Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 19 Dtí NUV 1 EMBRE DE i 9 o5. PAG. 6 Otro recurso se vio en la misma Sala, ero del mostrador y llevarse lo que buenamente O hemos de referirlo por razones que fácilpodía. El carnicero, alarmado por los escasos ingre- mente se alcanzan sabiendo que lo defendió I J N BUEN EJEMPLO. Nos lo ha dado sos que el negocio le proporcionaba, púsose á UN PASANTE ayer en la Sección tercera de esta Audiencia el reputadísimo y antiguo letrado de observar al dependiente, pero la habilidad del este colegio D. Florencio Alvarez Ossorio, ratero era tan grande que no consiguió soracudiendo á defender a! portero Francisco Ba- prenddrle ni una sola vez. BOLSAS DEL DÍA 38 La casualidad, sin embargo, y la codicia del rrio denunciado por el inquílino D Carlos MADRJD. Cierre. Interior contado, 79 25; á Barbería, por hurto de un paraguas tasado en delincuente, hicieron Jo que la vigilancia no plazo, 79,30. Amortizable, 98, 5. Banco, 425. Tahabía logrado, pues un día, el 23 de Noviem ¡ocho pesetas! 386. Azucareras ordinarias, 3 y. Francos, bre último, decidióse el ladrón á entrar en la bacos, Libras, 32,11. Extrañándonos la intervención de dicho le 2 y j 5. casa después de cerrar el establecimiento, y al PARJS. Cierre. Exterior, 95,20 Renta francrado en tan pequeño asunto, nos contestó lo siguiente que merece ser conocido por todos, efecto saltó la tapia de un corralito inmediato cesa, 99,90. Italiano, 105,7 Ruso, 4 por ioo, y principalmente por la juventud que se consa- á la vivienda del carnicero, pero éste oyó ruidos 89,40. Turco, 90,47. Nortes, i65. Zaragozas, 292, sospechosos, y poniéndose en acecho, cazó á R otinto, 1.641. Goldfield, i55. gra á la defensa de causas criminales. Nicolás Madrid. Acercado en alza, menos ios valores españoles Para mí nunca es pequeño lo que se ventiY ¡adiós Madrid! que diría para su capote que siguen perdiendo terreno. la ante los Tribunales. Es cierto que aquí no hay problema alguno intrincado que resolver; el sorprendido. Intentó escapar, saltando nueque el asunto ninguna notoriedad tiene, ni figu- vamente ¡a tapia del corral, pero perseguido rará, ciertamente, en los anales del foro; pero de cerca por Jesús Vega (que así se llama el los ruegos de un hombre á quien creo absolu- carnicero) fue alcanzado y agredido por éste, tamente incapaz de cometer el feo delito que t sin que su herida le impediera seguir corriendo se le imputa, han sido bastante para que des- y desaparecer con el producto de su rapiña. Algún tiempo después fue detenido y pio- SALVAMENTO DEL El buque funinteresadamente me preste á defender su inocesado, y ayer compareció en la Sección pri- ASS 1 STANCE dición de la escencia, á procurar su reintegración en el ventajoso concepto moral que á cuantos le cono- mera en compañía de Jesús Vega, su antiguo cuadra inglesa dei Atlántico encalló en cen y tratan merece, y á contribuir en ¡a medi- amo, que también estaba procesado, aunque Cabo Negrón, cerca de Tetúan, en la mada de mis fuerzas al esclarecimiento de la ver- por el delito de lesiones. drugada del 17 de Octubre, habiendo El fiscal acusó á Nicolás de un robo con la arrastrado las amarras durante un íueiíe dad y al cumplimiento de la justicia: las dos cosas más grandes del mundo. Paia él, para agravante de nccturnidad, y pidió para él la temporal d e Levante. Al día siguiente Barrio, el asunto es importantísimo, y esto me pena de tres años, seis meses y veintiún días de ordenó el Almirantazgo que se prestase basta, porque un hombre honrado á caria ca- piesidio correccional. En cambio para Jesús Vega retiró la acusa- auxilio al Jlssistance, pero una vez los vabal, fiel siempre y esclavo de sus deberes, que en el ocaso de su existencia ve manchada su ción, y realmente era esto de justicia por las pores fuera del puerto, las mismas autorihonra, de la cual depende su subsistencia, msl especíalísimas circunstancias en que los hechos dades de Marina dieron contraorden, por comprender que era imposible, no ya puede conformarse con imputaciones que afec- á aquél imputados se realizaron. acercarse al buque, sino salir siquiera en tan á esa honra, comparada y no sin razón, á x! su auxilio. la nieve, que una vez pisada no vuelve á recobrar su primitiva blancura, curándose las heriA AFICIÓN A LOS El art. 5. delCóMás tarde, el vapor de salvamento de das que se le causan, pero quedando siempre P I Ñ O N E S digo penal esta- Bland, Jfescue, zarpaba para Ceuta conla cicatriz, tanto más cuanto que cuando se blece que las faltas sólo se castigan cuando han llega á una edad provecta ni siquiera hay ya sido consumadas, exceptuando- -dice su párra- duciendo aparatos salvavidas y marinos tiempo para la rehabilitación. Éstos son los fo segundo- -las frustradas