Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. A R T H S? i DE NOVIEMBRE DE icp 5. PAG, n EDX 1O N i ¿Cuáles son las del Gobierno? -preguntó el marqués de Portago. -El Gobierno no las tiene- -repuso el alcalde. -Pues yo tampoco- -dijo el marqués. Como la atmósfera estaba muy cargada, se promovió otro incidente enlre los Sres. Fischer y Estelat, al sostener uno y negar el otro que los gremios habían sido convocados el día anterior en la Cámara de Comercio. Otra vez intervino el alcalde y siguió el señor Fischer citando lo dicho á los socialistas por el Sr. Montero Ríos é insistiendo en la suspensión para que se revise las tarifas, pues si es cierto que no se ha subido las tarifas en El Sr. Abril y Ochoa se mostró partidario el nuevo arriendo, están hario recargadas. Dijo que los promedios de introducción de de la supresión del impuesto; dijo que el alcalde carece de competencia para tratar de la especies en Madrid son irrisorios, y en esto suspensión y se apoyó en un Real decreto re- basan su fabuloso negocio los arrendatarios. ciente, en el que se consigna que esto corresEntre los murmullos de sus compañeros de ponde al Ayuntamiento y la Junta de asociados Concejo y las advertencias áú alcalde, terminó reunidos. Terminó poniéndose á disposición el Sr. Fischer. de sus compañeros, aun cuando hubiera resHablaron también los Sres. Gálvez Holguín ponsabilidades. y Catalina, éste para manifestar que el Gobierno El Sr. Vincenti indicó que lo procedente era había echado sobre el Ayuntamiento la responacordar ó no la suspensión. El Sr. Morayta sabilidad del acto y pedir que se acuerde la suspidió que ésta se realizase por ocho días para pensión por ocho días. que fuese estudiado el pliego y el vecindario Se promovió algún tumulto y a) cabo se se enterase. acordó, por i3 votos contra seis, no suspender Los concejales, hostiles á todo lo que fuese la subasta. pensar siquiera en la suspensión, interrumpieVolvió á oirse las voces de protesta de la r o n al Sr. Morayta é hicieron necesaria la in- calíe. La sesión terminó á las doce menos cinco tervención del alcalde para que respetaran la minutos. emisión de una opinión. j A SUBASTA. Acto seguido se consti tuyo la comisión ele Consumos bajo la El Sr. Ruiz de Grijalba manifestó que el vecindario ya sabía lo que le importaba, esto presidencia del alcalde. Leyó el notario señor es, que no se grava ningún artículo de primera González Ocampo el anuncio de la subasta y necesidad en el nuevo pliego. Opinó que la hasta la una menos veinte no se presentó ninsuspensión retrasaría la formación del próximo gún pliego. presupuesto municipal, por ser el de ConsuA la una menos cuarto comenzó la presenmos el ingreso más importante con que cuenta tación de pliegos hasta cuatro. el Municipio. Se produjo un animado inciden- ¡Faltan diez minutos para la admisión de te entre los Sres. Ruiz y Morayta. pliegos! -dijo el voz pública. Entonces fueron El marqués de Portago manifestó su senti- presentados dos pliegos más. ¡Faltan cinco minutos! -repitió luego el miento por el espectáculo que se daba; se mostró al lado del alcalde y partidario de la su- vocero. presión, y dirigió censuras al Gobierno por El alcalde dijo que, interpretando el espíritu echar todo el peso de la responsabilidad en y la letra del pliego y de acuerdo con el Goeste asunto sobre el Ayuntamiento. bierno, tenía que manifestar que si el GobierEl Sr. Vincenti se sintió molesto por lo di- no ó las Cortes suprimen el impuesto de Concho por el marqués de Poriago; aclaró lo ex- sumos, el Ayuntamiento no tendrá responsapuesto acerca de su conferencia con el presi- bilidad alguna ni obligación á indemnizar al dente del Consejo, y rogó al marqués de Por- que resulte arrendatario. tago que retirase las frases molestas. Este con- ¡Falta un minuto para ¡a admisión de cejal explicó sus conceptos, insistió en algunas pliegos! -repitió el voz pública. de sus manifestaciones, y afirmó que de susDon Marcial Soto Muñiz hizo que conspenderse la subasta lo fuese indefinidamente. tara en acta su protesta por la manifestación Los concejales salientes- -dijo- -no tienen del alcalde, que entrañaba una modificación de las condiciones. autoridad moral para votar la suspensión. Dijo el alcalde que no existía tal modificaAl salón llegaban las voces y los denuestos de los grupos que había en la plaza de la Villa ción. gritando: ¡Abajo los Consumos! ¡Ha expirado el p t e o para la admisión de Eran unos 3oo ó 400 obreros que fueron pliegos y se va á proceder á la apertura de los disueltos por la fuerza de Seguridad y los mu- presentados! -manifestó el vocero. nipales. El alcalde fue abriéndolos por este orden: Primero. De D. Manuel Romero Rebollo, El Sr. Vincenti expresó que por miedo á que se compromete á prestar el servicio de cotales voces no dejaría de hacerse la subasta. El marqués de Portago: ¿Miedo á quién? branza del impuesto por 22.433.000 pesetas, Segundo. De D Juan José Horta Limón, jQue griten cuanto quieran! El Sr. Vincenti rectificó diciendo que no se por 25.io5.ooo pesetas. Tercero. De D. Amador González