Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 22 DE NOVIEMBRE DE i9o5. PAG. 15. ED iCJON 2. a CANA tro lleno; en el palco regio, la infanta doña Isabel; en las plateas no faltan la marquesita de Tenorio, que esta noche no trae la diadema de Valkiria que luc ó el domingo y por primera vez en la función de gala; ni su madre la marquesa de la Laguna, ni su hermana la marquesa de Viana, ni su amiga inseparable la señora de González Beltrán. Tampoco faltan, luciendo lujosas ioiieítes las marquesas de Mochales, de San Felices, de Vaideiglesias, de López Bayo, de Añover, de Casa Pavón, de Faura, de Outeiro, de Zovnoza, de Perinat, de Monistrol, de Portago, de Campillo, de Aguiar, de Sotelo, de la Coquilla; las duquesas de Noblejas, de Andria, de Valencia; condesas de San Román, de Benomar, de Azmir, de Mejorada, de Cazal de Caudilla, de Guadiana, de Pino Hermoso, de Llobregat, de Alcolea, de Xiquena, de Castañeda, de Vilches, de Villamanta, de Quinta déla Enjarada, vizcondesa de la Laguna; los barones del Castillo de Chive! y señoras y señoritas de Ascanio, Corral, Semprún, de Arcos, Esteban Collantes, Dato, Liniers, Díaz, Calonge, Pineda, Careaga, Potestad, Messia de la Cerda García San Miguel, Martínez del Campo. García Prieto, Romero Robledo, Ordóñez, Uhagón, Lázaro, SÜveia, de la Vieses, etc. Y en butacas las marquesas de Pr? do Alegre, de Valdegamas, condesa de Mayorga; señoras de Rolland, Sanchiz, Rojo Arias, Romeo, Queipo de Llano. Aransáez, Bascaran, Alachimbarrena, Carbonero, Barroso, Ochan ío, Morales, López, Prendergast, Otero, Alíendesalazar, Lutz y otras. R EAL LA AFR 1- Turno segundo; tea- ño de sí mismo, y esta vez el triunfo fuá completo, indiscutible para el notable tenor españo! El paraíso sancionó este fallo con bravos intercalados en el texto. La orquesta mereció bien de sus jueces, y hasta los coros en aquel concurso de orfeones á bordo fueron aplaudidos, coronando la ovación un grito de ¡Aimiñana! salido de lo más recóndito del paraíso, O paradho! A la una terminó la fiesta, doliéndoie mucho á la gente tener que dejar el bellísimo y cálido panoiama indio de 1? escena por el triste y helado cuadro nevado de las calles de Madrid. -C. acuerdo acerca ae los proyectos que pasen de una á otra Cámara. Y con esto terminó la reunión. Los republicanos. asta las nueve de la noche duró la reunión que la minoría republicana empezó á las seis de la tarde en una de las secciones del Congreso. Según luego dijeron los asistentes á ¡a reunión, ésta no había sido más que un simple cimbio de impresiones sobre el debate que hoy se planteará acerca de los sucesos de Barcelona y sobre las enmiendas que al Mensaje piensa presentar la minoría republicana. No se adoptaron acuerdos. El Mensaje. Los suplicatorios. I os presidentes del Consejo y del Congreso y los jefes de las minorías Sres. Maura, Salmerón, Romero Robledo, Nocedal, García Alix y Barrio y Mier, se reunieron nuevamente ayer para seguir tratando de! a cuestión de ios suplicatorios, asunto que ya se creía terminado hace mucho tiempo y que ha resucitado para buscar una solución sobre ¡a que ya dio la Cámara. La discusión fue larga, porque las opiniones eran muy diferentes. El Gobierno deseaba suspender indefinidamente el acuerdo adoptado por el Congreso en la sesión permanente de Octubre de 1904, ofreciendo en cambio presentar un proyecto de ley sometiendo á la competencia del Tribunal Supremo los procesos contra los diputados. Esto, sin embargo, parecía á los conservadores, y claro es que principalmente al señor Maura, una promesa vaga y elástica, y en realidad una manera hábil de eludir definitivamente el cumplimiento dei acuerdo adoptado por e) Congreso. Con el Sr. Montero Híos opinaba el señor Romero Robledo, partidario acérrimo y defensor ardiente del estado de cosas que reinaba antes de! aludido acueido y que hacía que los suplicatorios para proceder contra ios diputados permaneciesen meses y aun años durmiendo en el seno de la Comisión que sobre eílos había de dictaminar. Al fin, en la reunión se scordó un término de transacción, consictente en suspender ei acuerdo de la Cámara hasta la cuadragésima sesión que celebre el Congreso de aprobados los presupucsios. Es decir, que á ia cuarenta sesión, después de ser aprobados los proyectos económicos, empezarán á contarse las treinta, durante las cuales habrá de dictaminar la Comisión sobre los suplicatorios pendientes. Esta fórmula fue propuesta por el Sr. S lmerón, y aprobada por todos. T erminada la sesión de! Congreso, se reunic la comisión del Mensaje para constituirse, nombrando presidente ai Sr. Canalejas y secretario a! Sr. Zorita. Quedó trazado el plan dei proyecto de contestación al Mensaje, y se acordó reunirse esta raañana en el domicilio de! barón de SacroLirio. Hoy será redactado el dictamen y leido en la sesión de esta tarde, empezando