Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 9 DE DICIEMBRE DE 190 S. PAG. 6. EDICIÓN i. yanquis; la construcción de toda casa ha público estalla en carcajadas y en aplausos... ¡Oh, admirable Fritzy! de empezar por los cimientos. Aquí emQ e n d e r el gordo Hender, sale á protestar pezamos por las tejas, y así sale... Oues sí, lectoras, sí. La manera de re- fiacres de los automóviles Sen. nombre de los con taxímetro... í cogerse no fue española nunca, por fiacre, pero ya lo dice Bender: Desaparece el sin el automóculpa de las lindas caras. La parisién, la vil desaparecería también, porque el público y mujer más fea de Europa, se ha agarrado las autoridades se han puesto imposibles... á sus faldas como quien se agarra á un ¡Qué exigencias tan ridiculas! ¡Figúrense usteclavo ardiendo, pero con tanta gracia y des que quieren que los cocheros sean corarte, que hay quien perdona el bollo por teses! el coscorrón, y quien prefiere á una bo- Luego, que el cochero, aunque se haga chafnita que se recoja mal, una fea que sepa feur, va á salir perdiendo, porque con la gasolina no se pueden hacer combinaciones como recogerse. con el pienso de Sobre No es que yo crea, ¡Dios me libre: que los caballos queIos- caballos... suerte, todo con tienen poca como le no sepan recogerse las españolas; pero pasa al caballo que Bender lleva uncido á su afirmo que es necesario, antes que- reco- fiacre... gerse, el tener qué. Y este qué, los bajos y Todas las mañanas- -y esta es costumbre de las faldas, es! o que aquí escasea dema- los cocheros berlineses- -se juegan á cara ó siado. Nuestra pulquérrima honestidad cruz cochero y caballo, el pienso del desayuno ha lanzado de lo alto de sus pulpitos no contra la cerveza del auriga. sé qué de anatemas contra el recogerse. Y ¡Yo no tengo la culpa de que mi caballo eso será muy santo, no lo dudo, pero ni sea desgraciado en el juego! ¡El pierde todas logra el cielo, ni allá brilla. Sobre que las mañanas su pienso! exclama el feliz repreir por la calle no es andar por la iglesia sentante del taxímetro. a Exposición de San Luis! Un paje se preprecisamente: y más, que ya lo predicó senta en esceña, llevando sobre una banJesús: A Dios lo que es de Dios, pero deja una reproducción del palacio de la Expal César lo que es del César Y el Cé- sición, y en seguida, silenciosa y erguida, apasar, ¡oh lectoras! se echa á la calle todo rece mis Clifford. el día husmeando, husmeando si Fulanita ¿Quién es mis Clifford? La Empresa del mese recoge bien ó si los bajos de Zutana tropoi la ha contratado, pagándola á peso de son dignos del madrigal de Aurevilly: oro, para que haga eso que hace... Salir á esó cinco suspensiones, pues uno de los proce sados, cuya declaración encierra más interés, el Chato de Jaén, extingue condena en Ceuta y estaba, además, reclamado por varias Audiencias, las de Guadalajara y Zaragoza entre otras. Este bandido, que se ha fugado varias veces burlando con su astucia y su fuerza la vigilancia de sus carceleros, es un ladrón peligrosísimo, con el que toda precaución es poca. A él se le atribuye el robo de la casa de cambio, cometido, como puede recordarse, en las primeras horas de una mañana, cuando los dependientes de la tienda aludida se disponían á abrir ¡as puertas de! establecimiento y colocar la plata, el oro y los billetes que bajaban del entresuelo, donde se hallaba la caja. En este golpe de audacia, uno de los mayores que registra la crónica del robo de algunos años á esta parte, le auxiliaron otros individuos, cuya participación ha de fijarse en el acto del juicio, si es que éste no sufre un nuevo aplazamiento. Hay citados gran número de testigos, entre los ue, figuran los dependientes del establecimiento y algunos policías que realizaron la detención de los procesados. La vista, que se celebrará en la Sección cuarta, que preside el digno magistrado Sr. Loaysa, durará varios días, pues aparte de que la prueba ha de ser muy extensa, hay nueve ó tdíez informes contando el del fiscal, y el resumen de la presidencia. El rollo tiene próximamente unos quinientos cena, cruzarla, silenciosa, adoptando diversas folios. Hay, pues, tela cortada para rato. posturas y desaparecer después... ¿Nada más? dirán ustedes. ¡Nada más! UN PASANTE contesto yo; y el público la saluda con estruendosas salvas de aplausos. ¿Qué nuevo arte es éste? Es un arte exquiTRAVÉS DE LA FRONTERA. sito: el de la imitación. Mis Clara Clifford se UNA BUENA DEFENSORA anuncia como modelo de los tipos que dibuja el famoso yanqui Dana Gibson, y es, en efecCuando fue un hecho el ejercicio de la aboto, una felicísima reproducción de las siluetas que de las damas yanquis dibuja el artista in- gacía por la mujer, la sátira en el libro, en el periódico y hasta en el teatro presentaba á las signe... Copia mis Cüfford los ademanes y las