Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 24 DE DICIEMBRE DE 1 9o5. PAG. i3. Cruz, con la fidelidad de un Castilfo. Aquellas majas; los toreros presumidos; los comediantes del Príncipe; sus intrigas de bastidores; todo, todo parece reproducido de cartones de Goya, figuras evocadas por su inspiración. ¿Cabe más sincero, ni más alto elogio? Pues esa es la medida de su valor. El éxito fue grande, justo y decisivo para el ingenio siempre fértil y lozano de Benavente, que todo lo abarca y todo lo intenta con pasmosa seguridad. Chapí ha escrito dos primorosos números ie absoluto carácter, netamente españoles, una tirana y un cuarteto que son dos bibelols. Se repitieron, y aún á la gente le supo á poco. María Guerrero cantó con tanta ingenuidad En el sudexpreso llegaron ayer á esta corte S. A. ia infanta doña Paz, su esposo el prín- como gracia, dando extraordinario relieve á la Sobresalienía, la cómica mimada por petimecipe Luis Fernando de Baviera y sus hijos. En la estación esperaba á S S A A RR. to- tres y regidores. Nieves Suárez, la María Cancio y la More da la familia Real, vistiendo S. M el Rey unira, muy bien. Y de ellos, Díaz, Mesejo y Sanforme de húsares de Pavía. tiago. Para celebrar el enlace de la infanta María, La obra, puesta con el interés y cuidado Teresa, se verificará el día 8 de Enero una re- que en aquella casa son tradicionales. -F. cepción en el Palacio de la infanta Isabel. X El día ¡o habrá gran recepción en el Palap N E L CÓMICO. Za gatila blanca, letr Mefislofelc tiene muchos devotos en Ma- cio Rea! y e! i 2, día de la boda, banquete de de Jackson Veyán y Capella, música de drid. Mefisiofele, de Boito, seentiende. Puede Jiménez y Vives. que el otro también los tenga. Su música gusEn La gaíita blanca lo de menos es la obra, Los gentiles- hombres, grandes de España, tó siempre; su libro, no se diga. Boito poeta han acordado ofrecer á S. A. ¡a infanta doña el libro; lo fundamental es la belleza de las inha superado á Boito músico. Su libro es infinitamente mejor, más completo y menos fal- María Teresa una joya, designando una co- térpretes, su vistosa presentación, lo sicalíptico seado que el que aderezó con. música Gounod. misión que forman el príncipe Pío de Saboya de los ademanes y la repetición de Laílables y Además el recuerdo de Massini, de Gayarre, y los marqueses de la Romana y Torrecilla, tangos, pues hay en la partitura dos números de cake- walk y dos tanguitos, el de la gatiia y de D Lucía, de Nanetti, de líetam, no se bo- para realizar su propósito. En el gran salón de) comedor de gala de el de chocolate, capaces de poner encarnado i rra tan fácilmente. un bilioso. El Real estuvo lleno, aunque no era turno Palacio, se expondrá uno de estos d. as e! Las Srtas. Fons y López Martínez, hábill segundo; su aspecto, deslumbrador, como írousieau de la infanta María Teresa. mente ataviadas; las señoritas del coro, supe siempre. rabundantemente sugestivas; la pimienta sus Los héroes de la noche fueron el maestro tituyendo á ia sal en el condimento de estf Vítale y su esposa la Sra. Pasini. El prólogo guiso escénico... fue un verdadero triunfo para el primero. Le C N LA COMEDIA. Les cigarras hormi ¡Doscientas representaciones aseguradas y llevó tan bien, tanto colorido supo darle, que gas, comedia en tres actos, de Jacinto Be- el cartel de la cuarta fijo para mucho tiempoel público en masa aplaudió con entusiasmo al navente. T. director y á la orquesta y hubo de repetirse, Cuando comenzábamos á saborear el siemno ¡a hermosa página, como hubiera sido de pre vivo é ingenioso diálogo de Benavente, en desear, sino el tema final, la frase de ¡sanctus! la tercera ó cuarta escena, Mendiguchía se sinFalsificación importante La Sra. Pasini hizo una Margarita y una tió atacado de violentos dolores, y manifestó POK TELÉGRAFO Elena ideales. Graciosa y siempre artista en la al público que le era absolutamente imposible TJeinosa, i 3 1 t. La Guardia civil de estt escena del jardín, interpretó después magis- continuar la representación. puesto ha realizado hoy un importante tralraente la escena de ¡a prisión, siendo llaTrasladado á su cuarto y reconocido por servicio. mada al palco escénico y escuchando muchos los médicos, se supo que el distinguido actor Desde hace algún tiempo un individuo lia aplausos y bravos. Cantó admirablemente la padecía un fuerte cólico. mado Pedro Bañuelos, de Mataporquera, canción de la visión, en el acto cuarto, siendo Benavente, al ver que la indisposición de de nuevo ovacionada, y el dúo con Fausto, y Mendiguchía no cesaba, quiso hacer su papel, anunciaba en los periódicos de Bilbao