Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 28 DE NOVIEMBRE DE i9o5. PAG. 5. EDICIÓN i. a MADRID AL DÍA I os sucesos de Barcelona discutidos en el Congreso y en el Senado quita- on interés á todo otro asunto del día. Los estudiantes celebraron otro mitin Oiás en Barbieri, y, entre otras cosas que el curioso lector leerá aparte y juzgará como le plazca, se habló de los aludidos acontecimientos de la ciudad condal y se formuló una protesta verbal y colectiva de los escolares reunidos en el teatrito de la calle de la Primavera. Los peluqueros huelguistas, ó cesantes, como ellos se llaman, continuaron en su actitud tranquila esperando la solución y clientes á quienes rapar en su Asociación de la Costanilla de los Angeles. Conflicto más pacífico no puede darse. N o ha habido en él incidente alguno, ni aun traído por los cabellos, que es como más fácilmente podía haber surgido, dada la profesión de los litigantes. Se supo que el obispo actual de M a drid ha sido nombrado arzobispo de Valencia, con lo cual queda resuelta la batallona cuestión del P Nozaleda. El general Weyler no marchó, al fin, á Barcelona, pero marchará hoy, y la gente se quedará deseando que la Magdalena le guíe, que es lo que se dice en el Mediodía al que emprende empresas difíciles, no tanto como la que lleva al ministro á la ciudad del Cu- Cut. Los que no marcharon á Barcelona fueron los diputados catalanistas que visitaron al jefe del Gobierno para pedirle garantías de su seguridad personal en Madrid. No se marcharon y acaso hubieran hecho bien emprendiendo el viaje, no porque corriesen riesgo alguno en Ma- drid, donde el pueblo, con todos sus de- rJ fectos, no insulta ni molesta á nadie, como hacen los catalanistas en Barcelona, sino para imponer su autoridad, si la tienen, á sus correligionarios y condenar la actitud criminal que observan con la Patria. De ¡as sesiones de las Cámaras, la del Senado fue la más interesante; por lo menos la que mas satisfizo al público. Por esta vez los abuelos han sentido más hondo que los padres. Ha habido más fuego bajo la nieve de las canas. La sesión del Congreso fue sencillamente una decepción. La noche cerró con cielo despejado, pero con horizonte borrascoso. Los sucesos de Barcelona no han terminado. Desgraciadamente tienden á embrollarse. AEMECE FECHA GRATA i a de hoy es fecha grata porque re cuerda el nacimiento de S. M el rey D Alfonso XU, que vino al mundo el 28 de Noviembre de 1857. ¡Qué emoción más grande causó este acontecimiento! La sucesión del trono estaba asegurada por el iicu ¡miento de la que era entonces princesa de Asturias y hoy es infanta Isabel, oerrrido en Diciembre de I 8 5 I Pero se anhelaba un descendiente varón y porque naciera se hacían sinceros votos desde que te iunció en la Gacela el estado interesante de la Reina. S. M haLia pasado el verano en La Granja, y desde que volvió á Madrid, á principios de Octubre, se dedicó á hacer yéanse los artículos Sección de cosas piadosas visitas á las imágenes de la Vir y La regla de tres publicados los gen en varias iglesias de Madrid. El púdías 14 y 22 del mes corriente. blico acogía con vivo interés las noticias Para resolver el urduo é inexcusable relativas al estado de la Soberana, y hubo problema de reducir el número de oficiagran expectación cuando se supo que el les y aumentar los sueldos, lo primero de suceso estaba próximo. todo es fijar las plantillas; decir cuántos Cuando se avisó á las comisiones de las conviene que haya en cada categoría y Cortes y á los personajes que por dere- en cada cuerpo. Tomando por modelo el cho propio debían acudir á la regia mo- ejército europeo más dotado de oficialirada, el pueblo ocupó la plaza de la Ar- dad, resulta que nosotros tenemos en el mería. Reinaba un profundo silencio, á cuadro de activo, poco más ó menos, dopesar de las apreturas de la muchedum- ble de lo que debiéramos tener. Hay cabre, cuando se oyó la voz del capitán ge- tegorías en que el exceso representa dos neral de Madrid que gritaba á uno de sus tercios, y aún más, del total existente; ayudantes: en otras no llega á la mitad; pero hay ex- ¡A galope! ¡A los Pozos de la Nie- ceso en todas. Los sueldos debieran ser, ve! ¡Veintiún cañonazos! ¡Es varón! por lo menos, para cada categoría los- ¡Varón! ¡Varón! -repitió la