Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IAHO TRES. NU. CRO- NICA UNIVERSAL ILUSTRADA. amenaza imprudente! Cataluña y Francia estuvieron ya unidas contra España á mediados del siglo xvii, y al final de aquella larga guerra ni los catalanes podían su- frir ya á los franceses, ni los franceses podían aguantar á los catalanes; por eso, mejor que por la fuerza de Felipe IV, acabó. Mas, aun suponiendo que Francia s- -lo que no es probable dada su situación actual- -arrostrase los peligros de un conflicto internacional por atender los ruegos y ofertas de los díscolos de Cataluña ¿cuál sería la suerte de ésta? Su industria habría perdido en absoluto el mercado español. ¿Iría á ganar el mercado francés, luchando con la industria francesa? Barcelona es, al par, Marsella y Lyon para nuestra Península. ¿Iría á competir á la vez con Marsella y con Lyon? Esta capital económica de la nacionalidad española ¿qué iba á ser en la nacionalidad vecina? jEsto se halla en la conciencia de todo el mundo! Hay tremendones, que para meter miedo á las gentes entre quienes andan é imponerles su voluntad, enseñan á cada paso un pistolón, que llevan en su bolsillo y de cuyo disparo se recelan más que nadie. Si se coge el pistolón y se examina someramente, se advierte pronto que reventaría en la mano de quien pretendiese usarlo. El separatismo es el pistolón de los catalanistas. ¡Abandonen éstos ya el pistolón! Les va á reventar. MANUEL T R O Y A N Ü SEMADRID, 29 PE NOVIEMBRE DE i 9 o 5 NÚMERO SUELTO, 5 CÉNS. en Marruecos. Manifiesta su satisfacción por haber llegado á un acuerdo en cuanto á la convocación y el programa de una nueva Conferencia. El Emperador añade que considera misión sagrada sostener la paz en Alemania? pero que debe resforzar los medios de defensa contra los ataques injustos, llegando asi á cumplirle! fin pacífico de la tríplice pLPISTOLON. La excitación de las pasiones conti. i -C- as a estado irritando mucho tiempo, para que en bre- ves horas se calmen- Lo más hacedero y plausible será que así se logre. Mas en estas circunstancias de exaltación y tirantez cualquier incidente adverso es como una cerilla encendida que cae en un polvorín. Conservemos la serenidad de ánimo, sin la cual las nociones de lo verdadero, de lo justo, délo conveniente se obscurecen y eonfunden. Procedamos en razón; pues ella es el conjuro eficaz de los conflictos. A ese terreno deben únicamente ser citados los representantes catalanistas en Cortes, y ahí están obligados á contender. A juzgar por sus palabras en el Parlamento, ellos no tienen inclinación alguna á vivir fuera de la Patria grande de la nacionalidad española. Quienes aborrecen á España, y la agravian en cuanto pueden, y no ocultan sus deseos separatistas son unos exaltados, locos, á los cuales el ciego amor por su tierra suele arrastrar á los mayores excesos. Pero, si el bando catalanista aspira solamente á la autono mía de su país, y ésta buscada, perseguida por medios legales, pacíficos, correctos, ¿cómo permite que unos cuantos desequilibrados, impulsivos le estropeen y omprometan su obra? Y aun cuando materialmente no lo pueda impedir ¿cómo no protesta contra los energúmenos? ¿Cómo socialmente no trata de aislarlos, mediante su desautorización solemne é inmediata y su presión moral? s Esto preguntado, no desde las columnas de un periódico, sino desde los escaños del Senado ó del Congreso, frente afrente, en forma concreta, sin dejar paso á ambigüedades fáciles y cómodas, aclararía la situación. Mientras tanto conviene investigar, con el examen razonado y tranquilo de los hechos, lo que hay en el fondo del asunto. Dejemos á un lado las razones de sentimentalismo; el tiempo y la desgracia han menguado su valor. El sincero amor á la Patria grande está, como la peseta, enfermo; la perceptible y destructora en? fermedad explica muchas cosas. No to- memos, pues, como