Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A R C DOMINGO 3 DE DICIEMBRE DE i 9 o5. RAG. ÍO. EDICIÓN i. El Sr. SILVELA (D. E. se felicita por el nombramienio del Sr. Gasset y afirma que éste nt lleva la representación de la minoría vilJaverdista, á la que tampoco había dado cuenta de su determinación, y en cuanto á sus propósitos, que se han heeho públicos por una nota oficiosa inserta en los periódicos, dice, que el Congreso, el Senado, la Prensa, España entera y el mismo Gedeón, se hallarán conformes con ellos. (Risas. El Sr. GASSET le contesta brevemente. EJ Sr. MURO pide al presidente del Consejo que explique la última crisis. El Sr. MORET le replica diciendo que ya lo ha hecho el propio Sr. Montero Ríos en el Senado, y que lo podrá ver inserto en el Diario de Sesiones de la alta Cámara. Insiste el Sr. MURO, y ambos oradores rectifican. El Sr. GARCÍA PRIETO excusa al señor Moret. El Sr. ROMERO ROBLEDO: Un presidente del Consejo de ministros no debe ignorar nada. El Sr. GARCÍA PRIETO repite las explicaciones dadas por el Sr. Montero Ríos en el Senado y que verá el lector en otro lugar. En cuanto á su continuación en el Gobierno, dice que con ella se ve la identidad de criterios entre los Sres. Montero Ríos y Moret. E! Sr. ROMERO ROBLEDO opina que la razones por las que ha dimitido el Sr. Montero Ríos deben ser otras de las expuestas. Este Gobierno es una rectificación del anterior y no una continuación. Se lamenta de la frecuencia con quz las crisis se repiten, especialmente desde aquella famosa que hizo caer al Sr. Maura, y cree que existen para ello causas poderosas que conviene aclarar. Encarece el Sr. MORET la necesidad de que se legalice Ja situación económica antes del i de Enero, hallándose la mayoría y el Gobierno dispuestos á transigir para que esto se consiga. El Sr. MAURA, en nombre de la minoría conservadora, ofrece al Gobierno toda clase de facilidades. El Sr. SALMERÓN dice que Jos republicanos sólo renunciarían á discutir detenidamente los presupuestos, en el caso de que el Gobierno se comprometiese á llevar á la práctica la supresión de los Consumos. El Sr. MORET censura á la minoría republicana la actitud en que se ha colocado. Rectifican los Sres. MAURA, MORET y SALMERÓN, y después de pronunciar varias palabras el marqués de la VEGA DE ARM 1 JO, para proponer que las dicusiones del Mensaje y de la crisis se engloben en una sola, sin perjuicio de ampliar las horas de sesión destinadas á discutir los presupuestos, se aprueban los dictámenes incluídos en el orden del día, y se levanta la sesión á las siete y diez minutos. Y mientras de política se habla en ios palcos y antepalcos, y de cacerías como ¡a que prepara el conde de Yaidelagrana en su posesión de Ciudad Real, y de fiestas como las que pre paran algunas de las más linajudas damas, los anabaptistas hacen de ¡as suyas en la escena y en el paraíso. Porque anoche los había por las alturas. ¡Caballeros, qué manera de apretar! Más que Zacarías y Matías, más que el profeta Juan de la ópera, Se repitió ¡a marcha del cuarto acto, lo cual significa un. triunfo para el maestro Villa, que anoche dirigía por vez primera. Se aplaudió á la Dahlander, que debutaba, en diversos pasajes de la r bra y especialmente en la escena de la catedral y en el dúo con el profeta en el subterráneo. Obtuvo una merecida ovación la García Rubio en su número de salida en la plaza de Munster. Fue aplaudido Viñas en la pastoral, en el himno J e del ciel y en la escena del templo. Estuvieron discretos Vidal, Verdaguer y Tanci. Gustó mucho la figura y la danza- -y eso que el bailable se presta á poco- -déla nueva primera bailarina Srta. Verasi, na italiana muy linda y distinguida, y abandonamos el teatro cuando el Rey Juan entonaba la canción báquica y el Palacio de Munster estaba á punto de derrumbarse para dar un disgusto á los anabaptistas del escenario y un alegrón á los del paraíso. -C. SESIÓN DEL DÍA 2 DE DICIEMBRE DE IC) o5 I as tribunas estaban repletas desde mucho antes de las tres. A las cuatro y media se encendieron las luces y empezaron á entrar diputados en el salón, entre ellos algunos de los que han pertenecido al último Gobierno. Los villaverdistas ocuparon sus puestos de costumbre. A las cinco menos veinte entró el presidente precedido de los maceros, y declaró abierta la sesión. Aprobada el acta de la anterior, y después de urar el cargo varios diputados, penetraron en el salón los ministros que juraron anoche. La Cámara estaba animadísima. Los ministros, de uniforme todos menos el señor Santamaría, que vestía de frac, tomaron asiento en el banco azul. El Si- MORET hizo uso de la palabra. La dimisión presentada por el Sr. Montero Ríos, dijo, es causa de que yo venga á dirigiros la palabra á la cabeza del Gobierno que se presenta ante vosotros. Dedicó Erases de elogio al Sr. Santairaría de Paredes, al hacer su presentación. Dijo que el Gobierno actual es continuación del que presidió e! Sr. Montero Ríos, de igual modo que este fue continuación de los que el Sr. Sagasta presidiera. Aludió después á su conjunción con el Sr. Gasset, y añadió que no solamente los programas repvesentan el pensamiento de los Gobiernos, sino que es preciso atenerse también á su orientación. Nuestro programa está en nuestra genealogía, dijo. Se va í discutir el presupuesto en la forma en que está