Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES JÓ DE NOVIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 4. EDICIÓN 1. ínterrogándo e sobre las causas que motivaron la pérdida del ctucero Cardenal Cisneios y el estado en que actualmente se encuentran ¡as rías gallegas. El Sr. de la Guardiai díjome: -En dos años que mando e! i ííranía, llevamos hechas 10.700 sondas en la ría de Arosa. Desde 1895 en que el Tiranía se encontraba haciendo trabajos geográfiep- hidrográficos en Mallorca, vino después al Cantábrico. A mediados de ¡c o3 vinimos á las rías bajas de Galicia y, menos ochenta días que hemos perdido en viajes y comisiones á E! Ferrol, hemos dedicado trescientos treinta y tres días á trabajo? de campo y trescientos á trabajos de gabinete. Durante este tiempo hemos levantado planos de los fondeaderos de Vilíagarcía, Carril, Rianjo, Puebla del Caramiña! y Cambados. Nos faltan los trabajos de exploración de las bocas de entrada Norte y Sur de la ría de Vigo. Pueden hacerse las exploraciones de las entradas de Marín y la de Vigo, bajo una misma triangulación. Tengo tamBién orden de hacer el presupuesto para realizar los trabajos de exploración de la entrada del puerto de Corcubión. ¿Y no tiene órdenes la Comisión Hidrográfica para explorar los bajos de Meixides? -Sí, señor; tanto que allí se encuentra el Urania con objeto de explorar el sitio del naufragio del Cardenal Cuneros, buscando la piedra dondechocó e! buque. El resultado de estos trabajos dará luz al sumario que se instruye al comandante del buque náufrago, Sr. Díaz Iglesias. Al requerimiento del juez instructor, señor Boado, débense estas exploraciones que realiza el Urania- ¿Y qué curso se da á esta causa? -Esta causa la instruye el capitán de navio D. José Boado; después pasará á pienario y más tarde al jefe de Estado Mayor del Departamento marítimo de Ferro! el cual la someterá al capitán general. Si éste se conforma con lo propuesto, se da por terminada la causa; si no, pasará s! Consejo Supremo de Guerra y Marina. Precisamente se celebró un consejo parecido, en el que yo fui defensor, cuando el Carlos V se dirigía á los funerales de la reina Victoria en Inglaterra y por averías en la máquina tuvo que arribar á Ferrol. ¿Y á qué obedece el viaje del cañonero Marqués de la Victoria al sitio del naufragio, ¿A qué escala han trazado ustedes estas cartas? -A un 15.ooo, y pretendo qure se publjquen así. En el caso de que se reduzcan, que- darán á un 52.000. Como caso curioso de nuestras exploraciones, puedo decirle que en la ría de Árosa, que cuenta con una extensión de 18 muías por s j de ancho, hemos situado más de 1.000 piedras; que no eran conocidas en las cartas. -He recibido orden también de hacer un piano independiente del de Arosa para valizar y situar los bajos de Ereza. ¿Y desde qué año no se han hecho nuevas cartas en las rías gallegas? ¡Que yo conozca, desde 835, en que levantó las cartas de aquellas peligrosas costas el capitán de fragata D Ignac! Fernández Flórez! Acabó mi interlocutor y hablo yo como testigo de vista. Las escuadras inglesas (Cbannei fleet y AHantic fleet) vienen tres ó cuatro veces a! año á las costas gallegas, y raro será e! que haya recorrido la costa gallega desde Fínisterre á las Cies, que no vea destacarse ¡as lanf chas explorador de los grandes acorazados de J 6 5 O O toneladas, como si Edwar Vil, con oficiales ingleses que, provistos de magníficos aparatos, calan sondas, triangulan y reconocen hasta los sitios más recénditos de aquella costa de la muerte, que tárete contrasta con las añoranzas que se sienten p r aquellos hermosos pedazos del terruño ggitego, de la bien comparada Suiza españoJa. ¿Qué extraño es que se haya perdido el Cor denal Cisneros y se pierdan buques españoles, si desde 3 835 no tenemos nuevas cartas, y para un trabajo tan interesante tiene la Ccmisión hí drográfica una subvención poco íaayor que ej sueldo del portero mjyor de un tEÑiréterio? Luis MARTÍNEZ ESCAUX 3 AZA dejar que los sucesos sigan los caminos normales, y me he limitado á la felicitación de iodos los años. ¿Cuántos tiene la Emperatriz? -El 5 de M a y o Dios mediante, cumplirá setenta y nueve, pues nació en Granada ese día de 1826. -Aniversario de la muerte de Napoleón en Santa Elena. -Exactamente, y título de famosísima oda de Manzoni. D e la familia Bonaparte ya no quedan, después de la muerte de la princesa Matilde, más que ella, la princesa Clotilde, viuda del príncipe Jerónimo y la hija de éstos, la princesa Leticia, viuda de don Amadeo, el que fue Rey de España y casó con ella en segundas nupcias. Tal día como hoy se celebraba el gran baile de la condesa del Montijo en su palacio de la plaza del Ángel, donde hoy está el Centro del Ejército y la Armada. Efectivamente, el 15 de Noviembre se inauguraba