Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO i5 DE NOVIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 10. EDICIÓN 3. a DE ALICANTE POR TELÉFONO SÁBADO, z 5, JO M. obo sacrftego. En la noche última se ha cometido un robo en la iglesia del pueblo de San Juan. Los ladrones debieron entrar por el campanario y huir por la sacristía, llevándose, después de haber profanado las imágenes, cálices y alhajas por valor de mil quinientas pesetas. l monopolio del azúcar. Se ha reunido la Cámara de JComercio, acordando protestar contra el monopolio de los azúcares. X Tpl Yáñez Pinzón. vi- Ayer tarde ha fondeado en el puerto el ¿añonero Yáñez Pinzón. R E 5 S SIÓN TEL OÍA 2 4 DE NOVIEMBRE O5 I 9 o 5 Se abre la sesión á las cuatro menos diez bajo la presidencia del Sr. Salvador. Leída y aprobada el acta de la sesión anterior, se da cuenta del despacho ordinario, en el que figura la comunicación de la Real Casa fijando la hora de las dos de la tarde desmañana para la recepción de la Comisión del Senado que ha de ir á entregar á S. M el Rey ¡a contestación al discurso de la Corona. El presidente propone, y así se acuerda por unanimidad, que conste el vivo testimonio de satisfacción por ía cariñosa acogida que S. M. el Rey ha tenido en sus recientes viajes al extranjero. Se nombran los senadores que formarán la Comisión. El ministro de la GOBERNACIÓN sube, de uniforme, á la tribuna y da lectura del proyecto de ley sobre emigración. Eí proyecto pasa á las secciones para ei nombramiento de comisión. El Sr. TRlijILLO denuncia abusos cometidos en las elecciones municipales por el gobernador de Caccres, y pregunta si el Gobierno se hace solidario de eilos. El ministro de ia GORERNAC 1O N se sincera de esos cargos. Rectifican ambos, y el conde de PEÑALVER pregunta si el Gobierno español podrá exigir alguna garantía á ¡as empresas de seguros extranjeras, en especial de los Estados Unidos, para el dinero que nuestros connacionales han depositado en ellas. El ministro de la GOBERNACIÓN se muestra de acuerdo con el conde de Peñalver, y dice que el Gobierno tomará medidas que garanticen la seguridad de! ahorro español. El conde de PEÑALVER da las gracias. El Sr. CORTÁZAR pregunta qué solución tiene rl Gobierno para acabar con el conflicto actual entre catedráticos y estudiantes. El Sr. GARCÍA PRIETO promete transmitir el ruego a su compañero de Instrucción pública. ORDEN DEL DÍA votación del dictamen sea nominal, así se hace, y se aprueba por 68 votos contra 47. Es proclamado senador D Manuel Troyano. Continúa el debate sobre la interpelación de) marqués de Ibarra. Interviene el conde de MEJORADA, y dice que lo afirmado por el marqués de Ibarra acerca de las cantidades que dejaban los alcaldes al cesar en el cargo no tiene valor alguno, porque depende hasta del día en que cesen, pudiendo dejar alguna cantidad si salen en los primeros días del mes, por ser entonces cuando los Ayuntamientos ingresan fondos y ninguna si es después de esos días, porque es cuando efectúan los pagos. Añade que el descuento de los empleados municipales no representa 400.000 pesetas, sino algo más de 200.000. Algunos Ayuntamientos, entre ellos el de Barcelona, hacen lo propio con sus empleados. Y termina diciendo que el de Madrid es el Ayuntamiento que más paga, pues supera al 17 por 3 00+ El marqués de IBARRA se afirma en sus razonamientos anteriores. Asegura no ser exacto que fallezca el 97 por 100 de los niños que ingresan en la Inclusa. Y dice que si la proporción es grande obedece á que algunas madres pobres llevan allí sus hijos moribundos ó muertos ya para que los entierren. Niega que hubiera en la Inclusa