presentado, pues deseamos legalizar la situación económica. Pero para esto necesitamos la cooperación de todos los lados de la Cámara, y especialmente me dirijo á vosotros, individuos de la mayoría, pues de vosotros depende ¡a vida del partido liberal, y si vosotros os dais cuenta de vuestra misión y de ¡o difícil de Ja nuestra, cuento con vuestro apoye, con vuestra disc plina, pues nos hallamos con graves problemas en el exterior y con una situación dificilísima en el interior. Este Gobierno viene á vivir en el Parlamento, cuya benevolencia solicita, pues hemos áz traer muchas cuestiones que han quedado olvidadas, y para ello necesitamos el concurso de todas las voluntades. (Aplausos. E ¡Sr. ROMEO dijo que de las palabras del presidente del Consejo se deduce que el Gobierno actual representa una concentración de las fuerzas del partido liberal, que es una agrupación de diversos grupos. En el nuevo Gobierno, añadió, veo la representación del grupo moretista, la del monterista y hasta la del villaverdista; pero no veo ni la del canalejisra, ni la del señor marqués de la Vega deArmijo, á no ser que el señor conde- de Romanones se encarge de representar á todos. (Risas. 1 Pregunta después a Gobierno que cómo va á continuar el duque deAlmodóvar, las negociaciones de Marruecos, teniendo como tiene ideas opuestas á las de! Gabinete anterior. ¿Qué va á hacer el Sr. Moret respecto al problema religioso? ¿Se ha puesto de acuerdo con el ilustre desterrado Sr. Canalejas? (Risas. ¿Represcnta el Sr. Gasset á Ja minoría villaverdista? Porque bueno es que se sepa, y que lo sepa también el presidente del Consejo; porque el señor Gasset tenía pedido un turno en contra del Mensaje, al cual iba á contestar el Sr. Zorita. Ahora podía venir á estos escaños el Sr. Zorita contestarle desde e! banco azul el Sr. Gasset. (Risas. E! Sr. S 3 LVELA (D. E. pide la palabra. Quiere saber también el Sr. ROMEO cuál es el programa del Gobierno en lo que á la Marina respecta y por qué se llalla en el Ministerio el señor Salvador, á pesar de haber declarado que ya había perdido el rumbo financiero. BOLSAS DEL DÍA 2 MADRID. Cierre. Interior contado, 79,25; firt de mes, 79,50. Amortizable, 98,40. Banco, 422. Francos, 27,80, Libras, 32,12. El contado con tendencias á la baja, y París muy flojo. Aquí nos mantenemos firmes, á pesar de todo, no causando ninguna impresión la solución de la crisis. PARÍS. Cierre. Exterior, 9 3,52. Renta francesa, 99,72. Jtaüano, To 5,45. Turco, 91,10. Ruso, 4 por 100, 83. Nortes, 164. Zaragozas, 289. Ríotinto, 1.682. Goldfields, 148. Un verdadero pánico en el njercado de los valores rusos, causado por las noticias que llegan déla situación interior del Imperio, arrastra á los demás fondos de Estado incluso al Exterior, qua pierd casi medio entero. POR TELEFONO SÁBADO, 2 1 O N LAS DEL REAL I os ancianos se remozaron recordando los tiempos de Tamberlík; los que empiezan á serlo disfrutaron con la memoria de Gayarre; ios que lo serán invocaban el nombre de Mariacher. Todavía tiene partidarios El profeta, y si no ponen esta obra sobre el J (oberto y Hugonotes, la dejan muy cerca. Si comparaciones se hicieron, no es cosa de recogerías en la crónica, que, por serlo, no debe tener nada de crítica. El teatro estuve brillante. No había más palco vacío que el de los ministros. En! a platea procenio de los Medinaceli, que tienen ahora á medio turno ¡a marquesa de Squüache y la duquesa de Nájera, estaba la primera de estas señoras con la condesa de Candílias, y no faltó la tertulia que Ja hacen en los entreactos sus buenos amigos. En la platea de enfrente se notaba ¡a ausencia del duque de Aimodóvar, que ahora, en calidad de ministro, pasará a! apaleo del ¡ado opuesto. En cambio en ella y en la de al lado, donde también se reúne gente política, se hablaba de dimisiones irrevocables, como la de! duque de Bivona, y de nombramientos, como el de un distinguido periodista para la subsecretaría de la Presidencia ó para el gobierno civil de Barcelona, Le contesta el Sr. MORET que manifiesta su acuerdo son el Sr. Canalejas, y á este propósito recuerda que ambos, con el duque de Aimodóvar, redactaron las reformas que habían de introducirse en la ley de Asociacicr. es. Declara que el Sr. Gasset ha entrado en el Gabinete por su propia personalidad, y termina declarando que no hay que tomar en serio las dudas del Sr. Romea, arias noticias. El gobernador ha dimitido por conside rar terminada su misión. Sigue la huelga de los estudiantes. Ha sido detenido el anarquista Picoret, á consecuencia de las deudas que había contraído en varios restaurants. X I a solución de la crisis. Se hacen animados comentarios en fos círculos políticos sobre la solución de la crisis, siendo la impresión dominante favorable a! nuevo Ministerio. Entre ciertos elementos se ha visto con satisfacción la salida de! general Weyler del Ministerio, considerándose como un buen sínto ma para la pronta resolución de enojosas cuestiones. X írculo clausurado. Por orden gubernativa ha sido clausura do el Sindicato musical de Cataluña, en donde parece que se promovían acaloradas discusiones sobre los sucesos de actualidad. X a Alcaldía. Hay verdadera expectación por saber quién ocupará la Alcaldía, para cuyo puesto suenan varios nombres, sin que pueda decirse todavía cuál r e ú n e más probabilidades de triunfo. C L