Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 3 DE DTCIfcMBKE Dü Í 9 Q 5 PAG. 6. EDICIÓN i. a p L ATENTADO ANARQUISTA DE LA RUÉ ROHAN. TERCERA AUDIENCIA Más que de sesión de juicio oral, pudiérase llamar esta penúltima audiencia Conferencia sobre procedimientos policíacos en España, seguida de una apología de Charles, Malato y Vallina, dada por unos ilustres revolucionarios españoles. En efecto, después de un violento incidente entre el célebre propagandista revolucionario Sebastián Faure y el procurador Boulot, el Sr. Lerroux nos dice que conoció á Malato en Madrid estando preso en la cárcel Modelo. Malato á su vez da las gracias muy espiritualmente al batallador diputado, por devolverle la visita en iguales circunstancias. Y á continuación, el Sr. Lerroux entra en extensos detalles sobre los sucesos cometidos por la policía de Barcelona y sobre el valor moral de nuestros agentes del orden social, dispuestos, según él, para satisfacer sus ambiciones personales, á toda clase de crímenes; y de esto deduce que el atentado de la rué Rohan ha debido ser obra de esa policía, incapaz de calcular las consecuencias de tal acto. Deponen á continuación varios testigos, cuyas declaraciones no tienen gran importancia. Y toma la palabra el célebre polemista M r Rochefort, que en forma humorística nos relata procedimientos policíacos para perder á un hombre, y lo que inventa la policía y lo que es capaz de hacer para cometer un atentado. Sigue al venerable Rochefort el anciano Sr. Estévanez, quien declara ser antiguo amigo de Malato, y asegura que Vallina, por ser muy conocido de la policía española, nada tiene de extraño que quiera deshacerse de él. Y el exministro de la Guerra y exgobernador de M a drid sabe por los periódicos que la policía de Madrid escondió, en cierta ocasión, dinamita en la casa de un individuo á quien quería comprometer. Después el ingeniero Sr. Tarrida del Mármol nos trazó un cuadro terrible sobre las atrocidades de las prácticas penales en España, cuadro triste, emocionante, cruel, que dejó tristemente impresionado al auditorio. Y termina esta especie de requisitoria, de la que suprimo toda la parte dramática, el abogado y revolucionario español Sr. Lapuya, quien nos asegura formalmente que los especiales procedimientos de Ja policía española datan de los tiempos de la Inquisición. No hace aún mucho tiempo, dice el distinguido abogado, se condenaba en España á muerte á los francmasones Y todo el mundo sabe que la policía española coloca bombas en las casas de los que quiere perder. La policía se recluta en España entre gente de los peores antecedentes. Y el procurador Boulot, incrédulo y sonriente, presenta esta cuestión al abo gado Sr. Lapuya: ¿Cree usted que Ja policía ha querido antentar contra la vida del Rey de España y del presidente de la República? -Como no conozco al autor del atentado, contesta el Sr. Lapuya, algo desconcertado, no puedo responder á esa pregunta. Y termina la audiencia con un elocuente y conmovedor discurso de monsieur Jaurés, recordando otro proceso anarquista en que un agente de la policía francesa ofreció al procurador monsieur Fabreguet esconder una bomba en el domicilio de un acusado que no estaba bastante comprometido. ¿Qué opinará, después de esto, el abogado Sr. Lapuya? F. MORA hubimos de abstenernos de comentar c! juicio en las restantes para que no pudiera decirse que nuestra humilde ooinión influía en el Jurado. Hoy, que ya no puede suceder ésto, séanos lícito repetir que acertamos los que ni por un momento creímos en la existencia de los tres delitos que hasta última hora ha sostenido e! Ministerio fiscal. NA S E N T E N C I A La Sala cuarta de la Audiencia ha confirmado el auto de no ha lugar al procesamiento que dictó el Juzgado que instruye la causa seguida á la Sociedad del Tranvía de El Pardo por el choque ocurrí do el día 1 de Noviembre del año último. En dicha causa aparece procesado el maquinista por un delito de imprudencia; pero el letrado de uno de los perjudicados pidió que se procesara también al ómnibus que chocó con el tranvía. Opúsose