Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC. MARTES 21 DE NOVIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 8. EDICIÓN i. POSTALES EUROPEAS Parts, Noviembre. Está visto: el suicidio no sólo entra en las costumbres, sino que verdaderamente está de moda. Una estadística francesa que acabo de leer reza que cada año se suicidan 26.000 franceses. O lo que es lo mismo, de cada diez mil hijos de San Luis, siete y dos décimos encuentren agradable saltarse la tapa de los sesos. Pase que dos décimos de francés se maten por capricho cuando mejor les convenga; la fracción no tiene importancia para las futuras eventualidades, pero encuentro deplorables los siete enteros. Si los desesperados tomaran la vida por su lado bueno, en vez de buscar un refugio en la muerte tratarían de encontrar el medio de olvidar sus penalidades. Yo, que tengo verdadero horror- -algunos días- -al alcohol, si encontrara aun hombre que me dijera: Tomo un ajenjo por no tomar un revólver, me apresuraría á contestarle: Tome usted tres, amigo mío. Pero si la estadística de que os hablo prueba que el suicidio, en Francia, forma ya parte del programa de la vida, también es evidente que los dramaturgos lo han puesto de moda. Y lo mismo en el drama que en la comedia, á eso de las doce menos cuarto el protagonista de la obra exclama: ¡Basta. La vida es insoportable. ¡Me salto la tapa de los sesos. Se oye una detonación. Telón rápido. LA MODA DEL SUICIDIO asunto más que matándose? A mi enten- es de temer ahora que las nubes no tengan conder, mejor desenlace sería éste; en el sideración de los egregios huéspedes y ofrezmomento que el público se pregunta con can en su honor todo un lamentable program? nieblas chubascos. ansiedad cómo la simpática joven va á sa- de De todasy maneras, la visita ha despertado lir de esa situación que su inexperiencia gran interés, tanto en Windsor como en Lonle ha creado, debería darse una palmada dres, y la circunstancia del estrecho parentescc en la frente y exclamar: Puesto que el que une á nuestra Reina con el Soberano de piano no me ha dado buen resultado, voy Grecia, agrega nuevos motivos de simpatía. á probar con la flauta... Y el público, al Esta mañana, el rey Eduardo, el rey jorge ver ese repentino cambio de afección, y los príncipes Nicholas de Grecia y Arturo tendría un deseo muy legítimo desconocer de Connaught, acompañados de cuatro persoel resultado. El autor podría- darnos un najes de la corte, estuvieron cazando en el paracto suplementario en que la apoteosis que de Windsor. En el gran salón Jorge se ha cefinal fuera la joven de mundo rodeada de lebrado el banquete Sangala, al Hall, asistió una de que una orquesta dando conciertos en un bar brillante y distinguida concurrencia, y después de moda. Y la moral en este caso sería que se ejecutó un escogido concierto en presencia con perseverancia se alcanza todo en el de los Soberanos y de todo lo más florido de mundo... la corte. EVOLUCIÓN D E Ha sido decidido Y renuncio á hablar de las obras á UNA VJS 1 TA que los individuos suicidio que actualmente se están repredel County Council, de Londres, devuelvan la sentando en los teatros de París, porque visita á sus colegas del Consejo Municipal de creo que los autores dramáticos no entra- París en el próximo mes de Enero. Los conserán jamás en ese modernismo que yo les jeros permanecerán en la capital francesa desindico. Sin embargo, la alegría no se ha de el día 8 hasta el i 3 de dicho mes. ido del mundo; á falta de comedias que La invitación para dicha visita, dirigida en nos hagan reir, tenemos aún revistas de términos cordialísimos al Lord Mayor, ha sido aceptada y contestada en forma análoga, Tribunales... y es de esperar que las autoridades inglesas se F. MORA. D LOS CONSERVADORES i a minoría conservadora del Congreso ob sequió ayer tarde con un banquete en Lhardy á sus correligionarios que forman parte de la Comisión de actas. Asistieron al acto setenta y seis diputados, que son los que se encuentran en Madrid, y presidió la mesa el Sr. Maura. A los postres, el Sr. Maura pronunció breves palabras para hacer el elogio de los obsequiados, cuya labor- -dijo- -era digna de todo encomio. Terminó con un ¡viva! al Rey y otro al partido conservador. El Sr. Dato agregó otro ¡viva! al jefe, que fue por todos contestado. El Sr. Domínguez Pascual dio las gracias en nombre de los compañeros de la Comisión de actas. Antiguamente, la dama que entre marido y amante no sabía á quién entregar su