término de un problema político el patriotismo; no estable- ceríamos bien ía ecuación. Tomemos el interés, que es factor más seguro, y conservémonos en el terreno de la fría intelectualidad. Algún catalán que piense ¿puede pensar seriamente en el separatismo? Cataluña -decía anteayer en el Senado el marqués de Camps- -está en la frontera de Francia No declamemos, ni siquiera ante la DE PALACIO C l Rey y el infante D Carlos, acompañados de los condes de San Román y Benalúa estuvieron ayer en la carretera de El Pardo, donde probaron un automóvil de fabricación española. X C u Majestad la Reina y la infanta María Te resa, fueron en carruaje á la carretera de Extremadura para visitar las obras de la igle- sia que allí se construye. LAS NOCHES DEL REAL cantó Se vamos, anoche Africana lopuntualmente. que no ocurrió del domingo, que hubo que variar el programa para no salir á las dos de la mañana porque había fiesta en Palacio y no podían ir al Real, hasta que aquélla acabase, los músicos alabarderos. Es lástima que no se les autorice para faltar en esos contados casos á la lista. Son pocos los profesores. Sin ellos la banda de Alabardero: puede tocar, y, sin embargo, faltando en el Real no puede dar principio la función, y eJ público lo lamenta. Eso sucedió el domingo y eso sucederá, si Dios no lo remedia, otras no ches cuando haya fiesta en Palacio. Se cantó anoche Africana y obtuvieron nuevos y ruidosos aplausos las artjsjas Pinto y García Rubio, y Viñas y Pacini. a n e! palco Regio estuvo la infanta doña Isabel, de luto, por el que guarda la corte con motivo del fallecimiento del duque de Luxemburgo y del conde de Flandes. Entre el público de palcos se vio por primera vez en esta temporada á la marquesa de Arguelles y su hija, y un momento, sólo un momento durante el acto tercero, en un palco bajo, á una señora yanqui, viuda, archimillonaria, que viaja con frecuencia por nuestras costas ven un hermoso yate de su propiedad (este verano estuvo en San Sebastián) Vestía de negro y lucía un collar de brillantes que debía constituir un tesoro, una verdadera for tuna. Se observó entre los espectadores más uniformes militares que en noches anteriores, y se habló jcómo no! de los asuntos del día aun durante la representación, sin que fuesen bástame para apagar las conversaciones las voces del coro de... separatistas que sigue al 0 paradiso. El general Pérez Gal dos O o r telégrafo nos comunica nuestro corres ponsal en Las Palmas el fallecimiento del capitán general de las islas Canarias Sr. Pérez Galdós, ocurrido ayer en la capital del archipiélago. D Ignacio Pérez Galdós era teniente general desde 1898, y procedía del cuerpo de Estado Mayor, y por su talento, caballerosidad y sus dotes militares, era sumamente apreciado. Con su fallecimiento pierde el Ejército uno de sus generales más ilustres y la Patria uno de sus hijos más leales. A toda su distinguida familia y muy especialmente á su hermano el insigne D Benito, enviamos nuestro más sentido pésame. El Reischtag alemán POR TELÉGRAFO Q e r l í n 28, 6 t. Hoy se ha celebrado la apertura del Reischtag. En el discurso del Trono, el Emperador manifiesta la satisfacción que le causan los esfuerzos que hace Rusia para reorganizar los asuntos interiores. Confía en que de esta manera e! Zar se granjeará el amor y el reconocimiento del pueblo ruso. Guillermo dice también que las dificultades habidas entre Alemania y Francia concernientes á Marruecos, surgían únicamente de la inclinación que existía á resolver la cuestión sin la cooperación de Alemania, á pesar de tener esta nación numeroso 1: intereses que proteger ¿Con que mañana á las tres? -decían algu nos espectadores al despedirse. ¡A las tres! ¡No faltaremos! Esta noche otra Africana, mañana otra Tosca, el sábado Profeta y el domingo Boheme, no obstante la función de la Asociación de la Prensa, que sera por la tarde.