Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO, 12 DE NOVIEMBRE DE i9o5 LA BURRA DE BALAAM I n célebre predicador viajaba hace ya bastantes años en una diligencia. Con él iban cinco viajeros más, dos de los cuales quisieron echárselas de graciosos y empezaron á hablar de asuntos que podían mortificar al sacerdote. El predicador escuchaba sin proferir una sola palabra. Los otros tres viajeros secundaban á los dos habladores celebrándoles y riéndoles los chistes de mal gusto que hacían. La impasibilidad del sacei dote les exacerbaba más y más; pero lejos de impacientarse, el buen padre sacó su breviario y se puso á leer como sí no oyese ó no entendiese las inconveniencias de sus compañeros de viaje. Más pronto se cansaron éstos de hablar que el cura de callar. Después de un largo rato de silenc o, uno de aquéllos dirigió Ja palabra a! predicador y le dijo: -Escuche usted, padre. Hemos venido burlándonos de iodo lo divino y humano por ver si usted nos atajaba. Hemos hablado mal de la religión para que usted, como ministro de ella, saliese en su defensa y pudiéramos de este modo oir la palabra de usted, ya que no le hemos oído en e! pulpito. ¿Por qué ha guardado silencio? -Hijos míos- -contestó el presbítero, -cuando más charlbais, leía en Ja Biblia el pasaje que se refiere al profeta Balaam. ¿Queréis leerle vosotros? Veréis que cuando Ja burra de Balaam habló, el profeta se calló. Y yo pensaba que en este caso el único pape! que me tocaba hacer era el del profeta. La lección fue provechosa. Los cinco compañeros de viaje se convirtieron en Balaams y no volvieron á decir una palabra. guna precaución y cuidado, porque los trazos hechos anteriormente con el agua sirven para qae ésta no pase del contorno de la figura. Coged después un alfiler y colocad su punta de modo que se sumerja en el líqjido sin llegar á tocar el papel, en cualquier región de la figura; el pape! entonces empezará á moverse en una dirección determinada, hasta que el centro geométrico de a figura trazada coincida exactamente con la punta de! alfiler. Es fácil determinar de antemano el punto A, centro de la figura geométrica, y comprobar que el papel cami- I nará en el sentido de la flecha hasta que A se coloque debajo de ¡a punta de! alfiler. El pape! entonces se para por sí solo. Si se repite e! experimento con un cuadrado ó un rectángulo, se comprueba que el punto señalado por el alfiler en el momento en que el papel se detiene, es exactamente el punto de intersección de las diagonales. Si se dibuja en el pape! el contorno de! mapa de España, teniendo cuidado de mo ar el lápiz en agua, y se hace flotar el pape! cubriendo antes de agaa la superficie del mapa, colocando el alfiler en un punto cualquiera se verá que el mapa se pone en movimiento y acaba por pararse. E! punto que en este momento señale el alfiler corresponde al pueblo de Getafe, quedando así demostrado de una manera curiosa que á este pueblo corresponde e! centro geométrico de nuestra nación. ¡Pero si tu tío tiene dos hijos... -Ya lo sé; pero á los dos ¡es da por mon tar en automóvil. X El profesor á un discípulo: -Si tuviese usted que recorrer el desierto de Sahara, ¿qué es lo primero que haría usted, ura vez en él? -Enviar á mi familia una tarjeta postal i! u sitada X Entre presuntos académicos: -Kay una palabva en la lengua española que todos, sabios é ignorantes, escriben m d. ¿Cuál es? -La palabra mal. QUINTO CONCURSO DE A Pepe, que es muy travieso, pero á la vez ocurrente, se le escapa estando hablando una palabra que Pepe oyó en ma) hora en la calle y la repite inconsciente. Su papá no la oye bien, mas sospecha que el mócete ha dicho una inconveniencia que correctivo merece. ¿Qcié es lo que has dicho, muchacho? le pregunta al punto; y Pepe le contesta repitiendo la frase tranquilamente. Pero tampoco esta vez su papá la frase entiende. ¿Cómo? -vuelve á preguntar con tono mucho más fuerte. V á gritos, que casi aturden, repite la frase Pepe. ¡3 so no se dice nunca! -exclama e! padre; ¿lo entiendes? Y Pepito le replica con mucha calma: -Corriente; pero conste que tú has hecho que te lo diga tres veces. c. f- flSTORJETAS Y CHASCARR 11 LLOS. POR LOS COLEGIOS LAS FIGURAS MÁGICAS Córtese este dibujo en 16 fragmentos, que eslán muy indicados, y combínense de modo que ofrezcan la silueta de una mujer elegante. Al niño que envíe la solución exacta se le dará como premio un juguete cuyo valoi no ha de bajar de 5o pesetas. Si fueran varios los niños que acertasen, se verificará un sorteo para adjudicar á uno de ellos el regalo prometido. A! pie del papel donde pegue la solución deberá poner la firma, las señas de su domicilio y la población donde resida. La solución la publicaremos en la hoja próxima de los chtcoi, así como el nombre de! niño premiado. Las soluciones pueden enviarse hasta e! viernes á las doce de la noche por correo y franqueadas como impresos, á nuesttas oficinas, Serrano, 55, Madrid. S O LU CJ O N E S Á LO DE ALGO POLÍTICO Dibujad sobre un trozo de papel blanco, ó de cartas, una figura geométrica cualquiera, cuadrado, triángulo, polígono, etc. con un lápiz mojado en agua. Echad e! papel con cui dado de modo que quede e! dibujo hacia arriba, y mojad con cuidado Ja parte comprendida jsor éste; operación fácil si se efectúa con al- El maestro á un alumno: -Levántese usted, y fíjese bien en lo que voy á decirle antes de contestarme. Si usted da á su hermanito seis caramelos y luego le retira cuatro, ¿qué le queda? -El recurso de gritar y de patear de firme. X Entre niños precoces: -Yo seré muy rico, porque tengo un tío millonario y le heredaré... El nombre que no tiene ninguna de las cinco letras de Carlos es el de Quintín. Hemos recibido 7.21 5 soluciones con este nombre. Verificado un sorteo, ha resultado favorecida la que lleva al pie esta firma: Jaim Cortés y Montilla, calle de Luis Vélez de Guevara, 9, segundo, Madrid. El agraciado puede pasar á recoger el mío.