multi- que hoy disfruta la inmediata superior; tud dando frenéticos ¡vivas! un coronel debía tener sueldo de geneEn tanto, el ayudante montaba rápida- ral de brigada actual; un teniente coronel, mente á caballo y salía á escape para los de coronel; y así por arriba y por abajo. Pozos de la Nieve, vasto terreno próximo Vamos á la fórmula de solución que ha á la Puerta de Bilbao, donde estaba la de dar resultado en un plazo de seis á batería que debía hacer las salvas de or- ocho años, y que creo que es única y perdenanza. fecta, como se puede llamar perfecto á El ayudante recorrió el camino desde un tratamiento médico que infaliblemente Palacio á lo que era entonces lo último cura el mal sin padecimientos insoportade la calle de Fuencarral con grave peli- bles para los enfermos. Aquí los enfergro, porque llevaba su caballo al galope mos son el país y la oficialidad del Ejéry toda la vía estaba desempedrada y llena cito. de zanjas para colocar las cañerías del p o m e m o s el caso concreto de los coroagua del Lozoya, recién traída á Madrid. neles, que sabemos que son hoy 456, Este ayudante del capitán general, que y que por retiros forzosos (por edad) sin era entonces un gallardo y bizarro oficial, contar defunciones ni retiros voluntarios, que después fue caballerizo de la Reina, ni ascensos, quedarían reducidos en 1911 es el actual marqués de Santa Genoveva, á la cifra algo grande, pero aceptable, guarda- joyas de S. M y uno de los po- de 134. No olvidemos que los coroneles cos supervivientes del reinado de Isa- tienen encima un número excesivo de gebel 11. nerales mal pagados, y tienen debajo En todo Madrid se contaban con viva también un número excesivo de tenientes emoción los cañonazos, y cuando pasaron coroneles mal pagados. del número que saluda el nacimiento de No debe ascender á general de brigalas hembras, llenáronlos aires las aclama- da ningún coronel mientras haya exceso ciones al mismo tiempo que se echaban á de aquéllos; y no debe ascender á corovuelo las campanas de todas las iglesias de nel ningún teniente coronel mientras soMadrid. bren coroneles. Pero toda vacante que La alegría fue grande en Madrid y en ocurra en el escalafón de generales de toda la nación, y pocos Príncipes han si- brigada, si es por pase á la reserva, debe do recibidos al venir al mundo con más producir en el de coroneles el aumento de entusiasmo que el que reinó por desgra- sueldo de uno de éstos á 10.000 pesetas; cia tan brevemente con el nombre de Al- si es por defunción, deben aumentar de fonso XI 1. sueldo un coronel, un teniente coronel, Se nombró su ayo al marqués de Al- un comandante, un capitán, un primer tecañices, padre del actual, y aya de la niente y un segundo teniente. H e dicho infanta Isabel, que dejaba de ser prince- sueldo con todas sus consecuencias para sa de Asturias, á la condesa de Tovar. retiro y pensiones; y sueldo consolidado Comenzó entonces una época muy bri- desde el primer día, si el retiro forzoso llante y animadísima para Madrid con llegase anfes de dos años de disfrutarlo. los chocolates de los Fernán- Núñez en Las vacantes de coroneles, que pueden su palacio de Cervellón, los bailes de ser de cuatro clases, tampoco producirían Weisvilleir, de los Osmas, del marqués ascensos de tenientes coroneles; se haría de Miraflores, y las recepciones diarias lo siguiente. Vacante de un coronel de de la condesa del Montijo. Se gastaba y sueldo aumentado: por retiro, produciría se lucía mucho entonces, y en el teatro aumento de sueldo de otro coronel á Real que estaba muy en boga obtenía 10.000 pesetas, y aumento de sueldo de grandes triunfos Rosina Penco, que era un teniente coronel á 7.500, sueldo de la cantante favorita de la reina Isabel. coronel; por defunción, los dos aumentos Había entonces en la sociedad de Ma- anteriores y análogos en todas las categodrid mujeres muy hermosas y muy ele- rías inferiores: vacante de un coronel de gantes y se inauguraba el período, que sueldo actual, produciría aumento de suelfue tan notable, de gobierno de la Unión do en todas las categorías inferiores, si liberal presidida por O Donell, que nos fuese por defunción; siendo por retiro, el Uevó á la victoria en la guerra de África. aumento de sueldo sólo tocaría á un teniente coronel. UN MADRILEÑO LA SOLUCIÓN