Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. V I E R N E S 29 D E D I C I E M B R E D E ICHXJ. F A G 5. K ü J i U J V i. Otro azul marino con aplicaciones de terciopelo. Finalmente, otro de terciopelo gris. Los demás vestidos, hechos en diferentes casas de esta corte, son de gran gusto y extraordinario valor. Citaremos algunos. Traje brochado azul, con encajes y adornos de puntillas, con lentejuelas. Bata de cachemira blanca, con delantero de raso y bordados de sedas del mismo tono. El pechero es de gasa con entredoses Valenciennes y vuelos de encajes. Vestido morado de raso liberty, con adornos de terciopelo, pechero de encaje y botones de plata. Otro de raso negro, con encaje de ChantiUy y guirnaldas de rosas encarnadas. Otro de terciopelo gris, con puntilla Valenciennes y aplicaciones también blancas. Otro rosa, de seda, con dos cuerpos, uno alto y otro bajo, bordado en plata con encajes y guirnaldas de rosas. Este vestido tiene manto de corte, color rosa, con bordados de plata. Traje terciopelo azul con encajes y bordados de plata. Otro verde Nilo, brochado, con encajes duquesa y bordado de matices de colores. Vestido de tul, para corte, con bordados de perlas y similis, y manto de terciopelo con encajes de Alencon. Otro negro de raso muselina, adornado con entredoses de terciopelo bordado. Una blusa negra de moirée azul con adornos de encaje Valencienne y de plata. Traje rosa brochado con encajes. Tiene dos cuerpos. Una bata azul pálido con incrustaciones de encaje. Un cuello de Chinchilla con encaje de aplicación. Vestido blanco de crespón de China con encajes duquesa. Otro gris perla de tul bordado con lentejuelas. Un abrigo de paño blanco con aplicaciones de encajes, y otro para viaje de paño gris. Una levita de piel de nutria. Dos vestidos de paño, hechura sastre y muchos más. La ropa blanca es admirable, y sentimos que la falta de espacio nos impida detallarla. Como final citaremos una mantilla blanca que figura en el equipo, de punto de Inglaterra, del primer tercio del siglo pasado, cuyo valor excede de 4.000 duros, y otra blanca y negra, también de extraordinario valor. Entre los pañuelos de mano hay varios de punto de Alengon de gran mérito. Todos los trabajos de instalación del equipo los han dirigido con gusto extraordinario la señora duquesa de San Carlos y la señora condesa de Mirasol. Un español tan babieca que se había figurado que en lo del estampillado se iba á hacer justicia seca Otro cuyo buen propósito era el firme y respetable de encontrar algún culpable en lo del tercer Depósito. Otro de tan gran demencia y opiniones tan bromistas que cree en los villaverdistas. ¡y ésta sí que es inocencia! Un español con delirio que opina en su calentura que es la gran literatura la del Nenúfar y el Lirio. Otro que opina cortés que de Weyler la grasienta levita, es del año ochenta... (cuando es del cincuenta y tresj Otro que á Concas propaga, y convencióse el indino de que es el mejor marino el que más veces naufraga. Y otro, en fin, que ayer creía que por chamba ó por retruque, van los proyectos de Luaue á ser leyes algún día. A gentes tan diferentes en costumbres y en edades, mando mil felicidades por el día de Inocentes. Luis DE TAPIA z v e 1 incomparable colección de vestidos. a En los otros tres lienzos de pared, se han xpuesto las prendas de ropa interior. El número de éstas varia en cada clase desde ocho á doce docenas. En el centro del muro que da fíente á los balcones, se ha colocado una vitrina donde, admirablemente presentadas, se ven todas las oyas regaladas á S. A. Su augusta madre ha estado verdaderamente espléndida en sus obsequios, tanto por el número como por el valor que tienen. He aquí la lista de ellos; Un collar de seis hilos de perlas con broche 3 e brillantes y perlas gruesas, y unos pendientes que hacen juego con el collar. Su valor excede de i 20 000 duros. Un aderezo completo de brillantes con esmeraldas de gran tamaño, casi tan grandes como las que posee la infanta doña Isabel. Una diadema de rosas de brillantes magníficos. Un collar de dos hilos de hermosísimos brilantes chatones, cuyo número asciende á 64. ista joya está formada con los brillantes regaados por S. M la Reina á la Infanta desde jue ésta nació. Un aderezo