Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 12 DE DICIEMBRE DE 1905. PAG. 8. EDICIÓN i. a manejan bien la tijera? Pues las de los Talleres de Santa Rita merecen por esto sola elogio, porque su tijera hace mucho bien. Lo que necesitan son telas, hilos en abundancia. Proporciónenselos los que puedan, que ellas ponen con mucho gusto en favor de la caritativa obra su habilidad y su trabajo. UN MADRILEÑO X Hoy por hoy cree que no debe concederse, pues tiene el proyecto de establecer en Galicia otras regiones españolas estaciones pecuarias para el fomento déla ganadería; proyecto plausible v de evidentes resultados á larga fecha, pero que, á nuestro juicio, no es incompatible con la rebaja del Arancel, porque ésta proporcionaría al público la ventaja de adquirir la carne á un precio económico, librándole de esas injustificadas alzas que convierten en artículo de lujo lo que es de primera necesidad. Por lo demás, el día en que nuestros ganaderos puedan abastecer los mercados nacionales en las condiciones económicas que la pobreza del país exige, puede importarles muy poco que subsista la modificación arancelaria que ahora se pretende, pues con ella ó sin ella será de todo punto imposible la competencia para el ganado extranjero. Entre los rebeldes figura Mario Murga Pozo, que ha sido penado por juegos prohibidos y estafa, y tiene pendientes varias causas por robo y hurto. Sostiene la acusación el fiscal S r Martínez Marín y defienden á los procesados los señores Aragón, Torroba, Arcos, Pedregal, Perosterena, Rodríguez y Villaizato. El representante de la ley sienta en la primera conclusión de su escrito que los aludidos procesados, puestos de acuerdo con los que han sido declarados rebeldes, alquilaron una cochera en el callejón de San Jacinto, núm. 5, y practicando un escalo que terminaba en la casa de cambio establecida en el núm. 3 de la calle de Carretas, realizaron el robo de 56.750 pesetas en billetes, oro y plata, en la forma que ya hemos referido; es decir, precipitándose sobre los dependientes Teodoro Benito Torrejón y Guillermo Fernández, en e! momento preciso de entrar éstos en la tienda con el dinero que bajaban en sacos y capazos del piso entresuelo para colocarlo en el escaparate. Estos hechos constituyen, á juicio del fiscal, un delito de robo en casa habitada, del cual considera responsables á todos los procesados; pero como algunos de éstos han usado en varias ocasiones y con posterioridad al hecho de autos nombre supuesto, les imputa también este delito. Además acusa á María Piquer de haber usado en ciertos actos cédula ajena. Los procesados, en cuyas declaraciones se invirtió toda la sesión de ayer, niegan en absoluto el hecho que se les atribuye, pues ni se conocen entre sí, ni se han puesto de acuerdo, por lo tanto, para la realización del robo, ni tienen de éste otras noticias que las que adquirieron á raiz de tan audaz golpe de mano, leyendo los periódicos. El Chalo de Jaén, bandido peligroso, cuya presencia en el banquillo despierta gran curiosidad, declaró ayer con descaro inaudito que si bien es cierto que se confesó autor de este robo, hízolo por salir del Penal de Cartagena, donde se hallaba sometido á las más terribles torturas. Me habían recluido, dice, en un calabozo obscuro, donde tenía una manta por cama, un grillete á los pies, las manos con esposas y los brazos sujetos con cadenas á una anilla de la pared... No me daban otro alimento que pan y agua; no me permitían cambiar de ropa... En tal situación me hubiera yo declarado autor del más espantoso de los crímenes, pues la cuestión era salir de allí á todo trance. Más tarde, y conseguido ya mi objeto, acordamos otro y yo denunciar á los Castillo, porque esto podría determinar una suspensión del juicio, y como para los presidiarios resultan los viajes muy agradables... ya me comprende S. S. dice, dirigiéndose al fiscal. ¿De modo, pregunta éste, que no tomó usted parte en el robo de la calle de Carretas? -No, señor, lo declaré así por salir del Penal; pero ni yo he tenido que ver nada en tal negocio, ni es cierto que los Castillo, á quien ni siquiera conozco, estuvieran de acuerdo conmigo. El presidente del Tribunal pregunta al procesado la razón que tuvo para ausentarse de Madrid dos ó tres días después del robo de la casa de cambio. Pues, mire el señor presidente: como yo, á pesar de mí inocencia, llevo tan mala fama, al enterarme del escalo y ver lo que decían los papeles, me dije, digo: Chato, vete de Madrid, porque si sigues aquí te cargan este mochuelo. Y así fue, pues á mí me sucedía lo que le pasa al Vivillo, que no hay hurto ni robo que no se lo atribuyan. El Chato declara luego que en ia