Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LTJNÜS 4 DE DICIEMBRE DE 1 5. PAG. 8. EDICIÓN i, a Pe ninguna de las dos cosas tenía la culpa la Empresa, naturalmente. De la primera la tendría yo, si acaso; de la segunda el respetable público, y de ambas el mismísimo señor gobernador que vestía y calzaba. El era el que debía haber pagado una multa, y gorda, aquella noche. Porque yo, solo, detrás del telón, representaba en aquel momento la razón y la verdad. El público que rugía fuera representaba la injusticia, la incultura y el abuso. Debieron, pues, JOS guardias de! Cuerpo de Seguridad, para garantir mi persona y mi derecho, intentar el despejo de 5 a Sala, con buenas razones primero, á cintarazo limpio después si las razones no eran atendidas. Y si los agentes no bastasen, se hubiera debido apelar á la v Guardia civil; si ésta no fuera suficiente, á la guarnición entera de la villa y corte, y, en ultime extremo, á las tropas acuarteladas en los cantones adyacentes. La espada de la ley debe caer sobre mí si delinco, pero el Cuerpo de Seguridad, el Ejército y la Marina deben evitar que se me atrepelle. Para eso se crearon. Y la prueba de que estoy en lo firme y de que así lo entendió el mismo señor gobernador más tarde, se verá en otro capítulo. SJNESIO DELGADO ATENEO yer tarde se inauguraron, bajo la presiden cía del Sr. Moret, los estudios de extensión universitaria. El discurso del Sr. Moret versó acerca de la labor de educación que efectúa el Ateneo entre las clases populares con los estudios empezados ayer. La brillante y erudita elocución de presidente del Consejo de ministros fuá muy elogiada y aplaudida. Elj r. Lampérez dio luego una conferencia ux 8 ¿Lq con el aparato de proyecciones acería d fr Historia arquitectónica de Madrid v sus principales- edificios También esta conferencia fue objeto de elogios y aplausos. Al acto asistieron multitud de obreros. K L ATENTADO ANARQUISTA DE LA RUÉ ROHAN. ULTIMA AUDIENCIA. LA SENTENCIA. Otra hornada de testigos que las defensas han creído conveniente hacernos escuchar, y con ella termina el conmovedor espectáculo de solidaridad enrr- e los intelectuales de la anarquía y del socialismo revolucionario. En esta deposición final Mr. Maxence Rodes, colaborador de Mr. Berteaux en el ministerio de la Guerra, nos hace un cumplido elogio del inglés Harvey, del que es gran amigo y con el que ha sostenido relaciones intelectuales. Conozco su carácter, dice, y puedo afirmar que no es partidarío de la propaganda por el hecho. En cuanto al comparsa Caussanel, el diputado Mr. Messimy nos asegura que es un antiguo republicano muy apreciado en su distrito y que fue ardiente defensor de su candidatura. Y Caussanel, conmovido al ver así recompensados sus buenos oficios electorales, levántase y grita: cqViva la República! ¡Viva Loubet! Y la acusación toma ia palabra. Pero en vez de la requisitoria impacientemente esperada, Mr. Boulot expone algunas observaciones personales. Este inesperado hors d ceuvre, servido al final de la comida y contrario á todas las prácticas, produce un movimiento de desagrado en la asistencia. Mas Mr. Boulot ha tomado muy á pecho los ataques de que ha sido objeto por parte de algunos testigos y quiere explicar su pasada conducta. El procurador general se queja amargamente de que Mr. Sebastien Faure haya osado insinuar que existen magistrados capaces de perseguir á las gentes, no por sus actos, sino por sus opiniones. Después nos hace su propia apología, afirmando que lo mismo en el proceso de los Treinta que en el affaire Dreyfus y en el de la Haute- Cour ha cumplido siempre con su deber, con independencia y sin debilidad. Y Mr. Boulot, visiblemente agitado, solicita que se suspenda la audiencia por dos horas. Reanúdase la sesión á las nueve con un discurso de tonos mesurados de Mr. Faure. Recuerda éste á los jurados que sus antecesores, los que juzgaron el proceso e 1894, no cedieron á las abjuraciones del procurador general. Y el procurador general se levanta, y empieza su requisitoria. Los honores del exordio son para los intelectuales de la anarquía. Mr. Boulot declara que Jean Grave y Sebastien Faure, con la propaganda de sus escritos é ideas han conducido á la guillotina á jóvenes como Emile