Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 28 DE DICIEMBRE DE ioo5. PAG. 6. EDICIÓN í. a lor que desprende el suyo, abierto á todo Jo grande y generoso. Y aun cuando la concedan los mayores honores sociales, no podrán aumentar su grandeza moral, ni tampoco las placas y bandas que cubran su seno lograrán amenguar los latidos de su hermoso coKazón. ¿Comprendéis ahora, lectores, por qué me apenan los palacios dormidos y cerrados y los seres tristes y silenciosos? EL DOCTOR FAUSTO COSAS 1 a mar de cosas! Perdónenme los puristas lo acuático de la hipérbole, en vista del temporal lluvioso aue dicen que reina. En el momento de ponerme á escribir esta espec de crónica, tenía yo una lista de asuntos de actualidad que daba gusto verla. La lenta, pero continua desaparición del pavo de M idad ante la creciente invasión de los capones, mas o menos de Bayona. La huelga de los coníheros, que como dice mi amigo Bre c n querían amargamos las Pascuas. La cara de ídem de los favorecidos por la Lotería 7 egionai, antes Nacional. Las razones del sultán de Marruecos para preferir Algeciras á Madrid como punto de Conferencias, la cuestión de... Pero nada de esto me sirve. La actualidad se ha echado encima á más andar y ha empujado todos los anteriores asuntos que se han caído de viejos. Reporters espontáneos de las cinco partes del mundo acaban de llegar á mata- automóvil. Lo de matar caballos es ya muy antiguo y ha quedado relegado á las Plazas de Toros. Los reporters vierten sobre mi mesa un chaparrón de notas con un diluvio de noticias, entre las cuales apenas acierto á entresacar las más importantes. El zar de todas las Rusias disfruta en estos momentos de todas las satisfacciones, y aquella paz que antaño reinaba en Varsovia, reina por fin en todas las diadas Rusias y algunas más. Las músicas recorren Jas calles de Petersburgo (antes Santo) tocando la Marsellesa, el himno de Riego y el tango de El morrongo, símbolos musicales de las libertades de todos los géneros, el chico inclusive. Los cosacos llevan las sendas mochilas llenas de pastillas y bombones de la fábrica de Matías López, para obsequiar á las multitudes, que á su vez responden á tan delicadas atenciones con calientes chuletas de huerta y trocitos de mojama. Las tropas bailan el agarrado en las plazas públicas con los más significados nihilistas, al compás del bomba va de El perro chico. Francia, la fiel amiga y aliada que no puede ver con indiferencia el bienestar paradisiaco de Rusia, da públicas muestras de su regocijo en forma puramente mística. Procesiones religiosas recorren los bulevares, las órdenes monásticas se apresuran á dejar tarjetas en casa de Combes, su cariñoso protector, que organiza en estos instantes una peregrinación á Rema, y al picaresco couplet y á la desenvuelta quadiitle han sucedido en todos los salones de espectáculos los salmos de David y los trenos de Jeremías. Por casa, todos buenos, aunque no nos faltan algunas contrariedades que lamentar, verbigracia: El cierre de casi todos los establecimientos de revólvers, cuchillos y navajas, en vista d; la aversión del público á comprar esta clase de utensilios. La dificultad de encontrar en toda la calle de Toledo una soia taberna, y en todas las calles, callejuelas, plazas y plazuelas que tiene Madrid un solo mendigo á quien dar los perros que nos rompen los bolsillos. La fatiga del ministro de Hacienda, que no tiene un momento de respiro, ocupado día y noche en recibir las devoluciones de millones que se habían distraído y se habían estampillado, y en resolver ¡as reclamaciones de los contribuyentes que se quejan con razón de que no se les cobre lo que deben pagar por la riqueza oculta, porque dicen que eso es rebajarlos. El ímprobo trabajo que pesa sobre los bedeles de la Universidad en vista de la obstinación de los escolares que se empeñan en no salir de las aulas ni de día ni de noche. Y para que nadie esté sin su quebradero de cabeza, hasta la Sociedad de Autores está abrumada con las. reclamaciones de los escritores contra las empresas, porque éstas han dado en pagar como originales las traducciones. ¡Qué día para el cronista, el 28 de Diciembre! CARLOS LUIS DE CUENCA patios, interiores adornados con fuentes y azulejos, naranjos, laureles, rosales. Un perfume de flores y frutas maduras se eleva dí esta vida soñolienta. A veces, una mano blanca entreabre el transparente y detrás de la ventana barreada, aoarece un rostro de mujer Las jóvenes de Algeciras son las más bella de España, mezcla en ocasiones, de sangra española é inglesa, nacidas de andaluzas rao renas é ingleses rubios, de Carmen y Ofelia ¿Necesitan los graves plenipotenciarios dis cusiones sombrías para hablar de política? ¿Nc pueden arreglar bajo el cielo azul los destinos de los imperios? Me he preguntado todo esto, al evocar Algeciras y al mover los libros de fia de año dedicados á los niños. Pero los libros de este año, no son esta vez