Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES so DE NOVIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 4. EDICIÓN i. Los señores senadores acabaron de discutir el Mensaje y le dieron sus votos, con lo cual pueden descansar tranquilos, porque aquí ya no hay que hacer nada para vivir en el mejor de los mundos imaginables. Siguió la huelga de los estudiantes, pacífica, pero huelga al fin, para eso: para demostrar, sin duda, que son estudiantes, aunque los hechos son para que la haya. Se recibió un telegrama de los voluntarios catalanes de la guerra de África, reiterando su gratitud por los agasajos que han recibido en Madrid. El despacho debía tener dos destinatarios: uno, el alcalde de Madrid, y otro, Rusiñol, el presidente de los catalanistas, que anteanoche pusieron de ropa de pascua á cuantos han obsequiado en Madrid á los voluntarios. Y cerró el día con la velada celebrada en el Ateneo en honor de nuestro pobre Navarro y Ledesma, para cuya memoria todo es poco, con haber sido grande la honra que anoche se le hizo. AEMECE orador acostumbra jjá exponer un fdetalle de evidencia notoria y que se quiere desconocer. La Cámara entera escucha con profunda, con cordiaiísima simpatía al Sr. Maura Gamazo. No hay nada de incorrecto, de extemporáneo y de chabacano en su palabra; el ademán, el gesto y las inflexiones de la voz marchan acordes con el asunto que se expone y con el momento y el sitio en que se expone. Y cuando el orador ha concluido su discurso, han resonado unos murmullos de aprobación- ¡bien, bien! -en todos los escaños... El Sr. Molleda ha contestado al Sr. Maura Gamazo. Creemos tener entendido que el señor Molleda ha formado en las filas conservadoras hasta el día preciso en que los liberales subieron al poder; una coincidencia verdaderamente extraña y lamentable ha hecho z el Sr. Molleda mudara de consejo- -mudanzas propias de los sabios- -cuando sus amigos salían de los ministerios. Y esto explica satisfactoriamente este celo, este entusiasmo, este ardimiento que el Sr. Molleda pone en defender sus nuevos ideales; ya nuestros viejos tratadistas de cosas místicas, como Fray Antonio Arbiol y Fray Diego Murillo, hablaban de este celo inmoderado de los neófitos, y hasta creemos recordar que recomendaban que no se pusiera gran confianza en él. En fin, ello es que el Sr. Molleda no podía tolerar que el señor Maura Gamazo hablase de las sugestiones que el Gobierno ejerce en la Comisión de actas. ¡No- -gritaba enardecido el Sr. Molleda; -no, esto no puedo consentirlo yo! Y luego, aplacada ya un tanto su ira, el orador ha comenzado con voz tranquila á hablar de la cuestión. Diremos que la Cámara no prestaba gran interés al Sr. Molleda; los representantes del país charlaban á gritos ó dormitaban ó leían; el señor ministro de la Gobernación, en el banco azul, practicaba unos amenos jugueteos con una cinta de las que envuelven los dulces caramelos parlamentarios. Y ha habido después sus correspondientes rectificaciones. Y el Sr. Junoy se ha levantado para dedicar un recuerdo á la memoria del señor general Segura- -diputado electo por Sorbas. Nosotros- -dice el Sr. Junoy con voz sentida- -nosotros nos cuadramos respetuosos ante el recuerdo de aquel bravo soldado á quien admiró la patria. El Sr. Gómez Acebo grita interrumpiendo al orador. -Y todos. ¿Es que S. S. -replica vivamente el señor Junoy- -no está dentro de la patria española? La Cámara ríe á carcajadas. Tiene razón el Sr. Junoy: ¿en qué país vive el Sr. Gómez Acebo? AZOR 1 N Las Cámaras francesas POR TELÉGRAif TrTranquilidad. París, 9, un. Cámara de! os diputados. Esta tarde se ha reanudado la discusión de la totalidad de los presupuestos. Contrariamente á lo que se esperaba, la se sión de esta tarde ha sido tranquila. Mañana, y con motivo de una interpelación, expondrá M r Rouvier la política general de Ministerio. X p n el Senado. París, 9, u n Esta tarde ha dado comienzo en el Senado la discusión del proyecto de separación de las Iglesias y el Estado. El ponente de la Comisión, M r Leconte, combatió la proposición defendida por raonsieur Chamaillard, ó sea que Francia no tiene derecho á anular por sí sola el Concordato. El presidente del Consejo, M r Rottvier, pidió se votara el citado proyecto, pues si fuera rechazado, el Ministerio no podría dejar de dimitir. (Risas en la derecha y aplausos en ¡os demás escaños. La proposición Charaaülard que da rechazada por 183 votos centra 3o. POR TELEFON N. IMPRESIONES PARLAMENTAR AS AGRADABLE nos ha proporciónalo, después de las truculencias de la sesión anterior, un momento de bienhechor sosiego. Cuando el