Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 19 DE DICIEMBRE DE i 9 q 5. PAG. 5. EDICIÓN 1 coliseo se niega á representar 3 a obra de Caldos. -Bueno; pero ese caballero dirá que en su íasa se hace lo que él dispone. -Sí, pero por ese camino, y si la Sociedad fle Autores no lo evita, el día de mañana otro señor le pone el veto á Benavente ó á Linares ó al que sea, por cualquier tontería, porque le ganó tinas carambolas, ó porque le pisó un sallo y no le dsjo: usted dispense. -Pues el maestro Galdós no cesa en su regeneradora campaña; después de su último éxito de librería, prepara el arreglo para ¡a Comedia de La familia de León T och, y un distinguido periodista le ayuda en el empeño, ¿Cómo sigue Rosarito Pino? -Muy mejorada. Pero de todos modos, es posible que la obra de Rusiñol, Suena gente, ya no se estrene hasta después de las fiestas de Navidad. El sábado próximo se estrena la de Benavente. -En ei Circo preparan una zarzuela de Perrín y Palacios, con música de Jiménez y Vives, titulada Libertad. En Barcelona, donde se estrenó, tuvo un gran éxito, especialmente el primer acto. Me dicen que ahora los tres actos han quedado reducidos á uno, y que así la zarzuela resulta de más intensidad y efecto. Francisca Calvo, la primera figura de aquela compañía, ha recibido magníficas proposiciones de ¡a empresa del teatro Albisu, de la Habana, y muy pronto embarcará. -A propósito. E! Centro Gallego, de aquella capital, se propone adquirir el antiguo teatro Tacón, en 56o.66o pesos, destinando otros 5oo.ooo á importantes obras de reparaciones. La escritura se firmará uno de estos días. -En la Princesa está en ensayo un juguete cómico en tres actos, El 3o de- infantería, y en el Real Mefiüofele, que cantará Bassi. ¿Y Riquelme? -Sigue enfermo, y la empresa de Apolo no debe confiar mucho en su próximo restablecimiento, cuando se dispone á estrenar iluso Cañizares, sustituyéndole Manzano, que desde anoche hace todos los pápeleSide aquel primer actor. -Muy de veras lo deploro. -Ya sabrá usted que estaraos á la vista de un nuevo teatro de género ínfimo. El Frontón Central se transformará por las noches en una gran sala conceri, para la que se está construyendo un escenario que se arma y se desarma en pocas horas. ¡El palacio hecho panteón, que diría el Tenoriol- -Justo; pelotaris y cupletistas en amigable consorcio. jTodo con momio, naturalmente! FLOR 1 DOR rey de Inglaterra, cuando solamente ostentaba con soberbia corona y collar de brillantes; la infanta Isabel traje blanco de seda brochada, el título de príncipe de Gales. Desde que murió el padre de nuestro actual cubierto de gasa con aplicaciones también de Monarca fue anoche la primera vez que! a fami- seda, adornándose, como la Reina, con brilia Real concurría á una fiesta celebrada fuera llantes; la infanta María Teresa, de raso blande! regio alcázar; por eso es aún más preciado co, con crisantemos del mismo color y collar el honor concedido á la duquesa viuda de Bai- de perlas, y la duquesa viuda de Bailen con len, que ya había preparado el baile actual en traje de raso color lila, con plumas y encajes dos ocasiones distintas y dos veces también blancos, no ostentando más alhajas que dos había tenido que aplazarlo por el fallecimiento hermosas perlas de considerable- tamaño en el de S. M la reina Isabel y por el de la serení- cuello, y pendientes de las mismas joyas y diasima princesa de Asturias, de inolvidable re- dema de brillantes. cuerdo. El Rey vestía uniforme de gala de almirante de Marina, y el infante D Fernando de caX pitán de húsares de Pavía. I a fiesta, Las personas Reales entraron en el salón cU Desde mucho antes de las nueve y media, hora á la que daría comienzo el baile, según baile á los acordes de la Marcha Real, ejecu rezaban las invitaciones, era grande la afluencia tada por el doble sexteto dirigido por el maes de curiosos en los alrededores del palacio de tro Barbero, y después de descansar brevePortugalete, ávidos de contemplar no sólo á mente en los magníficos sillones preparados ai las personas de la Real familia, sino á las lina- efecto, dio comienzo el baile á las diez y judas damas de la aristocracia que en fiestas media. como la que describimos, realzan su belleza X con espléndidas toilettes y soberbios aderezos. jpl rigodón de honor. Tomaron parte en él doce parejas; Sa En la fachada principal del palacio lucía desde las ocho una artística iluminación eléctrica; Majestad el Rey bailó con la dueña de la casa, guardias municipales y de orden público, á pie el príncipe Fernando, con la infanta María Tey á caballo, custodiaban las inmediaciones, y resa; la infanta Isabel, con el embajador de los servidores de la casa, con empolvadas pe- Austria, y de las restantes parejas formaron lucas y amplios casacones- azul y grana, apiñá- parte las embajadoras de Italia é Inglaterra, banse en doble fila en el vestíbulo y á lo largo las marquesas de Viana, Riscal, Somosancho y de la escalera, ostentando los blasones de las Argüeso, la condesa