Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SERV 1 CJO ESPECIAL DE NUESTROS CORRESPONSALES BERUTs, 8, 8 M. t j! santo y seña. Por orden de! Emperador el santo y seña de ayer para la guarnición fue la palabra Numancia. X BERLÍN, 8 C M En suma: la opinión general cree hoy en Berlín que la futura Reina de España será la princesa María Antonieta de A 4 eklenburgo. X BERLÍN, 8 Cf N BORtlN, 9, M. Conferencia con Bülow. Antes de comenzar la recepción diplomática celebrada ayer, fue á Palacio el príncipe de Bülow para ofrecer sus respetos á D Alfonso. E! Rey y el Canciller estuvieron conferenciando cerca de una hora, ignorándose los asuntos de que trataron. X BERLÍN, 8, S T. p n el Palacio de Potsdam. En la magnífica residencia imperial Neues Palais están preparadas las habitaciones donde se ha de alojar D. Alfonso, el Sr. Gullón y las demás personas que le acompañan. A las ocho se celebrará esta noche en la Tepissgalerie (galería de tapices) un banquete, al que asistirán el Rey, el Kaiser con toda la familia Imperial, los ministros, los miembros de la Embajada española y los altos funcionarios palatinos. X C 1 Rey y Bülow. Ayer, antes de la recepción diplomática, el canciller Bülow estuvo en Palacio, para ofrecer sus respetos á D Alfonso. Sostuvo con S. M una conferencia de cerca de una hora, ignorándose, naturalmente, los asuntos de que trataron. X BERLN, 8, 6 T I os periódicos. Los periódicos de esta noche protestan contra los cargos que les hace L Echo de Parts hablando de sumisiones humillantes que se imponen á los corresponsales para hacer sus informaciones. El corresponsal del otado diario se lamenta de la falía de facilidades. X Yo, de mí puedo decir que sólo gratitud BERLÍN, 9 1 I debo al Canciller y a! jefe del negociado de la a comida. Prensa, Hammann, que me han confundido La comida fue absolutamente íntima. con sus atenciones, facilitándome todo lo nece- Sólo asistió la familia Imperial. Inmediatasario para cumplir mi misión. mente después, D. Alfonso se retiró á des Vossische Zettung protesta indignado contra cansar. las afirmaciones de L Echo. X X BERLÍN, 8 ION, I a princesa Alaría Antonieta. Al regresar de Doebreiíz, á cabaüo, quedáronse en Postdam. El Rey cambió el traje de casaca roja por el de uniforme para asistir al banquete con la familia Imperial. La entrevista del Rey con la princesa María Antonieta se v. r ficó en la galería de tapices del palacio de Postdam. B 8 RLÍM, J) I M. Condecoración al Rey. El emperador Guillermo concederá al Rey D. Alfonso el gran collar de la Orden del Águila Negra. X BERLÍN, 8, I O N ondecoraciones. El periódico Tiordeutsche dice, hablando de las condecoraciones concedidas por ambos Soberanos: El emperador de Alemania ha otorgado la gran cruz del Águila Roja al ministro de Estado y al mayordomo del Palacio Real español. Al conde de San Román l ha concedido la Orden de la Corona de primera clase, y el BERLÍN, 8, 9 N. embajador español ha sido agraciado con la ¡ás de la princesa Antonieta. Corona Real de la gran cruz del Águila Roja. He celebrado una interviú con un imEl Rey Alfonso XIII ha concedido á los seportante personaje acerca del asunto de la ñores Tirpitz, secretario de Estado del minisprincesa Antonieta. j. He sacado la impresión de que se trata de terio Imperial de Negocios extranjeros, Berthun proyecto serio. La princesa Antonieta no mann Hollweig, ministro prusiano del Inte ha venido á las fiestas de Berlín por acompa- rior, la gran cruz de la orden de Carlos 111, y ñar á su prima la esposa del Kronprinz, que al ministro de la Guerra, Einem, la gran cruz dor su estado no puede abandonar el palacio del Mérito militar. pe Postdam. X BERLÍN, 8, I I K. Repito que mi impresión es que desde hace cinco meses existen negociaciones entre las rograma para mañana. Cortes