cuentos de hadas, libros infantiles; son libros graves que tan sólo tienen de poético el nombre: El Libra amarillo, el Libro blanco. Pero lo importante es que no aparezca el Libro negro. JI- I. ES CLARETIE iY! k ALGEC 1 RAS A Igeciras! No pude sospechar que la peque ña villa que visité antaño, pudiera adquirir un interés histórico. Los hosteleros, de rostro afeitado, que fumaban gravemente su papelito tampoco sospecharon que Europa entera discutiría en un cierto día el confort de sus habitaciones y el mérito de su mesa redonda. El año que va á terminar ha sido un año de gloria para los fondistas españoles. Los de Burgos tuvieron el eclipse y las conferencias de los sabios. Repartieron profusamente por toda la Europa unos anuncios ilustrados, representando los monumentos de Burgos, la tumba del Cid, la Catedral, la cartuja de Miraflores. Los dueños de las posadas elogiaban los péseos, las excursiones que podrían realizarse, dado caso que el cielo cubierto impidiera las observaciones astronómicas. Los de Algeciras pudieron haber hecho otro tanto. N o podían ofrecer un eclipse; pero en cambio iban á recibir á Europa, que no se dispone por esta vez á observar la luna con un telescopio, sino dedicarse á un puntito blanquecino que se percibe en los días claros desde la bahía de Algeciras, un rinconcito de África, muy diminuto, que desde hace mucho tiempo causa mucho ruido, y que se llama Tánger. Burgos tuvo sus sabios, Algeciras tendrá sus diplomáticos. Los hosteleros, á su vez, se reunen, discuten y han tenido también sus conferencias. Ahora protestan, se desacreditan sus fondas, pero son dignas, sin embargo, de recibir á la Europa, que si no las acepta, será por ser un huésped muy difícil de contentarse. La verdad es, que la villa andaluza, es un delicioso rincón de España; pero más que una villa de Europa es un rincón de África. Quemada por el sol, apenas se la divisa desde el mar; en el fondo de una bahía pequeña, un bloque de roca viva, Gibraltar, la domina, la aplasta. Algeciras, apenas visitada por los turistas y por las caravanas de la agencia Cook, pertenece á la España pasada, á la España de las baIsáás y leyendas de Hugo y Gautier. Es una villa toda blanca y toda azul con casas bajas. Los balcones de hierro forjado avanzan bombeados, floreciendo con laureles y rosas. Las calles son silenciosas y tristes; brota la hierba entre los cantos que forman su pavimento. Es el silencio de las villas orientales dormidas bajo el sol. Yo voy y vengo por esta soledad. Advierto en plena calle un gato muerto, ensangrentado, rodeado de moscas zumbonas. Las puertas entornadas dejan ver deliciosos JV IENTJDERO TEATRAL. FUNCIONES DE INOCENTES ¿A usted le divierten esas funciones? ¡Maldito! -Igual me ocurre á mí, y sin embargo, todos los años, en este día, se llenan. los teatros; poco más ó menos el programa es idéntico al de los anteriores, los eternos cambios de sexo, las mismas tonterías... -Y los mismos pateos; porque eso es lo gracioso, que como las inocentadas resultan casi siempre fúnebres, el público se mete con ellas, por lo menos para divertirse él. -Somos así en todo. ¿Se acuerda usted de la inocentada que nos dio en París D Eugenio? ¡Pues ahí le tiene usted preparándose para darla otro golpe en Algeciras como si ta 3 cosa, y á pesar de la grita anterior! ¿Y qué novedades anuncian los teatros para hoy? -En el Español, La musa toca y La sobresaHenta; en la Comedia, Las cigarras hormigai; en Lara, Los malhechores del bien y varios entretenimientos; en la Princesa, El 3o de infantería; en el Circo de Price, Los quintos, Bohemios, La barca nueva, Gazpacho gitano, Sí doctor maravilloso y Casa de dormir; en Apolo, Las citas á media noche, Elperro chico y Jas inocentadas hasta cierto punto, El pierrot automático, Madame Carreras, dam son repertoire. La danza serpentina, bailada por Carrión, Amor en solfa, con sorpresas y El iluso Cañizares, en 3 a Zarzuela, El trébol, con un coro nuevecito de muchachas inocentes; una tiple muy sfogatta can tara la romanza de El cabo primero, La reina con algunas variaciones, exhibición del monc Cónsul, resucitado en obsequio de los inocentes y Vtlla- Alegre, con el estreno de un manico mió; en Eslava, Biblioteca popular, con un magnífico surtido de morcillas, el estreno de la astracanada con tesis. La borrica, con un suculento reparto, el baile de gran fantasía y bastante espectáculo El hada vehemente ó Los amorcillos y el éter, por las sugestivas bailarinas Chicote, Soler, Ponzano, etc. Los nervios y una sesión cinematográfica; en el Cómico, las obras de más éxito allí estrenadas este año y no se cuántas mojigangas y atracciones, y en Romea, gran Concurso de bailes internacionales, alia prestidigitación, ventriloquia, La conferencia de Al geciras y otras sorpresas. ¡Me parece que hay donde escoger! ¡Qué sé yo! En vista de tan excelente programa, mire usted, es posible que me quede en mi casita esta tarde. FLOR 1 DOR