pos- futuras abogadas como terribles fiscales más turas de Alicia Roosevelt, arquea los brazos que como defensores en aquellas causas de las como un perrito, dejando colgar ¡as manos que resultase víctima la mujer y reo el hommientras su cara refleja un mohín delicioso, bre. Se suponía que el instinto de sexo habría respingada la naricilla, á medias abiertos ios de sobreponerse al sentimiento de justicia; que e 1 prejuicio contra la tiranía masculina ojos, un poco contraidos los labios... En otra postura, mis Clifford Hace el saludo había de prevalecer sobre la severidad. Los hechos han venido á demostrar que ceremonioso de la dama yanqui; este saludo, que consiste en hacer una reverencia con las tales suposiciones eran infundadas. En Toujouse (Francia) acaba de celebrarse piernas cruzadas inclinándose, inclinándose de tal suerte, que casi se sienta en el suelo, y pa- la vista de un proceso muy interesante. Un reciendo casi imposible que pueda erguirse labrador de Guvan (Alta Garona) sorprendió á su mujer en flagrante delito de adulterio. después como lo hace... No dura más de dos minutos la exhibición El amante logró escapar por la ventana. de esta gentil artista, y es, sin embargo, el Menos afortunada la mujer adúltera cayó clou verdadero de Ja representación, porque, mortalmente herida de una puñalada á los pies os lo repito, es un arte nuevo, delicado, ex- del vengador de su honra. No negó su crimen el aldeano, pero alegó quisito el de esta espiritual creadora de los tique había procedido en un arrebato de locura pos que dibuja Dana Gibson. A ufins Metrópoli ¡Vamos á Metropoi en ale- y de celos, y se sometió sumisamente al falío gre caravana para, matar después la noche de la justicia, nombrando defensora de su cauen las salas espléndidas del baile Arcadia, escu- sa á la Srta. Margarita Dilhau, del ilustre Cochando los valses encantadores de Straus, con legio de Toulousse. Claro es que la causa tenía buena defensa; su brillante acompañamiento de las risas de las mujeres, del tintineo del oro y de los tapona- pero convengamos en que sí Jas licenciadas en Derecho fuesen lo que en un principio se creyó zos del champagne... que iban á ser, aJgo ó mucho hubiera podido JOSÉ JUAN CADENAS hacer la Srta. Dilhau para disculpar la falta de un ser de su sexo y perjudicar de rechazo al matador de una mujer. Pero, no; Margarita Dilhau ha defendido L ROBO D E LA CASA Para el lunes con tanto entusiasmo y elocuencia á su patroD E CAMBIO está anunciada cinado, que el Tribuna) participando de sus la vista de la causa seguida contra el Chato de teorías y aceptando sus razones, ha absuelto liJaén y doce individuos más, de los cuales hay bremente al parricida. cinco en rebeldía. Hay que reconocer que el caso es por lo Esta causa, que faé instruida con motivo del menos curioso y que el procesado demostró robo realizado en la casa de cambio estableci- gran valentía poniendo su cau- a en manes de da en la calle de Carretas, ha sufrido ya cuatro una muier. -C. L Me he enamorado de sus faldas. ¿Qué será cuando llegue á verla? CRISTÓBAL DE CASTKO CRÓNICA DE ALEMANIA Berlín, 4 Diciembre. U F 1 NS M E- ¡Tamos á Metrópoli VaTROPOL! mos á Metropoi, donde presenciaremos una espiritual crítica d e los acontecimientos todos ocurridos en Beriín durante el año... Todo desfilará ante nuestros ojos. La muerte de Menzel glorificada por actores y público, el casamiento de la baronesa de X... la dimisión de Delcassé, la boda del Kronprinz, la Exposición de San Luis, las fiestas de Halensee, ¿laffaire déla mina Hibernia, la caída del ministro Moeller... Sí... Vamos á Metropoi á escuchar los couplets de esta deliciosa Fritzy, á contemplar las devoradoras miradas que las mujeres dirigen á Harry Walden, el cómico de moda, y en los entreactos pasearemos por el foyer, donde se exhibe todo el brillante cocoíerío berlinés. Y para finalizar el espectáculo veremos ese cuerpo de baile asombroso, compuesto de 3 00 mujeres, todas jóvenes, todas lindas, todas formadas admirablemente... Sí... ¡Vamos á ffleIropol! ¡Vamos á Metrópoli Fritzy es la genial creadora del ¡Tralalala! el último couplet que canta toda Alemania, y Fritzy nos va á contar, con música también, esa deliciosa boda de la baronesa X... ¿No lo sabéis? La baronesa X... era una cupletista famosa por sus aventuras amorosas y porque sabía reirse muy bien, tan bien que un compositor la escribió un couplet titulado Lasrisas, al que debió su popularidad... Pues bien; la cupletista, cansada de correr aventuras, volvió un día compasiva los ojos al barón de X... un aristócrata millonario que la ofrecía su mano y su fortuna. Y la cupletista se rindió á la pasión del aristócrata y contrajo matrimonio con él... ¡Oíd! Esto es precisamente lo que nos cuenta ahora Fritzy, Y Fritzy ríe mientras canta el couolet, y el A TRIBUNALES E