niños que desde el año 61 ú 81 continuaran mamando hasta ahora. A su juicio están mejor los niños del Hospicio que los de San Bernárdino, pues aquéllos comen carne dos veces al día y éstos la comen sólo alguna vez; niega que cueste doble el sostenimiento de aquéllos que el de éstos, á pes ar de todo, y como prueba de su buen estado de salud cita el hecho de que en un año sólo habían fallecidos 15 asilados de i.5oo que había en el Hospicio. Se queja de que entre las muchas cargas indebidas que se ha echado sobre la Diputación de Madrid está la de! Hospital de epidemias, que es sólo de Madrid. Termina demostrando que el sueldo del persona! de la Diputación representa el 5o por 100 de lo que importa el del ministerio de la Gobernación. Se suspende el debate y queda en el uso de la palabra el Sr. Sarda. Se da lectura de varios dictámenes de actas, se señala el orden del día para mañana y se levanta la sesión á las siete y cinco. El Sr. ROMEO se extraña cíe que se tomase tal medida tratándose de objetos de verdadero valor artístico. El Sr, SORIANO pide al Sr. Echegaray que como ministro de Hacienda le diga lo que hay sobre la construcción de la fábrica de tabacos de Valencia, y como autor del Gran Galeoto que le traiga á la Cámara ciertos documentos referentes al estampillado de la Deuda de 1902. Dirigiéndose al presidente del Consejo, le pregunta si ha Hegado á su conocimiento que el señor Montero Kíos (risas) posee un solar cerca del Retiro (expectación) El Sr, MONTERO RÍOS: Yo diré á S. S. lo que hay sobre eso. No sé si fue en 1875, aunque creo que fue en 1876... El Sr. SORIANO: A mí me es lo mismo; lo que yo deseo saber es si el Sr. Montero Ríos es el dueño del solar á que me refiero. El Sr. MONTERO RÍOS dice que el solar es suyo, en efecto, y hace historia detallada del modo qamo lo adquirió. El ministro de HACIENDA promete traer á la Cámara los documentos pedidos por el Sr. Soriano, y éste insiste en que esto sea cuanto antes. En cuanto á 3o que he preguntado al señor presidente del Consejo, añade el Sr. SORIANO, por ahora me basta con saber que e! solar es del Sr. Montero Ríos. Los Sres. NOUGUES y MAURA (D. G. apoyan una proposición de ley pidiendo que se conceda una pensión á la viuda del empleado de Correos que falleció el año último en el descarrilamiento ocurrido en el puente de Entrambasaguas. (La Cámara está muy animada. ORDEN DEL T) í? SESIÓN DEL DÍA 2 4 DE NOVIEMBRE DE! C o 5 Queda proclamado senador e! Sr. Sainz Trápaga, electo por la provincia de Santander. Se pone á discusión el dictamen de la comisión de actas y el voto particular de los Sres. Alvarez Guijarro y Sánchez Albornoz sobre la elección senatorial por la Sociedad Económica de Sevilla. El Sr. ALVAREZ GUÍJARRO defiende el voto particular, y el Sr. AGUILERA el dictamen en nombre de la Comisión. Rectifica el Sr. ALVAREZ GUIJARRO, y jura el cargo de senador el Sr. Sáinz Trápaga. En votación nominal, pedida por la minoría consejadora, es desechado el voto particular por y 3 votos contra 5 y. El Sr. SÁNCHEZ ALBORNOZ habla para impugnar ei dictamen, y pide que vuelva éste á la Comisión. Le repj. ca el Sr. AGUILERA, y el Sr. SÁNCHEZ ALBORNOZ insiste en su petición. Ei Sr. RODRÍGUEZ R 1 VAS, contrincante del Sr. T o ano en ¡a elección senatorial por la Sociedad Económica de Sevlia, hace historia de lo sucedido en ia elección. Comesta brevemente el Sr. AGUILERA, y pedida embica jor la minoría conservadora que la Jk las tres y veinte abre la sesión el maraués de la Vega de Armijo. En los escaños nueve diputados, y en el banco azul ios ministros de Estado, Gracia y Justicia, Hacienda, Fomento y el presidente