Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 20 DE NOVIEMBRE DE j 9 ¿5. PAG. 1 o. EDICIÓN Pocos momentos después, la calle estaba in- y no pudieron reunirse por estarlo los indivi- fuerza pública, catalanistas y republicanos se han acometido con verdadera saña. vadida por enorme gentío solicitando la inter- duos ¿e la Conferencia ferroviaria. Han sido detenidos un republicano y un ca vención de la autoridad para averiguar el oriLes dijo el Sr. Maltrana que la Cámara había gen del suceso y prestar ayuda á! a monja, que acordado protestar en el acto de la subasta, talanista. permanecía en lo alto del tejado en situación recurrir en alzada y acudir á otros procediLos republicanos han dirigido una carfa a verdaderamente peligrosa. sus diputados diciendo que el alcalde presidió mientos legales. Los representantes de los gremios fueron á el banquete catalanista de anoche y que cuanLa pareja de guardias de Seguridad que do este acabó se organizó la manifestación sepresta servicio en aquel paraje, se resistía á El Liberal, en donde los recibió el Sr. Moya, intervenir, pero las excitaciones del público y y luego se trasladaron á la Presidencia para diciosa, añadiendo que no tolerarían ¡muerasl la conciencia de su deber se impusieron al cabo exponer al Sr. Montero Ríos que no estaban á España, aunque lo consientan las autoridades. en el ánimo de los agentes de policía, y uniendo conformes con el rocedimiento seguido en la La Guardia civil custodia la Fraternidad redos largas escaleras que prestó un industrial preparación del arriendo, y que solicitaban la publicana vecino, y después de vencer grandes dificulta- suspensión de la subasta, manifestándoles el Ha aparecido otro herido cataiamsia des, procedieron al salvamento de la desgracia- Presidente que hablaría con el Sr. Vincenti X da mujer que, á pesar de los ruegos y del con- para que aplazase la subasta del arriendo por í os heridos. sejo de muchos espectadores de aquella extraña ocho días. Los ánimos están muy excitados á conescena, se resistía á ingresar de nuevo en el X secuencia de los sucesos de anoche. convento. I OS SOCIALISTAS Y Una c o m i s i ó n Entre los heridos hay uno que está gravísí E L ALCALDE f o r m a d a p o r mo, con una cuchillada en el vientre. ¡Me matarán! -decía acongojada y excitaSe ignora el número exacto de heridos por dísima. ¡Préstenme ayuda por amor de Dios! Pablo Iglesias, Ormaechea, García Cortés, Barrio, Galán y Giner, celebró ayer una con- que la mayoría fueron recogidos per sus ami ¡Llévenme adonde me protejan! En aquel momento el sacristán del conven- ferencia con el alcalde para pedirle que aplazara gos, que los llevaban directamente á su domito, abriéndose paso entre los grupos y Ilegan- la subasta del arriendo, á lo cual se negó el cilio; pero se asegura que todos los heridos r do hasta donde estaban los guardias y la mon- Sr. Vincenti, afirmando que eso entorpecería petenecen al partido catalanista. -Benetr la hacienda municipal. ja, quiso obligarla á que entrara en el conven 1 Los comisionados apoyaban su petición en to, en evitación, decía él, de mayores males. La monja se negaba á ello y el sacristán insistía la elevación de! gravamen sobre algunas espeviolentamente, hasta que la indignación popu- cies; pero el alcalde les aseguró que las tarifas lar puso fin al pugilato repugnante abalanzán- del nuevo pliego son iguales á las del actual dose sobre el sacnstán y arracánndole á viva arriendo. Y para concluir de convencerles I 0 0 0 PALABRAS POB TELÉGRAFO fuerza de aquéllos lugares, en donde su des- puso á su disposición dichas tarifas. PARÍS, 1 9 9 JVC. Añadió luego el Sr. Vincenti que es tanto acertada intervención pudo promover un verC l Rey en París más inexacta la supuesta elevación de tarifas, dadero conflicto. Hace malísimo tiempo. Toda la tarde ae cuanto que el arbitrio sobre la leche ha sido El escándalo fue enorme. reducido de 11 céntimos á 3, no llegando á ayer y toda la noche última ha estado nevando. Seguidos de un gentío numeroso que alenEn la estación del Este esperaban la llegada taba á la monja en su decisión, los guardias nú- suprimirse del todo por la negativa opuesta del tren que conduce á D. Alfonso, su tía la por el ministro de Hacienda, raeros 140 y 192 condujeron á la infeliz á la Se mostró afecto á la manera de pensar de infanta doña Eulalia, el embajador de España, delegación de! distrito, en donde se formó el I marqués del Muni; todo el persona! de la Emoportuno atestado, y después al Juzgado de Sos socialistas y dijo que ha prometido apo- bajada, e! cónsul, el vicecónsul, M r Camban, yar á los concejales de esa agrupación en las guardia, en donde el dignísimo juez Sr. Ortega los coroneles Reibell y Lamy y. el capitán y Morejón procedió á instruir las primeras di- proposiciones que presenten para pedir la des- Schneider; en representación de M r Loubet, gravación del impuesto en los artículos de priligencias. estaba M r Mollard; también