Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E SERVJCIO ESPECIAL DE NUESTROS CORRESPONSALES MACDFBUÍK O, CJ, 3 T p i banquete. Al comenzar el segundo servicio del almuerzo, D Alfonso se puso en pie y pronunció en alemán el siguiente brindis: Es para mí una gran alegría el encontrarme en medio de mí regimiento y sus oficiales. Los sentimientos que me animan los traduzco con este grito: ¡Por Su Majestad el Emperador, hurrah, hurrah, hurrah! El comandante del regimiento, coronel Digeon de Monteíon, agradeció á D Alfonso las palabras que acababa de pronunciar, lanzando á su vez un triple ¡hurrah! por el Rey de España. Terminado el almuerzo, el Rey y convidados fueron fotografiados. Además de los oficiales del 66 regimiento y de los personajes de la Real comitiva, asistieron al almuerzo e! comandante superior Von Boetíicher, el gobernador de! a provincia D r Bolty, el jefe superior de la policía, conde de Lamsdorff, y el primer burgomaestre de Magdeburgo, Schneider. Las esposas del embajador y agregado militar españoles en Berlín, han invitado á las esposas de los oficiales del 66. regimiento á una cena ofrecida en el hotel del Cisne Blanco de Maadeburoo. J n Hannover. El recibimiento hecho en Hannover á D Alfonso ha resultado verdaderamente entusiasta. Las tropas que esperaban en la estación para hacer ios honores de ordenanza fueron revistadas rápidamente por D Alfonso. El Rey vestía de corone! del 66 regimiento y ostentaba el cordón del Águila Negra. El Emperador lucía uniforme de general de Huíanos, jba también con SS. M M. el Kronprinz, vestido de coracero. Al frente de todo el elemento militar que esperaba figuraba el general von Stunzner, comandante general del ¡o. Cuerpo de ejército. También estaba el jefe superior de la policía de Hannover. Después el Rey saludó á las autoridades que le fueron presentadas por el Kaiser. Desde ia estación, y siendo constantemente ovacionados, el Rey y el Kaiser se dirigieron directamente ai cuartel donde se aloja el regimiento de Huíanos, núm. i 3 Las tropas cubrían la carrera, y llevaban sus banderas y estandartes. Las bandas tocaban la Marcha Real española. Los Soberanos y el Príncipe heredero se dirigieron en carruaje desde ¡a estación á la ciudad, cuyas calles ofrecían pintoresco aspecto. X HAN O FR, 9 9 N. blema scure el que juran los que ingresan en el regimiento, significando su propósito de morir antes que rendirse. X HANNOVER. 9 9 N. lOasinc militar. w A las siete y media se celebró una comida en el Casino, asistiendo los generales de! Estado Mayor que siguen al Kaiser y al Rey ¡O acería en Sprinberg. y los jefes y oficiales del regimiento de Huía Hoy por la mañana se dirigirán el Rey y nos. el Kaiser, con varios invitados, ai bosque de En la comida ha reinado un espíritu de fra- Sprinberg, donde pasarán todo el día dedicaternidad militar muy expresivo. dos á S caza de jabalíes. El almuerzo se veria ficará en el bosque, para reanudar la cacería por la tarde. HANNO ER, 9 9 N. punción de gala. Por la noche el Kaiser y su séquito regre Termina ahora la comida en el cuartel de sarán á Postdam y D. Alfonso y su séqu to irán Hulano; y D Alfonso, el Kaiser y sus séqui- á Berlín para asistir al banquete organizado en tos se dirigen al teatro Imperial de Hannover, su honor en la Embajada de España. en donde se celebrará una función de gala. X Se representará la obra T rieg in Vneden, I os dos últimos días. tan popularizada en España con el título de Puedo adelantar e! programa de los dos Militares y paisanos, traducción de Vital Aza últimos días. J y Mario (hijo) Mañana, día i i, se verificarán en Postdam, por la mañana, la revista del batallón de ca- X detes de infantería y varias maniobras y evo- 1! UÍ n tes calles. Al dirigirse el Rey y el Kaiser á Palacio Iliciones militares. Por la noche banquete en la Sala de Mármodespués de la comida, fueron objeto de entules del Neues Palais de Postdam y representasiastas ovaciones. ción de la comedia Batalla de damas por los arX tistas de la comedia alemana. 