Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 3o DE NOVIEMBRE DE ioo5. PAG. 7. EDICIÓN 1. TRIBUNALES La sesión de ayer tarde dedicóse al examen de testigos y peritos. Comparecieron en primer término D. José María Soto, Antonio Chinchilla, Benjamín Ibarrola, Francisco Giner, Alejandro Llorente, Luciano Joro y otros que con los citados constituían la prueba de cargo, pero en realidad no vinieron á disipar las nieblas que en esta causa impiden que se vea la verdad con aquella absoluta seguridad que debe existir siempre que de pronunciar un fallo se trate. Declaran luego Valentín Novoa, D Emetefio Galileo, Nicasio Bartolomé, Francisco Sánchez, Miguel Cid y Pablo Gutiérrez, propuestos por ¡a defensa, y termina la prueba de testigos sin que hayamos podido saber algo concreto, algo, en fin, que sirva de base sólida á un argumento en pro ó en contra. Que D. Marcos Roca y su hijo Ernesto (los procesados) ocupaban en Sigüenza una posición desahogada; que poseían dos tiendas y tres casas; que el cabeza de familia pudo permitirse educar á sus hijos en Madrid y darles carrera; que doña Josefa de la Torre (la denunciante) no había pagado aún al médico que asistió á doña Rosalía en su última enfermedad; que las relaciones entre madre é hija no eran muy cordiales, y que en el domicilio de aquéllas no entraba sólo el sacerdote, sino que también lo frecuentaban otras personas. En resumen, lo que decimos más arriba: nada que constituya un cargo contra el cura ó contra D Marcos Roca. Pero entramos en la prueba pericial, que es la que en esta causa tiene más importancia, porque ha de venir á revelar la existencia de una falsificación que trae aparejada la estafa y permite creer en la realidad del huerto, y nos disponemos á formar en definitiva nuestro juicio. Inútil propósito. Los peritos calígrafos dividen sus opiniones, y resulta que D Luís Cuéllary D. Darío Cordero entienden que la firma del vendí de los ocho títulos de la Deuda, que suponen enajenados por el sacerdote, es falsificada; el señor Lupíani, que en un principio creyó en la autenticidad, duda en esta ocasión; y los Sres. Terrones, Rada y Romalla sostienen resueltamente que la firma es auténtica. ¿Fundamentos en que apoyan sus respectivas afirmaciones? Son muchos y variados, pero pueden reducirse á los siguientes: Los Sres. Cuéllar y Cordero asegaran que la firma es falsa, porque la comparación con otros escritos indubitados de doña Rosalía así lo demuestra. Esta señora escribía con letra española, y en el vendí se advierten rasgos de letra inglesa, con suficientes detalles para afirmar que se trata de una falsificación por imitación. Añaden que si para emprender con éxito un trabajo de esta clase debe tener el perito en cuenta la personalidad caligráfica del que firma, hay que convenir en que la de doña RosaHa estaba tan bien disimulada que nadie podría asegurar que aquella letra fuese suya. Y terminan repitiendo una vez más, sin vacilaciones, sin dudas, que la firma es falsa. El Sr. Terrones, afirma, por su parte, que si bien es cierto que se observa pocs espontaneidad en la firma del vendí, débese á circunstancias del momento que no es posible determinar, porque está fuera de duda que no se escribe lo mismo ni con igual pulso cuando se está bajo la impresión de una pena ó presa de una emoción cualquiera, que cuando el espíritu hállase tranquilo y el cuerpo en reposo. Además, esa falta de espontaneidad se observa también en otros escritos indubitados y de doña Rosalía, y opina, por ú timo, que como la falsificación, caso de existir, tenía que EN U N SACERDOTEL L O ELBANQUJ ser hecha por imitación, se habrían advertido en los trazos de las letras los puntos de unión que forzosamente han de señalarse al ir copiando del original. Vuelven á hablar los Sres. Cuéllar y Cordero para insistir en que hay en los rasgos puntos de parada, y en que se aprecia en el vendí alguna mayor presión de pluma que en ningún otro escrito; y termina la sesión con el informe del Sr. Romalla que, de conformidad con lo expuesto en el Juzgado por su compañero Sr. Rada, afirma categóricamente que no hay nada en la letra de! vendí que se diferencie de la que se analizó en otros escritos. Esperaremos los informes á ver si los abogados nos convencen, porque como el lector puede ver, la prueba pericial corre parejas con la testifical. HN PASANTE ASOCIACIÓN DE LA PRENSA TTEATRO REAL. El programa de la fun ción que á beneficio de la Asociación de la Prensa de Madrid se celebrará el próximo domingo, á las tres de la tarde, en el teatro Real, es como sigue: i. Acto tercero de la ópera La Bohemia, por la Sra. Pasini, la Srta. García Rubio y los Sres. Bassi y Pacini. Dirigirá la orquesta el maestro Vítale. 