su discusión pasado mañana, viernes. Para hoy. ¡P sta tarde empezará en ei Congreso el dt bate sobre los sucesos de Barcelona, interviniendo en él ios diputados catalanistas, que con tal objeto llegarán hoy á Madrid, y los Sres. Salmerón y Junoy. Misterio aclarada. p n t r e las personas que conocían ar. cche las -J manifestaciones hech- ts por el Sr. Gullón en sus declaraciones publicadas por L Echo de Pan s, se comentaba principalmente aquella en que jfirraa el ministro de Estado que d señor Montero Ríos le tuvo al corriente de Us negociaciones que, relacionadas con la conferencia de Algeciras, llevó á c oo el ver- ino pasado en San Sebastián. Y en los círculos políticos no deja de causar extrañeza que ei oresid. nte dei Consejo tuviera con el Sr. Gtillón expansiones con ¡as que jamás distinguió ai Sr. Sánchez Román, que por entonces ocupaba la cartera de Estado. Esle dato viene á confirmar las seguridades que se daban hace ya tres ó cuatro meses acerca de que el Sr. Montero Ríos estaba dispuesto á hacer un cambio de ministro de Estado antes de que el Rey emprendiese su viaje ai exiranjero, y revela que por entonces ei presidente del Consejo tenía ya designado al seSor Gullón coitio sustituto del Sr. Sánchez Román. Como Africana es obra de cuatro entreactos, las tertulias menudean. En algunas se habla de que se acabaron las carreras de caballos en Madrid. La gente no responde á la fiesta hípica. La Sociedad que organizaba las carreras va á disolverse. En otra se comenta la carta que el Sr. Fernández Duro, e! dueño del Jllcotán, ha hecho publicar en la Prensa extranjera desmintiendo la noticia circulada allende la frontera, de que cuando en el reciente concurso de globos el Rey auxilió en el Escorial al de! citado Sr. Fernández Duro, trató D. Alfonso de hacer una excursión, impidiéndolo un ayudante de S. M que abrió la válvula, y al tirar de una cuerda rasgó el globo. Se habla entre los cazadores de las tiradas de patos que acaban de realizarse en la Alirfífera y que no han dejado Satisfechos á los devotos de San Humberto, porque no se han matado más que 6.000 patos con unas 3.00O escopetas reunidas ¡casi un ejército! y otros años las víctimas han llegado á 90.000. Se comenta la valentía del público, que ha llenado e! teatro estando como estaba nevando desde las ocho de la noche. Y hay gente de edad en todas las localidades, menos en el palco de los ministros, donde sólo están los Los conservadores. dos ministros más jóvenes: García Prieto y Romanones. TJjvesidida por el Sr. JVÍaura se reunió ayer ¿Y La Africana? Pues La Jlfricana obtuvo la minoría conservadora del Senado, con excelente interpretación en conjunto y exce- objeto de trazar ei plan parlamentario que lentísima en detalle. La Srta. Pinto fue muy aquella debe seguir. aplaudida en el segundo acto, en el cuarto y en Concurrieron á la reunión 58 senadores. el quinto. Su voz robusta y de timbre simpátiEl Sr. Maura recomendó ¡a conveniencia co conquistó al auditorio. La Srta. García Ru- de que la minoría sepa siempre y en cada caso bio cantó con su afinación de s empre, lució su el criterio del partido sobre os asuntos que voz de hermoso timbre y salvó en el septimi- se sometan á la deliberación dz la Cámara, no á todos sus compañeros. para que la intervención de aquélla sea eficaz. Viñas triunfó. Como Gayarrs, cantó con Propuso que, con este objeto, se nombre más cariño en el primero y en el cuarto acto. una comisión de dos exmin stros, aparte de El recuerdo del gi ¿n roncales y el temor á los que el jefe de la miñona en la Alta Cámara, eíectos de este recuerdo en el púb ico Is sobre- genera! Azcárraga, adopte las determinaciocogió un poco al cantar el famoso O pasadizo; nes que estime oportunas. pero supo dominarse, supo, sobre todo, canSe convino en que el secretario de ¡a minotar bien, y cemo el público le escuchó con ría del Congreso, señor marqués de Figueroa, agrado y le aplaudió con entusiasmo, repitió la sostenga constantes relaciones con el de ¡a del lomanza, esta ve ¿dueño déla situación v due- Senado, señor Alíendesalazar, para ponerse de Contrabando sorprendido POR TELÉFONO alencia, 21, 10 n. En ia delegación ae Hacienda se instruyen diligencias sobre un importante alijo de abaco que Fue sorprendido anoche. El hallazgo! o realizaron los empleados de la Compañía Arrendataria, que encontraron en la playa de Levante un carro cargado de tabaco. Inmediatamente avisaron al puesto de Carabineros, que salieron á d- ir el ¡aitol á los contrabandistas. Estos se defendieron, cruzándose entre unos y otros sesenta disparos próximamente. Fueron detenidos tres contrabandistas y apresados 58 bultos de tabaco de distintas clases, con un vaior total de 3.000 duros. Dícese que el tabaco estaba oculto entre unas piedras que hay en ¡a playa, de entre las cuales se ha sacado hoy más cantidad todavía, Muñoz.