11 AKNO ER 9, ION. I a función de gala. El domingo, 12, D Alfonso oirá misa temprano en la iglesia católica de Postdam; des Se está celebrando la función de gala en pués jurarán los reclutas de dicha población. el teatro. A mediodía almorzará el Rey en e! Casino La variedad de colores de las toilettes femeninas y de los uniformes de ios militares y los de los oficiales de! primer regimiento de infandiplomáticos, da a! conjunto una briUantez im- tería de la Guardia. ponderable. Por la tarde, cacería en Wilpark. Por la noche, banquete en Neues Palais y salida en e KAKNOYblí 9 I 1 N, tren con dirección á Viena. X ñ la salida del teatro. H NKO í O, 9 M. vcaba de terminar la función de gala. Enorme gentío aguarda el paso de la comitiva, Calida para Sprinberg. agolpándose en todas las calles del trayecto. A primera hora han salido el Rey y eJ Los comerciantes han dejado iluminados sus Kaiser con dirección a! bosque de Sprinberg, escaparates, y las ventanas y los balcones délas donde almorzarán á medio día, pasando el cc; sas están atestados de gente que aclama á los testo del día dedicados á la caza de jabalíes. Soberanos al pasar. El cazadero de uno de los más famosos del antiguo reino de Hannover, está El Kaiser y el Rey, apenas llegados á Palasituado en las estribaciones de los montes Teucio, se retiran á descansar. A la cacería de mañana asistirá todo el sé- lónicos, y entre su espesa vegetación hay abun i quito civil y militar del Kaiser. Del de el Rey daníisima caza mayor. sólo ssistirán el duque de Sotomayor y los Terminada la cacería, D Alfonso regresará Sres. San Román, Ledesma y Grobe. á Berlín para asistir al banquete oficial que se celebrará en el palacio de la Embajada de Es? hoy. y Hoy se verificará una gran cacen de jaba iíes, que durará todo el dia, en el bosque de Sprínberg, próximo á Hannovev. Por ¡a noche comida de gala en la Embajada de España. p HANNOV- SSK, í O, 1 VL. OÍ tiempo. El tiempo ha cambiado y el día no ha sido t, an hermoso como los anteriores. El TÍO ha sido intenso y esto ha contribuido á deslucir las fiestas. BERLÍN 9 %1 o K. DE VÍENA YEBNA 9 9 A -4 n el cuartel de los Huíanos. En el cuartel de la J oenigswoi Iherplatz, que es donde se alojan los huíanos de la guardia, fueron recibidos D Alfonso y el Kaiser por la plana mayor del regimiento, á cuyo frente estaba el comandante von Lützow. Después de revistar el regimiento y de hacer éste algunas evoluciones, D Alfonso recorrió todo el cuartel y felicitó á los jefes y oficiales por 5 a admirable organización que había observado. inmediatamente se sirvió la comida en la MKsíe de los oficiales, resultando un acto suraar. iente simpático. 1 amblan ha revistado D. Alfonso el regimiento llamado de (Húsares de la Muerte por osíentir ¿n tas gonss, los que á el pertenecía, dos tibias cruzadas b? jo una calavera, em- A unque todavía no puede considerarse nada Oanquete diplomático. como seguro y aún pueden introducirse En el Palacio de la Cancillería del Impe- algunas modificaciones, telegrafío á continua- i rio se celebra en estos momentos un banquete ción el programa á que se ha de sujetar la esque el príncipe Bü, ow ofrece al ministro de ¡tancia de D Alfonso en esta capital, como arar Estado español Sr. Gullón. pliación, desde luego, á ¡o que ya anuncié As sten casi todos ios embajadores residen- oportunamente. tes en Berlín. Se cree que no habrá brindis, ó Se ha aUerado la hora de salida de! Monarque de haberlos, serán de pura cortesía per- ca de esta capital, para mayor comodidad suya sonal y con objeto de que pueda dormir en el tvenSon igualmente comensales españoles el conSaldrá, pues, el día 16 á las once de la nosejero de la Embajada, Sr. Galiana; el jefe de che, después de la función de gala en el teatre sección, Sr. Tilla; los secretarios de Estado, del Palacio de Schambrum, y llegará á Munich Pasodosseski y Richthofen; el embajador de á las ocho de la mañana. Alemania en Madrid, M r Radowitz; el exemTeniendo en cuenta lo riguroso de la esta- bajador Solms, y el primer burgomaestre de ción y el delicado estado de salud del emperaBerlín, Kirtchner, dor Francisco José, la despedida oficia! será en X el Palacio Imperial de Hofburg, y el Rey se