de brillantes y rubíes formando strellas. Un imperdible de brillantes que representa un pensamiento. Diez abanicos antiguos de extraordinario valor. S. M el Rey dedica á su augusta hermana un collar de brillantes y rubíes con dos pulseras de las mismas piedras, que pueden formar collar. La infanta doña Isabel regala á S. A. una diadema de brillantes y gruesas perlas. La infanta doña Paz unas ramas imitando Tiiedra, formadas con preciosos brillantes. Ls princesa Luisa de Orleans una cadena de oro con zafiros. El infante D. Carlos, dos magníficas pulseras de brillantes que forman collar. El príncipe D. Luis Fernando de Baviera iedica á su hijo un Toisón de Oro con brilantes, zafiros y rubíes. El prometido de S. A. la infanta María Teesa ha estado también espléndido con su fuura. Además de la pulsera de petición, que es ína cadena de oro con brillantes y zafiros, ha dedicado á la infanta Mau a Teresa un collar formado por un hilo de perlas con broche de brillantes; otra pulsera, dos sortijas; un abanico de encajes de mérito singular; un chai de Manila color botón de oro y las figuras chinas con cabezas de marfil pintadas, y cuatro vestidos, entre ellos el de boda. El regalo de las damas de la Reina es un orendido de cadenas de brillantes y zafiros. Fuera de la vitrina figuran otros regalos, y entre ellos el del obispo de Sión y los capellanes de honor, que es una pila de plata repujada para agua bendita. También figuran en la exposición regalos de Ja señora marquesa de Najera, marquesa de Santa Genoveva, Sr. Sáinz de la Maza, señora de Arespacochaga y Weyler de Heredia, general Bascaran, Sres. Aguilar, Viana- Cárdenas y otros varios. No resistimos á la tentación de citar dos magníficos jarrones de porcelana de Sévres que dedican á S. A. los príncipes D. Alfonso v doña Luisa de Baviera. Entre los vestidos que figuran en la exposición, aparecen en primer término los cuatro siguientes, que son regalo del novio: El vestido de boda, de raso blanco con manto de corte de pana brochada estampada de terciopelo con flores de azahar. Los encajes v el velo son de Alengon. Otro vestido de tul b nco, de baile, con ¡so rob. i, e. icaies y lentejuelasr DILTSOCIEDÁD La marquesa de Squilache está convirtiendo sus salones en Exposiciónde valiosos objetos que envían á la ilustre dama sus amigos para contribuir á la doble obra benéfica de socorrer á los pobres y acabar la basílica de Santa Teresa, en Alba de Tormes. Le han enviado regalos ya los duques de Plasencia, los marqueses de Atalayuelas y de la Rodriga, la señora Pardo Bazán, los Sres. Dato, Haardt Devos y otros. Cuando estén reunidos todos los regalos, se expondrán en uno de los patios del ministerio de Estado. La marquesa se ocupa en la organización de la función del Real. Sus Altezas las infantas doña Isabel y doña Paz estuvieron ayer tarde en casa del arquitecto D. Enrique María Repulías y Vargas con objeto de ver el proyecto de la basílica de Santa Teresa de Jesús, en Alba de Tormes. La fiesta organizada por la joven duquesa de Noblejas y celebrada ayer en su elegante morada, resultó muy simpática, acudiendo á ella lo más distinguido déla buena sociedad. Hicieron los honores la duquesa y su madre la duquesa viuda. Ha regresado de París el Sr. D. Jesús Fernández Duro. La hija de la condesa de Heredia Spínola se encontraba ayer bastante mejorada de la enfermedad que sufre. El joven D. Manuel de Aguirre, agregado á la embajada de España cerca del Vaticano, ha marchado á Roma con objeto de tomar posesión nuevamente de su cargo, después de haber disfrutado una temporada de licencia. En este viaje le acomoaña su padre, el conde de Andino. Ha fallecido en San Sebastián la virtuosa señora doña Cándida Bereciartúa é Indart, viuda de ligarte, madre del laureado p i n t e GACETILLA RIMADA. V COPLAS DEL VIERNES Ayer, día de Inocentes, entre la risa y el llanto han celebrado su santo los individuos siguientes: Un ciudadano formal que en su incurable simplezs creyó siempre en la pureza del sufragio universal. Otro que siendo abogado y con buenas relaciones, pagó las contribuciones que le señaló el Estado Otro que en su candida sustenta aun hoy la opinión de que el señor Salmerón va á sublevarse una vez. D. Ignacio, á quien dames nuestro pésame.