Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Hasta hace poco más de veinte años en muy pocos pueblos había reloj de torre y todo el mundo se guiaba por el sol para sus faenas, pero el relojero CANSECO, sin pensar la trascendencia que pudiera traer, se- dedicó con toda energía á perfeccionar el mecanismo de los relojes de torre, logrando lo que jamás había conseguido ningún nacido, esto es, regular la marcha de los mismos con una exactitud nunca soñada y sin necesidad de pesas, sustituyéndolas con resortes, y resultando al mismo tiempo á un precio baratísimo. Con este motivo, no tardaron los relojes de torre del SISTEMA CANV SECO en extenderse, primero en España, después en Europa, África, América, Asia y en todo el universo. El rey de los astros sintióse celoso al ver que ya nadie hacía caso de él para atender cada cual á sus ocupaciones, y entabló pleito contra los relojes de CANSECO, pleito que duró más de diez afios, hasta que un juez recto y justiciero, de los muchos que hay que desprecian el caciquismo, falló en justicia, dando la razón á los relojes SISTEMA CANSECO. Como dato curioso, damos á continuación algunos de los resultandos y considerandos que figuran en el referido fallo. 4. Que los EELOJES CANSECO pueden funcionar de una manera admirable, sin necesidad de pesas, por estar sustituidas por motores 6 resortes, y por lo tanto, pueden colocarse á muy poco gasto en cualquier Casa de Ayuntamiento, sin necesidad de torre; 5. Que los relojes SISTEMA CANSECO disfrutan privilegio de invención en España y en el Extranjero, y por lo tanto, están exceptúa dos de subasta para suí adquisición por los Ayuntamientos y Diputa ciones; 6.o Que los relojes CANSECO tienen campanas para anunciarla hora, lo cual es un descanso apreciable, sobre todo por la noche, puea dan las horas repetidas para que no quede duda; campanas construidas con una aleación especial acerada, que se oyen á más de una legua las de 100 kilos, á dos leguas las de 200 kilos, y á tres leguas las de 300 kilos, y así sucesivamente. CONSIDERANDO: l.o Que todos los pueblos grandes y pequeños deben tener reloj da X torre para la distribución oficial, social é industrial del tiempo; pues ea un pueblo sin reloj de Villa, i ¿qué alcalde puede gobernar bien? 2.o Considerando que el tiempo es oro y que el buen empleo y apro- vechamiento del tiempo es la base de la riqueza y de todo bienestar; 3.o Considerando que el reloj de torre que colocó el Sr. CANSECd en el palacio del popular periódico ABC, paseo de la Castellana, número, 22, por la exactitud en su marcha es el regulador de todos los relojes de Madrid, RESULTANDO: l.o Que con el sol no siempie sabemos en qué hora vinimos, puesto jue de noche no lo vemos y por el día no siempre, pues á lo mejor se sseonde tras las nubf s, y adiós reloj de sol; y además, que como no tieie campanas para pregonar la hora, es una gran falta que ha e perder mucho tiempo; 2. Que la hora del sol casi nunca es fija, pues todos sabemos que á ausa de las evoluciones del globo terrestre, adelanta en los meses de Mayo, Junio, Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre, y atrasa en los meses de Enero, Febrero, Marzo, Abril, Julio y Agosto, 3. Que según consta en más de 600 certificaciones expedidas por autoridades eclpsiásticas, civiles y militares, los RELOJES CANSECO regulan la hora en todo tiempo sin variar un segundo, y que duran muchos años sin descomponerse, FALLAMOS que debemos declarar y declaramos que los EELOJES DE TOEEE SIS TEMA CANSECO pueden y deben de extenderse por todo el mundo y sus anejos, y el constructor Sr. CANSECO puede y debe colocarlos hasta en los cuernos de la luna. Dado en etc. etc. etc.