había represenDel interrogatorio resultó que la monja en mera necesidad. taciones del Gobierno y todo lo más distinguiY concluyó el Sr. Vincenti expresando su do de la colonia esparola, entre otros, los se cuestión dijo llamarse Josefa Moran Castellón, de cincuenta y tres años de edad y natural de esperanza y su deseo de que en el año próximo ñores duque de Aliaga, marqueses de la Mina, sean rebajados los artículos de más consumo Arco Hermoso y Casa Valdés, Sres. Bosch, Carabia (Asturias) Dijo que llevaba veintisiete años de clausura, entre ¡a clase Dobre. Calzado, R: galt, Botella y Blasco. X y que ei motivo que la impulsó á escaparse del A las siete y media en punto llegó el tren convento fue la enemistad y el odio de la PreA f A N l F E S T A C I O N Una comisión de Rea! D. Alfonso vestía gabán de pieies y somlada, que la perseguía cruelmente por pequeñas i Ti N E G A D A los gremios presi- brero hongo. Saludó afectuosísimamente á la intrigas y suspicacias. Que ayer supo, por con- dida por los Sres. Fischer y Niembro visitó infanta Eulalia y luego á todos los que! e espefidencias de otras hermanas, que hoy sería ob- ayer al gobernador civil con el fin de solicitar raban y manifestóse encantado de sus viajes. jeto de un castigo durísimo, que con gran lujo permiso para celebrar una manifestación de Acompañado de la infanta doña Eulalia, de de detalles describió al Juzgado- -y que razo- protesta contra la subasta de Consumos. la marquesa de Arco Hermoso y del duque de nes fáciles de comprender nos vedan reproducir El señor gobernador no les concedió el per- Sotomayor, dirigióse en coche al hotel Bristol, hasta que no se h: ga luz en el asunto, -y que miso que solicitaban. siendo aclamado por numerosísimos curiosos sólo pedía a! Juzgado que se la trasladase á que, á pesar dd mal tiempo, esperaban su paso. un lugar seguro en donde acabar sus días tranEl Rey ocupa en el hotel Bristol las habitaquila y en paz, consagrada á las prácticas de la ciones del piso entresuelo y parte del piso prireligión y á la observancia de sus votos. mero. D Pío Gullón y el séquito se alojan er, POR TELÉFONO El Sr. Ortega Morejón dispuso que Josefa BARCELONA, J 8 2 M. el piso bajo. Moran (Sor Patrocinio de San José, en la ReRECIBIDO EL 1 9 I I M. X gla) fuera trasladada al Asilo de las Hermani- Catalanistas y republicanos. J AS! S, 1 9 12 M. tas de los pobres mientras se instruya el su- A la salida de los catalanistas del banque i misa y al Elíseo. mario en averiguación de sus denuncias. te que habían organizado para celebrar el triun- A las nueve de la mañana y acompañado Sor Patrocinio revela en su semblante las fo de sus candidatos en las elecciones munici- por el duque de Sotomayor, fue S. M á oir íiuellas de la terrible noche pasada á la intem- pales, se ha originado una violenta lucha con misa á la iglesia de San Roque, desde donde perie, errante por los tejados del convento, y los republicanos. regresó al hotel directamente. Al salir del temsu excitación nerviosa es extraordinaria. Dijo Los catalanistas en compacto grupo salieron plo, los fieles que habían reconocido al Rey, se ser sobrina muy querida de D. Jenaro Caste- del banquete dando ¡vivas á Cataluña! y al lle- agruparon en la puerta. y le aclamaron. llón, canónigo en la Colegiata de Covadonga, gar frente al Círculo de la Fraternidad repuA las once y cuarto fue á buscarle el coronel cuyas atenciones y solicitudes despertaron, blicana, algunos gritaron ¡mueran los repu- Reibell, que le acompañó al Elíseo. Fueron según ella, la envidia y los celos de la que dice blicanos! en automóvil, ocupando otro los señores duser su enemiga. Un numeroso grupo de éstos, que se hallaba que de Sotomayor y Jordana. Centenares de Contra la actual superiora, Sor María de la estacionado en la caile, contestó con ¡mueras! á curiosos presenciaron el paso del Monarca por Concepción del Santo Sacramento, dice que los catalanistas, é inmediatamente ambos ban- las calles y le vitorearon entusiásticamente. no tiene ningún cargo que formular, como no dos vinieron á las manos, promoviéndose una Un batallón con bandera y música, formado sea su pasividad ante los manejos y decisiones verdadera batalla campal. en el patio del Elíseo, hizo los honores al au de la Preladas Los grupos se corrieron por la calle de Bal- gusto visitante. La música tocó la Marcha mes, ronda de la Universidad y Pelayo, hacien- Real. do unos y otros innumerables disparos. Recibieron á D Alfonso a! pie de la escaleDícese que en este momento hay seis heri- ra M r Mollard, el general Dubois, y el coR D E LOS L o s representantes dos gravas; pero es casi seguro que haya mu- ronel Frayse. -v GREMIOS de los gremios estu- chos más, sobre todo de arma blanca, pues faM r Loubet, acompañado por Mrs. Com vieron ayer tarde en ía Cámara de Comercio, 1 vorecidos por la obscuridad y la ausencia de barieu, Poulet y t o d o el Cuarto militar, ade- EL VIAJE DEL REY DE BARCELONA Bi iim