Henry, cuya ejecución recuerda aún con terror. ¿Acaso no es él filosóficamente adversario de la muerte desde hace veinte años? Y golpeando nerviosamente sobre el pupitre, afirma que siempre se ha opuesto á toda ejecución capital. En este momento un hermano de Henry, que asiste á los debates, protesta en alta voz contra el lenguaje del procurador general. Y ún coloquio violento se entabla entre M r Boulot y el espectador. -Me retiraré de lá sala- -exclama éste- -para no oir hablar á esa hiena. Terminado este pequeño incidente Mr. Boulot continúa su requisitoria. -No pido la cabeza de nadie- -dice- -y aconsejo á los jurados que tengan presentes para los tres principales acusados las circunstancias atenuantes y la absolución para Caussanel. Después hace un elogio del joven Rey de España, y refiere con detalles cómo fue lanzada la bomba, y enumera los cargos que pesan contra los acusados. Y el abogado de Vallina, Mr. Izouard, toma la palabra. En elocuente discurso pide la libertad de su defendido, que, asegura, nació bajo el odio de las ideas teocráticas y reaccionarias por pertenecer á una antigua familia republicana Sigue á éste el defensor de Harvey, Mr. Ailain, quien con oratoria firme y dialéctica ágil trata de demostrar que, aun admitiendo que sus tres coacusados sean cómplices del atentado, su defendido es extraño al complot. Y el amigo y defensor de Malato, Mr. Wilm, con una elocuencia expansiva, abundante y vehemente, que hizo es tremecer más de una vez al auditorio, trata de probar que el atentado de la rué Rohan es un atentado policíaco, del que su defendido es la víctima. Y bajo esta impresión el Jurado, se re tira á deliberar, presentándose pocos mi ñutos después con un veredicto de íncul pabilidad para los cuatro acusados. F MORA Alemania é Inglaterra POR TELÉGRAFO 1 ondres, 3, J i m. El embajador alemán en esta capital ha pronunciado un discurso afirmando que Alemania es una nación pacífica y desea la amistad de Inglaterra. Si bien es verdad que se han levantado algunas nubes, se está trabajando para desvanecerlas. Alemania, añadió el citado diplomático correspondería con alegría á cualquier manifestación amistosa por parte de Jnglaterra. DE AGRICULTURA Durante la última semana se ha pagado el trigo á 46 reales fanega en Ríoseco; á 46,75 en Medina del Campo y Salamanca; á 47,50 en Valladolid y á 49,50 en Barcelona. Cierta flojedad que se ha observado en Jos centros productores de la Península se ha de bido principalmente á alguna reducción en ef negocio, sobre todo en las operaciones de partidas también ha influido en esta situación la buena marcha de la explotación agrícola en lo que se relaciona con el estado de los sembrados, abrigándose mayor confianza y más fundadas esperanzas de lograr buena cosecha y de no tener que acudir al retraimiento en las ventas del grano. Los campos han recibido agua para bastante tiempo; hasta ha caído con exceso en algunos puntos. Este régimen no ha sido exclusivo á la Península, sino que se ha extendido á toda Europa. Las sementeras de otoño han ganado mucho con el temporal reinante y muestran una perspectiva muy lisonjera, confiándose en que no fracasará la cosecha próxima por falta de jugo en la tierra. En Barcelona, los trigos en parcelas exóticas se han operado algo por ia ventaja que ofrece al fabricante el plazo de noventa días con que se contrata esta clase, contra la de contado, con que se contrata por los del país; sin embargo, no reviste interés lo que se hace. Los precios de las clases del país, muy sostenidos, y la oferta compradora, nula. Los negocios se presentan encainíados en los mercados extranjeros. Sin embargo, parece haber reinado últimamente alguna más firmeza ante la noticia de que las cosechas de la Argentina habían sufrido bastante con las heladas y la langosta; hasta se ha llegado á decir que la pérdida de tngo por esas causas podría llegar á 8.700.000 hectolitros. MERCADO D E TR 1 GOS Las elecciones en Cuba 1 a Legación de Cuba nos facilita el siguiente cablegrama: Jíttbctna, 2. Elecciones celebradas con completo orden, entusiasmo y estricta legalidad. Partido moderado obtuvo triunfo todas provincias. Absoluta tranquilidad República. IIHIIWI 9 B! mn- rairm ll III111li mminrnilll nintiimimlliíH irn