Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 21 DE NOVIEMBRE DE o PAG. 9. ED 1 CJON 1 a PALCOS DEL REAL p ntre los palcos del teatro Real que tienen historia digna de contarse, figura un principal de. los impares que era ocupado todas las noches poj Arriera, Barbieri, Peña y Goñi y Carmena Millán. Con estos personajes puede suponerse lo que sería aquel palco: una especie de tribunal donde se juzgaba con autoridad y competencia las óperas y los cantantes, sazonándose los fallos con el copiosísimo ingenio y las oportunas frases del autor de Marina, con la gracia peculiar del autor de Eí Barbe: tilo y Pan y Toros, con el apasionamiento que llevaba á todos los Gayarre como un gran cantante de la tenores; romo tú no hay ninguno! ¡Eso SÍ más pura escuela italiana. Ss hallaba nues- que es cantar! ¡Y que guapo! ¡Y que eletro querido navarro en toda la posesión gante! de sus excepcionales facultades: voz exY así se pasaba toda la noche. Cuando tensa, bien timbrada y manejada con una ésta, que había sido beldad, envejeció pot maestría y un arte verdaderamente encan- completo, se dedico á la devoción, adtadores. El palco de los maestros desbor- quirió un título pontificio de baronesa y dó de entusiasmo y de allí salieron los ya no escuchó más música que la religioaplausos más calurosos. sa que oía en la novena de la iglesia de Aquella noche cantó la parte de Leo- San José, donde tenía para su uso par nor una artista de historia muy interesan- ticularun elegante reclinatorio de terciote, pero que como cantante no estaba á la pelo azul con la corona y su inicial, que era la primera letra del alfabeto. altura de su compañero; Elena Sanz. jCuánto se habló aquella noche en los Otro palco hubo, éste entresuelo, ocupapasillos de ¡a Tavorüa! do por una dama de la más linajuda arisBarbieri, Arrien, Peña- y Goñi, Car- tocracia, que ya iba, como dice ¡a gente id v Milián. todos han mjeito comQ del pueblo, para villavieja, y en este sólo VALENCIA. MANIFESTACIÓN POPULAR CELEBRADA EN LA MANAívA DE ANTEAYER, PIDIENDO LA CONSTRUCCIÓN DE UNA f- ABRICA DE TABACOS í- o Bai beru actos de la vida el que fue inimitable cronista, gran iev ¡stero de toros y entusiasta del sport vasco, y con la competencia del elegante historiador de la ópera en España. Aplauso que de aquel palco salía, ya se podía decir que era merecido, y los artistas le tenían en mucho, así como la censura manifestada por el silencio de aquellos inteligentísimos espectadores. Desde allí se consagró el genio colosal de nuestro gran Gayarre, que se presentó la -noche de la inauguración de Ja temporada de 1 877 a 1 878, que era un jueves 4 de Qctubie, cantando LaTavoriía. ¡Qué éxito tan inmenso el del inolvidable y gloriosísimo tenor! Desde los tiempos de Mario no se había visto nada igual. Desde las primeras frases se reveió el gran tenor, pero su recuerdo será imperecedero. Los restos de la biblioteca de Luis Carmena se hallan esparcidos por las librerías de viejo, siendo una verdadera lástima que no la posea el Estado, porque tenía cosas útiles y notabilísimas. Otro palco, también principa! pero de los números pares, le ocupó durante mucho tiempo una beldad que había sido muy famosa en tiempo de Espartero, y que era conocida en Madrid por un mote muy jacai andoso. Esta sólo aplaudía á Tamberlick, y no se limitaba á batir las palmas, sino que acompañaba sus aplausos con monólogos á media voz que causaban las delicias de sus vecinos de localidad. ¡Síiidito seas- -decía, -rey de los se aplaudía al tenor Stagno, al que la dama en cuestión seguía en todas sus expediciones artísticas para no perder ni una sola de las representaciones en que el aplaudido intérprete de J pberto tomaba parte. UN MADRILEÑO CRÓNICA PORTUGUESA CONFLICTO Los motivos ELLUSO- ALEMAN dificultades ddep llasio LISBOA, 1 8 NOVIEMBRE máticas surgidas entre Alemania y Portugal, y á las cuales aludia en mi carta anterior, son, aunque rio lo parezca, de origen remoto. Sabida es la tendencia de los alemanes á la expansión territorial. Son razones económico