corazón, se lo entregaba á Dios; se encerraba en un convento y el amante partía á la guerra. Hoy, hasta los saineteros van entrando en esa pendiente fatal que conduce al cementerio, con estación en el depósito judicial. A decir verdad, yo prefiero el suicidio, en el teatro, á las agonías de Jas tísicas y Londres, i de Noviembre. de los dementes, tan en moda hace alISITAS D E SO- Continúan al o r d e n gunos años, y que daban á las obras cierto BERANOS del día las visitas enolor de cataplasma. Entonces veíamos á tre Soberanos de los distintos Estados eurolas damas jóvenes caer convulsas por el peos. Reyes y consejeros de las diferentes nasuelo; á más de una estrella romper cada ciones reúnense durante varios días y cambian noche una docena de pañuelos con los impresiones y acuerdos, siguiendo el ejemplo dientes, y alguna hubo que llegó á expec- del rey Eduardo, del rey Alfonso, del presitorar verdaderos esputos de sangre. Es- dente Loubet y de otros jefes de Estado. pectáculos conmovedores en que sólo falAyer, el rey Jorge de Grecia desembarcó taba la brigada de desinfección al final en Portsmouth, siendo objeto de un recibimiento entusiasta. de la escena. Acompañan á Entre el suicidio y la agonía retóricos princesa NicholasSu Majestady el príncipe y la de Grecia, á su llegada á los autores debieran buscar un término fue calurosamente saludado por su medio. hermana la reina Alejandra y por el rey Por ejemplo, en la Marche JVuptiale Eduardo. que se ha estrenado en el Vaudeville, veDurante la semana actual se celebrarán brimos á una joven del gran mundo abando- llantes festejos en Londres, y lo mismo que dunar el paterna hogar en compañía de su rante la visita del rey D. Alfonso en el verano profesor de piano, y matarse cuando com- último, todo hace creer que la estancia de las reales personas no podrá ser más agradable. prende que el pianista es un imbécil. Sólo hace falta, para que esto sea así, contar Verdaderamente que es fastidioso eso ion el tiempo. de tener que amar á un pianista, y mucho Las personas que acompañaron al Monarca más si es imbécil. ¿Pero creen ustedes español en su excursión á Inglaterra, sufrieron que no hay otro medio de resolver el todos los rigores de nuestro clima, y también ECOS DE LONDRES V hallen debidamente representadas en París. O A R A LOS FALTOS En relación cor D E TRABAJO lo que manifesté en mi crónica anterior respecto á que la reina Alejandra quería contribuir personalmente á remediar la suerte de los faltos de trabajo, debo añadir hoy que S. M ha entregado á su Gobierno la cantidad de 2.000 libras esterlinas, con objeto de constituir un fondo que sirva para atender en sus necesidadas á los faltos de trabajo. Este rasgo de generosidad regia ha sido muy alabado, y se cree que el propósito de la reina Alejandra es el de estimular al público británico para que realice la magna obra de- socorrer á los desheredados de la fortuna. Acerca de esto, sin embargo, las opiniones y los comentarios varían. M r G. B. Shaw, el eminente autor dramático y uno de los hombres más eminentes del día, en una carta que hoy publica el Times, refiere que la reina ha pronunciado, en efecto, las siguientes palabras: Bien, ya que no dais trabajo á los que no lo tienen, yo quiero darles pan; ¿pero quién me ayudará en esta empresa. Mediante esta acción- -añade M r Shaw- -la Reina ha precipitado un conflicto que aunque por ahora estaba contenido, estallaría más pronto ó más tarde. La caridad de la Reina- -añade- -es el último recurso á que puede recurrirse en esta bancarrota de la civiliza ción. Que el problema es urgente y que se presenta revestido de pavoroso aspecto, es innegable; ahora lo que hace falta es resolverlo de la manera menos violenta y más conciliadora posible, E L ARTE E S P A Ñ O L Anoche estuve en EN LONDRES el Paletee Theahe of Varieties, uno de los más distinguidos Music- Halls de esta capital, y una vez más quedé gratamente sorprendido al comprobar el creciente favor que los cantos y bailes españoles alcanzan en el público inglés. La bella Guerreriío y las animadas escenas de la Feria de Barcelona especialmente, fueron acogidas por los espectadores con grande? aplausos. No hace tampoco mucho tiempo que una adaptación de los bailables de la ópera Carmen estuvo llevando numeroso público á otro Music- Hall, y esto demuestra que en esta capital, lo mismo que en París, el género español consigue abrirse paso y acabará por imponerse. W. A. CAMPBELL E m imrliHrnna viraran imtn