y Sanel público proclamó á la Sra. Pasini actriz para no privar al público del estreno. Algunos tander la manera de aprender una industria lucrativa por cincuenta pesetas. consumada y cantante excelente. amigos le hicieron desistir de su propósito, El cabo de la benemérita, llamado Castillo, Bassi fue también aplaudido en su labor, que aunque no hubiera sido ésta la primera vez que fue discreta, y en el epílogo, no obstante re- Benavente se nos mostrara como actor, pues sospechando que se trataba de algo irregular, cordar el púbüco aquel úllimo bisogno dell esis- ya le hemos visto en dos ocasic. vc: cniar se dirigió á Mataporquera, y después de un minucioso registro, descubrió que el citado tenzu mia del inolvidable Julián, conquistó mu- muy lucidamente. Bañuelos se dedicaba á enseñar la 1 fabricación chas palmas. Un ilustre amigo avisó al público, desde el de cigarros finos con hojas de helécho y una Muy bien la Srta. Torreta, y mostrando escenario, que se suspendía! a representación capa de tabaco, dándoles color y aroma con muy buena voluntad el Sr. Rossaío en el difí- de Las cigarras hormigas hasta esta tarde á la distintos licores. cil papel de Mefistofele, que requiere algo más misma hora. Se han encontrado varias libras de tabaco que la hermosa voz que tiene el citado artista. Anoche seguía indispuesto el Sr. Mendide hoja fresco y algunos frascos de licores. Se aplaudió como siempre el aquelarre, y al guchía, y por si este accidente se prolonga, se El falsificador, por disposición del Juzgado, fina! ds todos los actos fueron llamados á es- pensó en sustituirle con ei Sr. Llanos. ha ingresado en la cárcel. cena los artistas y el maestro Vítale. En fin, pocas horas falta i para que salgaEn el palco regio estuvo los dos últimos mos de dudas. actos la infanta doña Isabel. X En una platea estuvo, con la marquesa de C N E L ESPAÑOL. La sobresáltenla, saiValdeiglesias, la de (vanrrey, que asistía al Real -J nete lírico en un acto y tres cujjdros, D. Ignacio Bolívar, decano de la Facultad por primera vez este año después de su viaje de Benavente, música de Chapí. de Ciencias, nuestro querido amigo, sufre en por el extranjero. Miel sobre hojuelas! como suele decirse, estos momentos la pena de haber perdido á sa En otra platea vimos á una señorita muy la que paladeamos anoche. Benavente y Chapí. hijo Pepe, que murió en Barcelona e! 22 del distinguida que Í H una memorable y no muy jlína tontería! corriente. lejana catástrofe ferroviaria, sufrió gravísimas Aprendan los currinches y meritorios de ceEnviárnosle, lo mismo que á su familia, e lesiones, así como su madre, habiendo tardado lebridad, de cómo se pueden hacer saínetes, testimonio de nuestro sincero dolor. mucho tiempo en curarse. Ambas, por cierto, limpios, de casta, honestos, sin artificios Los marqueses de Villalba han citado r, muno han vuelto á montar en un tren y hacen sus de lenguaje, sin garambainas... ni armas al chos de sus numerosos amigos para esta no hombro. viajes en coche tirado por buenas muías. La marquesa de Squilachc recibió en su La sobrecalienta es un sámete de buens cepa, che, á las once y media, en su magnífica moplatea á muchos de sus amigos v escuchó en- escrito con la fórmula de D. Ramón de la rada de la plaza de Bilbao, con objeto de oír rigirse á sus amigos y á las Sociedades y comercios de Madrid, solicitando su concurso en donativos de objetos, para organizar una gran tómbola á beneficio de los pobres y de las obras de la Basílica. Al mismo tiempo se propone Ja marquesa de Sqjilache organizar un espectáculo teatral que acaso consista en una función en el Real, que honrarán tal vez con su presencia las personas de la regia familia. Como se ve, los déseos de la infanta doña Paz tendrán rápida ejecución, y seguramente estas nobles iniciativas obtendrán el merecido éxito. Conocidos el entusiasmo de la marquesa de Squilache y la caridad de la sociedad de Ma drid, que nunca deja de asociarse á estas nobles empresas, no puede dudarse que las fiestas que se organicen ofrecerán resultados abundantes para el socorro de los pobres de Madrid y para ¡as obras de la Basílica en construcción. horabuenas por la nueva ín: ativa que h a t o mado, secundando el deseo de la infanta doña Paz, para alWar recursos que permitan terminar la basílica de Santa Teresa en Alba de Tormes y socorrer á los pobres, que son muchos, cada vez más. ¿Qué impresiones tiene usted sobre su proyecto? -la preguntamos. -Muy buenas- -nos eontestó; -hoy mismo he recibido catorce regalos muy valiosos. Mañana veré á S. A. Lo demás, irá llegando por sus pasos. C. I Iy DE PALACIO LAS NOCHES