Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V A R l f c S 12 DE DICIEMBRE DE i9o5- PAG. JO. EDÍC 1O N 3. a Dice que ía colocación de la primera piedra, palizada por el Rey, constituye una burla sangrienta para Valencia, pues entre dicha primera piedra y la segunda han transcurrido meses y jnás meses sin que llegue la hora de que se empiece á construir el edificio. i Encarece asimismo la necesidad de que la Audiencia se halle debidamente instalada. Le contesta el Sr. MORET, que acaba de tornar asiento en el banco azul. Manifiesta que el expediente para la construcción de ía Fábrica adolece de varios detalles esencial simos de carácter técnico, de manera tal, que ningún contratista podía encargarse de las obras. i Promete obviar pronto todas las dificultades y anunciar el concurso en brevísimo plazo para que dirija las obras el ingeniero provincial. El Sr. MENENDEZ PALLARES no se da N por safüfecho y estima como una nueva dilación las ps- bras del Sr. Moret. Ca- ¡cu de farsa indigna y de sangrienta burla (para Valencia todo Jo que está ocurriendo en torno de este asunto, cuyo origen estriba en una promesa del Gobierno para captarse las simpatías del pueblo valenciano en un determinado momento. El presidente del CONSEJO DE MINISTROS insiste en sus anteriores afirmaciones, é invita á los señores diputados á que ejerzan un controle, tan minucioso como estimen necesario, acerca del expediente y de todo lo relativo á las obras. El Sr. MENENDEZ PALLARES rectifica. Los Sres. ZORITA y SALVATELLA hacen varías preguntas. (Continúa la sesión, en seguida; si los tuviera, dará al ministro el plazo indicado para que queden subsanados. Si á la máquina de la administración Je falta vapor, yo se lo procuraré. Ha hecho grandes elogios de Valencia, diciendo que nunca olvidará su visita á aquella ciudad, á la cual encargó al alcalde saludara en su nombre. En cuanto se conoció la nota fue grande la agitación que se observó en el Congreso, comentándose vivamente las manifestaciones que en ella aparecían. Inmediatamente se díó conocimiento de lo que sucedía al jefe del Gobierno, y la impresión que el rostro del Sr. Moret reflejó al leerla fue de verdadera contrariedad. Los, ministros se encerraron en su despacho de la Cámara, y entretanto circulaban los más alatynantes rumores para el Gobierno. Estos subieron de punto cuando se vio que los Sres. Moret, conde de Romanones y Salvador salían del Congreso. ¿Irán á Palacio? fue la pregunta que circuló. Pero luego se supo que adonde se dirigían era á la estación, con objeto de despedir al nuevo alcalde de Barcelona, señor marqués de Marianao. Cuando regresaron á la Cámara, empezó el Consejo de ministros. La nota de! alcalde de Valencia era considerada como muy grave, en caso de que se confirmara lo que en ella constaba. El ministro de la Gobernación salió del Consejo cuando éste quedaba aún reunido, y, dirigiéndose á la Presidencia, dijo: Nos hemos ocupado primeramente de la nota del alcalde de Valencia, nota en la cual figuran varias inexactitudes. El Rey conoce perfectamente sus deberes constitucionales y, por lo tanto, no ha pod ¡do decir lo que se recoge en esa nota. Desde Palacio nos acaban de telefonear comunicándonos que S. M nos autoriza para rectificar en absoluto las manifestaciones que se le atribuyen. Lo que ha dicho el Rey es únicamente que mañana, al despachar con el ministro de Hacienda, le encomendaría con interés la resolución del expediente relativo á la construcción de la Fábrica de Tabacos de Valencia. S ¡el alcalde de esta capital ha hecho constar otra cosa es que no ha entendido bien ó que falta á la verdad. Esto fue lo dicho por el conde de Roma- nones. X ü l alcalde de Valencia, enterado de la recti ficación del Gobierno, decía luego en el Congreso que la nota de referencia estaba escrita de su puño y letra, y que no retiraba nada de lo que en ella constaba, por hallarse basada en la verdad. Aunque se creía que el alcalde de Valencia sería destituido anoche, según decía el subsecretario de Gobernación, pues el ministro no asistió á su despacho oficial, el Gobierno nada había resuelto en este asunta. rable á la restauración del impuesto, alegando para lio que la desgravación ían sólo viene en beneficio de los intermediarios, pero no de los consumidores. El Sr. García Alix declaraba en el Congreso á primera hora de la tarde, que él, en nombre de los villaverdístas, estaba dispuesto á defender el restablecimiento del impuesto. Los rumores de crisis continuaron circuíando lo mismo que el día anterior, con la agravante de haber aumentado en intensidad, toda vez que se decía que el ministro de Gracia y Justicia estaba de acuerdo con el criterio del de Hacienda, y que si éste salía del Gobierno, le seguiría aquél. Claro es que estas versiones se consideraban exageradas, esperándose que no había de faltar una fórmula que las desvaneciera; pero el hecho es, y con esto repetimos lo que anteayer decíamos, que por las dudas y