2. La zarzuela en un acto de D. Migud Echegaray y el maestro Caballero, Gigantes y cabezudos, por Lucrecia Arana y Nieves González, Riquelme, Gonzalito, Pablo Arana, otros artistas y numeroso coro. El tenor Viñas caatará la jota de los repa triados. Dirigirá la orquesta el maestro Villa. 3. La orquesta del teatro Real ejecutará el Preludio y muerte de Jseo, bajo la dirección del maestro Vítale. 4. Terceto de Las cigarreras, de la zarzuela del maestro Chueca, Ve Madrid á Varis, por las Srtas. D Arneiro, Dahlander y García Rubio. 5. Dúo de la zarzuela de los Sres. Perrín y Palacios, música del maestro Chapí, Pepe Gallardo, por la Srta. García Rubio y el barítono Blanchart. E 1 terceto y dúo citados serán dirigidos por el maestro Villa. 6. Cuarto acto de Lohengrin, en el que el tenor Viñas cantará el racconio zn castellano. La orquesta será dirigida por el maestro Vítale. Según noticias de última hora es grande el némero de localidades solicitado por los señores abonados del teatro Real. Hoy y mañana se servirán los pedidos que puedan atenderse, en la Asociación de la Prensa, San Marcos, 4 4 diciones de tomar las armas. Según los anuarios especiales existen en la actualidad más de 200.000 con titules nobiliarios. Respecto de la fortuna de la aristocracia es también notable que en la época en que era omnipotente era diez veces menos rica que ahora. La mayor fortuna del siglo xvi) era la de la Grande Mademoiselle, hija del duque de Orleans y de Mad. Monrpensier, que ascendía á 2.5oo.ooo francos de renta, según el valor actual de la moneda- Hoy se cuentan veinte fortunas por lo menos que pasan de aquella cifra entre la aristocracia. ¿Quién dirá, por ejemplo, la fortuna de ios dos duques pontificios de reciente fecha, de Loubet y de la Salle de Rochermure? Si la Cancillería francesa, dice el ciíado colega, ha dejado secar sus tinteros y rehusa los pergaminos, las Cancillerías extranjeras y la pontificia se muestran más espléndidas. Ciento quince años después de la Revolución que abolió los tirulos y los privilegios, la aristocracia se encuentra dos veces más numerosa y die? veces más rica. TOROS EN MÉJICO POK CABLE MÉJICO, 28, 8 N. C e ha celebrado la novena corrida de la tem porada, lidiándose- seis toros de Tepeyahualco, que resultaron bravos, matando 1 1 caballos. Fuentes quedó muy bien en su primer toro, y superior en el cuarto. Banderilleando, fue objeto de una gran ovación. Montes, bien er el segundo, y admirable en el quinto, al que echó á rodar de una gran estocada recibiendo. Cúchenlo no desmereció de sus compañeros, con lo que queda hecho su mejor elogio. La entrada, un lleno. -E. DE S. M. Gobernación. Convocando á elección parcial de diputado á Cortes por el distrito de Arzua para ej. domingo 24 de Diciembre. Aprobando la prórroga del contrato dt arriendo del local que ocupa la administradorde Telégrafos de Tánger. Autorizando al director de Correos para que abone á la Compañía de los ferrocarriles del Norte 28.865 pesetas que se adeudan por arrastre de material telegráfico. Concediendo honores de jefe de AdminiV tración á D. Eduardo Urech, inspector general de Telégrafos; á D. Federico Rey, D. Manuel Jesús de Hoyos, D. Vicente Marti y Gisbert, D. Joaquín García y de Llanos, D. José Ortiz y Querol y D. José Baixet, subdirectores de Telégrafos, jubilados; á D. Simón Pascual y lirgel, director de sicción jubilado, y á los. Sres. D Eduardo Morales y Arga, don Esteban Muñoz y Pérez y D. Mariano Pérez y Aparici. Marina. Ascendiendo al empleo superiot inmediato al primer médico D. Juan Botas; ídem ídem de maquinista jefe, al mayor de primera D. Juan Cuenca, y á mayor de primera, al de segunda D Ramón Cores. Proponiendo para la Cruz de segunda clase del Méri o Naval blanca pensionada, al contador de navio de primera clase D Francisco Cabrerizo; nombrando comandante de Marina de San Sebastián al capitán de fragata D Ricardo Laguardia. LA ARISTOCRACIA FRANCESA Jo deja de ser curiosa la observación de un colega francés sobre el desarrollo de la aristocracia en aquella República después de la Revolución, que principalmente se dirigía contra la nobleza. Antes de la noche del famoso 4 de Agosto había en Francia 238 príncipes y duques, y en la actualidad existen 460. Al fina! del siglo xvm, estimaba Lavoisier que el número de nobles no excedía de 83.000 personas, de las cuales, añadía, solamente 18.828 estaban en con-