Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D O M I N G O 26 D E N O V I E M B R E D E i 9 o 5 P A G 7. E D I C I Ó N i. a CORRESPONDENCIA MUY PARTICULAR 1 os que escribimos para el público y no conocemos de momento la opinión de éste, como les ocurre á los autores que hablan por boca de artistas en el teatro, vivimos en perpetua duda. No nos satisfacen los elogios á boca de jarro de los amigos apasionados, pero suelen, en cambio, halagar nuestra pequeña v a n i d a d ciertas cartas, casi siempre anónima en EL DOCTOR FAUSTO las cuales nos dicen cosas s u m a m e n t e curiosas. Hace pocos días A nte la Cámara recibí una acerca de cuarta del Tribunal civil de París ha las escasas líneas en comparecido una joque esbocé la géneven solicitando la. disis de los llamados solución de su matricrímenes pasionamonio. ¿Por qué dirán les. Suautor. óautoustedes? ra, pues el estilo, ¿Por malos trasegún expertos psitos? cólogos, demuestra- -No, señor. algo femenino entre- ¿Por abandono? -Menos todavía. líneas, me excita á ¡Por exceso de cariñol que diga más sobre Parece ser que el el particular. Y ahomarido es un ser de ra, con motivo de una ternura tan inun suceso vulgar mensa, tan expresiva y pero con aparientan asidua, que la escias de novela por posa tuvo que hun entregas, me invidel domicilio conyugal. tan también á que M r Marx, abogaescriba sobre la indo del marido, le defluencia de la clauf e n d i ó briosamente, sura en el espíritu y apoyándose en la teoen el corazón de la ría de cuanto más azúmujer. car más dulce, y da Siento mucho no que por mucho tttgj poder ocuparme de nunca es mal año; pero á e s t o s argumentos estas i n t r i n c a d a s opuso Mr. Barilier, psicologías. A B C defensor de la señora, nació para ser diaaquélla de que lo poco rio, es cosa probaagrada y lo mucho enda, pero no tiene fada, y el principio dz e s p a c i o suficiente derecho de que los expara que tan difíciti emos son viciosos, y el les p r o b l e m a s se Tribunal ha decretado el divorcio á favor ái traten con el sosiela excesivamente amago debido. Quizás, da esposa. por otra parte, interesarían, con ser tan onocen ustedes e) Jin- jitzu? interesantes, á muy Pues esto, queá pricontadas personas. mera vista parece un Sin embargo, he sencillo camelo, es un de responder á mis sport interesantísimo. incógnitos corresMás que un sport, porponsales. Es ley de que el Jin- jitzu tiene buena crianza con- EL CHIMEN Dñ C T W LOS CUATRO RFOS YA SENTENCIADOS! FULGENCIO HORNO, 2 ANTONIO una utilidad práctica G) 3 GREGORIO HORNO. testar á las cartas. CLAdDJA GIL, MAL. RE DE GREGORIO Y FULGENCIO tan grande, que puFot A Bernal Ylesdiré que todos diera exclamar como estos casos demuestran bien á las claras género mínimo, y la infeliz es víctima de el guía de La vuelta ai mundo: Yo soy la provila viciosa educación de la voluntad en la toda clase de rufianes, empezando por e! dencia del caminante. Recientemente á un agenmujer y en el hombre. especial público que la aclama, y á pesar te de policía de París le acometieron seis apaUnos y otros, por ser Ubres, cometen los de hallarse mucho peor que antes, vive tan ches y unas cuantas señoritas de propina; pero actos más absurdos, aceptan esclavitudes guapamente maldiciendo al mundo entero. el agente sabía el Jin- jitzu, y en menos que canta un gallo, toda la banda rodaba por el suelo. mil veces peores que las que pretenden Yo conozco otra que entró en el clausPorque con el Jin- jitzu no se necesita gran evitar, y los mismos tiranos se forjan sus tro con la decisión de un estudiantiilo fuerza corporal para inutilizar á un coloso que propias cadenas, como diría un poeta de suspenso que se aloja un balín en la sese- no acomete: todo es cuestión de maña y agira, y anda ahora exclaustrada, enferma, lidad. antaño. Prueba al canto. El pasional, como renegando de su suerte. Viene el coloso sobre usted, y en el moahora se dice, soñando con la felicidad Uno y otro caso demuestran muy á las mento en que avanza le da usted un puntapié eterna de su hembra, es casi siempre un claras que no sabemos por dónde nos anda- en el pie que él tiene en el aire, y ya lo tiene juguete suyo. Lo fueron los sultanes, á mos, que creemos mejor aquello que nos usted desequilibrado. En cuanto cae al suelo pesar de eunucos y harenes; lo fueron asimismo los severos caballeros de los dramas de capa y espada, á pesar de las rejas, dueñas y rodrigones. La pasional, que se subleva ante la tirsnía de padres, hermanos ó maridos, huye muchas veces alucinada, para caer en servidumbres odiosas que no hay para qué detallar. Su débil voluntad busca otra más fuerte y se cree más independiente cuando la esclavizan más gentes. Yo conocí una Joven que se lanzó al seduce á primera vista, y sin la necesaria sanidad física y moral juzgamos hermosc lo que nos parece bonito, careciendo de criterio por falta. de educación del juicio. Luego, cobardes, anémicos de voluntad, pensamos aislarnos de la sociedad tapándonos la cara, ó ser libres en ella descartándonos; pero la vida con manotadas paternales se encarga de sacarnos los colores al rostro, sin hacer caso de nuestros llantos y pataleos. COSAS C