Posatrataba de que le impusieran las voces, ni tampoco el miedo moral, porque tenía conciencia da, por 24.717.717,30 pesetas. Cuarto. De D. José Sela y Sela, por de sus actos. Otro incidente muy vivo surgió entre los se- 24.024.024 pesetas. Quinto. De D. Manuel Rebollo Horta, ñores Morayta y marqués de Portago, por decir el primero, al oir las voces de fuera, que por 25.187.000 pesetas, y ojalá sonaran todos los días en que hubiera seSexto. De D. Manuel Romero Rebollo, sión. Ambos concejales cruzaron frases hosti- por 24.266.667 pesetas. les de banco á banco; pero intervino el alcalde En vista de este resultado se hizo la adjudipara llamar la atención acerca de la hora, y se cación provisional á D Manuel Romero Retranquilizaron. bollo, que es el actual arrendatario. Y se dio por terminado el acto. ¿Opina el Ayuntamiento la suspensión? -1 M U M E R O S El tipo de subasta era de pregunta el Sr. Vincenti. 22.432.588 pesetas, de modo que el- ¡No, nol- -dicen muchos. -Yo acataré las opiniones del Municipio. Ayuntamiento saldrá beneficiado en 2.754.41 2 fy enumerólos obstáculos que esto representaría para que antes de fin de año estuviese aprobado otro pliego en que se satisficiesen todos los deseos. Y concluyó diciendo que era dudoso que los que ahora concurrían se decidieran á concurrir entonces; pero que de todos modos dejaba al arbitrio del Ayuntamiento la decisión de tal punto. Del Gobierno sólo había recibido indicaciones para resolver, mas siempre con libertad absoluta de proceder con arreglo á las circunstancias. Lo único que el Presidente hizo fue aconsejar que estudiasen la suspensión y si era conveniente, fueran á ella; pero sin la presión de la Real orden, como podía haberlo hecho. pesetas, y con relación al arriendo actual en 3.527.000 pesetas. Si, como se asegura, el arrendatario actual lleva ganados once millones de pesetas, es de suponer que el nuevo rematante procure d. esquitírse de esos tres millones y pico en queTfia aumentado el tipo de subasta. El desquite ha de salir forzosamente á costa del consumidor. Y si el arriendo actual es una regalía, hay que pensar, tratándose de personas tan experimentadas en estos negocios de consumos, que en el arriendo que entrará en vigor en 1 de Enero estará descontada también otra regalía semejante, salvo, claro es, la prometida y anhelada supresión de impuesto tan antipático y vejatorio. O R O T E S T A S Los Sres. Fischer y Csmpi lio presentaron varias protestas de carácter legal y político. F) O R LAS CALLES. Los grupos, que se habían disuelto en la plaza de la Villa ante las intimaciones de los guardias municipales y agentes de Seguridad, se dirigieron hacia la Puerta del Sol, en la cual aparecieron con una bandera española, en la que se leía sobre un papel: ¡Abajo los Consumos! Salieron unos guardias del ministerio de la Gobernación, se incautaron de la bandera y disolvieron la manifestación. Esta se rehízo en la calle Mayor, sacó otra bandera, pero ambas corrieron la misma suerte; la segunda manifestación teñí propósito de ir á la plaza de la Cebada. En previsión de que los manifestantes fuesen á los fielatos, dispuso el Sr. Ruiz Jiménez qfte fuesen vigilados por agentes del cuerpo de Seguridad. Otro grupo se dirigió por la calle de Embajadores hacia la Fábrica de Tabacos, y también fue rechazado por los guardias. A! volver hacia la Puerta del Sol, la emprendió á pedradas con otros agentes, y éstos cargaron sable en mano, lo cual produjo las carreras y el susto consiguientes. Más tarde fueron los revoltosos por la calle del Marqués de Cubas y se detuvieron ante El Uberalpara redoblar sus protestas y sus gritos contra el impuesto de Consumos. Los guardias los dispersaron y detuvieron á los que parecían jefes de la algarada. No faltaron alborotadores enemigos de los faroles, que los destrozaron á pedradas y á palos en la plaza del Príncipe Alfonso y en la plaza de Santa Cruz. Los agentes detuvieron á un joven apellidado Chamorro, que capitaneaba el grupo de la Puerta del Sol y á otro, Justo Añazuren Víñuelas, que iba á la cabeza de los revoltosos en la calle del Marqués de Cubas. ROTESTA D E LA CAMA- La CámaRA D E COMERCIO ra de Comercio de Madrid ha elevado al alcalde la siguiente protesta: Excmo. Sr. Alcalde- presidente del Ayuntamiento de Madrid. Excmo. Sr. i La Cámara oficial de Comercio, Industria y Navegación de esta capital, consecuente con el criterio que informó sus recursos de alzada ante la superioridad contra el pliego de condiciones aprobado por la Junta municipal para el arrendamiento del impuesto de Consumos, ante V. E. respetuosamente acude protestando todo acto, subasta ó adjudicación provisional que pueda derivarse de dicho pliego de condiciones, por entender que la subasta anunciada se halla legalmente invalidada como consecuencia de las siguientes infracciones legales: i a Por hacerse figurar en la tarifa primera gran número de especies gravadas con un recargo municipal superior al 180 por 10,0, que como máximum consienten las disposiciones legales, y otras cuya gravación esta Dtohibida por la ley. P