del Consejo. El Sr. AMAT se extiende en largas consideraciones acerca de la política electoral en El Ferrol, y habla de ciertos abusos, entre otros el de que siga desempeñando su cargo el alcalde de dicha población, á pesar de haber sido procesado. Le contesta el ministro de GRACIA Y JUSTICIA. (Juran tres señores diputados y promete el cargo el Sr. Soriano, que acto seguido ocupa su escaño de otras legislaturas. (Las tribunas se han llenado de espectadores; en la de los exdiputados ocupa un puesto el exministro maurista general Ferrándiz. El ministro de ESTADO acepta una interpelación que le anunció en tardes pasadas el Sr. Pi y Suñer. El Sr. Pl y SUÑER ruega al ministro que le señale día para explanarla. (Toma asiento en el banco azul el ministro de la Guerra. -El Sr. ROMEO pregunta al Gobierno qué se ha hecho de una famosísima vajilla de plata que existía en la Capitanía general de la is! a de Cuba y que trajo á ia península el general Blanco. Desea conocer en que dependencia de Sstado se encuentra. Los Sres. MONTERO RÍOS y WEYLER piden á la vez la palabra. Habla por fin e! segundo para decir que, aunque no era capitán general de Cuba cuando se perdió la isla, sabe que la vaiüla fue traída á la Casa de la Moneda. EL M E N S A J E El Sr. NOUGUES manifiesta que siendo el debate de contestación al Mensaje un torneo en el que lucen sus galas los oradores de primera fila de la Cámara, los republicanos, queriendo realizar algo práctico, retiran dos de sus enmiendas y sólo dejan la relativa á los Consumos, que es ahora una délas cuestiones que más interesan al país. El Sr. CQB 1 AN defiende la enmienda oresentada por los villaverdistas. Manifiesta que de lo relativo á la enseñanza y al fomento de los intereses materiales se ocuparán los Sres. Gasset y ndrade, y qnz él sólo se limitará á tratar de lo que cree que debe hacerse en pro de la defensa nacional. Califica á nuestro Ejército de defectuoso, y dice que existe una verdadera desproporción entre las diferentes armas. Señala grandes defectos y deficiencias en el vestuario, en el equino, en ei armamento y en las municiones. En cuanto al artillado, tanto el de las costas como el de los cuerpos de artillería, además de ser antiguo, es verdaderamente ilusorio. Encarece la importancia de este problema. No porque intentemos- -dice- -acometer aventuras, sino para limitarnos á defender nuestro territorio y que se respete nuestra historia y nuestras glorias pasadas. Encuentra también gravísimas deficiencias en la defensa de las costas, y al referirse á la Marina, dice que no tenemos barcos y que nuestro poder naval es hipotético. Habla del abandono en que se encuentra el archipiélago canario Examina detenidamente lo que debía hacerse para fomentar nuestra defensa nacional, fomentando los factores que la constituyen, que son el ejército, las vías de comunicación, la defensa de las costas y el poder naval. Dice que la opinión reclama que tengamos Marina, acomodada desde luego á nuestras necesidades y á nuestra situación económica actual. Recuerda unas palabras del Sr. Maura en que hacía ver ia necesidad de fomentar el poder naval. No se muestra conforme con los propósitos que sustenta el Gobierno con relación al Ejército y á la Marina. Exptíne y hace el elogio de los proyectos que en dichas materias sustentaba el Sr. Viüaverááe, á cuyo hombre público dedica sentidas v calurosas frases. En nombre de! a Comisión le contesta el barón de SACRO- LIRIO. Califica de vaga la enmienda defendida por el Sr. Cobián, y se atiene al texto contenido en el dictamen. Rectifican ambos oradores. Interviene el ministro déla GUERRA, el cual, nnnmuí linir