de Toreno y los señores presidente del Consejo, ministros de Estado y casas de Castrejón y de Bailen. Los prim. eros invitados empezaron á llegar Gracia y Justicia, general Echagüe, conde del Serrallo, embajador de Inglaterra y marqueses después de las nueve y media. A dicha hora era fácil aún transitar por los de Viana y Riscal. Después se bailaron varios valses y á las espaciosos salones y admirar las preciadísimas joyas en elios contenidas, avaloradas aún más doce y media dio comienzo el cotillón, dirigipor la profusión de luces eléctricas que lo inun- do por Ja marquesa de Viana y cende de Torre- Palma y en el que se hicieron variados y daba todo. Todos los salones de la planta principal es- escogidísimos regalos, encargados expresamen taban abiertos; el de Luis XV, de tonos claros te á París para la fiesta de anoche. Durante toda la noche era imposible dar un y adornado de magníficas porcelanas; el Pompadour, el Rojo, en e! que lucen los retratos paso por los salones, y á la hora en que cerrade familia y en el que al lado de valiosísimas mos esta edición todavía la gente joven se enjoyas figuran en las vitrinas las artísticas taba- trega á las delicias del vals. queras de oro y esmaltes que pertenecieron al Hicieron los honores de. la casa, con la dugeneral Castaños, primer duque de Bailen; el quesa viuda de Bailen, sus sobrinas las hermojaponés, el de Renacimiento y el de baile, del sas marquesas del Riscal, de Viana y del n que habla Kasabal. fantado, vestidas la primera y la última de Una hora después era imposible transitar blanco y de rosa la segunda. X por ellos, y más tarde aún los caballeros tenían I a cena. que pasar al fumoir ó á la espaciosa galería cir A las dos menos veinte minutos se sencular, toda repleta de bronces y cuadros modernos, cuajada, ¡o mismo que el vestíbulo, la taron á la mesa las Reales personas. El comedor, cuya decoración es de zócalo escalera y el resto de los salones, de plantas tropicales y de bellísimas flores de fragante de caoba y tapicería de terciopelo azul claro, está espléndidamente iluminado. La mesa osaroma. tenta rica vajilla de porcelana y preciosa crisX talería cincelada con el escudo de la casa en 1 a familia rea! Poco antes de las diez salió de Pala- oro. El adorno de la mesa consiste en una cio la familia Real, en cuatro landos cerrados, riviere con profusión de rosas y claveles rojos precedida de un caballerizo y un correo de y amarillos. Presiden la mesa el Rey, que tiene á su degabinete y sin escolta. En el primer carruaje iban S. M el Rey recha á la infanta doña María Teresa, el prínD. Alfonso, S. M la Reina y S S AA. doña cipe Fernando y la duquesa de San Carlos, y María Teresa y el infante D. Fernando de Ba- á su izquierda á la infanta doña Isabel, al emviera; en el segundo carruaje iban S. A. la in- bajador de Italia y á la condesa de Toreno, y fanta Isabel y la condesa deToreno, y en los dos la Reina, que tiene á su derecha al Sr. Moret, restantes la camarera mayor, duquesa de San á la señora del embajador de Italia y al embaCarlos, el duque de la Unión de Cuba, el co- jador de Inglaterra, y á su izquierda á la seronel de la Escolta Real, duque de Soíomayor ñora del embajador de Inglaterra y al embajay ¡os coroneles de! cuarto militar Sres. Ferrer dor de Rusia. Las cabeceras ¡as ocupan la duquesa de Bailen y el duque de Sotomayor, y Loriga. Los servidores de la casa, vestidos de frac, A ¡as d: zz y diez minutos entraban las Reales personas en el palacio de la duquesa viuda calzón corto de raso y medias negras, sirvieron de Baiién; la dueña de la casa salió á recibirlas la cenp, cuyo menú fue el siguiente; al pie de la escalera; D. Alfonso ofreció el Consommé Chicken- Broth. brazo á la duquesa y, seguido de las demás Petiis Napolitains. personas de la regia comitiva, subió por la amCceur de Saumon Jlmiral plia escalera, haciendo su entrada en los saloMedaillons Archiduchesse. nes entre una doble fila de invitados que se Asperges de VJnfante. agolpaban con el fin de saludar á Sus MajestaCorbeilles de grives á la gelée. des y A tezas. Biscuit Breíon. Glace Comíesse María. La Reina vestía traje de terciopelo negro ARISTOCRÁTICO p n el palacio de la duquesa viuda de Bailen. Anoche se celebró en Madrid una suntuosa fiesta sólo comparable en esplendor y magnificencia con aquellas que eran tan frecuentes en el reinado de Isabel JI y de las cuates son pocos ya Jos que conservan recuerdo. La duquesa viuda de Bailen abrió las puertas de su magnífico palacio de la calle d e AlcaSá en honor de la familia Real, y con este moiivo todo lo más selecto de la aristocracia madrileña desfiló por sus salones, en los que no se sabía qué admirar más, si las preciosidades artísticas de iodo género ó las bellísimas ñores que los convertían en verdadero verjel. 1 Hacía ya mucho tiempo que dichos salones no se hahun abierto ai gran mundo; en ellos se bailare aquellos históricos minués de! reinado de D -r ideo, y en ellos bailaron después el -n- o J z ¿D Alfonso XJ 1 v e! hoy