actualidad está condenado á trece años de cadena y á dieciocho de reclusión. ¡Una frioleral 1 A INAUGURACIÓN. Ayer, álascuatro de la tarde, se inauguró la Expoción del taller de Nuestra Señora de la Esperanza, en la elegante y espléndida morada de su presidenta, la señora de García de Torres. Los salones principales de la casa estaban cubiertos totalmente por las prendas de abrigo, confeccionadas por aristocráticas manos, y que serán prontamen e repartidas entre los muchos necesitados que tienen á su cargo los referidos talleres, que son los de las parroquias del Salvador, Buen Consejo, San Sebastián y Santa Cruz. Visitaron tan elegante Exposición muchas y distinguidas damas, que fueron recibidas por la señora de García de Torres y las que con ella forman la Junta directiva, con amabilidad exquisita. Damos nuestra enhorabuena á las cari. tivas damas de la Congregación de Santa Rita, pues además de la Exposición á que más arriba nos referimos, inauguraron otra en el taller que bajo la advocación de Santa Mónica, preside la señora marquesa de la Mesa de Asta. GACETILLA RIMADA. ¡ALLÍ HAY DE TODO! La escena es en la plaza de las Cortes. Personas: Una vieja y un macero. -Buenos días, don Juan. Adiós, mi amiga. ¿Tan temprano va usted de pindongueo? -Voy á Santa María. Luego al Rastro á encargar un Belén para mis nietos. A ver luego la casa de los ruidos, que gran curiosidad inspira al pueblo. Después voy á comprar dos jeringuillas, un banco, varias latas de pimientos, sinapismos, besugos, una mesa y un buen reloj de cuco, y trastos nuevos, porque quiero arreglar el gabinete. ¿Y saldrá usté esta noche? -A un coliseo, á ver si con los chistes que alií digan durante la velada me entretengo. -Pues, señora, no sé por qué usted quiere molestarse en correr Madrid, pudiendo NOTICIAS de una vez y en un sitio hacerlo todo. DE FOMENTO- ¿En qué sitio, don Juan? el Congreso. -En TQor la ganadería. Porque allí tiene usté á Santamaría; La Asociación de Ganaderos de E paña ha rogado al Sr. Gasset que influya para que belenes, á escoger; talas, sin cuento; aquélla tenga representación en la Junta aran- sinapismos picantes de Soriano; besugos á granel; surtido nuevo celaria. El ministro de Fomento ha tomado este de buenas jeringuillas catalanas; asunto con gran interés y, según nuestras no- si no hay reló de cuco, hay cucos sueltos, ticias, está dispuesto á conseguirlo á todo y una mesa que apegas se sostiene trance; pues una de las cuestiones que deman- y un banco en muy mal uso, color cielo. dan solución y solución rápida es la referente La casa de los ruidos, que usté dice, la puede ver usted ahí por dentro, á la ganadería. Actualmente se importa, como todos sabe- y respecto á los chistes que usted busca, mos, gran cantidad de ganado de las Repúbli- aunque allí no hay teatro, hay peste de ellos. cas americanas y muy especialmente de la Ar- ¡Me deja usted, don Juan, maravillada! gentina pero esta importación desagrada á los ¿De suerte que hay de todo? -Sí, por cierto. ganaderos de la Península que no pueden competir en el mercado, y mucho menos mantener- ¿Y alli puedo arreglar el Gabinete? los precios elevadísimos que en estos últimos- ¡Ay, señora, eso no! ¡No tiene arreglo! tiempos había adquirido la carne. JUAN PÉREZ ZUÑ 1 GA Hace poco más de dos meses visitó una comisión al conde de Romanones, ministro entonces de Fomento, para rogarle quz se opu siera á la rebaja de los derechos de arancel ó estudiara el modo de acabar con una compeL ROBO D E LA CASA Porjincomzntencia que la Asociación de Ganaderos consiD E CAMBIO z ó á v e r s e deraba ruinosa para los intereses de la gana- ayer la causa seguida contra los presuntos dería de nuestro país; pero el conde de autores de! robo cometido la mañana del 7 de Romanones se manifestó partidario de la im Noviembre del año 1899 en la casa de cambio portación de carnes, porque, á su juicio, lo de la calle de Carretas. esencial es que el público pueda adquirirla Estos sujetos, á quienes se atribuye el delibaratas, procedan de España ó del extranjero to, y que según dijimos hace dos días, pusiéEl Sr. Gasset no opina lo mismo, pues cree ronse de acuerdo con otros que actualmente se que lo primero es mejorar y extender la gana- hallan en rebeldía, son: Segundo Ángel Mardería del país, y si una vez que esto se intente cos, José López Firias, Eduardo López Antove que resulta aquélla insuficiente para proveer nio, José María Expósito (a) Chalo de Jaén, los mercados de la Península, se tratará de 1 José Huesca, María Piquer y los hermanos rebaja arancelaria para las carnes de la Argen- Castillo, que comparecen también en el juicio tina. por haberlos acusado el Chalo. TRIBUNALES E