Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C- MARTES 14 DE NOVIEMBRE DE i 90 b. PAG, iz. fcQjUUN 2. a que n D ofenda á as instituciones, ni á la morai, ni á ías buenas costumbres. Es decir, no tronó contra la obra precisamente, puesto q ie no la oyó siquiera. Por no tomarse el trabajo insignificante de juzgar se confoímó con el juicio ajeno, y empezó á despotricar en la primera escena. Entre aullidos, voces, pateo y bulla se verificó la representación sin que llegara al público una sola palabra de las que decían los actores. Al terminar, si puede decirse que concluye lo que no ha comenzado, la rechifla y el griterío subieron de punto, y los guardias tuvieron que intervenir para poner orden... Salieron los alborotadores del teatro con la gana de broma que es de suponer; compactos grupos recorrieron chillando Jas calles céntricas, cayeron hechos pedazos los papelones pegados en las carteleras anunciadoras, y las turbas, enloquecidas por su propio ruido, llegaron hasta la calle de Sevilla gritando primero socarronamente: ¡El autor! ¡el autor! y luego ya más en serio y con más rabia: ¡Muera Sínesio! Eso; q; ie muriera yo; así como suena. Para aquellos dignísimos ciudadanos, el laber destruido las casas editoriales, contribuyendo á mejorar la condición de los autores dramáticos, merecía la pena de muerte. Por fortuna la tempestad se deshizo sola, disolviéronse poco á poco los grupO 3 sanguinarios y feroces, y cada uno de sus miembros se marchó á la cama y durmió seguramente como un ángel, satisfecho de haber cumplido un deber de conciencia. Ya sé yo qne si les hubiera dado gusto pasando á mejor vida aquella noche, á! día siguiente, per reacción natural, se habría caido en la cuenta de la injusticia, y ios ingenios más esclarecidos se hubieran peleado por llevarme las cintas del féretro; pero, por si acaso... ¡más vale que todo se quedara en agua de borrajas! Porque para Jo de las cintas hay tiempo de sobra, y para lo demás, como somos arrieritos, en el camino nos iremos encontrando... precisamente por aquella época habían echado la zarpa al célebre bandido gallego Mamed Casanova, responsable, si no estoy equivocado, de la muerte de dos curas, de las heridas de unos cuántos guardias civiles, y de una porción de robos, violaciones é incendios. Para conducir al héroe á la Coruña, la autoridad, temerosa de que el eutusiasmo popular estallase, tomó infinitas precauciones. Pero el pueblo Jas burló todas, y el bueno de Mamed recorrió las calles de la población entre aclamaciones y vítores, mientras las mujeres lloraban de emoción y le arrojaban rosas y claveles... El bandolero entró, pues, en la cárcel con un nimbo de gloria y cubierto de flores. Triste es confesarlo, pero de todo esto resulta: que para excitar la admiración y el respeto de ¡os hombres y para arrebatar los corazones de las hembras sensibles, es mucho más conveniente matar tin par de curas que meterse á redimir esclavos SINESIO DELGADO SESIÓN DEL DÍA 1 3 DE NOVIEMBRE DE 1 O5 4 brese la sesión á las tres y media bajo la presidencia del Sr. Salvador. En! os escaños hay diez ó doce senadores. Leída y aprobada e! acta de la sesión anterior, se da cuenta del despacho ordinario, en e ¡que figuran algunas proposiciones de senadores pidiendo la inclusión de varias carreteras en el plan genera! Se da cuenta del fallecimiento del senador Sr. jimeno de Lerma, y el Senado acuerda que conste en acta el sentimiento de la Alta Cámara por dicho fallecimiento. Se asocian al acto el ministro de Gracia y Justicia y el general Azcárraga. El Sr. ALLENDESALAZAR insiste en Se lee los nombres de los senadores que han sus razones, discutiendo la aptitud legal del Sr. Antequera, y dice que el Senado tendrá asistido á la traslación del cadáver. El marqués de P E Ñ A RAMIRO pregunta que modificar el artículo de la Constitución en qué hay de cierto respecto de la deserción de lo que se refiere á la renta que han de tíner ocho soldados, debida á males tratos recibidos los senadores para ejercer su cargo. de sus jefes. El Sr. AGUILERA ¡ce que, por razone El ministro de la GUERRA dice que se in- de delicadeza, no podrá retirar el dictamen, y formará y le pondrá al corriente de lo que haya, además, en el tiempo transcurrido, ha habido lugar para examinar el expediente. aun cuando cree que sea falso. Rectifica el Sr. ALLENDESALAZAR é El Sr. LOYGORR 1 habla para adherirse al voto de la mayoría en la discusión del Mensaje, interviene el Sr. RODRÍGUEZ SAN PE- al cual voto se une también el Sr. SALVA- DRO: ruega al presidente de la Cámara que DOR, que no pudo asistir por hallarse en- suspenda el debate porque no hay número suficiente de senadores, en caso de que recaiga fermo. El Sr. ALLENDESÁLAZAR desea saber votación, y además porque así