Sr. Maura Gamazo se ha puesto en pie, un visible movimiento de interés se ha producido en la Asamblea. Todos miran al joven orador; á su lado el Sr. Gasset, con el codo puesto sobre el bufete, le observa con fijeza; más lejos, el Sr. Salmerón, el Sr. Azcárate y el Sr. Junoy se disponen á oir con profunda atención lo que este representante del país va á exponer á la Cámara. Y el señor Maura Gamazo, con voz suave, tranquila, fluida é insinuante, dice que él tiene poca fe en la obra que realiza la Comisión de actas y que, á su juicio, esta Comisión se halla notoriamente influida por el Gobierno Y poco á poco el auditorio va notando que todo en este orador es un feliz trasunto de la oratoria del insigne político cuyo apellido lleva. Y se ve que á pesar de esta identidad en el gesto y en la voz, no parece que se trata de una copia, de un remedo más ó menos afortunado, sino de algo que es espontáneo, instintivo y que hace que en vez de sugerirnos una continuación nos sugiere un paralelismo. La minoría conservadora, señores diputados- -dice el Sr. Maura Gamazo- -no tiene ningún interés en este asunto; es este un asunto completamente indiferente para ella. Y el orador abre los brazos y se vuelve un poco hacia su derecha, con el propio gesto con que el gran orador acostumbra á requerir un asentimiento tácito. Y ¿saben los señores diputados quiénes eran los concejales procesados? pregunta el orador. Y ahora observamos- -al igual que tantas veces hemos observado en el ilustre político- -cómo la voz al decir esto se hace suave, insinuante; cómo el orador inclina un poco el busto hacia adelante, y cómo pone las manos blandamente sobre el pupitre. Y luego, al poco rato, cuando el Sr. Maura Gamazo dice: Y hay que tener en cuenta y se encorva sobre el escaño para recoger una nota, recordamos el propio ademán del insigne estadista. Y más tarde anotamos también, cuando el Sr. Maura Gamazo exclama con voz recia ¡Y no tenían más remedio! esos reforzamientos súbitos de la voz con que el ilustre UN MOMENTO El acta de Sorbas CJ 1 vapor Jlltamira. Se ha perdido toda esperanza de que haya podido salvarse el vapor ttamira, que venía de Méjico con 3o tripulantes vizcaínos, X ¡a solucionada. Se ha solucionado la huelga de 700 obreros de Ja Compañía Luchana Mining. Hoy han entrado todos á trabajar, habiéiv dose retirado! a Guardia civil. Los amigos del Museo. Con este título publicará el sábado próximo Blanco y Ttiegro una sección nueva rigina! de Azorín. Igualmente aparecerán en el mismo número trabajos literarios de Teedoro Llorente, Blanca de lo Ríos, Vicente Medina í Üustraciones de Méndez Bringa, Regidor, Várela, Zapater; una historieta por Rojas; tres planas de color de Andrade, Estevan y García Rodríguez; cuatro planas de texto, ilustrado con preciosas fotografías, dedicadas á información de modas y sucesos nacionales y extranjeros, como igualmente ocho páginas de portfolio, también de información iníeresantí sima. Mesa revuelta y sección recreativa. DE BARCELONA POR TELÉFONO JUEVES, 5 9 N. DEVOLIÍCSON EN SANTO DO MX MINGO Nueva York, 9, 9 ni. En el departamento de Estado en Washington se han recibido noticias de haber estallado un movimiento revo lucionario en Santo Domino- a. 1 as elecciones. Aumenta la animación á medida que se aproxima el día de la lucha. Esta noche se celebrarán veintiún mítines, quince de los republicanos unionistas, tres de los federales y otros tres de los regionaüstas. X arias noticias. Se han reunido veintidós delegados de varias Sociedades catalanistas, acordando ejercitar una acción popular con objeto de descubrir á los autores de los atentados terroristas. Se ha nombrado al efecto una comisión encargada de gestionar los elementos necesarios para lograr el fin perseguido. Ha sido denunciado el periódico La Publicidad por un artículo anarquista. El Juzgado instruye diligencias con motivo del alboroto promovido por los estudiantes. Benet. BOLSAS DEL DÍA 9 MADRID. Cierre. Interior contado, 79,10; plazo, 79,20. Amortizable, 99,25. Banco, 425,5o. Tabacos, 386. Azucareras ordinarias, 41. Fvancos, 27,85. Libras, 32,16. Bolsa firme. Poco negocio y pocas oscilaciones. Las azucareras siguen subiendo; h y las acciones preferentes ganan cinco enteros y medio, y la? ordinarias cuatro enteros. El día 3o del corriente se celebrará Junta genera! de esta Sociedad. PARÍS. Cierre. Exterior, 92,52. Renta francesa, 99,90. Italiano, io5,5o. Ruso, 4 por 100, 9 J. Turco, 90,50. Nortes, ¡6 Zaragozas, 3o w Ríotinto, 1.623. Goldfield, 157. Todo más flojo. Las noticias de Rusia son hoy malas, y hay papel en todos los corros. initimiin n w ii