contra las personas de otros buques de la escuadra surta en Gibraltar, para ir desde Ceuta á Cabo sentimientos en que me he inspirado y los mó- ó Ja propiedad. Negrón por tierra, siendo entonces cuan viles á que se debe mi presencia hoy ante el Sentado esto, ¿cómo puede sostenerse que Tribunal para hacer- -nos decía humorística- unos sujetos, sorprendidos en la dehesa de la do el moro Valiente secuestró á los oficiamente- -mi debut en el turno de leves, no en Villa cuando acababan de apoderarse de al- les del Victorius verdad para reverdecer lauros á que en otro gunas docenas de pinas, han cometido una falContinuó el mal tiempo. Ningún vatiempo aspiré. ta en grado de tentativa? por había logrado acercarse al buque enSin embargo, el letrado Sr. Herrero defen- callado. Sin embargo de esto, la casa Tomamos, como del oficio, nota que no olíidaremos de estas palabras de tan bondadoso dió y sostuvo esta teoría; pues aunque no igno- Bland hizo un contrato con el Almirannaestro, que tuvo la satisfacción de que el se- ra el contenido del art. 5. ya citado, cree que tazgo para tratar de poner al Jlssistance íor fiscal, en vista de las pruebas practicadas en realidad los hechos no constituyen delito ni á flote. Esto ha podido conseguirse ya. n el juicio, todas favorables al procesado, re- llegan tampoco á falta, y siendo esto así, no El Jlssistance ha sido alijado de unas hay, por consecuencia, modo legal de castitírase la acusación. tres mil toneladas de carbón, maquinaria, garlos. No otra cosa, en efecto, podía hacer el disetc. que fueron transportados á Gibialtinguido y elocuente abogado fiscal Sr. Folatar por barcazas de los contratistas. El che, que era quien representaba al Ministerio URTO D E CAZA. El Sr. Senra defen- buque estaba entre rocas y tan cerca de público en esta causa, pues entre las declara dio ayer en Ja Sección tercera á Neme- tierra, que se consideraba imposiblepodei ciones prestadas figuró la de nuestro querido director Sr. Luca de Tena, que expuso á la sio Barranco, cazador de oficio, para quien la desenterrarlo, liltimamente, cuando ya Sala las razones que tenía para no dudar de un ley de Caza es un verdadero mito. iban muy adelantados los trabajos de salEl fiscal pidió para el procesado, que tenía vamento, hubieron de suspenderse á cauhombre que lleva veinte años al servicio de su casa, y á quien se confían en ocasiones gran- puestos en el monte, al ser sorprendido, la sa del imponente temporal reinante, pues des intereses sin que nunca haya dado motivo friolera de 29 lazos, dos mtses y un día de de proseguir en ellos, corríase el riesgo arresto. para la más pequeña sospecha. de péx- didas de vidas y pérdidas materiaEsta declaración, que indudablemente proX les. dujo efecto en el ánimo del fiscal, fue corroI i N JUGADOR En el Supremo se vio borada por el ilustre arquitecto Sr. SallabeHan estado ocupados en dichos traba P E N A D O ayer un recurso interrry, que aseguró consideraba imposible que el jos los vapores Jfescue, Em. Z. Sviízer, procesado hubiese cometido el delito que se le puesto contra la sentencia dictada por la Au- Serger, TV ilhelm, Gibel- Musa y Express, diencia de Zaragoza, en causa que se siguió á imputaba. y ha habido días en que hallábanse alh Lo sensible de esto, demostrada la inocen- Manuel Gabarrús por delito de estafa. El procesado, según se desprende de la sen- embarcaciones cuyacargaexcedíade 000 cia de Barrio, es el calvario de este venerable toneladas. En los primeros uías del traanciano, que por la infundada sospecha del de- tencia recurrida, hallábase jugando á los cubij letes con varios sujetos á quienes ganaba tran- bajo se registró á bordo del Jlssistance un nunciante Sr. Barbería, se ha visto sometido á un proceso teniendo su buen nombre en en- j qui amente el dinero por el bonito procedi- lamentable incidente. El comandante de. 1 acorazado Victorias tuvo la desgracia de tredicho durante los dos interminables años I miento de la trampa. Advirtieron las victimas el juego del vivo, y que le cayera una pieza en la cabeza, proque ha tardado el juicio oral en celebrarse. antes de que éste intentara ponerse á salvo, lo duciéndole muerte instantánea. X entregaron á la autoridad. Ei impoite estipulado en el contrato R O B O Y LE- Nicolás Madrid Gómez, La Audiencia le condenó como autor de un S 1O NES dependiente de una carni- delito de estafa, pero e ¡Sr. Cervantes, que con el Almirantazgo se eleva á Ja bonita cería, aprovechaba las ausencias del dueño del ayer sostuvo el recurso, entiende que ci existe cifra de diez mil libras esterlinas (más de esta 1, miento para meter ¡a niíino en el c. ión pquél e en grado de frustración. un millón de reales) L imtiw irruí- nuil iwiti nmratimarainiíTrniBFni- mullí rmumilBB tnlnliminnniTBTntini