solemnemente la vida aristocrática de im ierno en Madrid con ese gran baile, qi e era un verdadero acontecimiento. La ondesa, que se conservó arrogante y hern. sa hasta poco antes de quedarse ciega, recibía á sus invitados en el salón de los retratos, que se llamaba así porque pendían de sus paredes los cuatro de cuerpo entero del duque y de Ja duquesa de Alba, abuelos del actual, el de Napoleón 111 y el de la emperatriz Eugenia. En ese baile hacían su presentación en el mundo- las jóvenes de la aristocracia recién puestas de largo. -M u y cierto. Allí fuimos en una misma noche la duquesa de la Roca, con Concha y Mercedes Alcázar, que hoy son marquesa de la Laguna y marquesa de la Coquilla, la condesa de Campo Alange con Luisa, que fue marquesa de la Granja primero y de Pacheco después, y yo con mis hijas, las que me han dado ese coro de nietos que constituyen hoy mis delicias. El último baile que se dio en ese palacio, fue para celebrarla boda de la hija de los duques de Fernán- Núñez, condesa de Siruela, con el que era entonces du que de Huesear. Se casaron el 10 de Diciembre de 1877. Poco después murió la condesa del Montijo y terminó una tradición brillante en la vida madrileña. Y continuamos glosando los conocidos versos de Jorge Manrique hasta que la luz eléctrica acarició dulcemente ¡os antiguos muebles de la señorial estancia donde se deslizan, entre el amor y el respeto, los últimos días de una de las damas más notables de nuestra época, V UN MADRILEÑO NOTAS AL MARGEN E! ¡lustre artista Ramón Casas exhibe actualmente en el ministerio de Fomeaío a! gU nos de sus últimos trabajos. Ya coaseéis á este admirable pintor cuyo nombre es Hniversa! mente respetado. Sus dibujos sinceros, sus artísticos carteles, sus i. ustraciojjjs de Peí Ploma, ¡legados á Madrid hace peces años, comenzaron á llevar nuestra atención hacia su obra interesante. Más tsrde, los jurados oficiales, con su injusticia y Jos entices ir- odernos del Cardenal Cisneros? -Pues á estudiar sobre el terreno lo que ei con sus juicios entusiastas, empezaran á labrartercer comandante y el oficia! de derrota, se- le esa sólida reputación de que h y g za entre ñores Miranda y Cardona respectivamente, de- nuestros artistas y nuestro púbüc La simpáben proponer al Gobierno, para que éste lo tica y estimable invasión catalán -actores, haga á su vez á una casa que á ello se dedique, músicos, pintores y poetas- -nos trajo á este bravo luchador que conquistó tsrabíén nuestra del salvamento tota! ó parcial de! crucero. ¿Y cree usted que compensarían los gas- amistad, como había conquistado nuestra admiración. La persona vale tant COÍB e ¡artistos el salvamento tota! de! buque? -Dada la profundidad de 5 y metros en que ta. Es un hombre sencillo, moáesto, afaWe, se encuentra el Cardenal Cisneros, creo que no cordialísimo. Y es- -como suponíamos- -un compensaría realizar el salvamento tota! de! entusiasta de su arte, un incansable trabajador buque, al menos con los medios conocidos hoy y un eterno curioso de la vida. Le hemos visto en los paseos, en las calles, en ¡os teatros, en por la ciencia. los cafés, en los Círculos y en los salones; en Es más, aun las 3o.000 pesetas que contiene la caja de caudales no creo que compensen los todas partes, en fin, donde su espíritu pudiera gastos que fueran necesarios para extraerlas. apoderarse de! ambiente rasdrücñ Y le s- ¿Y qué presupuesto tiene ia Comisión hi- hemos visto en su estudio, un día y tro, trasladando al papel) a verdadera imagen de nuesdrográfica para sus trabajos? -Pues contamos con 9.600 pesetas para tros consagrados por e! adjetiva más ó menos compra de instrumentos, gastos de viaje, die- justo, más ó menos exacto, raás ó ssenos tro nico... tas y alquiler de oficina en tierra. Y esos retratos son ¡os qne ahora nos pre- -Y de todos los trabajos hechos por la CoA PÉRDIDA DEL? CAR- A p r o v e DENAL CISNEROS chando mi misión de su mando, ¿se ha mandado copia al senta en la Exposición del ministerio de Fomento, que e! público visita y que! a crítica ceviaje de Vigo á Madrid, que coincidió con la Depósito hidrográfico? ¡Sí, señor! Menos de Ribeira y Camba- ¡ebra. Ei ilustre autor dramático, d poeta ge venida á esta corte de) comandante del yate nial, el fogoso orador, e! inspirad músico, el Urania, Sr. de la Guardia, jefe de Ja Comisión dos, que los están dibujando para remitirlos. Con estos puntos, el Canal no ha variado; brillante periodista, el insigne pintar... CuanHidrográfica, llamado por ei ministro de Marina, general Weyier, celebré en el tren una en cambio en las orillas hemos encontrado tos tienen n nombre popularizado por la Prensa- -eco fiel- etc. etc. -enantes contriinterviú con e) distinguido jefe de la armada, multitud de piedras. LOS RETRATOS D E CASAS L INTERVIÚ INTERESANTE