pueden los seel criterio del ministro de Fomento acerca de nadores estudiar con detención el expediente. El P R E S I D E N T E propone que se suspenla modificación introducida por el Consejo da la sesión unos minutos para examinar el exsuperior de Agricultura. Le contesta el ministro de GRACIA Y JUS- pediente de que se trata, en caso de que las TICIA y ofrece enterar al de Fomento de los dos partes se hallen conformes. deseos del Sr. AHendesalazar y hace algunas El Sr. RODRÍGUEZ SAN PEDRO inaclaraciones á las cuales replica el Sr. A L L E N- siste en sus palabras y el S r AGUlLERA t DESALAZAR instado por el presidente, se pone á su disposición para que resuelva. Responde el ministro á esta réplica. Cada uno se aferra á su respectiva opinión Interviene en el asunto el Sr. E S T E B A N COLLANTES y se opone al cúmulo de pro- y e! Sr. ALLENDESALAZAR pide que susyectos de carreteras que presentan de con- penda la discusión y que se imprima el expetinuo en las Cámaras, y dice que se opondrá diente. á votar cuando de algún proyecto de éstos se El P R E S I D E N T E suspende la sesión pot trate. unos minutos, para tratar de llegar á un acuerEl Sr. SOLSONA protesta de que jamás do ambas partes. haya presentado proposición alguna de carreEl Sr. ALLENDESALAZAR pronuncia tera y defiende la iniciativa parlamentaria. algunas palabras que tendían á que se revocaAclara su intervención el Sr. E S T E B A N se el acuerdo, pero al ver levantado de su s ¡COLLANTES y hace un discurso de tonos ilón al Sr. Salvador, se calla. festivos. -Durante la suspensión se forman grupos en Rectifican ampliamente el Sr. SOLSONA, el el hemiciclo, que discuten con viveza respecto ministro de GRACIA Y JUSTICIA y el señor de! caso. ALLENDESALAZAR. El Sr. Aguilera dice al general A. zcárragat Insiste en su razonamiento el Sr. ESTEBAN- -D Marcelo, convenza usted á estos seCOLLANTES y truena contra las influencias ñores. y las recomendaciones, que es procedimiento A las seis y veinte se reanuda la sesión. general seguido en España. Un secretario lee el acta notarial, en la que El S r SARDA hace unas preguntas al mi- consta que el Sr. Antequera tiene en una casa nistro de Hacienda acerca de la falta de pago de comercio de Ciudad Real fondos colocados de sus dotaciones á los maestros de primera en cantidad suficiente para constituir la renta enseñanza de la provincia de Tarragona y al- exigida por la Constitución para ejercer el carguna otra. go de senador. El ministro de GRACIA Y JUSTICIA Termina la fatigosa lectura del documento y contesta al Sr. Sarda, prometiendo poner di- jura el cargo el Sr. Celis. cho ruego en conocimiento del S r Echegaray. Se suspende la discusión del acta del señor El Sr. SARDA agradece su atención al mi- Antequera, y se pone á debate el dictamen sonistro, é insiste en ¡o urgente del caso. bre el proyecto acerca de la provisión de va- ORDEN DEL DÍA cantes de los primeros y segundos tenientes de Se da lectura del dictamen de la comisión de la Guardia civil y carabineros. Aprobada la totalidad, y cuando se está dis actas, proponiendo la admisión de! cargo de senador á los electos Sres. D Benedicto An- cutiendo el articulado, pide el Sr. A L L E N tequera, D Rufino Mansi, D Tomás Ignacio DESALAZAR que se cuente el número de senadores, porque juzga que no hay número Beruete y D Teófano Cortés, por Toledo. El Sr. ALLENDESALAZAR pide á la bastante. Se promueve un ligero incidente entre la Comisión de actas que retire el dictamen por presidencia y el Sr. Aliendesalazar acerca de deficiencia de los documentos presentados. El Sr. AGUILERA se opone al deseo del este punto. Terminado el cual, sigue leyéndose los artículos del proyecto, y concluida ¡a lecSr. Allendesalazar. Insisten ambos en sus respectivos puntos de tura es aprobado. Se procede al recuento de senadores, y comevista. El Sr. ALLENDESALAZAR dice que como el Sr. Aguilera no accede á demorar la no hay número bastante, se levanta la sesión, presentación del dictamen, discutirá el caso del Eran Jas siete menos diez. electo Sri Antequera, del cua ¡anrma que. o ha demostrado poseer la renta de 20.000 pesetas exigida para ejercer el cargo de senador. Pide que se imprima el dictamen y se repartí para proceder en justicia. El Sr. AGUILERA se duele de que el se ñor Allendesalazar no se haya acercado á la Comisión de actas para advertirla de sus propósitos, y luego expone los antecedentes del caso que se discute. Hace un elogio cumplido del Sr. Anteque- ra, y dice que cuando está convencido de la justicia de una causa, del proceder de una en- tidad, como de ¡a Comisión de actas en este caso, cree cumplir un deber no cediendo á las instancias del Sr. Allendesalazar. ra inimimiratmnninni nwnwuitnnifnmTEMí n m iiiunmiinipitiwiiinni Kflinm IBIIH