de Berh n y de Mecklenburgo y que D. Alfonso saldrá por la mañana para no es ajeno á ellas la de Madrid. Magdeburgo, donde se dirigirá directamente al cuartel Ravensberg, y allí pasará revista al X regimiento de infantería, núm. 66, del q, ue es La Princesa ha conversado con el Rey en el coronel honorario. banquete celebrado en Postdam después de la Después de presenciar D Alfonso distintas cacería. La Prensa berlinesa se ocupa esta noche con evoluciones y maniobras que practicará el reg ímiento, almorzará en el Casino ó messe con mucha atención del asunto. Recuerda que la Prensa madrileña desmin- los jefes y oficiales. Después y en compañía del Kaiser se diritió hace seis meses los rumores de boda que girá el Rev á Hannover. circularon; pero dice que ya se sabe el valor que pueñi darse á esas negativas oficiosas. I a princesa de Mecklenburgo. La princesa María Antonieta de Mecklenburgo, prima de la princesa Cecilia, esposa de! Kromprinz, marchó ayer á Potsdam, donde pasará varios días en compañía de aquélla. Se instalará en el Palacio de Mármol. La Prensa berlinesa, al dar la noticia, recuetda que esta Princesa fue una de las que se indicaron como candidatas para ser esposa del Rey D. Alfonso XJ 11. Tagebtuíí indica que el Kaiser vería con satisfacción que el Rey Alfonso se uniera á esta Princesa, unida, á su vez, á la familia Imperial de Alemania. i La princesa María Antonieta tiene veintidós años de edad, es rubia, de ojos azules y de puro tipo germano. X os detenidos. Los tres individuos detenidos como sospechosos en Magdeburgo, resultan ser tres ciudadanos americanos, pacíficos y ajenos á todo propósito criminal. Se cree que se trata de un error ó de un trop de zéle. X I f n banquete. El ministro de Negocios Extranjeros, Ridistogen, obsequia esta noche con un banquete al ministro de Estado, Sr. Gullón, y al personal de la Embajada. Asisten también el Embajador de Alemania en Madrid, Sr. Radowitz, Jos príncipes de Wrede y el canciller Bülow. X BERLÍN, 8, ION. T etalles de la cacería. En la cacería tomaron parte doscientos cazadores, entre los cuales figuraban nueve damas- El tiempo estaba hermoso, pero apacible. El Kaiser fue el primero en descubrir la res, en cuyo seguimiento se lanzaron todos inmediatamente, distinguiéndose D. Alfonso por su intrepidez. El fue el primero en tocar el halali en la trompa de caza. El conde Einhedel clavó la lanza á la res. La cacería había durado veinticinco minutos. X T e regreso. A! regreso á Postdam, el Rey se- instak, en las habitaciones encarnadas del palada. Luego visitó al Kronprinz, á ¡a princesa Salm Salm y al príncipe de Altenburgo. X BBKLJM, g I I n. C Oalida de Potsdam. Siguiendo el programa establecido, don Alfonso y el Kaiser hah salido de Potsdam á la hora anunciada. -D. Alfonso se detendrá en Magdeburgo, en donde se le unirá mas taide el Kaiser, que si gue hasta Hannover. El Rey está encantado y goza de excelente salud. X aO, 9, 1 T. P C n Magdeburgo. A las doce se reunieron en el casino de los oficíales del cuartel de Ravensberg, D. Alfonso con su séquito, el embajador de España Sr. Ruata, los secretarios Sres. Ferraz y Loygorri, y los agregados militares duque de Ja Victoria y conde del Peñón. Durante el almuerzo, que ha resultado una fiesta cordialísima, D. Alfonso se captó, con su llaneza y afabilidad, ias simpatías de los oficiales alemanes. Cuando se hubo servido el café se presentó en el cuartel el Kaiser, á quien se hicieron los honores correspondientes, mandando las fuerzas el Rey de España como jefe honorario, que ciaba en correctísimo alemán ¡as voces de mando. Guillermo II le felicitó efusivamente, y acto seguido ambos Soberanos se despidieron déla oficialidad, dirigiéndose á la estación para montar en el tren que los ha de conducir hasta Hannover.