué líquido saldrá de la pila. Pero todo el mundo, menos ellos, sabe que ó bautizan al chico con sangre, ó le bautizan con agua de cerrajas. ¡Dios quiera que sea con lo último! No, entre los numerosos años que ha visto desfilar por el almanaque de pared de su casa el señor conde de Cheste (y ojalá el desfile vuelva á empezar por el que á este señor le hizo adete) ninguno nació con tan mala estrella como el año actual. ¿Y vale la pena de nacer para presenciar la repnse de un arreglo de otro arreglo, como si hubiera obras que no quedaran bien arregladas nunca? Y si disgustado de cartel tan añejo prescinde del teatro, como no se dedique en estos primeros meses de su existencia á estampillar títulos de la Deuda ó á pintar ladrillos, ¡se ha lucido! España entera está entregada á la manufactura artística, y ya no hay más diferencia sino que los senadores vitalicios estampillan y los golfos pintan azulejos y aquéllos y éstos enseñan sus desnu jeces. Los senadores en francos, y los golfos también con la mayor franqueza del mundo. Luego, cuando florezcan los almendros, y el año, cercado de mariposas, entre en su edad adulta, ya tendrá el 1906 diversiones á porrillo en la Península ibérica. Verá llegar reyes y más reyes como un afortunado en el noble juego de! mus ó en el nc menos noble juego del tute. Al pobre chico se le caerá la baba contemplando las percalinas rosetones y vasos de colores que sirvieron pars agasajar á Loubet, y que, un tanto restaura dos, servirán asimismo para festejar la visita de las testas coronadas que nos honren con su majestuoso saludo. Mientras tanto, el democráíáoo Sr. Louibet Creo que te precipitas y que pecas de inocencia; ten un poco de paciencia y ¡á ver si te capacitas! Con mis frases absolutas bastante te he regalado, y... abur, que estoy ocupado con mis pleitos y minutas. PAREJA CUARTA BON VALERIANO WEYLER CON UNA SEÑORA YANK 1 DE SETENTA Y DOS AÑOS LA YÍMJÍÍ General: tu dama viene á decít, con voz galana: Acepta una americana, que s o que á ti te conviene