á ésto el distinguido letrado señor Alvarez Arranz, por entender que si existe imprudencia y de ella es responsable el maquinista, puesto que está procesado, no puede serlo también el conductor del carruaje, y el Juzgado, opinando que ésta era la verdadera doctrina, dictó el auto de no ha lugar, que ahora ha confirmado la Audiencia. UN PASANTE SUBASTA DE CARRETERAS C n el negociado de Construcción de carre teras se subastaron ayer las siguientes: Guadalajara: Minarete á Cifuentes, trozos primero y segundo de la sección tercera. Presupuesto, 200.o3l pesetas, adjudicado á don Antonio Diez en 189.494. Oviedo: San Martín de Lodón á Lomes, trozo segundo. Presupuesto, 95.663 pesetas, adjudicado á D Lorenzo Briel en 87.967. Gijón á Pola de Siero: Trozos primero, segundo y tercero. Presupuesto, 1 18.292 pesetas, adjudicado á D. Gabino Alvarez en 98.800. Teruel: Calamocha á Vível de ¡Río, trozo primero. Presupuesto, 148.798 pesetas, adjudicado á D Francisco Fonteche en 139.980. Zamora: Fonfrío á la de Salamanca á Fermoselle, trozo segundo de la sección segunda. Presupuesto, 102.701 pesetas, adjudicado á D. Jacinto Gómez en 96.875. Por falta de lícítadores han quedado desiertas otras de las provincias de Orense, Huesca y Pontevedra. ABNEGACIÓN Y AMOR As! se titula la novela que dentro de pocos días empezará á publicar A B C ABNEGACIÓN Y AMOR por su asunto, por sus figuras eminentementí humanas, por ¡a interesantísima trama de su fábula y el sorprendente desenlace de ésta, cautivará á nuestros lectores mucho más que Corazones heridos, última novela que publicamos y que tanta aceptación tuvo. TRIBUNALES C A C E R D O T E Ayer terminó esta inte ABSUELTO resante vista. Después del informe del defensor, que fue realmente magistral, hizo el resumen de los debates el presidente, Sr. González del Alba. Por cierto que mientras el digno magistrado hacía uso de la palabra, se puso repentinamente enfermo el fiscal, Sr. Folache, y á los pocos momentos le sucedió lo mismo al acusador primado, Sr. Muñoz Rivero. Por fortuna, ni la indisposición del uno ni k del otro son de importancia, pues el Sr. Muñoz Rivero no necesitó ni retirarse de la sala. Terminado el resumen, que fue modelo de imparcialidad, y una vez que se leyeron las preguntas del veredicto, se retiró el Jurado á deliberar. Tres horas más tarde se reanudó la sesión para conocer el fallo del Tribuna) popular. Este contestó negativamente á las preguntas relativas á la falsedad, á la estafa y al hurto, delitos de que se acusaba á los Sres. Rico, y que, como se ve, no han cometido. El fiscal pidió que pasara la causa á nuevo Jurado, y el acusador se adhirió á la petición, pero la Sala no lo acordó. El sacerdote y su padre fueron puestos en libertad anoche mismo. El veredicto del Jurado, sería inútil negarlo, ha producido excelente efecto. Desde un principio, ya tuvimos ocasión de decirlo en esta sección, fue generalizándose la duda respecto á Is culpabilidad de los procesados; pero después de ia prueba testifical y sobre todo de la pericial, no encerraba la cuestión ningún problema ni dejaba nadie de esperar lo que ha ocurrido. Nosotros claramente expusimos nuestro criterio en la Crónica de los dos primeros días, si bien ABNEGACIÓN Y AMOR es un estudio concienzudo, pero ameno, de la realidad. Nada sucede que no suceda en la vida y en las costumbres; pero dentro de lo que es corriente, hay episodios que dan á la existencia de las criaturas tonos de sugestiva originalidad. ABNEGACIÓN Y AMOR constituirá, por consiguiente, un libro dignt de figurar por su asunto, por su estilo y pon su impresión en la biblioteca de toda persona culta. Esta interesante novela, cuyos derechos de reproducción tenemos legalmente reservados, estará ilustrada por artísticos dibujos del notable pintor Sr. Medina Vera. ABNEGACIÓN Y AMOR irá impresa en forma encuadernable y en buen papel. Cuando termine su publicación se regalará á las personas que la coleccionen unas elegantes tapas artísticas, de modo que cada lector pueda hacerse gratuitamente con un nuevo y lujoso libro que vaya á aumentar su biblioteca.