vacilaciones en que se ve fluctuar al Gobierno, éste pierde la fuerza moral que debía conservar. íntegra para cuando llegara el momento de solventar asuntos de interés manifiesto. Después, y ya entrada la tarde, este asunto, del impuesto sobre los trigos y las harinas perdió importancia al lado de la que más arriba reseñamos. La Comisión de Presupuestos. ITJara solucionar lo de los trigos y harinas se reunió la Comisión de Presupuestos del Congreso. El presidente del Consejo asistió á la reunión, y rogó á los individuos de la Comisión pertenecientes á la mayoría, que para facilitar la discusión y presentar ésta con carácter re glamentario, firmaran el dictamen proponiendo la restauración de! impuesto. Claro es, añadió el Sr. Moret, que las minorías presentarán voto particular, y en tonces el Gobierno dará cuenta de la solución que tenga para este asunto, además de declarar libre la votación, de modo que los diputados de la mayoría que ahora suscriban el dictamen, puedan entonces votar como mejor les parezca. La Comisión accedió á las indicaciones del Gobierno. Hallazgo importante POR TELÉGRAFO ogroño, 11, 3 t. En un coche del tren y en el trayecto de Bilbao á Logroño, ha ínconírado una cartera con documentos y cuarenta rail pesetas D Ricardo Castaño, representante de la fábrica de abonos minerales d e Miranda del Ebro La Confianza Agrícola. Dicho hallazgo está depositado en la fábrica mencionada á la disposición del que demuestre ser su dueño. L ECOSTOUTÍCOS Cuestión importante. D o r i m P r e v s ta y Por I a importancia que encerraba, produjo gran efecto la cuestión suscitada por la visita que al Rey hizo ayer la comisión valenciana que se encuentra en Madrid gestionando la construcción de la fábrica de tabacos. 1 Realmente, ¡o que produjo el revuelo no fi é la visita en sí, sino la nota oficiosa que de su entrevista con el Rey dio el alcalde de Valencia. Esta nota aparece redactada en los siguientes términos: El alcalde ha hecho ante S. M el Rey la historia del asunto. Ha dicho que el expediente se hubiera pedido tramitar holgadamente en un trimestre, llevando ya en tram tación más de un año, sin que se hubiese llegado aún al anuncio del concurso de la subasta. Que Valencia confiaba en que la inauguración del edificio por S. M era garantía de que la Fábrica se construiría; pero que la ciudad deseaba que el expediente se terminase cuanto antes y que se tradujeran en hechos las palabras diferentes veces dadas por los Gobiernos. Indicó á S. M las dificultades que opone el actual ministro de Hacienda, y á su entender, 1 forma de vencerlas con facilidad. S. M ha dicho que daba su palabras Valencia de que antes de un mes estaría terminado el expediente y hecho oficialmente el anuncio. Que hoy lo pediría al ministro y que el alcalde- e enviara una nota con todos aquellos antecedentes ous ¡Verán esenciales y no constaran oficía mepíz. Si en realidad, h? dicho, el expediente no tiene defectos substancíales, el anuncio se hará La solución. 1 e aquí la que seguramente propondrá el Gobierno: Al discutirse el voto particular de las minorías, el Gobierno hará constar que necesita mantener íntegros los ingresos consignados en ios presupuestos, no pudiendo rebajar los doce millones que significa el impuesto sobre trigos y harinas, pero que no establecerá la tributación de dichos artículos si se le facilita medio de suplir aquella cantidad. ¿Será esto el fin de, la ya tan fatigosa cuestión? El tiempo lo dirá. Los alcoholeros. IQresidida por el Sr. Canalejas, se celebró ayer en una de las secciones del Congreso una reunión de diputados y senadores, representantes de las provincias alcoholeras. Después de muchos discursos se acordó instar a! Gobierno para que presente á las Cortes eí proyecto sobre alcoholes redactado por el Sr. Echegaray. En caso de que no lo hiciera se presentará una proposición incidental. E! día de ayer. ipf mpezó la jornada de ayer en medio de gran expectación por conocer el desarrollo de la cuestión relativa al impuesto sobre los trigos y harinas, asunto alrededor del cual aira, desPropósitos de! Sr. Santamaría. de hace cuatro días, el interés de la vida política. Las diferentes tendencias que se marcaron S í 1 ministro de Instrucción pública Sr. Sandesde que el asunto quedó planteado, recibie tamaría de Paredes, con quien ayer hablaron en las últimas veinticuatro horas nuevos mos, nos manifestó que se preocupa ahora espeapoyos y diferentes adhesiones, tomando de cialmente del presupuesto de su dep? rtamento, esta manera, unos y otros, elementos de unión pues se propone no aumentar una sola partida, para tener más fuerza en la lucha que se pre- ni aun la de 5o.000 pesetas que rebajó el separaba. ñor Echegaray de las i 5o.ooo que Jiabía conEl Gobierno recibió por la mañana unas signadas para Exposiciones de Bellas Artes en comisiones de labradores de Valladolid y de presupuestos anteriores. Zamora, las cuaks expusieron su criterio favoSe lamentó el Sr, Santamaría de que se